Ir al contenido principal

1000 entradas

No soy una persona de números, pero mil entradas en mi blog me parece un acontecimiento digno de reseñar.

¡Es que son 1000 entradas!

Así que hoy os toca aguantarme.

La entrada más visitada del blog en todo este tiempo es ésta: Letras o ciencias. Creo que es porque se busca a menudo y al final Google me la ha colocado en buen lugar en las búsquedas.

La verdad es que es bastante normal, tiene mucho que ver con la temática del blog, con mi trabajo, con todo aquello de lo que hablo aquí, pero otras entradas casi tan visitadas como esa lo son de una manera extraña.

Durante estas mil entradas, he hablado de muchas cosas: Y no voy a hacer ahora una recopilación de todas ellas. Pero sí os voy a recordar algunas.

Por ejemplo, no sé si recordáis a Roberto. Fue un alumno mío del que os hablé en los inicios del blog y que aún tengo clavado en el alma.

Tampoco sé si recordáis alguna de las cosas que os he contado sobre mi peque, que han sido muchas, pero especialmente recuerdo esta entrada, que no puedo leer porque me emociona especialmente. O aquella vez que se quedó encerrado en un aula. Podría contar más cosas de él, porque me he desahogado por aquí a menudo, pero las cosas han ido mejorando sin prisa pero sin pausa y prefiero quedarme con lo bueno.



Con cariño recuerdo también mis entradas sobre viajes con mis alumnos, que han sido muchas. De Berlín os hablé en estas entradas que os enlazo en orden: aquí, aquí, aquí, aquí, aquí, aquí, aquí, aquí, aquí, aquí, aquí, aquí, aquí.



O el viaje a Grecia: aquí, aquí, aquí, aquí, aquí, aquí, aquí, aquí.







He estado repasando entradas y disfrutando un montón con ellas.

No os hablaré ahora de todas las pelis, de todas las series o los libros porque para eso tenéis las pestañas de ahí arriba, pero, a estas alturas de curso, y como este año no me voy con mis alumnos a ningún sitio, me ha encantado releerme los viajes de los años anteriores.

Bueno, eso, que estoy de celebración. ¿Os he dicho ya que es mi entrada número 1000?

Comentarios

  1. Muchas felicidades Ro.
    100 entradas es todo un éxito!
    Besotes
    Coquelicot

    ResponderEliminar
  2. Quise decir 1000.
    Me acabo de levantar

    ResponderEliminar
  3. Ufff... creo que aún me quedan muchas entradas antiguas por leer... ;)
    ¡A por otras mil, Ro!
    Gracias por lo que nos das.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Felicidades!!!!! Que estemos aquí en las 2000!!!!
    Me acordaba perfectamente de las entradas que has enlazado sobre ese chico tan repeinao y tan mono ;-)...me siguen dejando sin palabras

    ResponderEliminar
  5. Fiestaaaaaa! Pues que sepas que yo me las he leído todas...jjajajjaja o eso creo!!! Mil besos como tus mil entradas! SMUACK!!!

    ResponderEliminar
  6. Felicidades! ya me estaba preguntando, si este año no tocaba viaje con el cole. La historia de Roberto es difícil de olvidar...un besín

    ResponderEliminar
  7. Tu blog tiene 1000 entradas y nosotros las hemos leído ;)

    Enhorabuena por este diario que has querido compartir.

    Besinos

    ResponderEliminar
  8. Felicidades por esas 1000 entradas, guapetona!!

    ResponderEliminar
  9. Felicidades, mil entradas leídas y disfrutadas y espero que pueda hacerlo otras muchas más ;).
    1000 besazos.

    ResponderEliminar
  10. ¡Madre mía! Enhorabuena por llegar a tantas, pero a mí lo que de verdad me deja alucinada es la constancia que eso lleva detrás. Que todos podemos querer contar cosas, pero estar ahí, todos los días, uff, de verdad que me parece admirable. No sé si te habrás dado cuenta, ;ppp , pero es viernes, así que ¡a celebrarlo!

    ResponderEliminar
  11. Enhorabuena!!!!!!! Yo me acuerdo de las que mencionas, perfectamente además.¿Te puedes creer que no sé cuantas llevo? Ahora miro pero vamos, muchísimas menos. Un besito y enhorabuena especialmente por tu hijo, que progresa como un campeón.

    ResponderEliminar
  12. Felicidades!!! Guauuuu1000 entradas!, qué barbaridad. Yo llevo 230 y ya me parece un récord.
    Un beso y a por otras 1000

    ResponderEliminar
  13. Felicitaciones! 1000 entradas es un montón!
    como yo me incorporé hace relativamente poco a la lectura de tu blog voy a chusmear algunas de las que recopilas.
    saludos!

    ResponderEliminar
  14. Enhorabuena por estas 1000 entradas y espero que sean muchas más.
    Bsitoss

    ResponderEliminar
  15. Felicidades!!!! Espero que sean por lo menos 1.000.000 más. Nosotros disfrutaremos con ellas.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  16. Mil entradas de nada. Vaya. ¡Enhorabuena! Pero que sepas que se me han hecho cortas.

