Ir al contenido principal

Quedan cuatro días...

Estamos en nuestra particular cuenta atrás, y esta vez no es hasta que terminen las clases (bueno, también), sino hasta el jueves día 16.

Y eso es porque ese día mi peque se examina para entrar al conservatorio de música.



Os he hablado más veces de que se estaba preparando para este examen. Pues bien: ya ha llegado el momento.

Nunca pensé que él nos pidiera ir al Conservatorio. Nunca pensé que insistiera en hacer el examen de ingreso. Y nunca pensé que hubiera que prepararse tanto y estudiar tanto. Siento como si llevara a mi hijo a unas oposiciones. ¡Y solo tiene diez años!

El examen es el jueves a las tres y media de la tarde, hora buena donde las haya para cualquier familia, y más aún para un niño.



Lo bueno es que dicen las páginas del tiempo que no va a ser un día caluroso. Porque si se nos junta todo eso, a las tres de la tarde, apaga y vámonos.

Tiene una parte teórica, con cuatro apartados: dictado, teoría, entonación y ritmo. Y una parte dedicada al instrumento, con diez piezas que ha tenido que preparar, una de ellas al menos de memoria, de las cuales el tribunal le puede pedir que toque cualquiera.



Además, el niño tiene que ir con un pianista acompañante, con el que ahora mismo precisamente, está ensayando. Sí, domingo, y sábado también. Llevamos un par de meses en los que los viernes, sábados y domingos son días dedicados a prepararse para el dichoso examen.

En fin, no voy a hablar de dinero, pero una academia de preparación de oposiciones me habría salido más barata. Y nada me garantiza siquiera que haya plaza, ni, por supuesto, que vaya a aprobar.

Ya os contaré el jueves cómo nos va la cosa...

Comentarios

  1. Muchos ánimos para ese chavalote, y a la familia, que al final siempre es todo cosa de todos. En mi casa el 16 nos dan la nota de la selectividad, y alguna otra de la EOI

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, estas cosas terminan siendo de toda la familia.

      Besos.

      Eliminar
  2. Cruzaremos los dedos y mandaremos toda nuestra energía positiva. Con todo lo que se lo ha preparado...( Sin conocerlo, me da tanta ternura tu peque). un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Lo cierto es que se está preparando un montón, y es un niño muy rico...

      Besos.

      Eliminar
  3. Mucha suerte!.
    Yo me examinaba en el conservatorio por libre, no se sí esa opción sigue existiendo. Saquè solfeo completo, dos años de coral y cinco de piano. Para mi aquellos exámenes fueron más duros que todos los de la carrera juntos. Nunca he pasado tantos nervios.
    Así que mucho ánimo para tu pequeño. Es un campeón solo por intentarlo.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Yo tengo una prima que también lo hizo así, pero ahora eso es bastante complicado, hay que estar dentro del sistema, por eso, y porque él ha insistido en estar en el conservatorio, se prepara ahora para entrar. A ver...

      Besos.

      Eliminar
  4. ¡Madre mía! ¿Pero a qué curso entra? Aquí empiezan el conservatorio en 3º, y hacen una prueba a finales de 2º para entrar. La prueba consiste en cantar una canción cualquiera (hay niños que han cantado la de Doraemon), y en función de cómo lo hagan, el tribunal les da una nota y una posición, y a partir de ahí eligen instrumento (es cierto que hay niños que se preparan la canción con profesores, y otros que van por libre; y el que vale, vale...). Lo que dices es una barbaridad!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se presenta para entrar en tercero de enseñanza elemental, es decir, a tercer curso del conservatorio, no al primero, y por eso tiene que tener unos conocimientos. En teoría podría entrar en cuarto, pero no hemos querido forzarle.

      Besos.

      Eliminar
    2. Ahhhhh, vale, ya entiendo. Pero pobrecito, menudo atracón. ¡Y menudo tesón! Eso no lo hace cualquiera. Mucha suerte, y si no aprobara, a seguir como hasta ahora.

      Eliminar
  5. Mucha suerte Ro!!!! Seguro que lo pasa, y si dices que la idea fue suya, es que lo hace todo con cariño. Ya veras. Mantenme informada!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ha sido todo cosa suya, pero, claro, le estamos ayudando en todo lo que podemos, que es poco. Si aprueba, genial, y si no, creo que nos vamos a llevar un buen disgusto, pero tampoco pasará de ahí.

      Besos.

      Eliminar
  6. Ay Ro... Yo he pasado por ahí, como músico, y ya te digo que es duro de narices... Lo has explicado muy bien, se somete a tal presión a los críos que perfectamente este tipo de pruebas podrían ser equiparables a unas oposiciones. Y, no sé como funcionara por vuestra tierra, pero aquí en tierras levantinas donde puede que haya más músicos por metro cuadrado que en el resto de España, existe una mafia con este tema que asusta.

    En este caso mafia porque en muchísimas ocasiones únicamente aprueban los alumnos que ya han realizado los estudios del grado elemental dentro del conservatorio, dejando fuera a quienes se presentan por libre, por el mero hecho de que no forman parte del sistema. Yo me he presentado en dos ocasiones, una vez desde dentro y aprobé sin problema. Y la segunda con otro instrumento, de manera libre, ya mayorcita y únicamente me suspendieron la primera vista y así evitaron que entrara. En fin... Muchas irregularidades, como realizar pruebas a puerta cerrada cuando está prohibido e incluso ver que alumnos del conservatorio se sabían de memoria las piezas a tocar a primera vista. Mucha mafia...

