lunes, 26 de octubre de 2015

Una madre

Imagina, por un momento, que eres una madre de familia. Te voy a contar tu historia.

https://es.pinterest.com/pin/516577019732796565/


Tienes dos hijos que han salido adelante gracias a tu esfuerzo, enorme esfuerzo, cada día, limpiando habitaciones en un hotel de lujo en Madrid. Todos los días un montón de habitaciones, las que te tocan, y algunas más, hay que hacer horas, porque sois muchos en casa y tu marido nunca ha tenido un trabajo fijo.

Él es un buen hombre, y trabajador, pero sin estudios, sin preparación, que va trabajando en lo que le sale, que siempre es poco.

Un día, hace muchos años, tus padres se vinieron a vivir contigo, porque empezaron a tener problemas de salud y los acogiste en casa. Allí tu padre, de temperamento fuerte, era el que mandaba, el que decía lo que había que hacer, por encima de tu marido y de ti misma. Además, tus padres, se trajeron con ellos a tu hermano, ese hermano soltero que nunca se fue de casa, bastante problemático, también de temperamento fuerte, que choca con tu padre, con tu marido y con tus hijos.

Y tú en medio, siempre en medio, llevando la casa, los niños, luego adolescentes, y ahora ya mayores.


https://es.pinterest.com/pin/515732594800296089/

Tus padres se hicieron muy mayores y fallecieron los dos, con poco tiempo de diferencia, pero con más de noventa años, y les cuidaste hasta el final, poniendo siempre por delante de tus necesidades el bienestar de todos.

Parece que el tiempo te da una tregua, y las cosas van arreglándose poco a poco.

El mayor de tus hijos siempre quiso ser maquinista de tren, uno de esos sueños de infancia que persevera, pero no pudo ser. Y empezó a trabajar de ayudante de cocina en distintos sitios, siempre bien, con sus cosas, con sus problemas, como todos, pero siempre contento.

El pequeño no quiso estudiar, y empezó a trabajar en una empresa de transportes y le iba bastante bien. Se casó y tuvo una niña.

Poco a poco, la casa se va vaciando. Quedáis tú, tu hermano y tu marido.



Lo malo es que ahora tu hermano sufre de un Alzheimer precoz y hay que estar muy pendientes de él.

Y tu hijo pequeño se separa de su mujer, que parecía buena chica, pero resulta que anda metida en drogas, o algo similar, y la custodia de la niña recae en él, en el padre, es decir, en ti. Los dos se vienen a vivir a casa.

Y el mayor pierde el trabajo, y también regresa.

A veces sientes que tampoco está mal estar todos juntos, pese a las discusiones, pese a los agobios de vivir en un piso pequeño, de compartir las habitaciones y el único baño. Todo eso es algo a lo que todos en casa estáis acostumbrados. Además, nunca te quejas, no lo hiciste antes y no vas a hacerlo ahora, que tienes una nieta que es la alegría de tu vida.

Lo que no sabes es que aún no has vivido lo peor.

https://es.pinterest.com/pin/417849671650183075/


Un día, la exmujer de tu hijo pide la custodia de la niña y, como el juez no se la da, entre ella y su pareja acuchillan a tu hijo en el portal de tu casa, delante de ti y de tu nieta.

Al principio todos os ponéis en lo peor, pero él es fuerte y parece que va a salir de ello; está mejor, van a darle el alta, y unos días antes de que regrese a casa, tu hijo mayor se cae en la bañera. Una caída tonta, pero el golpe es fuerte y la única persona que hay en casa es tu hermano, que no sabe dónde está ni lo que pasa. Cuando llega la ambulancia es demasiado tarde y tu hijo está en un coma irreversible.

https://es.pinterest.com/pin/451556300116458374/


Gracias a que solo es una historia, me diréis, porque vaya vida la de esa mujer. Y es que hay cosas que no sabe uno si contarlas, o cómo contarlas, porque parece que no pueden ser ciertas, de puro inverosímiles. Pero esta es una historia real, y es la que está viviendo alguien de mi familia en estos momentos. Llevamos un mes con el corazón en un puño, y yo no dejo de pensar en ella, en esa madre, porque es una buenísima persona, y porque cualquiera de nosotros podríamos ser ella.

45 comentarios:

  1. ¿Por qué la vida puede llegar a ser tan dura? A veces parece que se ensaña... :(

    ResponderEliminar
  2. Ufff que historia más dura Ro, lo siento muchísimo por tu familiar. A veces la vida se ceba con una familia... Un besazo muy fuerte

    ResponderEliminar
  3. Durísimo. Me temía el final real, pero es verdad, la vida siempre supera con creces la ficción. No sé qué decir porque vidas así la verdad es que sólo pueden ser positivas para los que no las vivimos y nos quejamos de cosas...¿pequeñas? al menos nimiedades al lado de esto. Decir que ójala la vida le devuelva a esta madre y a esta familia algo de sosiego se me queda corto, la vida pasa y lo pasado y vivido no se puede borrar. No sé, mandarte un abrazo, unas palabras de aliento, energía y sobre todo, respeto y admiración por esa mujer. La próxima vez que me venza la desesperanza me lo pensaré dos veces, lo haré por gente como tu familiar, por si acaso parte de mi energía puede llegarles de alguna manera.
    Un abrazo y que todo salga lo mejor que pueda salir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos pasa a todos, vemos cosas así y pensamos en la suerte que tenemos.

      Besos.

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Ha sido muy dura, y ahora parecían solucionarse un poco las cosas...