    Yo he mirado, por tu post, y llevo 944 xDDDD

    ¡Mua profe! Por muchas entradas más :D

    ResponderEliminar
  17. Felicidades! Eres muy constante en esto del blog y eres de mis lecturas obligatorias cada día.
    Allá por el año 6500, tendré yo 1000 entradas en el mio jajajaja
    Un beso!

    ResponderEliminar
  18. Muchas felicidadeees!! 1000 entradas son un montón!! Oleeeeee

    ResponderEliminar
  19. ¡¡Enhorabuena Ro!! Es un número fantástico de entradas. La verdad es que te lo curras mucho, yo admiro tu capacidad y habilidad para publicar continuamente y tan bien.
    Preparate que te esperan unos 1000 comentarios ;-)
    ¡Feliz finde!

    ResponderEliminar
  20. Muchas felicidades Ro!
    1000!
    Que sean muchísimas más.
    Besos

    ResponderEliminar
  21. 1000 son un montón, eres incansable! felicitaciones! ^_^

    ResponderEliminar
  22. Felicidades, ahora a por otras mil más!!
    Besos!

    ResponderEliminar
  23. ¡¡Enhorabuena!! Madre mía, qué barabaridad de entradas, claro que eres muy constante. Yo, al ritmo que llevo, tardaré 20 años en llegar a ese número, jejejeje.
    Sabes que no hace demasiado que llegué a tu blog (gracias a Marialu), así que muchas de tus entradas no las he visto. Me encantaría ponerme al día, pero no lo voy a poder hacer porque no me da la vida, esos sí, ahora mismo voy a ver algunas de las que has enlazado por aquí.
    Un beso.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Cuéntame...

Entradas populares de este blog

Letras o ciencias

Tengo un cabreo monumental. Es de esos que te dura media vida, pero esta semana lo tengo recién despertado y con ganas de guerra.



Si pensáis que según el sistema educativo actual no existe la eterna división entre ciencias y letras, estáis completamente equivocados. Largos nombres, muchas palabras, para acabar diciendo prácticamente lo mismo de siempre. Lo mismo, pero con algunos matices, claro.
Cuando yo estudiaba el BUP, hace ya una eternidad, en tercero, escogíamos si nos apetecía más estudiar letras (puras, como fue mi caso, o mixtas, como muchos otros) o ciencias (también puras o mixtas).



Hoy por hoy, si tu hijo es un buen estudiante, sean cuales sean sus aspiraciones, sus profesores le instan a escoger en cuarto de la ESO y en Bachillerato las ciencias: Física y Química, Biología, Matemáticas. 
Las letras son para los mataos, los que no lo van a sacar, aquellos a los que les cuesta, que se vayan a estudiar cosas como el latín, la cultura clásica, la música o la plástica. Los bu…

Tortitas de avena

Algunas me habéis pedido la receta de tortitas que suelo hacer.

Y este fin de semana por fin tuve tiempo de hacer unas fotos con un poquitín de luz (no mucha, la verdad) para ilustrar la receta.

Los ingredientes.




80 grs de copos de avena.
Un huevo y 6 claras.
6 Cucharadas de queso fresco batido 0%
Una pizca de levadura.

Primero tenemos que triturar los copos de avena. Yo lo hago en la Thermomix, pero cualquier batidora de vaso os sirve perfectamente. Si tenéis harina de avena, no será necesario, claro.


Después añadimos el resto de los ingredientes.



Nota: no le pongo edulcorante porque no soy nada "dulce", pero podéis añadir el edulcorante que queráis.

Batimos un poco.



Preparamos una sartén que no se pegue. Yo utilizo siempre la misma. No me hace falta ni aceite ni nada.



Ponemos en la sartén unas cucharadas de la mezcla, a fuego suave y, cuando le salen burbujitas, le damos la vuelta.




Con esta mezcla me salen tortitas para dos días. Suelo hacer unas tres o cuatro para cada día.



No quererse

Hace bastante tiempo que os hablé de mis alumnos, en este caso alumnas, y las autolesiones. Creo que es algo, no sé si se podría decir que está de moda, pero sí que cada vez es más frecuente.


El curso pasado acabé muy estresada en junio. Y gran parte del problema era una de mis alumnas, una alumna que se producía a menudo unos daños tremendos en forma de cortes en piernas, brazos y tripa. Y luego, al día siguiente, venía a clase con las heridas a la vista, en una especie de alarde que a mí me dejaba confundida y que nadie entendía. Hablé cientos (literalmente) de veces con su madre, pero os diré que, como su hija daba problemas, la había mandado al pueblo con los abuelos. Hablé con sus conocidos, con sus amigos. Era un chica absolutamente tóxica con su entorno, pero especialmente con ella misma. Provocaba problemas constantemente para llamar la atención sobre su persona. Yo entendía que aquello no era una llamada de auxilio, sino un grito a pleno pulmón, pero no me dejaba acercarme. S…