Ir al contenido principal

Salir de la zona de confort

La Zona de Confort es el conjunto de creencias y acciones a las que estamos acostumbrados, y que nos resultan cómodas.

imagen

La zona de confort es ese lugar en el que todo es sencillo, en el que no arriesgas nada.

Las rutinas nos son cómodas, las rutinas dan seguridad. Hacer lo mismo, más o menos, cada día, hace que tu cerebro consiga poner a ratos el piloto automático, que no se esfuerce, que no genere ansiedades.



Salir de la zona de confort implica asumir riesgos.

imagen

Y cuesta.

imagen

He encontrado este video que creo que explica todo esto mejor de lo que pueda hacerlo yo.



Y ahora mi pregunta: ¿cómo salgo yo de mi zona de confort? No lo sé, pero lo estoy dando vueltas...

Comentarios

  1. Hice un post sobre este tema en marzo,pero muy conciso.
    En el vídeo queda muy bien reflejado.

    Bsss

    Te dejo el enlace de lo que puse yo:
    http://elcollardehampstead.blogspot.com.es/search?q=L%C3%ADnea+de+seguridad

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Carmen. Ya lo vi, claro.

      Besos.

      Eliminar
  2. Conozco el video y me encanta, además es muy didáctico!!! la gente muchas veces se queja de vicio, porque si saliesen de su zona de confort serían más felices.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que es un tema difícil, pero es cierto que si quieres cambiar algo en tu vida, algo tienes que arriesgar.

      Besos.

      Eliminar
  3. La estética del vídeo es genial y muy cierto todo lo que cuenta...yo creo que acabo de recibir el empujoncito que necesitaba para salir de mi zona de confort, ya veremos hasta donde me lleva jajaja :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja. Tú vives al borde de tu zona de confort todo el tiempo...

      Besos.

      Eliminar
  4. Pueeeeeeeeesssss... seré la nota discordante, xD Que todo esto está muy bien, probar cosas nuevsa que decías tú en un post anterior, pero no sé... Salir de la zona de confort puede ser aprender algo nuevo - a pintar, a cocinar, a hacer pan, ...-, visitar un lugar que no conocías, delegar en tus hijos una tarea que nunca habían hecho,... pequeñas cosas. Y creo que eso lo haces, ¿no? Y no sé, lo de zona de confort me parece un pelín excesivo xDDD Que parece que tenemos que tener términos para todo xDDDD

    Y no sé, yo creo que la zona de confort está un poco infravalorada. Dentro tenemos cosas maravillosas. A veces lo que hay que hacer es valorar un poco más esas cosas. Más que nada porque en ocasiones la vida te corre a leches de la zona de confort... xDDD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No eres la nota discordante. Es cierto que las rutinas son necesarias. Fundamentales. Sin ellas mi vida sería un caos, y que la zona de confort es algo que, con suerte, nos hemos creado cada uno con esfuerzo y tenemos cosas estupendas. El problema surge cuando tienes un sueño, algo que deseas y no sabes cómo alcanzar.

      Besos.

      Eliminar
  5. El vídeo es genial, ya lo conocía y me encantó. Tienes razón en que quien no arriesga no gana, pero hay veces que con la edad se te van quitando las ganas de arriesgar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, cada vez arriesgamos menos, por muchas razones, y los hijos son algunas de ellas. Pero hay que hacer siempre alguna cosa nueva, aunque sea pequeña, aunque sea acercarse al borde...

      Besos.

      Eliminar
  6. Yo voy a rachas...a veces me apetece sobrepasar esa zona de confort y de golpe me apetece permanecer detrás de ella...
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo bueno de tener una zona de confort es eso, poder regresar a ella, tenerla ahí, permanecer en ella, a salvo de todo.

      Besos.

      Eliminar
  7. Si lees el libro verás que lo primero que necesitas es un sueño, algo que no tengas y quieras conseguir y que te obligue a aprender y a enfrentarte a cosas nuevas.
    La cuestión es si tienes ese sueño y esa ambición.
    Te aconsejo la lectura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es la idea. Yo sí tengo un par de cosas, al menos, que quiero conseguir, y me gustaría ponerme a ello.

      Besos. Y gracias.

