Ir al contenido principal

Tuenti

El tema de las redes sociales y los adolescentes es algo que preocupa enormemente a padres y educadores.





Lo que aquí diré son, como siempre, mis opiniones y experiencias, que no tienen por qué coincidir con la de la inmensa mayoría. Sé que no coinciden con las opiniones de muchos de mis compañeros de profesión.

No podemos vivir al margen de la tecnología, eso creo que no es necesario que lo diga, al fin y al cabo escribo en un blog y leo otros muchos. Pero muchos profesores preferirían que las tecnologías quedaran fuera del ámbito académico. Eso, hoy por hoy, es prácticamente imposible. Y de ahora en adelante será más difícil aún.


Source: pillositio.com via Ro on Pinterest


La mayoría de mis alumnos interactúan en redes sociales habitualmente, a diario. Muchos de ellos usan Twitter, Myplace, o Facebook, pero la red que más aceptación tiene en su franja de edad es el Tuenti. Es lógico. el Tuenti está creado para ellos, los usuarios son gente de su edad.




¿Cuál es la actitud de los padres de estos adolescentes ante el Tuenti?

Actitud 1.

Algunos padres responsables retrasan lo más posible la incorporación de sus hijos a esta red social. La edad mínima que se supone que deben tener para hacerse un perfil en Tuenti es de 14 años, por tanto, hay padres que esperan hasta esa edad para dejar que sus hijos tengan un Tuenti, y mientras tanto, van informando a los chavales sobre lo que se puede o no se puede hacer al usarlo.

Actitud 2.

Hay padres que dejan que sus hijos tengan un perfil en Tuenti, aunque no tengan 14 años, pero la contraseña para entrar la ponen ellos. De esta manera, el chaval podrá acceder a la red social pero sólo cuando sus padres se lo permitan, y podrán controlar los contenidos de la misma, los amigos que agregue, etc.

Actitud 3.

Si uno piensa que su hijo es responsable, otra opción que he visto bastante es el de dejarles tener una cuenta propia, siempre que tengan agregado a su padre o a su madre como amiga. Esto implica que el adolescente tendrá mayor libertad para mandar mensajes privados o para chatear sin que vean sus padres lo que habla pero éstos controlarán la parte "pública" del perfil.

Actitud 4.

Los padres de los tres grupos anteriores podrían reunir al 50 o 60 por ciento de los alumnos. El resto, o bien no sabe si su hijo tiene Tuenti, o no le interesa, o lo sabe pero cree que no puede hacer nada al respecto, porque él mismo no sabe manejarlo.



No sé qué opinaréis vosotros, pero creo que debemos aprender a adaptarnos al uso de las redes sociales, no sólo como profesores, sino como padres o futuros padres.


Source: s3.amazonaws.com via Ro on Pinterest


Si alguien está leyendo esto, creo que está claro que tiene un manejo, al menos como usuario, de internet, y entonces puede informarse de cualquier cosa, para poder ayudar a sus hijos en el uso responsable de las redes sociales.

Ya os hablaré de cómo nos influye el Tuenti en la vida diaria del instituto.

(Continuará...)





Comentarios

  1. Bufff!! a mí me pone enferma!! a mis 26 años no tengo ni tuenti, ni facebook, ni na de na!! exceptuando el blog, y fue algo que empece porque era un trbajo obligado para clase de fotografía que sino tampoco. Y así de feliz estoy, encuentro que un poco vale, pero estamos llegando ya a unos extremos de adicción total. El otro día me subí al autobús y había cuatro niñas/chicas(tendrían 14 años), no iban juntas, las cuatro con la blackberry y escribiendo como locas, me pareció patético!!!están viciadisimos!!

    ResponderEliminar
  2. Tienes toda la razón. Otro día hablaré de los chavales que quedan para salir y no se miran en toda la tarde, venga a darle a la pantalla.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Buffff!!!eso sí que da penita...

    ResponderEliminar
  4. la verdad es que me ha encantado esta entrada, me ha hecho pensar y tienes mucha razon, todo debe ser utlizado con prudencia!

    besos

    ResponderEliminar
  5. en la vida del instituto y ni te cuento en la de la universidad! de locos.... y a ello añadimos los móbiles, whatsapp, etc..
    y como bien dices, también en nuestra vida como padres, tenemos que tener criterio y formación. Me ha gustado este post!

    ResponderEliminar
  6. Gracias, Tere Ávila, Julia y las demás, por comentar y porque os haya gustado.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Cuéntame...

Entradas populares de este blog

Letras o ciencias

Tengo un cabreo monumental. Es de esos que te dura media vida, pero esta semana lo tengo recién despertado y con ganas de guerra.



Si pensáis que según el sistema educativo actual no existe la eterna división entre ciencias y letras, estáis completamente equivocados. Largos nombres, muchas palabras, para acabar diciendo prácticamente lo mismo de siempre. Lo mismo, pero con algunos matices, claro.
Cuando yo estudiaba el BUP, hace ya una eternidad, en tercero, escogíamos si nos apetecía más estudiar letras (puras, como fue mi caso, o mixtas, como muchos otros) o ciencias (también puras o mixtas).



Hoy por hoy, si tu hijo es un buen estudiante, sean cuales sean sus aspiraciones, sus profesores le instan a escoger en cuarto de la ESO y en Bachillerato las ciencias: Física y Química, Biología, Matemáticas. 
Las letras son para los mataos, los que no lo van a sacar, aquellos a los que les cuesta, que se vayan a estudiar cosas como el latín, la cultura clásica, la música o la plástica. Los bu…

Dark, nuestra última serie del año

En estos días de vacaciones hemos estado viendo películas, sobre todo películas ya vistas, y algunas un poco más nuevas. Pero antes de eso, en unos días vimos esta serie.



Dark es una serie alemana de misterio o... no sé muy bien cómo clasificarla. Algunos la comparan con Stranger Things aunque no creo que se parezcan en nada, ni en el argumento, ni en el tono, ni en los personajes...

El caso es que mi hijo mayor y su afán por los idiomas estaba buscando una serie en alemán para practicar y mejorar su nivel. Investigando un poco, di con esta serie en Netflix, y después de que él empezara a verla, nos recomendó que la viéramos el resto de la familia. Y eso hemos hecho en estos días de vacaciones.

No se trata de una serie fácil, y para nosotros la mayor dificultad ha estado en saber quién es quién. Creo, por supuesto, que en eso se basa la serie, en que estés bastante despistada con los personajes de principio a fin.


Nos ha gustado mucho. Y la recomiendo mucho, también. Por si no lo tené…

En el 2018

Me gustaría que el próximo año cambiaran algunas cosas por aquí. No van a ser demasiadas, porque este blog es parte de cómo soy y no puedo cambiar eso. Pero igual que yo he ido cambiando, el blog debería hacerlo. Llevo tiempo queriendo cambiar el diseño y ha llegado el momento de hacerlo. Todavía está en pruebas, pero ya me diréis, porque yo me encuentro perdida, como cuando cambias la decoración y no reconoces tu casa.

Pero además, me gustaría llenar el año que empieza de muchas cosas.
Libros.




Está claro que la lectura es uno de los temas centrales del blog. Me encanta leer, compartir por aquí mis impresiones y aconsejar libros a los que pasáis por aquí. Pero es que además me encanta tener a mano una lista de los libros que leo, de los que quiero leer, de los que leí el año pasado o el anterior, y el blog me sirve mucho para ser más organizada en ese sentido.
Películas y series.
Está claro que en segundo lugar, por detrás de los libros, soy una apasionada de la ficción, tanto en televi…