    Así que te aconsejo, de verdad de corazón, que pase lo que pase en la prueba del peque, intentéis explicarle que no se debe a que él no sea bueno ni se ha preparado lo suficiente. Si no que lamentablemente no hay plazas para todos y las notas de las pruebas son en relación a eso y no a la interpretación del alumno. Si necesitas cualquier cosa, ya sabes donde encontrarme. Mucho ánimo y ¡suerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras. Ha tenido algún día de ponerse nervioso y de decir: ¿Qué pasa si suspendo? Le hemos dicho que no se juega nada, que no es como el colegio, que lo hace porque quiere y que si suspende solo nos fastidiará porque se ha preparado y le ha dedicado tiempo, pero nada más.

      Estamos un poco asustados, porque es un mundo que desconocemos y sabemos que es duro. Se presenta él solo. Y a ver cómo está el patio, porque puede que, aún siendo uno solo, y haciéndolo bien, no le aprueben.

      Ya te contaré.

      Besos, y gracias.

      Eliminar
  7. Mucho ánimo a mi violista preferido <3 Yo me quedo con lo positivo, Ro. Que un niño tan pequeño haya decidido PORQUE QUIERE pasar por ahí, que esté tan metido en ello... Eso es pasión, y en la vida necesitamos pasiones así :)

    Ánimo a todos, y un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto que lo hace porque quiere, pero su ánimo está flaqueando en los últimos tiempos, y no me extraña...

      Besos.

      Eliminar
  8. Parece que lo tiene claro, seguro que aprueba!!! Muchas suerte!!
    Ya nos contarás
    Marialu

    ResponderEliminar
  9. Mucha suerte a tu niño y mucho ánimo a ti y al resto de la familia, porque estas cosas las sufre la familia al completo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Cuéntame...

Entradas populares de este blog

Letras o ciencias

Tengo un cabreo monumental. Es de esos que te dura media vida, pero esta semana lo tengo recién despertado y con ganas de guerra.



Si pensáis que según el sistema educativo actual no existe la eterna división entre ciencias y letras, estáis completamente equivocados. Largos nombres, muchas palabras, para acabar diciendo prácticamente lo mismo de siempre. Lo mismo, pero con algunos matices, claro.
Cuando yo estudiaba el BUP, hace ya una eternidad, en tercero, escogíamos si nos apetecía más estudiar letras (puras, como fue mi caso, o mixtas, como muchos otros) o ciencias (también puras o mixtas).



Hoy por hoy, si tu hijo es un buen estudiante, sean cuales sean sus aspiraciones, sus profesores le instan a escoger en cuarto de la ESO y en Bachillerato las ciencias: Física y Química, Biología, Matemáticas. 
Las letras son para los mataos, los que no lo van a sacar, aquellos a los que les cuesta, que se vayan a estudiar cosas como el latín, la cultura clásica, la música o la plástica. Los bu…

Dark, nuestra última serie del año

En estos días de vacaciones hemos estado viendo películas, sobre todo películas ya vistas, y algunas un poco más nuevas. Pero antes de eso, en unos días vimos esta serie.



Dark es una serie alemana de misterio o... no sé muy bien cómo clasificarla. Algunos la comparan con Stranger Things aunque no creo que se parezcan en nada, ni en el argumento, ni en el tono, ni en los personajes...

El caso es que mi hijo mayor y su afán por los idiomas estaba buscando una serie en alemán para practicar y mejorar su nivel. Investigando un poco, di con esta serie en Netflix, y después de que él empezara a verla, nos recomendó que la viéramos el resto de la familia. Y eso hemos hecho en estos días de vacaciones.

No se trata de una serie fácil, y para nosotros la mayor dificultad ha estado en saber quién es quién. Creo, por supuesto, que en eso se basa la serie, en que estés bastante despistada con los personajes de principio a fin.


Nos ha gustado mucho. Y la recomiendo mucho, también. Por si no lo tené…

12 pequeños cambios

Para este año, desde algunos blogs que sigo y que me parecen bastante interesantes (Tres pompones, En tierra remota y El tiempo de la marmota) han iniciado un proyecto que se llama #12pequeñoscambios y que me parece que se ajusta mucho a lo que llevo dando vueltas ya un tiempo: llevar una vida más sencilla y vivir con menos.

Este mes el tema es:

Minimalismo
Se trata simplemente de reflexionar un poco sobre el asunto y hacer algún pequeño cambio en tu hogar relativo a este tema.


Yo llevo ya un par de años muy conciencia con lo de limpiar y reciclar en casa, con el tema de no acumular y también con el de ser más organizada. No soy minimalista, esa es la verdad, pero intento mejorar en ese sentido y debo decir que para eso me ayudó mucho el método de la Kondo.


Hace ya tiempo que organicé mis cajones y los de mis hijos con el método de esta señora y suelen estar organizados siempre. A veces no lo están, porque voy con prisa y meto las cosas de cualquier manera, sobre todo en los míos, pero…