lunes, 1 de septiembre de 2014

A por ello

Me encanta que el primer día del mes de septiembre, que además es mi primer día de trabajo de este curso, sea lunes. Es un inicio de semana, un inicio de mes, un inicio de curso, un inicio de año, de manera que todo empieza hoy.

imagen


Para mí el año empieza en septiembre, ya lo he dicho por aquí otras veces. Además, este año es un año de cambios.

imagen

Sigo en el mismo instituto, con alumnos que puede que sean los mismos que los del curso pasado, sigo con los mismos compañeros (al menos muchos de ellos) y muchas cosas parece que siguen igual.  Pero nooooo, no es así. Yo estoy cambiando, no sé hacia dónde ni cómo, pero me lo noto. Y todo a mi alrededor cambia conmigo.

imagen

Os seguiré informando.

sábado, 30 de agosto de 2014

Impresiones de un viaje

Hemos hecho muchos kilómetros en estas dos semanas. Y hemos visto muchas cosas. Tantas, que no os lo voy a contar todo porque sería muy largo y aburrido, como esa gente que te enseña las fotos de su boda, y el vídeo y...


Carcassonne. Muy bonito, pero el ambiente era un poco como de parque temático.



Génova. Me esperaba una ciudad fea, portuaria, y me encontré algo precioso. Una ciudad entre colinas, mirando al mar, con un puerto antiguo fantástico para pasear...



Cinque terre. Mi gran asignatura pendiente, no hubo tiempo material más que de pasar por allí con el coche, sin ver nada.

Verona. Lo mismo, entre las cientos de cosas programadas, Verona, como llovía y estaba a unos cuantos kilómetros, se quedó en el tintero, para otra ocasión.

Lago di Garda. Precioso, sorprendente. Sirmione, ese hermoso pueblo a orillas de un lago. Nos encantó. Me hubiera gustado pasar por el lago todas las vacaciones. Y a mis hijos también.



Venecia. Sin palabras. Una auténtica maravilla. No es de este mundo.



Florencia. Hermosa ciudad para pasear tranquilamente, preciosísima, con sorpresas en cada esquina. Las orillas del río, una delicia.



Siena. No la pudimos disfrutar porque llovió como si no hubiera mañana.



Pisa. Vimos la torre y el conjunto arquitectónico, un paseo por la ciudad y poco más. La torre nos pareció pequeña... Cuestión de expectativas.



Niza. Preciosa. Tanto a nosotros como a los niños nos gustó muchísimo esta ciudad tan limpia, tan moderna, tan bonita... Me esperaba más la decadencia del lujo o algo así y nos sorprendió muchísimo.



Mónaco y Montecarlo. Una locura. De lujo, y de todo, un despropósito de lugar anclado en una roca, lleno de gente, coches atascados y sin posibilidad de aparcar por ninguna parte. Cada metro de terreno es un lujo. Nos volvimos locos allí.



Cannes. Aquí sí encontramos ese lujo decadente y hasta de mal gusto en algunos rincones, aunque nos gustó mucho, sobre todo perdernos por las callejuelas estrechas, atestadas de gente, de terrazas, de restaurantes...



Perpignan. De la ciudad tengo poco que decir, después de las maravillas que ya habíamos visto, pero me gustó la zona que rodea la ciudad, las playas cercanas, y los pueblos pequeños de alrededor... Como era nuestra última parada, estábamos cansados y no pudimos acercarnos a Colliure... Una lástima.


No os contaré mucho más. Hemos disfrutado del viaje y los niños también. Creo que será algo que recordemos mucho tiempo.

viernes, 29 de agosto de 2014

En casa

Ayer regresamos de las vacaciones, cansados, exhaustos, doloridos, con ganas de dormir en nuestra cama y de estar en nuestra casa. Ah, y de nuestra ducha...

imagen

- Ay, qué bien, huele a casa.

Lo dijo mi hijo mayor al entrar, y es lo que mejor resume el momento.


imagen

A pesar de las miles de lavadoras por poner, las cientos de cosas que recoger y los miles de recuerdos que se acumulan en nuestras mentes.

imagen