jueves, 23 de octubre de 2014

Necesito series

De vez en cuando, os suelo recomendar una serie de las que estoy viendo y me esta gustando.



Normalmente no las vemos en la tele porque me da una pereza absoluta.

En casa la tele la encienden los niños. El mayor para ver las noticias y alguna serie y el pequeño para los dibujos y alguna película.

Y principalmente la usan para jugar a la play o a la Wii los fines de semana.

Mi chico y yo solemos ver un capítulo de alguna serie cada noche, antes de ir a dormir, escandalosamente pronto.

Las últimas series que he visto han sido:

Fargo



My mad fat diary


Scandal



Tengo pendiente de ver, y quizá empiece esta noche:

Halt and catch fire.


Y poco más que decir.

Haced el favor de recomendarme algo... Pliiiiiis.

miércoles, 22 de octubre de 2014

La vida cuando era nuestra

No había leído nada de Marián Izaguirre.


Y no ahora me pregunto por qué no había leído nada de ella, con lo que me ha gustado este libro.


Una mujer extranjera en el Madrid de posguerra. Lola y Matías son una pareja que regenta una librería en una estrecha calle de la capital. Sus vidas se van a cruzar y todo cambiará irremediablemente.

Y dentro de esta historia, otra más interesante aún, la que leen los personajes, con lo que me gusta a mí una novela dentro de otra.

Y libros, muchos libros, y escritores, y la historia de la primera mitad del siglo pasado que va pasando ante nosotros.

Una bella historia que os recomiendo.

martes, 21 de octubre de 2014

Amigos

A lo largo de la vida, hay momentos en que nos olvidamos de lo importantes que son los amigos.


Nos olvidamos de ellos cuando tenemos pareja, ESA pareja, ésa que nos parece perfecta y con la que vamos a pasar toda nuestra vida. Entonces descuidamos las amistades, las hacemos esporádicas, las cambiamos por las de la pareja...



Y cuando tenemos hijos. Mirad, cuando tenemos hijos, en los primeros meses si somos un poco listos y en unos cuantos años si no lo somos tanto, todo nuestro mundo son ellos, sus necesidades y sus despertares a la vida, pero también sus caquitas, sus mocos... Si te descubres más de una vez hablando de cacas con mujeres a las que apenas conoces, vete a dar una vuelta con tus amigos, y diles que no te dejen mencionar a tu hijo ni una sola vez en toda la tarde.



Y luego, la rutina se instala en tu vida, y empiezas a pasar los fines de semana en familia o en pareja, a trabajar mucho, a llevar a  los niños a la piscina o al fútbol y no tienes tiempo para los amigos.



Pero los amigos son importantes, nos recuerdan que somos personas, aparte de esposas o esposos, padres o madres, hermanos o hijos. Nos recuerdan lo que nos gusta y lo que no, de qué nos reímos y cuándo nos ponemos serios.

imagen

Este finde tuve una comida con amigos. Una comida en la que disfrutamos, nos reímos, nos emocionamos y recordamos lo importante que es tener a alguien que te conozca bien y, a pesar de ello, te quiera.