viernes, 1 de agosto de 2014

Errores como padres

El otro día, no sé desde dónde, llegué a este artículo, en el que se habla de algunos errores que podemos cometer los padres a la hora de educar a nuestros hijos. Me pareció muy interesante como reflexión personal. Porque no somos perfectos y seguro que alguna de estas cosas no las habíamos pensado.

imagen

De los diez errores, me voy a quedar con unos pocos que me parecen muy comunes.

Error: Pensar que nuestros hijos son perfectos.

imagen

Este error nos lleva a otros muchos. Implica que no conocemos bien los hijos que tenemos, que no sabemos cómo son, qué cosas tienen mejores y cuáles peores. Si cometemos ese error, damos la razón a nuestro hijo por delante de otras personas, como sus educadores, pensando que nuestro hijo es maravilloso, que no se equivoca nunca.

Es un error que veo continuamente y a estas alturas soy capaz de diferenciar en mis alumnos sin haber conocido a sus padres. Chavales infelices porque nunca les han dicho que no, y no saben cómo afrontar la frustración, algo que deberíamos aprender de muy pequeños.

Error: Intentar vivir a través de nuestros hijos, convertirnos en sus mejores amigos.

imagen

Hace años leí una frase que se me quedó grabada: "Si eres el mejor amigo de tu hijo, ¿dónde está su padre?". Cada uno tenemos nuestro papel, y tenemos que llevarlo lo mejor que sepamos. Ser padres es maravilloso, pero también es hacer enfadar a nuestros hijos cuando no consiguen lo que quieren, cuando les ponemos normas. No podemos pretender ser sus amigos, necesitan tener amigos que no sean sus padres.


Error: Olvidar lo maravilloso que es ser niño.

imagen

A veces queremos que nuestros hijos vayan pasando etapas. A esta edad el pañal, a esta otra, el chupete. Y queremos que caminen ya, que sean más independientes, que hagan esto o lo otro.

Y muchos padres los visten, o los dejan vestirse, como si fueran pequeños adultos, cuando ya tendrán tiempo para todo lo demás.

Quemamos etapas demasiado rápido, intentamos que crezcan, que maduren... Ya tendrán tiempo de madurar. Cuando son niños tienen que comportarse como tales.


Error: Intentar educar al hijo que queremos tener y no al que de verdad tenemos.

imagen



Muchas veces los padres proyectamos nuestros deseos y frustraciones en nuestros hijos. Como yo no pude bailar ballet, voy a apuntar a mi hija desde pequeñita, olvidando que a ella lo que de verdad le gusta es el Kárate. E intentamos proyectar nuestra vida en ellos, de manera que no les dejamos desarrollarse como debieran ser, intentando que sean como nosotros queremos.

Error: Haz lo que yo digo y no lo que yo hago.

imagen

No debemos olvidar que los hechos pesan más que las palabras, y por tanto, nuestro ejemplo vale mucho más que lo que les digamos.

A veces les decimos qué es lo correcto, pero luego nos ven hacerlo mal, y eso será lo que aprendan. No cruces el semáforo en rojo, pero luego nosotros lo hacemos; no tires papeles a la calle, pero se nos escapa el del chicle que estamos comiendo; debemos reciclar, pero luego no lo hacemos cuando estamos cansados o vamos con prisa...

¿Qué opináis? Seguro que me he dejado muchas cosas...

29 comentarios:

  1. Están muy bien tus reflexiones y tu post, felicidades, un beso.

    ResponderEliminar
  2. Como padres nos equivocamos mil veces con ellos.Yo creo que lo importante es aprender de esos errores con serenidad y por encima de todo,con Amor.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos equivocamos todos, y a veces nos damos cuenta y otras seguro que no. Pero hay que intentarlo una y otra vez, y dejarse aconsejar, mirar de vez en cuando cómo somos desde fuera y cómo son nuestros hijos también con un poco de perspectiva. Es difícil, pero ayuda mucho.

      Besos.