      Besos.

      Eliminar
  5. Lo siento muchísimo, pero es cierto, a veces la vida no es equitativa y no reparte bien las cartas y se puede acabar como en una partida con todas las malas en una sola mano. No se que más añadir, salvo desearle a esa madre coraje que la vida sea compasiva y le de al menos un poco de respiro.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Va a ser difícil salir bien de esta.

      Besos.

      Eliminar
  6. Todavía tengo los pelos de punta y el corazón encogido...
    Por desgracia, es cierto, a veces la realidad supera con creces la ficción. Y lo peor es que la vida llega a ser tan injusta con algunas personas que parece increíble. Para colmo, suele pasarle a las mejores personas.

    Mucho ánimo para ti y tu familia.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Me he quedado sin palabras...te mando un abrazo virtual, y otro enorme a esa mujer...qué perra puede ser la vida.

    ResponderEliminar
  8. jo...parece imposible que puedan pasar tantas desgracias dentro de una misma familia, pero sí. La verdad es que en estos casos lo de "espero que se solucione" "seguro que mejora" y este tipo de frases que se dicen (sin hipocresía, claro) se me quedan cortas.
    Un beso

    ResponderEliminar
  9. La verdad es que hay algunas familias, o personas, que parece que acaparan todo el mal que es capaz de llegar a todo un vecindario. Lo siento mucho por ella, y por la niña, que pobre niña vaya vida. Luego decimos que "todos somos iguales".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, todos pensamos tambièn en esa niña, con su madre en la cárcel, su padre en el hospital y el único apoyo de su abuela.

      Besos.

      Eliminar
  10. No sé qué decir...sólo siento que la vida se ceba con alguien y no hay forma de escapar, lo cual es desesperante. La fortaleza de tu familiar es admirable pero la situación es descorazonadora
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La situación ahora mismo es terrible.

      Besos.

      Eliminar
  11. Que triste historia!
    Animo a esa familia.

    ResponderEliminar
  12. Estoy segura que esa persona también ha tenido cosas buenas, aunque las malas sean tan chungas, es lo que la ha hecho sobrellevarlas una y otra vez. Yo también conozco gente con destinos así, cuyo curso no hemos podido cambiar ni con todas nuestras fuerzas, así que solo me queda darte mucho ánimo para que puedas apoyarla ><

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto, porque si no, la vida no tendría ningún sentido. Pero a veces pesan más las malas, y no sabe uno ni como llevarlas.

      Besos.

      Eliminar
  13. Madre mía de mi vida, no sé ni que decirte....me siento afortunada cuanto menos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, se siente una afortunada, y también le entra un miedo terrible...

      Besos.

      Eliminar
  14. Más ojiplática a medida que lo leía, temiéndome desde el principio que era una historia real.La vida es muy injusta con algunas personas :(
    Espero que todo vaya a mejor. ánimo para ti y para ella ;*

    ResponderEliminar
  15. Qué dura puede ser la vida. Mucho ánimo para ti y tu familia.

    ResponderEliminar
  16. Casos así te hacen querer creer en el cielo, porque si no...

    Como dicen por ahí, a veces la realidad supera a la ficción. Para bien, pero en muchas ocasiones, también para mal. Si de esa vida hicieran una película la gente no se la creería. No habría "basado en hechos reales" que valga. Pero sí. Así es. :(

    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi alrededor, en mi familia, cercana y más lejana, han pasado tantas cosas de este tipo que nunca se grabaría una película sobre ello. Nadie lo creería.

      Gracias.

      Eliminar
  17. Ro... Ánimos mil... Ojalá se vayan solucionando las cosas :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso esperamos, aunque no lo vemos demasiado bien.

      Gracias.

      Eliminar
  18. Ufffff, qué dura puede ser la vida a veces. Mucho ánimo y que todo vaya mejorando, aunque por lo que veo lo del coma es irreversible, qué pena por favor.
    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una pena muy grande tenemos todos.

      Gracias.

      Eliminar
  19. Pobre mujer, vaya vida tan dura. Espero que las cosas evolucionen un poco a mejor.
    Un beso

    ResponderEliminar
  20. Jo, siempre hay alguien pasándolo peor que una misma...!
    me has dejado completamente encogida!
    Lo siento.
    Ánimo y mucha fuerza.
    Besos.

    ResponderEliminar
  21. Madre mía... me has dejado helada.
    Espero que la vida le dé a esa madre toda la felicidad que se merece algún dia.
    Un abrazo fuerte y ánimo.

    ResponderEliminar
  22. Una situación durísima.
    Mucho ánimo,fuerza y serenidad para todos,Ro!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  23. Un abrazo Ro. Ánimo para los que os encontréis cerca y podáis ayudarles como buenamente podáis... Mis oraciones ahora que estoy camino de meterme en la cama, serán para esa madre y esa familia que se enfrenta a todas esas dificultades

    ResponderEliminar
  24. Es una historia tremenda.
    ¿Has leído "Cuando Dios aprieta...ahoga pero bien"?.Otra historia real tremenda.
    La realidad, siempre, siempre...supera a la ficción.

    ResponderEliminar
  25. Jo...qué duro...
    Ojalá su situación mejore.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  26. Madre mía que crueldad de vida.

    ResponderEliminar
  27. sin palabras...y con escalofrios...y unas ganas enormes de entrar en esta pantallay correr a darle un abrazo a tu familiar ...
    Injusta es esta dichosa vida....
    Animos

    ResponderEliminar

Cuéntame...