jueves, 18 de enero de 2018

Brioche de Ibán Yarza

Una de las últimas recetas del año pasado fue este brioche de Ibán Yarza, que siempre sale espectacular, y del que no me dio tiempo ni a congelar unas rebanadas.


La receta está tomada de la página de Biscayenne, un blog un poco olvidado desde que su dueña trabaja para el Comidista, pero que es una joya para los amantes de la comida y la cocina.

Ingredientes:

500 gr. de harina blanca de fuerza57 gr. de azúcar10 gr. de sal15 gr. de levadura fresca337 gr. de huevo (+ o - 6)250 gr. de mantequilla1 huevo batido (para pintar la masa)

Preparación:

En la Thermomix, mezclamos el azúcar con los huevos y la levadura fresca y batimos unos segundos (yo las masas de pan las suelo hacer a ojo con los tiempos). Después añadimos la harina y amasamos (velocidad espiga) durante unos tres o cuatro minutos. 


Cuando la masa está formada, añadimos la mantequilla bien fría, y seguimos amasando hasta que se incorpore totalmente a la masa y esta última se despegue bien del vaso.


*Si amasáis a mano, esta es una de esas masas que se pega a todas partes y que no hay forma de mover sin desesperarte, pero en aparato es muy fácil.


Se deja la masa levar en un sitio frío durante toda la noche.


Al día siguiente, se le da forma (aquí puedes meter en la masa trocitos de chocolate, naranja confitada, pasas, nueces o lo que se te ocurra, yo lo dejé sin nada) y se deja levar de nuevo durante el tiempo necesario (depende de la temperatura de la casa) hasta que la masa vuelva a subir de volumen. 


En este punto, se pinta con huevo batido y se hornea, horno precalentado a 190º hasta que se dore y después más bajo hasta que esté hecho.


El tiempo de horneado depende de si has hecho piezas más pequeñas o grandes.

Y no, esta foto no tiene filtros. El color del brioche es así de amarillo.
Es un pan que no hacía desde hace más de un año, o quizá incluso más, porque es un auténtico pecado. Es brutal, con un sabor a mantequilla y a Francia que quita el sentido. 

15 comentarios:

  1. A estas horas no se puede leer esto Ro, no se puede... jajajajaja...

    Menuda pinta que tiene la última foto: ganas de dar bocado a la pantalla.

    Un besín

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, la verdad es que dan ganas de volver a hacerlo. Y no debo.

      Besos.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Es una cosa espectacular. De verdad.

      Besos.

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. No te puedo invitar porque lo hice estas vacaciones y voló.

      besos.

      Eliminar
  4. Muero y muero ¡Qué pinta! Con lo que me gusta a mí lo francés...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este tipo de panes son mi perdición.

      Besos.

      Eliminar
  5. Jo qué pintaza!!! Pero no sé si tendría paciencia para hacerlo, y sobre todo, no tengo Thermomix.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, se puede hacer sin ella, pero es un pan muy pegajoso, la verdad.

      besos.

      Eliminar
  6. Me he puesto hasta nerviosa viendo las fotos y leyendo tu post. Lo primero adoro a Biscayenne, su blog no solo te da una receta sino que indaga sobre su origen y a mí la historia me apasionada. Además, todas las recetas suyas que he hecho han sido un triunfo y no sabes lo que me alegré cuando vi que empeza a escribir para el Comidista. Lo segundo ¡Vaya pinta! Puedo apreciar el olor hasta en las fotos y con el fresquito que hace da gusto encender el horno. Y tercero ¡Qué me gusta que escribas a diario! Un beso enorme y tómate un trocito de brioche a mi salud

    ResponderEliminar
  7. No tengo thermomix, usé una amasadora y diluí la levadura en un poco de leche, espero lograr esa pintaza de todos modos, ahí está en la nevera.

    ResponderEliminar

Cuéntame...