      Eliminar
  8. A mí tener horarios y rutinas me causa el efecto contrario. Me da ansiedad, malestar, me siento muy atrapada, sin libertad. No digo que ahora, en vacaciones por ejemplo, asuma todo tipo de riesgos y me vaya a la aventura, no. Pero tengo mucho más tiempo para mí, para elegir, para no estar atada a nada ni nadie... sin una responsabilidad diaria. Levantarte por la mañana y decir: qué puedo hacer hoy?... Es genial. Y no que te despierte un odioso ruido, cumplir una larga jornada y, en definitiva, cargar la mente con demasiadas cosas que no se pueden descargar únicamente en el fin de semana. Pensar que al día siguiente va a ser lo mismo, y el otro, y el otro, y el otro... Pf, me estresa tanto. No puedo con un estilo de vida así. No sé cómo haré para subsistir en el futuro, pero hay alternativas...
    No pienses demasiado en cómo salir, da el primer pasito para hacerlo, sea lo que sea. Algo que te acerque a tu sueño, por muy lejano que todavía quede. La zona de confort deja de ser de confort cuando no te llena del todo. Eso, o confort no es el término adecuado.
    ¡Hazlo, Ro!

    ResponderEliminar
  9. Ohhh qué bueno, interesante reflexión. La zona de confort es necesaria, no se podría pasar a la de aprendizaje sin más, el vídeo de hecho recuerda que en la de confort encontraremos los recursos para poder hacer una ida y vuelta entre ellas y luego seguir avanzando hacia algo grande.

    ResponderEliminar
  10. Justo vi el vídeo cuando tuve que ir a trabajar al extranjero y me gustó pero tb pienso que esto de salir de la zona de confort puede llegar a ser otra moto que nos venden en tiempos de crisis

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Cuéntame...

Entradas populares de este blog

Letras o ciencias

Tengo un cabreo monumental. Es de esos que te dura media vida, pero esta semana lo tengo recién despertado y con ganas de guerra.



Si pensáis que según el sistema educativo actual no existe la eterna división entre ciencias y letras, estáis completamente equivocados. Largos nombres, muchas palabras, para acabar diciendo prácticamente lo mismo de siempre. Lo mismo, pero con algunos matices, claro.
Cuando yo estudiaba el BUP, hace ya una eternidad, en tercero, escogíamos si nos apetecía más estudiar letras (puras, como fue mi caso, o mixtas, como muchos otros) o ciencias (también puras o mixtas).



Hoy por hoy, si tu hijo es un buen estudiante, sean cuales sean sus aspiraciones, sus profesores le instan a escoger en cuarto de la ESO y en Bachillerato las ciencias: Física y Química, Biología, Matemáticas. 
Las letras son para los mataos, los que no lo van a sacar, aquellos a los que les cuesta, que se vayan a estudiar cosas como el latín, la cultura clásica, la música o la plástica. Los bu…

Tortitas de avena

Algunas me habéis pedido la receta de tortitas que suelo hacer.

Y este fin de semana por fin tuve tiempo de hacer unas fotos con un poquitín de luz (no mucha, la verdad) para ilustrar la receta.

Los ingredientes.




80 grs de copos de avena.
Un huevo y 6 claras.
6 Cucharadas de queso fresco batido 0%
Una pizca de levadura.

Primero tenemos que triturar los copos de avena. Yo lo hago en la Thermomix, pero cualquier batidora de vaso os sirve perfectamente. Si tenéis harina de avena, no será necesario, claro.


Después añadimos el resto de los ingredientes.



Nota: no le pongo edulcorante porque no soy nada "dulce", pero podéis añadir el edulcorante que queráis.

Batimos un poco.



Preparamos una sartén que no se pegue. Yo utilizo siempre la misma. No me hace falta ni aceite ni nada.



Ponemos en la sartén unas cucharadas de la mezcla, a fuego suave y, cuando le salen burbujitas, le damos la vuelta.




Con esta mezcla me salen tortitas para dos días. Suelo hacer unas tres o cuatro para cada día.



Ofensas

No soy una persona polémica, y no suelo tener comentarios negativos en el blog, ni mucho menos hirientes o insultantes. Alguno ha habido, pero ya son unos cuantos años por aquí y lo extraño sería lo contrario. No me refiero precisamente a este espacio, que es un poco mi casa y en la que entráis y comentáis personas a las que voy conociendo, a algunas personalmente y a otras de manera virtual, pero que sois siempre educadas y correctas, y que, por supuesto, podéis siempre mostrar vuestra opinión y vuestro desacuerdo a lo que digo, y lo hacéis sin indignación ni escándalo.


Me refiero a que en general, en las redes sociales especialmente, y en twitter en particular, últimamente muchas personas se sienten ofendidas a la primera de cambio. Hay gente a la que le ofende todo, hasta les ofende que no te ofendas. Y cada palabra tuya podrá ser utilizada en tu contra por alguien en algún momento.

A mí me resulta agotador. Quiero decir, que por supuesto que me molestan cosas que leo, sería insens…