      Eliminar
  3. cada vez que veo unos padres con niño cruzando en rojo me pongo enferma. Bueno, y el Bigotes que es más educador que yo, ni te cuento. En general veo muchas cosas que yo no quiero hacer así, luego a saber qué errores son los míos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me alucina la gente que es un mal ejemplo para sus hijos. Todos cometemos errores, pero al menos hay que intentar hacerlo lo mejor que se puede...

      Besos.

      Eliminar
  4. ¡Qué difícil es educar, Ro! Yo intento adaptarme a mi hija, porque es muy fácil ver los errores de los padres ajenos, pero imposible ver la viga en nuestro propio ojo.
    Y lo digo ahora que mi hija aún es muy pequeña, no quiero ni pensar en su adolescencia… Pero creo que el único error que cometo es el de querer quemar etapas muy deprisa.

    Ahora una reflexión que me lleva atormentando años: muchas veces la gente dice que dos hermanos son como el día y la noche, que uno es un chico responsable, cariñoso, saludable…, mientras que su hermano es un bala perdida.
    La cuestión es que, frecuentemente y después de haberlos comparado, sueltan: ¡¡y los han educado igual!! Pues yo creo que ese es el problema, cada niño tiene unas necesidades específicas que hay que atender y, aunque sean hermanos no son iguales, por lo tanto no hay que educarles de la misma manera, no se si me explico.

    Vaya rollo te he soltado, guapa!!

    Un besote,
    Marialu

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Educar es muy difícil, pero vamos por buen camino si nos adaptamos a cómo son y no pretendemos que se adapten a lo que esperamos de ellos en nuestra imaginación. Luego, lo de que los han educado igual, yo creo a ue en ningún caso es cierto. No es lo mismo ser el mayor que el pequeño, y las experiencias de lao padres hacen que no cometan los mismos errores. Yo tendo dos y no los estoy educando igual. Hay normas básicas que son para los dos, pero cada uno necesita las cosas de una manera, y eso creo que tenemos que tenerlo claro.

      Pero todos los padres nos preguntamos constantemente si lo estaremos haciendo bien. Y seguro que cometemos cientos de errores... Todos,

      Besos.

      Eliminar
  5. Buenos consejos, la verdad que a veces no nos damos ni cuenta lo que reflejamos en ellos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No nos damos cuenta hasta que los vemos imitarnos. jajaja.

      BEsos.

      Eliminar
  6. Cuanta razón tienes!!!! el único que cumplo perfectamente es el de no tratarlos como a adultos, si yo no quiero que crezcan!!!! ahora tienen 5 y 3 años y me encanta el momento que están pasando, ya no son bebes pero tampoco adolescentes.
    Publica más posts como éste, nos ayudan mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienen una edad maravillosa. Mi único consejo es que la aproveches, que crecen demasiado rápido y hay que saber mirarles como son en cada etapa.

      Besos.

      Eliminar
  7. Totalmente de acuerdo con todo lo que dices! Pero cuesta llevarlo a la práctica! Queremos lo mejor para ellos y a veces no es lo correcto.

    Hay padres que me hacen gracia porque sus hijos son su proyecto vital, se desarrollan como personas a través de ellos algo, esos hijos me dan mucha pena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuesta muchísimo. Por eso es tan difícil intentar ser buen padre.

      También a mí me da pena cuando los padres vuelcan toda su vida en sus hijos. Me dan pena los hijos y también esos padres, que tarde o temprano se verán solos porque sus hijos habrán volado y sin ningún sueño que cumplir...

      Besos.

      Eliminar
  8. Otro error que veo en padres, pero no con sus pequeños, con hijos de veintitantos es solucionarle los problemas. Se casos de madres que si sus hijas se pelean con alguien son ellas las que las defienden, me parece un error brutal, porque una tía de más de 20 años tiene que dirigir su vida, no sus padres. Tu idea me ha dado para un post mío jajaja. Beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto que les protegemos demasiado. Y llegando a esas edades me parece excesivo. Pero sí estoy viendo que les llevamos demasiado de la mano hasta muy mayores.

      Besos.

      Eliminar
  9. Super interesante. Ser padre debe ser una tarea tan compleja que en fin, los errores están garantizados. Lo bueno es irse dando cuenta y aprender de ellos, ¿no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto. Los errores están garantizados. Pero darse cuenta es lo positivo.

