lunes, 22 de abril de 2019

Semana de recomendaciones literarias: novedades

Esta semana voy a dedicarla por entero a las recomendaciones de libros. Lo dividiré en partes, sin mucho orden ni concierto, pero me apetece hacer algo así para celebrar el Día del libro.

Empezamos por novedades: tengo que decir que voy a recomendar libros de los publicados últimamente y de los que solo he leído uno; los otros simplemente están en mi lista de deseados o de próximas lecturas. Por tanto, si yo tuviera que hacer una lista de compras de libros para estos días, incluiría estos:

Formas de estar lejos de Edurne Portela



Lo he leído hace poco y creo que es una gran novela. Interesante en el tema pero más aún en cómo está contada la historia.

La red púrpura de Carmen Mola



Este libro es la segunda parte de La novia gitana, una novela negra española que a mí me gustó bastante, así que ya está entre mis próximas lecturas.

Reina Roja de Juan Gómez Jurado



Aún no he leído nada de este autor al que tengo ya muchas ganas. Creo que esta novela no es su mejor obra, o al menos eso he leído, pero me apetece y es una novedad de no hace tanto.

La única historia, de Julian Barnes



También lo tengo ya en lista de espera, porque me apetece mucho. Creo recordar que he leído antes a este autor, pero ahora mismo no sé qué ni cuándo. Y además, creo que no me impresionó demasiado. Pero esta novela creo, no sé por qué, que me va a gustar.

Los colores del incendio de Pierre Lemaitre



Es uno de los actores que siempre disfruto mucho, así que también tengo ya este libro a la cola, para leerlo cuanto antes.

La hija de la española, de Karina Sainz Borgo



Me llama la atención esta novela, no sé si por haberla visto mucho en las redes o porque de verdad me apetece leerla. Aún así, está en mi lista.

Haz que no parezca amor, de Roy Galán



Y termino con un libro de poemas. Sigo a Roy Galán desde hace tiempo y me gusta lo que cuenta y cómo lo cuenta, así que este libro sería un buen regalo si queréis mandarme algo para celebrar el día del libro.

¿Qué os parece mi lista? ¿Habéis leído alguno? ¿Me recomendáis otros?


viernes, 19 de abril de 2019

Arenas movedizas

Se trata de una pequeña serie que he visto en una tarde. Se anunciaba como la primera serie sueca de Netflix.



Comienza con una estudiante acusada de una matanza en su instituto. Y continúa con la investigación y el juicio sobre la masacre que desvelará, poco a poco, muchas cosas sobre la importancia de las relaciones y las amistades en determinadas etapas de la vida.

Para nuestra mentalidad resultan inquietantes algunas escenas, como los padres de una chica de 18 años no cuestionándose que viva con su novio o que haga lo que quiera, aún sabiendo que las cosas están raras, sin meterse para nada en su vida. Sé que en los países nórdicos los chavales se independizan muy pronto pero sigue resultándome imposible de entender desde mi punto de vista de madre de un chico de esa edad que todo suceda a la vista de los padres, con su consentimiento más o menos explícito, sin que haya más que un momento en toda la serie en la que, como de pasada, comenten algo. Y luego también me ha resultado bastante difícil ver a una chica en la cárcel y a sus padres sin ir a verla en ningún momento, y sin planteárselo, ni eso ni preguntarle qué pasó.



No es una gran serie, pero se deja ver.

miércoles, 17 de abril de 2019

El temor de un hombre sabio, de Patrick Rothfuss

Después de leer la primera parte de esta Crónica del asesino de reyes, me quedé con ganas de más, así que he seguido con la segunda entrega casi inmediatamente. Y me ha gustado tanto o más que la primera.



Título: El temor de un hombre sabio
Autor: Patrick Rothfuss
Editorial: Debolsillo


"Todo hombre sabio teme tres cosas: la tormenta en el mar, la noche sin luna y la ira de un hombre amable".


Alucino con la capacidad de narrar y describir de este autor, que te mete de lleno en un mundo ficticio y fantástico hasta el punto que sus personajes se te hacen absolutamente reales.

Kvothe sigue contando su historia a través de Cronista, sus años de universidad y cómo salió de allí y lo que hizo. Poco a poco, la trama se vuelve más épica, más fantástica, y consigue dejarte con ganas de más a cada capítulo, con cada historia y personaje.

No diré más porque es una saga ya publicada hace años y de la que se ha dicho todo. Simplemente que ahora paso a formar parte de todas esas personas que están esperando la última entrega.


martes, 16 de abril de 2019

De vacaciones

Sé que muchos no tienen ni unos pocos días de vacaciones en Semana Santa, y por eso no quiero quejarme de lo cortas que me suelen resultar estas vacaciones y de lo poco que las disfruto, de lo cansada que suelo llegar a estas fechas y de lo poco interesantes que siempre me resultan.



Vale, ya lo he dicho, pero no es por quejarme. Estamos en casa de vacaciones y estamos disfrutando de la vida lenta, de levantarnos cuando queremos, desayunar sin prisas, hacer las cosas sin que nadie nos empuje, pasar buenos ratos juntos...



Mi hijo mayor tiene mucho que estudiar, porque cuando volvamos tendrá apenas tres semanas de clase para finalizar segundo de bachillerato. Y está un poco agobiado. En realidad, lleva así todo el curso. Estamos deseando que termine para que se relaje y disfrute un poco del verano y de no tener nada que hacer, que se le quite la tensión de tener siempre cosas pendientes y se tranquilice.

El pequeño no tiene deberes para las vacaciones (¡aleluya!) pero sí un trabajo pendiente, que podíamos haberlo hecho antes, pero que dejamos para pensarlo detenidamente durante las vacaciones. Es de Historia, una materia que tiene atravesada, a la materia y al profesor. Nunca saca más de un cinco en los exámenes y muchas veces saca menos. Los trabajos, que son casi la mitad de la nota del trimestre, son los que le salvan a él y a casi todos de suspender. Así que necesitamos dedicarle tiempo.



Por lo demás, estos días se nos presentan así, sin más quehaceres que los normales de pura supervivencia: ir a la compra, hacer la comida, comer, recoger la casa, hacer las camas...

También haremos sendas visitas a los abuelos, y pretendemos ver a los primos. Pero poco más. Está muy bien estar de vacaciones sin planes. Descansar sin más y coger fuerzas para lo que nos queda de curso.