martes, 27 de octubre de 2015

Mediocres

El otro día leía un artículo que ya os enlacé sobre "madres coñazo". Y me reconozco en algunas cosas y en algunas etapas de mi vida.

https://es.pinterest.com/pin/306104105896542781/


 Ahora bajo al parque, o alrededores, porque quedo con tres o cuatro madres que, con el tiempo, han dejado de ser "la madre de" para convertirse en amigas, hasta el punto que hace ya tiempo que quedamos sin niños, y sin hablar de niños, lo cual es infinitamente mejor. Pero hubo otros tiempos en los que evitaba en la medida de lo posible bajar al parque, y a mis hijos nunca les fue la vida con eso de salir a la calle, porque se han entretenido mucho en casa, así que bajábamos poco.

La razón de mi odio al parque no viene de correr detrás de mis hijos o empujarles en el columpio. Viene debido a las conversaciones de parque, algo que siempre he intentado evitar y casi he conseguido, aún sabiendo que eso iba a llevarme al ostracismo entre las madres del vecindario.

Cuando mi chico grande era pequeño, bajaba al parque con un libro. No a leer, no, porque cuando son muy pequeños eso es imposible. Mi libro abierto evitaba a otras madres y sus ¿tú hijo, de qué color hace la caca?

https://es.pinterest.com/pin/504262489504918887/


Siempre he puesto cara de pocos amigos en el parque y, cuando era posible, he mandado al padre de las criaturas en vez de bajar yo, porque no lo soporto.

https://es.pinterest.com/pin/504262489504918887/


A medida que fueron creciendo, los temas diversificaron desde los purés, las frutas, las cacas y los pañales a "el mío ya lo habla todo", "pues el mío sabe hacer puzzles de veinte piezas" "el mío de cincuenta"... y en esa vorágine empiezan, a la tierna edad de tres añitos: "oye, que mi Juanito ya lee un montón de palabras, y nadie le ha enseñado". Mientras pienso que se pasa las tardes intentando que Juanito aprenda un montón de cosas para que sea el primero en todo.


https://es.pinterest.com/pin/488148047086337095/

No solía participar en estas cosas. Pero un día, recuerdo que los niños tenían tres años y ya iban a colegio, unas cuantas madres estaban en plan: "porque viene del cole y ya dice todos los colores en inglés, y los números, y canta en inglés, y se sabe las marcas de todos los coches que ve, y conoce a todos los futbolistas del Madrid..." hasta el infinito y más allá y me salió solo:

- Pues el mío es absolutamente mediocre, del montón. No caminó muy pronto, habla regular, no lee, no sabe inglés, en el cole la profe dice que no canta, ni habla ni nada, que como mucho hace playback cuando le obligan, no salta muy alto, no corre muy rápido... Vamos, que es mediocre.

https://es.pinterest.com/pin/514817801130810775/


Viendo sus caras horrorizadas rematé con algo que no suelo decir, pero que me quedó muy bien para la ocasión.

- A dios gracias.

44 comentarios:

  1. jajajaja, me encanta!!! Si yo hubiea tenido que ir a los parques , cumples infantiles y demás reuniones con mas de dos madres y dos niños me hubiera hecho famosa por antipática seguro.
    Alucino con que la gente tenga esas conversaciones, en serio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que tiene mucho que ver con esas esperanzas que ponemos en que nuestros hijos sean mejores que nosotros...

      BEsos.

      Eliminar
  2. Jajajaja, qué bueno!!! Sí señora,nuy bien dicho!! Aplauso y ovación. Yo odiaría igual que tu el momento parque y socializacion !!
    Besazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si a mí me gusta socializar, pero no competir, y menos con mis hijos de por medio.

      Besos.