      Besos.

      Eliminar
  10. Buenas reflexiones.
    Veo muchos padres como los del punto uno...que se creen que sus hijos son perfectos.
    Todos cometenos errores,y está bien q nos los recuerden.

    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no te imaginas los que veo yo, en mi trabajo, y también veo mucho padre-colega que luego no quiere o no sabe imponer sus normas. Pero es cierto que todos cometemos muchos errores con nuestros hijos... muchos.

      Besos.

      Eliminar
  11. Todos cometemos errores,está bien que nos ilustren de vez en cuando!

    Bds

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, todos de vez en cuando metemos la pata con nuestros hijos, y nos explican cómo hacer las cosas y nos damos cuenta de que es más fácil de lo que lo hacíamos...

      Besos.

      Eliminar
  12. Veo muchas personas frustradas que pretenden proyectar su vida idílica en la de sus hijos, y me duele horrores. Quieren pagar con ellos sus malestares, sus traumas, cayendo incluso en la sobreprotección, en el dominio absoluto, en no dejar apenas libertad... Y muchas de esas personas ya lo planean a priori: mi madre siempre me cortaba el pelo, yo no se lo cortaré a mi hija; yo no pude hacer clases de ballet, apuntaré a mi hija; quiero ser padre joven para enseñar fútbol a mi hijo y jugar con él; comprar toda la ropa/complementos/tonterías que ellos habrían querido tener... Parece una visión generosa, como queriendo decir: voy a dar lo mejor a mi hijo, voy a darle todos los caprichos que quiera (especialmente materiales... error). Y no es así. Primero que esos caprichos los escoges tú, y segundo que lo mejor que puedes hacer por tu hijo es educarle con buenos valores pero que sea libre, crítico y, en definitiva, que sea él mismo, siempre dentro del respeto. Enseñarle el mundo tal cual es, que descubra todo lo que hay, abrirle caminos y que escoja. Si se hace bien (que reconozco que es difícil) raramente escogerá algo dañino para sí mismo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un caso que se da cada vez más, creo, lo de proyectar lo que hubiéramos querido hacer en nuestros hijos. Es un grave error que se ve en futbolistas y bailarinas por todas partes... Pero también tienes razón en que educar a un hijo es difícil, mucho.

      besos.

      Eliminar
  13. Y se supone que tengo que empezar desde ya a pendar en ello? .... Oufff muchas veces supongo que falla el sentido común, los padres perdemos la razón y nos puede el corazón... Pero a mí me queda muuucho que observar para poder opinar...
    Gracias porque cada día nos acercas alguna cosa, espero que también estés dscansando. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora mismo tienes bastante con lo que tienes. El día a día de un bebé te ocupa toooodo el tiempo. No me puedo imaginar el de dos... así que creo que deberías disfrutar.

      Besos.

      Eliminar
  14. A mi son cosas que me parecen de cajón pero luego ves cosas como "supernanny" o el comportamiento de algunos padres en el patio del colegio y te das cuenta que efectivamente la mayoría comete errores de base.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo antes pensaba que muchos padres no lo hacían medianamente bien con sus hijos por ignorancia, porque no sabían hacerlo mejor. Y los habrá, pero creo que ahora mismo los que no lo hacen bien es más por pereza, porque cuesta mucho trabajo mantener una posición con los hijos, y no cambiarla, mantener una línea de comportamiento para que ellos te tengan como ejemplo que pasar de todo y sentarse toda la tarde a ver cotilleos en la tele mientras tus hijos hacen los deberes... o no...

      Besos.

      Eliminar
  15. Te hablo de la que más me ha gustado:
    "Error: Intentar educar al hijo que queremos tener y no al que de verdad tenemos."
    Pero yo la veo en otro sentido. Querer educar pensando que nuestro hijo es de una manera, cuando en realidad lo que necesita para aprender eso, es otra manera de tratarlo, o quizá simplemente no esté "preparado" para comportarse de esa manera.
    Me ha gustado mucho el post. ¡Vaya atracón me estoy dando hoy!

    ResponderEliminar

Cuéntame...