lunes, 25 de septiembre de 2017

Camille de Pierre Lemaitre

Hace tiempo que tenía este libro en mis estanterías pero no quería leerlo. Y no quería porque me daba una pena terrible que se acabara esta saga que tanto me ha gustado. Pero le llegó el turno hace unas semanas...



Título: Camille (De oferta ahora mismo a 6,95)
Autor: Pierre Lemaitre.
Editorial: Alfaguara.

Ya sabéis que leí Irene y Alex. Y después le tocó el turno a Rosy y John.

Camille, nuestro protagonista, esta vez se encuentra con un caso que no es de esos a los que está acostumbrado, y desde el comienzo tendrá que vérselas con todo su entorno para poder hacerse cargo del caso y resolver el misterio que tanto le preocupa.

Me ha encantado, como todos los libros que he leído de este autor, y especialmente los pertenecientes al ciclo de Camille Verhoeven. Si tuviera que ponerle una pega, sería que su ayudante de siempre, Louis, tiene poco protagonismo en esta ocasión.

Me gusta muchísimo cómo se cierra el ciclo, cómo termina el círculo que se inició en Irene. Me encanta este escritor y, afortunadamente, aún me quedan tres o cuatro libros suyos para leer.



domingo, 24 de septiembre de 2017

Esta semana 35

Esta semana la cosa se puso seria.



Esta semana empezamos las clases, y una ventaja de seguir en el mismo centro es que la mayoría de mis nuevos alumnos ya me conoce, al menos de vista, y que las presentaciones han durado poco, unos pocos minutos. Así que ya hemos empezado y estamos metidos de lleno en la rutina del trimestre.



Esta semana mis chicos también han empezado las clases en su nuevo centro. Y creo que la cosa ha ido bastante bien. El mayor está un poco asustado porque primero de bachillerato no es ninguna broma, necesita trabajar mucho para llevarlo como él quiere y le va a costar. El pequeño parece que ha empezado bien, al menos tranquilo. Ayer le preguntaba si echaba de menos a alguien del cole y me miró raro y me dijo que por supuesto que no. Ya os he dicho que no espero milagros; le cuesta relacionarse y de repente eso no va a cambiar, pero ha superado la primera semana sin sentirse solo ni excluido. Desde el primer día ha salido al patio con su compañero de pupitre y una niña y parece que la cosa no va mal. En el terreno académico veremos cómo nos va, pero lo de que esté bien me importa bastante más, de momento.



Esta semana ha sido una locura de preparar clases, de trabajar toda la tarde, además de salir todos los días a por unos cuadernos, unas reglas, un no sé qué y un no sé cuántos. Total, que he dormido regular, he trabajado más de lo habitual y estoy cansada, pero contenta.



Esta semana termina con un viaje al pueblo, en un rato, porque el último domingo de septiembre es fiesta y nos han llamado para que vayamos, así que no va a quedar otra, a pesar de que pensaba pasarme la tarde entre preparar clases y tumbarme en el sofá.

viernes, 22 de septiembre de 2017

Cinder (Crónicas lunares 1)

Vi este libro en Goodreads (recomendado por Gorgowood)  y me apeteció probar, porque tenía buenas críticas.



Título: Cinder
Autora: Marissa Meyer.
Editorial: Montena.

Se trata de una saga de varios volúmenes, de los cuales hay dos publicados en castellano. Y este es el primero.

Cinder es una revisión del cuento de la Cenicienta, en un futuro distópico en el que la protagonista es una cyborg. Vale, si a mí me cuentan así el argumento no me lo habría leído ni en un millón de años. Pero la historia está muy bien, es muy entretenida, se deja leer, es interesante, está bien construida...

Se trata, como ya os he dicho, de la primera parte. En la segunda, titulada Scarlett, se revisa el cuento de Caperucita Roja. Y tiene bastante buena pinta, así que no descarto leerlo cuando esté más libre y el curso vaya rodado. Pensaba haberlo leído después del primero, porque me dejó bastante buen sabor de boca, pero lo he ido dejando y ya me apetece menos, así que no sé si lo haré.

Se trata de literatura juvenil, ligera y sin pretensiones pero está bien, así que si es lo que os apetece, este es un libro interesante.

Ahora estoy con un par de libros para clase, organizando y pensando en lo que van a leer este curso. Ayer NO tuve con una compañera la eterna disputa entre libros clásicos y libros que de verdad fomenten la lectura, y digo que no la tuve porque me callé, que es algo que no se me da mal, y por supuesto que voy a hacer lo que me dé la gana al respecto. Pero fue bastante desagradable todo lo que ella dijo, así al aire pero dirigido a mí, sobre esas lecturillas de verano que antes nunca se mandaban en el instituto sino que se las leían los chicos en su tiempo libre, porque el instituto está para otra cosa.

Vale, chicas, me he desahogado. Gracias.