miércoles, 9 de noviembre de 2016

Cumple

Ayer fue el cumpleaños de mi peque. Once años, nada menos. Quería haber contado por aquí cómo fue mi embarazo y el nacimiento de mi hijo pequeño, que no fueron fáciles, pero hoy no tengo muchas ganas.



No celebramos ayer el cumpleaños como es debido porque yo trabajaba todo el día, él también y no hubo momento de vernos todos hasta la noche.

Pero, como viene siendo habitual, fue el peor cumpleaños de su vida.



Hay cosas que van mejoran, evolucionando, muy poco a poco, pero su pesimismo y su angustia vital no cambian, y sigo intentando aprender a vivir con ello.

Ayer en el colegio le dieron una nota de un examen que no eran la que él esperaba, la profesora le riñó y le mandó una nota para casa por no haber hecho todos los deberes, eligió que su padre le trajera comida de un burger y no acertó con la única que a él le gusta. Luego tuvo clase de música y para colmo se tuvo que quedar media hora más porque había reunión de padres. Además, ya le habíamos dado casi todos los regalos así que no tuvo nada que le ilusionara especialmente.



Vamos, un rollo de día para cumplir once años.

Le prometí que el sábado lo celebraríamos él y yo solos con una tarde de cine y su comida favorita, lloró un poco, pero lo bueno que tiene es que enseguida se conforma, aunque luego nada esté al alcance de sus expectativas.

Lo mismo de siempre más o menos. Al menos este año no tuvimos que cancelar la celebración, como el año pasado, porque directamente no la propusimos. Y tuvimos una fiesta sorpresa el fin de semana pasado con sus primos.



Aunque hoy me he levantado pesimista, como casi todos los días de mi hijo, porque son ya once años y su carácter sigue siendo muy especial, su forma de ver el mundo no cambia, y no tiene visos de hacerlo, y es muy duro mirar siempre el vaso medio vacío. Tampoco a los de alrededor nos lo pone fácil.

26 comentarios:

  1. Ay Ro, no se que decirte, si miras cada cosa d manera aislada podría decir "son cosas de niños" pero cuando dices que es su forma de mirar el mundo...pues sí, es duro.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es su forma de ser, y me han insistido en que se pueden limar asperezas, pero él es así, y no tendría por qué ser malo si no lo viera todo tan negro.

      Besos.

      Eliminar
  2. Ánimo!! No te rindas y sigue estando ahí para mostrarle que hay otras visiones además de la suya y que no siempre hay que ver las cosas desde un sólo punto de vista, porque seguro que algo va quedando.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo intento, pero hoy no parece que sea tampoco mi día.

      Besos y gracias.

      Eliminar
  3. Pues yo no te voy a decir nada más que ¡¡Feliz cumpleaños para el peque!! Y que seguro que lo pasais genial el fin de semana en el cine :-*

    ResponderEliminar
  4. Ro, este es un reto muy difícil xq lo vives en primera persona. Hay un largo camino por recorrer y el camina despacio, pero a su lado te tiene a tí. Él es especial y hay que aceptarlo así. Aunque siempre vea el vaso medio vacío, seguro que tiene unas gotitas más que ayer.
    Un abrazo a los dos
    Coquelicot

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy especial, y eso también es bueno, pero a veces, como en estas ocasiones, me afecta más que otras veces.

      besos.

      Eliminar
  5. Vaya Ro, lo siento, sobre todo por él :((
    Creo que por hoy primera vez, te he entendido que es muy pesimista, que le afectan demasiado algunas cosas, y que no sabe mirar la vida desde el lado bueno. A lo mejor son cosas mías, pero, ¿le has llevado al psicólogo, o te lo has planteado? Quizá el problema esté en que no sepa cómo relacionarse con los demás, y que sufra "innecesariamente" por cosas, para los demás, tontas. No sé, tú eres su madre, pero ya sabes que a veces los más ciegos somos precisamente nosotros.
    Ánimo, que es que esto de la llegada del frío nos afecta a todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El psicólogo le trata desde los cinco años, y ahora mismo estamos en un periodo de descanso, pero creo que nos tenemos que acostumbrar todos a su forma de ser, corregir lo que podamos, pero él es así. Sufre mucho por todo, pero luego parece pasársele todo enseguida.

      Besos. Ro.

      Eliminar
  6. La verdad que cuando vemos a este tipo de alumnos en el aula, lo pasamos fatal, yo reparto abrazos sobre todos ellos a ver si así les lleno un poco ese vaso medio vacío. Tenerlo en casa y verlo cada día debe ser durísimo, y más como madre.

    Supongo que si es su carácter sabrá llevarlo cuando llegue a adulto, o igual cambia cuando se enamore ;) es broma.

    seguro que vuestra escapada del finde lo alegra.

