jueves, 24 de julio de 2014

Salir de la zona de confort

La Zona de Confort es el conjunto de creencias y acciones a las que estamos acostumbrados, y que nos resultan cómodas.

imagen

La zona de confort es ese lugar en el que todo es sencillo, en el que no arriesgas nada.

Las rutinas nos son cómodas, las rutinas dan seguridad. Hacer lo mismo, más o menos, cada día, hace que tu cerebro consiga poner a ratos el piloto automático, que no se esfuerce, que no genere ansiedades.



Salir de la zona de confort implica asumir riesgos.

imagen

Y cuesta.

imagen

He encontrado este video que creo que explica todo esto mejor de lo que pueda hacerlo yo.



Y ahora mi pregunta: ¿cómo salgo yo de mi zona de confort? No lo sé, pero lo estoy dando vueltas...

miércoles, 23 de julio de 2014

El pescado es una verdura

Así al menos es considerado por la mayoría de los habitantes de esta ciudad que habito.

Fotografía del blog Sano y de rechupete

No creáis que es una broma. No.

Me acordé cuando ayer, al pedir un trozo de empanada en mi tiendita de barrio, me dijo que también la tenía vegetal.

- ¿Vegetal? Esa es nueva...

Ya estaba yo pensando en berenjenas, cebollitas, pimiento, calabacín...

- Sí, hombre, la de bonito.

- Ahhh.

Y me acordé de mi bar-restaurante-terraza de todos los veranos, en la que un sandwich vegetal lleva bonito y jamón de york y en el que si pides algo para vegetarianos te ponen una ensalada llenita de bonito porque "lo verde no alimenta".

imagen

No soy vegetariana. Pero por aquí la dieta diaria de la mayoría de los ciudadanos pasa por carne dos veces al día y embutido a diario.

Y claro, no hay manera de comer algo vegetal vegetal de verdad, sin unos dados de bacon frito para decorar.

imagen


Bueno, ya sabéis que exagero, porque hay un par de restaurantes vegetarianos con una carta cuidadísima, y unos cuantos que ofrecen menús vegetarianos y de calidad en sus cartas, pero la inmensa mayoría, cuando les dices que eres vegetariano, te ofrecen pescado.

martes, 22 de julio de 2014

Maléfica

Desde que se estrenó, hace ya como un mes, tengo al peque de la casa dando guerra para ir a verla.



Pero no se nos ha dado bien lo de ir al cine estos días. Hasta ayer, que se presentó el día nublado y estuvo lloviendo a ratos.



Mi hijo mayor y sus amigos querían ver El origen del planeta de los simios y aprovechamos para ir todos al cine.



Nos gustó mucho.



Una historia muy bien contada, con acción, aventuras, amor, buenos que no son tan buenos y malos que no son tan malos. Una historia de un Disney evolucionado.



La historia de la Bella Durmiente desde otra perspectiva, más rica, con muchos más matices, más madura.