      Eliminar
  3. Pues yo sí he ido mucho al parque (muy a mi pesar), porque mis hijos lo demandaban. Al llevarse solo un año hubo una época en la que o bajaba al parque o me tiraba por la ventana. Por suerte no he vivido lo de los parques que comentas. En mi barrio anterior me hice 'amiga' de una madre súper joven, cajera del súper, que era un cachondeo de mujer. En mi barrio actual solo he charlado puntualmente con alguna madre del cole pero poca cosa, casi todas las que bajan al parque son cuidadoras o abuelas que están a su bola.
    Y tan agusto.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues te aseguro que has tenido muchas suerte.

      Besos.

      Eliminar
  4. Jaja,sí de esas hay mucho ,de esas que te colocan su disco rayado y no te dejan hablar, para qué si no le importa lo que digas ellas solo quieren colocar su película. Pero en fin, el tiempo pone a cada uno en sus sitio y casi siempre resulta todo al revés. Hay que apartarse de la gente tóxica.
    http://serendipeandoagusto.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, pero es que creo que eso también es tóxico para los niños.

      Besos.

      Eliminar
  5. Yo he pasado también por eso! Tengo dos hijos y del primero note más la competición de las madres por tener un hijo que destacase, escuche hasta a una abuela decir que su Nieto de cinco años ya hacía raíces cuadradas! Pasó mucho de esas cosas! Del primero me agobié un poco por qué parecía que no sabía hacer nada con respecto al resto, pero descubri que se miente mucho!

    El mejor momento fue con el abandono del pañal, una compañera en una reunión., me dijo que su hija con veinte meses ya se levantaba sola de noche e iba al baño, le respondí que lo pusiera en su currículum que sería algo muy destacable, y nunca más...

    Rosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja. Queremos que sean los primeros en todo, y empezamos a competir desde antes de que nazcan...

      Besos.

      Eliminar
  6. Chapó por tu contestación y viva la mediocridad, porque desde luego la competición entre ciertas madres para ver quién tiene el niño más listo, estiloso, deportista y un largo etcétera ya es cansina.
    Qué estrés para las criaturas!!. Mi niña comenzó a andar sobre los quince meses y tenía quien no paraba de indicarme cómo debía hacerlo para que se soltará a andar porque claro ya tocaba y yo llegué a contestarle que estuviera tranquila que seguro con 20 años caminaba sin problemas.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que estoy convencida de que en el medio está la virtud. En serio que la inteligencia da muchas ventajas en algunas cosas, pero no te asegura lo más importante de esta vida, que es la felicidad. ES más, en ocasiones te perjudica la vida.

      Besos.

      Eliminar
  7. Ay! que me parto!!! Si señora tu si que sabes! Yo tb soy madre zulú de las de libro en el parque. Odio las conversaciones de ese tipo, por eso tb huyo de las "puertas del colegio". En serio q no tienes vida más allá de lo que come o duerme tu hijo???

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo antes también huía. Ahora sé con quién juntarme.

      BEsos.

      Eliminar
  8. Me encanta. Una respuesta excelente. Nunca entré en el grupo de "guasap" de la guarde y el del cole se lo "encasqueté" al señor marido, porque yo soy un poco antisocial y detesto todo eso. Odio esas competiciones de progenitores por ver qué churumbel es el más listo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo estoy en el grupo de la clase de mi peque, pero un día una de esas madres nos dio una charla a todas, que si no nos enteramos de nada, que si tal que si cual, y dejamos de usarlo más que para tonterías.

      besos.

      Eliminar
  9. Pues no sé muy bien explicar por qué, pero yo tampoco he sido de parque. Tenemos un patio en la urbanización, y con eso nos bastaba.
    Pero si recuerdo muy bien un caso un poco "escalofriante": urbanización (no la mía) con bastantes madres con niños que se llevaban entre ellos 6 meses como mucho, todos del mismo año. Un pueblo pequeño, casi todos los niños en la misma guarde. Imagínate las comparaciones. Y de pronto, un niño que "se salta las normas". No saluda, no habla, no intenta jugar con los niños, llegan los dos años y ni soñar con quitarle el pañal, le hablas y ni te mira... Todas las madres cotilleando y cotorreando sobre ese niño aprovechando cuando la madre no está. Meses más tarde, el niño es pre-diagnosticado de un TGD. Lo que tuvo que aguantar esa madre, no sé si lo podemos imaginar.
    Tu respuesta buenísima. Aunque imagino que ya dejaste del todo la relación con esas madres, jajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, qué va, creo que pensaron que estoy un poco loca, o les di pena, por tener un hijo así, tan poca cosa.