    Por lo pronto, muchísimas felicidades a él y a ti

    ResponderEliminar
  7. Busca ayuda, ahora todavía se está haciendo, en un par de años ya no tendrá remedio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Llevamos con psicólogo desde los cinco años, y le ha ayudado mucho, ya no es ni sombra de lo que era, lo cual me produce mucha satisfacción, pero ayer estaba yo poco animada.

      Besos.

      Eliminar
  8. Así es la gente sensible, lo malo los sobrepasa, pero lo bueno lo compensa! Si es así para todo probablemente sean los demás quienes lo lleven peor que él.

    Le ha llegado la carta de Hogwarts? ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No le ha llegado, pero la sigue esperando. Anoche se acostó leyendo al bueno de Harry.

      Besos.

      Eliminar
  9. Ro, te mando un abrazo muy cálido..ver cómo esas cosas le hacen sufrir te tienen que afectar a la fuerza. Pero aunque un niño sea así, también hubiera ayudado que ciertos profesores, compañeros y papás hubieran empatizado con él, como no lo hicieron....y eso sí que me da mucha rabia. MIrando ese vaso, es balsámico saber que os tiene a su lado y a la música.. un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el cole no le han ayudado mucho, ni el grupo de compañeros que le ha tocado en suerte tampoco, pero ha sido un aprendizaje, y de todo tiene que sacar lo bueno, no siempre lo malo. Vamos aprendiendo, poco a poco.

      Besos.

      Eliminar
  10. Soy zurmi, muchas felicidades para tu niño, estoy deseando oir esa historia de tu embarazo y demás. Mucho ánimo y aunque tengas dias de bajón, estarás ahi oara ayudarle a ver lo positivo de la vida. Muak

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algún día me pongo y os la cuento.

      Besos.

      Eliminar
  11. Bueno, lo único que puedo decirte (además de ¡feliz cumpleaños!) es que nunca en toda mi vida tuve una celebración de cumpleaños, y hace ya mucho que lo prefiero así. La única consecuencia negativa de esto, es que me da mucha pereza preparar fiestas de cumpleaños para otros (como no lo veo tan importante, es normal).
    Por la experiencia que yo pueda tener con este tipo de personalidades (en parte en mis propias carnes), ten por seguro que el tema mejorará, pero es absolutamente necesario que pasen varios años, bastantes. A lo largo de estos años le ayudará tener experiencias distintas, conocer gente distinta, viajar... sin exagerar, pero que tenga contacto con distintas cosas y ámbitos y no se encierre en sí mismo. Llegará un día en que el conjunto de lo vivido le haga ser más equilibrado.
    Otra cosa importante (bueno, esto se da más en chicas, la verdad) es que sepa que tiene el derecho a estar triste, o pesimista, o lo que sea. Es mejor eso que ponerse una máscara para agradar. No es obligatorio estar contento, no lo es, ni siquiera el día de tu cumpleaños.
    Seguro que tampoco te he descubierto la pólvora, pero te aseguro que conozco gente que ha cambiado mucho la negatividad y el pesimismo, incluso yo misma. ¡Animo! lo estás haciendo bien, solo que es una cosa que lleva tiempo. Tener una buena infancia es un peso positivo enooooorme en este tipo de personalidades. Y eso ya se lo lleva puesto.
    Además este tipo de personas, cuando ya de mayores alcanzan un equilibrio (que sí, que llega, en serio), son personas muy resilientes, y muy estables, con un gran sentido común. ¡Alguna ventaja tenía que tener!

    ResponderEliminar
  12. Ay, Ro, cuánto siento leer esto. Sin duda alguna tu pequeño es una persona muy especial, pero eso también tiene su lado malo, y muy difícil, por lo que veo.
    Espero que el plan madre-hijo del sábado compense esta semana.
    Muchas felicidades de mi parte.

    ResponderEliminar
  13. Ay Ro, te leo hoy sábado, espero que esté siendo un buen día para él y para todos. Disfrutad, el vaso medio lleno se irá llenando, estoy segura.... teniendo a ti cerca....

    ResponderEliminar
  14. Ay Ro, te leo hoy sábado, espero que esté siendo un buen día para él y para todos. Disfrutad, el vaso medio lleno se irá llenando, estoy segura.... teniendo a ti cerca....

    ResponderEliminar
  15. Ojalá ayer se lo pasara bien, es muy triste leer estas cosas, ojalá cambien las cosas pronto. Un Beso para los dos.

    ResponderEliminar
  16. Yo llevo toda la vida siendo pesimista, desde muy pequeña. Las circunstancias nunca fueron buenas, supongo que eso ayudó mucho. Hace años que la situación mejoró, pero mi pesimismo sigue y empezó mi calvario con psicólogos, psiquiatras y medicación.
    Puedo entender el pesimismo, pero en el caso de tu peque es más difícil de comprender. Espero que las cosas mejoren ;)
    Un beso, guapa :)

    ResponderEliminar

Cuéntame...