viernes, 3 de julio de 2015

Jurasic World

En estos días de calor y de trabajar mucho, aún nos ha dado tiempo a ir al cine con los niños.

La película no podía ser otra que Jurassic World.


Título: Jurassic World.
Director: Colin Trevorrow.

Mis hijos han sido de esos niños obsesionados con los dinosaurios. Ninguno de los dos ha jugado con coches, pero sí con animales, y los dinosaurios, y después los dragones y demás bestias, siempre fueron sus favoritos.



No es una maravilla de película, pero sigue la línea de las anteriores: acción, personajes en situaciones de peligro, efectos especiales, dinosaurios buenos y otros que dan mucho miedo...



Tiene muchos guiños al Parque Jurásico que dirigió Spielberg hace ya más de veinte años. Y también un montón de productos de merchandising que ya aparecen en la película...



Quizá lo que ha perdido, para mí, es la sorpresa de la primera, en la que veías por primera vez en el cine dinosaurios en la actualidad, al lado de las personas. Hoy esa parte "mágica" se ha perdido.


El peque la disfrutó un mónton. Y yo con él.

Creo que hoy nos estrenan los Minions, y somos muy fans. Así que en este fin de semana espero que saquemos un rato para verlos.

jueves, 2 de julio de 2015

De tribunales

El tema de las oposiciones está siendo más duro de lo que pensaba.

https://es.pinterest.com/pin/532691462146176421/

Quizá se deba a que soy bastante optimista y pensaba que las cosas serían más fáciles, pero en los últimos días estoy trabajando muchísimo, muchas horas, con un calor tremendo y con mi poder de concentración (que en circunstancias normales es bastante limitado) muy mermado por todo lo que me rodea.

https://es.pinterest.com/pin/571675746426898342/

Aún así, estoy intentando en todo momento poner una sonrisa a todo esto, por mi bien y por el de mis opositores, que no tienen la culpa de los fallos organizativos, de los horarios, del calor, de los problemas que están surgiendo y demás historias que no voy a detallar porque es mejor dejarlo así.

https://es.pinterest.com/pin/241998179952235340/


Ayer pasé la tarde en casa, con un dolor de cabeza considerable y trabajando en los muchos documentos que nos piden que realicemos. Hoy, por diversos motivos, todos ellos ajenos a mí, vamos a hacer una jornada maratoniana en la que tenemos convocados a tantos opositores que probablemente a las diez de la noche (ese es mi cálculo) estaremos escuchando al último, y eso si nos tomamos tan solo una hora para comer.

https://es.pinterest.com/pin/443323157042706626/


Así que estoy apenas empezando con este proceso y ya estoy deseando terminarlo. Pero eso no impedirá, os lo aseguro, que aprueben y pasen a la segunda fase todos los opositores que lo merezcan, sin importar si eso nos lleva más tiempo y más trabajo o no.

https://es.pinterest.com/pin/443323157042706626/


En fin, que ya me he quejado bastante por hoy.

¿Cómo van vuestros veranos?

miércoles, 1 de julio de 2015

Reto 30 libros (IV)

Última entrega del reto de los 30 libros, que esta vez me ha costado un montón, entre otras cosas porque no tengo tiempo de nada.
 
21. Un libro que leíste con alguien o en grupo.



No me suelo apuntar a lecturas conjuntas pero lo hice hace poco y, la verdad, es que fue una lectura como las demás, no hubo mucha interacción entre las personas que íbamos a leer el libro.Y ahora mismo estoy apuntada a una que me hace mucha ilusión, pero todavía no me ha llegado el momento...

22. Un libro que leíste demasiado pronto.

Creo que fue Cien años de soledad.


Me empeñé en leerlo con trece o catorce años y no lo disfruté, lo sufrí mucho, porque no entendía muchas cosas y esos personajes con los mismos nombres me confundían totalmente. Tuvieron que pasar unos años hasta que lo retomé.

23. Un libro para adultos ilustrado.

Me encanta Paula Bonet y tengo su libro Qué hacer cuando en la pantalla aparece The End.




24. Un libro del que tengas distintas ediciones.

Cien años de soledad precisamente, lo tengo en tres ediciones diferentes, las tres en castellano, pero distintas. Y lo mismo me pasa con Como agua para chocolate, que lo tengo tres veces.



25. Un libro del que tengas ediciones en distintos idiomas.

El principito lo tengo en varios idiomas: francés, inglés y castellano. Pero creo que es un libro que muchos tenemos en varios idiomas.



Misery de Stephen King lo compré en Inglaterra la primera vez que fui, allá en el jurásico. Y luego lo vi en París y no tuve más remedio que comprármelo aunque sabía que no me lo leería en francés, así que lo tengo también en tres idiomas.

26. Un libro técnico que uses habitualmente.



No es un libro, son unos cuadernillos que llevan conmigo mil años, y que uso para explicar las sintaxis a mis chicos. Los llevo siempre a clase, los tengo en el instituto, en casa...

27. El libro donde aparece tu personaje protagonista favorito.

Me gustan los libros en los que aparecen mujeres fuertes, que no necesitan de nadie y que no están buscando desesperadamente el amor. Peeeero, de los últimos tiempos, voy a escoger a un personaje protagonista que me gusta muchísimo, y es August en La lección de August. Y es que estoy enamorada de ese libro.




28. El libro donde aparece tu personaje secundario favorito.

Como no soy muy de absolutos, mirando los últimos libros que he leído, mi personaje secundario favorito es uno que da muchísimo peso a una de mis úlltimas  lecturas y que no sé si podría considerarse secundario: se trata de Tiny Cooper en Will Grayson, Will Grayson.


29. El libro donde aparece tu villano favorito.

No soy muy de villanos, al menos no de malos malísimos sin motivo. Repasando los últimos libros que he leído, no encuentro más villano que el que pueda haber en Vestido de novia, si lo hubiera. O quizá el de la Trilogía del Baztán de Dolores Redondo.


30. Tu último libro-joya.

Compro ahora pocos libros en papel, así que cuando compro uno ya lo considero una joya. El último ha sido este, pero os prometo que no he tenido ni tiempo de abrirlo.


Y eso es todo. En estos días estoy leyendo muy poco, y no tiene nada que ver con el libro que tengo empezado, que me está gustando mucho, sino que las horas de mis días no dan más de sí.