domingo, 7 de febrero de 2016

A Madrid

Hoy estamos en Madrid. Vamos a pasar unos días, hasta el martes.

Ha sido una ardua negociación con los niños, que no querían ir, por el tema de las fiestas de carnaval a las que siempre asisten.



Pero finalmente decidimos ir el domingo para que el mayor pudiera ir a una fiesta el sábado y todos contentos, o más o menos.

No llevamos planes ya fijados, algo raro en mí, que cuando voy a Madrid suelo tener muy programado todo.

Nuestros planes dependen del tiempo, por un lado, y también de lo que nos apetezca en todo momento.



Tengo claro que el lunes por la mañana voy de compras por Fuencarral, donde tengo que mirar un par de cosillas.

Y que me gustaría ir al Palacio de cristal.

Y quizá al Museo de Ciencias Naturales.

O volver al Thyssen con los niños.

No sé, pero tenía ganas de un fin de semana juntos, sin maquinitas ni televisión de por medio, para hablar, para simplemente estar juntos, que creo que a los cuatro nos hace falta.

Ya os contaré a la vuelta.

sábado, 6 de febrero de 2016

Operación buenorra. Semana 1

Sí, sí, había dicho que pasaba por aquí de vez en cuando a rendir cuentas, porque eso me ayudaba a llevar la dieta y el ejercicio, así que aquí estamos.



Os diré que esta semana he estado malita. El catarro de la semana pasada se me complicó y al final ha sido algo parecido a una gripe que no me ha dejado dormir por las noches, me ha destrozado el estómago y me ha tenido con dolores de cabeza constantes.

Además, he estado liada con correcciones, pero sí he vuelto a mirar lo que como y a cuidarme, más o menos.


He empezado a prescindir de productos que sé que no son nada sanos, y a tomarme las tardes con más tranquilidad, porque últimamente siempre recurría a cenar cualquier cosa y no precisamente sana.

Y eso ya se ha notado en la báscula sin hacer nada de ejercicio.

lo del bikini es para darme ánimos


Quiero volver a Kayla pero con mi madre en casa me resultaba imposible, porque somos muchos, todas las habitaciones ocupadas, sin tiempo para nada... Pero ahora está mejor y se ha ido ya a su casa para empezar la rehabilitación allí, así que creo que ya no tengo excusa para ponerme a ello.

La semana que viene os sigo contando.


viernes, 5 de febrero de 2016

Historias minúsculas

En teoría, esta es mi primera lectura del año. Al menos fue el libro con el que empecé 2016.



Título: Historias minúsculas.
Autora: Bettie Pathway.
Editorial: puedes descargarlo de forma gratuita aquí.

Pero no soy capaz de leer un libro de relatos todo seguido, es una manía que tengo. En otros tiempos sí podía, pero ahora me resulta muy complicado concentrarme en ello; tengo que ir intercalando su lectura con otras, con otras cosas.

Así que lo he ido leyendo, pero en realidad, mientras tanto he leído otras cosas, otras novelas, otros relatos... por lo que ya tengo cinco libros leídos cuando he terminado este.



A ver, no sé cómo hablaros del libro de Bettie.

Y es que me pasa algo con este libro: me pasa que a Bettie la quiero mucho, y leo su libro y no puedo desligar eso de la persona que lo ha escrito. Algo de lo que, por cierto, hablaba ella hace unos días.

Me ha gustado mucho el libro, aunque también me ha parecido algo irregular. Pero claro, escribir un libro de relatos en un mes es lo que tiene, que uno tiene buenas ideas para algunos relatos y para otros tira de lo que puede.

Mis preferidos son los siguientes:

Escapada: El primero, el primero de todos, esa historia me ha tocado, por diversas razones de las que no voy a hablar aquí.

Desde la ventana: Me encanta. No digo más.

De cine: también por diversas razones me ha parecido divertido.

Historias familiares: Me ha parecido un juego muy entretenido.

Trini: Es muy tierno.

Recomendaciones literarias: Es obvio.

Un día cualquiera: También es porque me toca de cerca.

Os recomiendo a todos el libro de Bettie, porque está muy bien escrito, porque se nota que ha puesto pasión en él y porque Bettie será un día una gran escritora y vosotros diréis que la conocéis desde que empezaba.