      Besos.

      Eliminar
  10. Ayyy roooo, yo soy medio antisocial, con gente q no conozco paso de hablar y más de mi hijo o vida privada. Pero aaaaaaayyyy q ha empezado la guarde y acaba d hacer los 2 años y cada dia vengo disgustada xq o está con niños superdotados en clase o no sé q pensar pero es q no m dicen nada bueno (considerando que yo me sé sus imperfecciones), q si no come con cuchara, q si no hace la ficha....x dios q tiene dos años, no sé no si se sientan con 'él a hacerla xq en casa colorea a su estilo. Y como eso mil cosas más...y ya el habla, no habla xq yo le habło en inglés y sé q va a tardar en hacerlo pero para ellas eso es lo peor, q no le han oido decir nada y el otro dia el pobre diciendoles bye bye y ni le miraron...
    Hala, ya me he desahogado, no sé si mi hijo es mediocre o los demás son la releche. Muak

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece genial que le hables en inglés, eso que sale ganando. Mi hijo mayor pasó por infantil, de tres a cinco años, sin que la profe le oyera hablar ni una sola vez, y está en tercero de la ESO y hasta ahora no ha suspendido nada nunca, se relaciona bien y tiene amigos por todas partes, y, sobre todo, es un buen niño. Así que no sufras. Mejor mediocre, del montón, que ser perfecto a la tierna edad de dos años...

      besos.

      Eliminar
    2. Es q creo que exageramos en general ro, no los padres, la sociedad, dsd q nacen los mejores y q aprendan todo a la de ya. Yo tarde mucho en andar o hablar y en otras cosas tp fuy muy rápida y dp fui una alumna de notazas y creo que buena persona y q se relaciona(lo de antisocial es con desconocidos, jeje, pero suele ser por timidez muchas veces) pero ahora la vida es una carrera de fondo q empezamos cada vez más chicos. Gracias por tus palabras. Re muak

      Eliminar
    3. Sí, yo también creo que es un problema social, que no dejamos a los niños que sigan sus ritmos naturales, y queremos en todo momento que sean los más algo...

      Besos.

      Eliminar
  11. Nunca comento pero hoy tenía que hacerlo. Me siento totalmente identificada!! Como si lo hubiera escrito yo...ja,ja. Y también odio el parque. Un besazo y me encanta todo lo que escribes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soy muy tranquila y no discuto fácilmente, pero a veces me harto, y esa vez fue una de ellas.

      BEsos.

      Eliminar
  12. Jajaja... una contestación fantástica.
    Me ha encantado tu post, porque me he sentido muy identificada. Y has hecho que me sienta un poco menos "bicho raro" o "mala madre". Siempre odié ir al parque y a mi hija la llevé muy poco, la verdad. La mayoría de las veces la llevaba mi madre, porque yo estaba trabajando, pero cuando yo estuve de baja o de vacaciones, tampoco solíamos ir. La verdad es que la niña siempre se entretenía muy bien en casa, y tampoco pedía por ir al parque.
    No me considero una persona antisocial, pero tampoco me gusta hablar por hablar con gente que no conozco y mucho menos hacer comparaciones sobre los niños. Y no tengo por qué hacerme amiga de una persona sólo porque nuestros hijos sean de la misma edad.
    Con algunas madres del cole hemos hecho un grupito y ahora somos más amigas que mamás de... A veces hablamos de cosas del cole, pero también nos mandamos chistes, quedamos para tomar café y organizamos cenas.
    Me consuela ver que somos muchas a las que nos pasa lo mismo. Ufff... menudo alivio... siempre pensé que yo era la rara...
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces una se siente mala madre cuando ve a esta gente que ejerce las veinticuatro horas de todos los días, pero creo que eso no es bueno para los niños, que tienen que saber que sus padres son personas, con sus cosas buenas o malas.

