viernes, 25 de julio de 2014

Muertos de hambre

Hace un tiempo me recomendaban en un comentario este vídeo. Pero iba con esas prisas que hacen que no tengas cinco minutos para nada.

El eterno tema de las letras, los artistas, frente a las ciencias.



Es demoledor. Y como soy así,  he llorado a mares viéndolo, y quería compartirlo con vosotros.

23 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. A mi no me emociona, Ro... Me provoca todo lo contrario, me provoca rabia y frustración, porque siento que la gente no es capaz de discernir lo que de verdad es importante. Y, aunque se ha quedado corto, ¡me ha puesto los pelos de punta!

    ¡Qué vivan los muertos de hambre, que somos los que hacemos girar el mundo! Y me incluyo porque aún recuerdo los ladeos de cabeza de los ingenieros que me preguntaban que qué estudiaba yo, cuando les contestaba orgullosa Bellas Artes. Esos ladeos de cabeza que acompañaban con una mirada triste, mientras me decían: "qué bonito" y pensaban "muerta de hambre".

    Comparto el video, por supuesto, a ver si se enteran todos.

    Un besazo y muchas gracias!!

    Marialu

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por compartirlo. Ayer, gracias a este video, hubo por ahí un montón de reacciones y post, y os lo agradezco mucho, porque en mi trabajo últimamente parece que somos minoría los que defendemos el valor de los sentimientos. Y no se trata de ser de ciencias o de letras, porque algunos de mis compañeros de ciencias también están de acuerdo en que es una locura lo que se está haciendo con el arte en este país.

      BEsos y gracias.

      Eliminar
  3. Bufff tremenda reflexión.

    No, no seriamos los mismos sin todo eso :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto que no. La vida sería más triste.

      Besos.

      Eliminar
  4. Completamente de acuerdo con las palabras de Marialu, he visto mil veces girar esas cabezas y escuchado el topicazo "qué bonito"

    A pesar del menosprecio de la sociedad, a pesar de los golpes, de los prejuicios y denominaciones, yo me siento orgullosa de ser una muerta de hambre, porque lo llevo en el corazón y me siento muy especial.

    Gracias por compartirlo, tengo que compartirlo también, si me permites lo pondré en mi blog.

    Gracias.

    Besos de gato!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu entrada de ayer, porque creo que con gente como tú, a pesar de los pesares, este país, este mundo o lo que sea no se va a pique. Admiro muchísimo tu trabajo.

      Besos.

      Eliminar
  5. Los científicos, los ingenieros....también están en la cuerda floja de las becas, los proyectos. Pero, como alguien me dijo una vez, necesitamos de los artistas y sus obras para encontrar un poco de belleza, de equilibrio, de espejo en el que mirarnos, de risa, de alegría, de la letra de una canción, de un poema, una obra de teatro,... que exprese lo que nosotros no podemos o no sabemos y, gracias a ella, dijamos "eso es lo que pienso, lo que siento, lo que deseo, lo que quiero".
    Nadie es imprescindible, todos tenemos una función. Algunas son más valoradas que otras, pero las que nos hacen sentir son las que nos dejan nombres en la cabeza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada es imprescindible, es cierto, y todo tenemos que valorarlo, pero si nunca se ha dado por aquí importancia a la creatividad y al arte en general, en los últimos tiempos se están traspasando los límites.

      BEsos.

      Eliminar
  6. ¡Qué grande! Se lo he visto a Marialu en el blog y he tenido que venir a verlo, me ha encantado. Yo tengo 20 años y estoy en ese momento en el que te preguntan que estudias y cuando respondo no saben ni que decir. Una lástima de verdad... me ha generado una mezcla entre pena y rabia.

    ResponderEliminar
  7. Zaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaas.

    Menudo vídeo. Qué verdad. Los de letras somos desperdicios sociales. Los artistas ya... ni te cuento. Porque si te contara...

    Cuando se publicó este decreto yo hacía las prácticas en un instituto que tenía convenio con el conservatorio. Era un instituto de artistas. Y lo disfruté... lo indecible. Recuerdo, después de este palo, como un chaval decía: "Que no se entere mi padre. Porque cuando le decía que quería ser compositor me decía que eso no es profesión ninguna. Y l oconvencía diciéndole que si quería opositar o lo que fuese, tenía el mismo estatus que un licenciado. Pero así..." Pobre. Y así muchos. Chiquitos y chiquitas que dedicaban a veces 14 horas al día a formarse, entre instituto y conservatorio. Currantes, entregados, apasionados, inteligentes, creativos. Y con los sueños aplastados desde bien pronto. Porque muchos padres les apuntaban a música como "extraescolar", pero eso de que se convirtiese en su pasión y su oficio... no lo llevaban bien...

    Qué penica de mundo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quiero escribir sobre esto precisamente en estos días. La semana que viene, quizá. Ya os contaré, porque por ahí me viene otro cabreo de esos monumentales.

      Besos.

      Eliminar
  8. Gracias Ro, y no, no seríamos los mismos sin todos ellos.

    ResponderEliminar
  9. Es una lástima. Mi suegro era de los que decían que las letras no valen para nada. Yo estudié ciencias, porque con 18 años pensaba que el futuro me sería más fácil con una carrera de esa rama, pero siempre he preferido las letras. Con 35 me arrepiento de no haber estudiado una carrera que me gustase de verdad, porque la vida es difícil de cualquier forma, tendríamos que nacer dos veces, y la segunda sabiendo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso me gustaría que no les pasara a mis hijos, o a mis alumnos. A mí no me dejaron estudiar Bellas Artes. A lo mejor no valía para ello, pero me habría gustado intentarlo. Además, lo del futuro más fácil es una utopía...

      Besos.

      Eliminar
  10. Ahora que tenemos una bebita con padre arquitecto y madre que he hecho Bellas Artes, acostumbrados a ser unos muertos de hambre (sobre todo en estos últimos tiempos), estamos tan preocupados por qué educación va a recibir cuando empiece la escolarización... :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La educación de tu niña será la que reciba en casa de sus padres, así que por ese lado quédate tranquila. Los profes pueden tener influencia en ella, y los compañeros de colegio, pero la educación de verdad, los valores,s e los damos los padres. Así que, a lo mejor, tu hija termina siendo otra muerta de hambre como nosotros... jajaja. (mis hijos se decantan, uno por la historia y otro por la música, con eso te lo digo todo)

      Besos.

      Eliminar
  11. Hace tiempo vi un vídeo de una charla de mi amigo Puño, en la que contaba como siempre le preguntaban "¿cuándo empezaste a dibujar?" y decía que él siempre contestaba "¿Cuándo dejaste tú de dibujar?

    Al final se reduce a eso, cuándo te has vuelto "un hombre gris"







    ResponderEliminar

Cuéntame...