      Besos.

      Eliminar
  13. Te estoy haciendo una reverencia, que lo sepas. Eres genial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni se te ocurra, yo a ti, que dentro de nada te voy a tener que pedir consejos con los alumnos.

      besos.

      Eliminar
  14. Ay Ro... Yo a penas si empiezo a descubrir lo del parque, de momento no hablo con nadie... Pero una madre me preguntó el otro día si era española y si solía ir al parque porque quería que su hijo me oyera hablar en español... Me dejó sorprendida y no supe qué razones tenía para pedirme aquello.... Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja. Querrá que su retoño hable español después de oírte un rato en el parque.

      Besos.

      Eliminar
  15. Yo estaba aplaudiendo, pero he parado para escribírtelo :D

    En serio... Es que hay que nacer sabido ya... Argh...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tu niño no habrá dicho una palabra en el cole hasta los cinco años, pero por lo que nos cuentas tiene un mundo interior que ya querrían muchas madres para ellas mismas...

      Eliminar
    2. A veces estas sabidurías te las da tener un segundo hijo, cuando ya pasas de estas historias y disfrutas de verdad.

      Besos.

      Eliminar
  16. Hola!!!! Yo en el parque hacía más o menos como tú, evitaba esas conversaciones. Yo los llevaba cuando me lo pedían pero confieso que les he buscado muchísimos planes alternativos. Me has hecho recordar a una niña que fue al cole de mis hijos unos años, desde que tenía año y medio y según la madre le fueron enseñando las letras y con 4 años leía, y tenías que oír a la madre, era de un cansino terrible. Recuerdo que en una función escolar fue a exigir que pusieran a su niña a leer, que para eso era la única que sabía. El mío aprendió él solo con 4, pero yo no se lo decía a nadie porque me parecía de lo más absurdo, y aunque a leer y hablar aprendió muy pronto tardó en caminar, a día de hoy sigue comiendo mal y como todos hace unas cosas genial y otras fatal.
    Ahhh y esa niña perfecta a día de hoy anda dando tumbos, me gustaría saber que dice ahora la madre, porque cuando me ve ya no me para y me pregunta qué estudian mis hijos, seguramente para que no le devuelva la pregunta.
    Y tus hijos de mediocres nada, especiales y con una madre genial.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo digo siempre, ser precoz o inteligente no es sinónimo de nada en esta vida. Los niños es mucho mejor que sean del medio a que destaquen a temprana edad por... no sé, ¿saber una canción en inglés? De verdad que nos volvemos locos con unas cosas...

      Besos.

      Eliminar
  17. Ja, ja, ja.....
    Eso sí es presumir de hijo...

    ResponderEliminar
  18. BRAVO! tengo en borradores hace más de un año un elogio de la mediocridad, algún día lo acabaré xD

    ResponderEliminar
  19. Jsjjajaja tú eres de las mías!
    Efectivamente hay q saber con quien juntarse...o te pasas el rato oyendo sobre sobredotaciones varias...

    Estuviste sembrá!
    :DD
    Bss

    ResponderEliminar
  20. Así pasa, que los pobrecitos míos no saben nada más que competir y ser egoistas. Hasta jugando compiten y no saben compartir si no les obligas. Por suerte los enanos y las enanas son super listos y aprenden las cosas buenas enseguida.

    ResponderEliminar
  21. Bien hecho!! A mí tampoco me hacen muy feliz las conversaciones en el parque aunque me temo que, tarde o temprano, serán inevitables.
    Abrazo!

    ResponderEliminar

Cuéntame...