Ir al contenido principal

Análisis final del curso

Ya os he dicho varias veces que este curso no ha sido bueno. Aunque sí ha tenido sus cosas buenas. Al menos espero saberlas ver.



No, no ha sido bueno, y el resultado final de mis alumnos ha sido bastante descorazonados.

Finalmente, en mi tutoría, seis alumnos van a pasar ya seguro a cuarto de la ESO; tres de ellos con todo aprobado, uno con una asignatura suspensa y otros dos con dos.




De los cuatro que quedan, dos van a formación profesional básica, aunque sin muchas esperanzas de que lo saquen ni siquiera por ese camino. Otro tiene tres suspensos, pero hizo el examen de acceso a ciclos de grado medio y lo aprobó, así que tiene resuelto el curso próximo. Y el otro es una verdadera incógnita. Sé que no va a sacar la ESO, le he aconsejado hacer una formación Básica, pero insiste en que no, y además sus padres no se han querido entrevistar conmigo en todo el curso, así que no he podido decirles lo que opino y mi decisión, la nuestra, la de los profesores, a la hora de proponerle qué hacer el curso que viene.




Desde mi departamento y desde varios compañeros me piden que el curso que viene imparta clase a ese grupo de cuarto de la ESO en el que van a estar mis seis alumnos, para que haya seguimiento, para que les eche una mano y para que tengan una oportunidad mayor para sacar el título.

Lo del título lo veo muy difícil. Ha sido complicado trabajar con ellos en grupo pequeño, animándoles a cada instante y con un programa especial para ellos. En un grupo más grande se van a perder salvo que se esfuercen, cosa que veo poco probable.



Y lo de darles clase el próximo año me parece un castigo como otro cualquiera, no sé si para ellos pero sí para mí. Solo de pensarlo ya me pongo mala. Pero si me lo dicen un par de veces sé que aceptaré, por todo aquello de la responsabilidad, y de seguir luchando por ellos un poco más, porque, como dice mi orientadora, si no lo haces tú, no lo va a hacer nadie.



En cuanto a mis otros grupos, los resultados son mucho mejores. Los chicos de segundo de PMAR eran cinco y de ellos tres pasan bien, uno quizá en septiembre y otro se va a una Formación básica. Y de segundo de la ESO aprueban la mayoría, y conmigo muchos, casi todos, excepto dos alumnos imposibles, uno por el idioma y otro porque no ha querido hacer nada, y uno más que espero que apruebe en septiembre.

Repasando lo escrito me parece que ha estado mejor de lo que me parece. Los grupos eran complicados, pero uno siempre se queda con la sensación de no haber hecho todo lo que podía.


Comentarios

  1. Madre, parece que el año que viene va a ser más de lo mismo y no te lo mereces, ¡plántate!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uf. No es plantarse o no, es que me siento un poco responsable ya de ellos.

      Besos.

      Eliminar
  2. Lo de "si no lo haces tú no lo va a hacer nadie" es un chantaje en todos regla pero tendrás que sopesar si te compensa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo haría por ellos porque, a pesar d ella manía que los tengo, tendrían mi apoyo y eso puede ser importante...

      Besos.

      Eliminar
  3. Tu orientadora tiene mucho morro, pero desgraciadamente tiene razón.
    Cambiando de tema. Qué tál tu peque? Tiene plaza en el insti? Espero que ahora este feliz disfrutando del verano y de esas vacaciones tan merecidas.
    Yo siempre te pregunto por él, sin quitar mérito a lo que has hecho este año que es de quitarse el sombrero, creo que con él hiciste algo grande y por eso me gusta seguirle en la distancia. Cómo le ha ido a tu alumno que te llama la mujer de su vida?
    Besotes
    Coquelicot

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi peque ya tiene instituto. Le hemos matriculado hoy y ha estado un poco nervioso con el final del curso y la graduación. Muy apurado de trabajo pero hoy creo que por fin ha sido su primer día de vacaciones de verdad. Está ilusionado con ir a un campamento de verano de música. Otro aparte del que va en nuestra ciudad. Y eso me encanta.

      Besos.

      Eliminar
  4. Pero vamos a ver, que no hay más profesores en ese centro?, No tenemos que trabajar todos por igual? Si tú acabas de llegar, qué hicieron antes o en el colegio? Por favor no es tu responsabilidad y mira, ya son muchos años viendo a los compañeros que más se implican quemados y enfermos, que le toque empujar a otro vamos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, es un poco de intentar convencerme pero creo que no me voy a dejar, si puedo.

      Besos.

      Eliminar
  5. Eres una luchadora. Una gran profesional y aún mejor persona. Lo has hecho muy bien.

    Yo también estoy haciendo autoevaluación del curso, y hay luces muy brillantes, pero hay tantas sombras que tengo la sensación de no haber hecho casi nada bien. En fin, el curso que viene será otra cosa. Mejor, espero.

    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es mi sensación. La de haber hecho muchas cosas mal.

      Besos.

      Eliminar
  6. Ro...Tu no puedes quedarte con esa sensación. Transmites preocupación por tus alumnos. Y si alguna vez dudas de que haces todo ( y más ) por ellos, no tienes más que mirar hacia atrás y ver lo que alguna vez han estado contigo en clase te dicen!!! Eres una gran profe.
    Por otro lado, eres nueva en el centro y...se aprovechan de eso y de que saben que eres buena profe, implicada, y que intentarás todo y más con tus alumnos. Pero recuerda siempre que estas en una fina línea, entre implicarte y quemarte, y otros futuros alumnos se merecen la mejor versión de ti.
    Besos y disculpas si no he sabido explicarme bien.

    ResponderEliminar
  7. Ay Ro, si es q te pasas de buena. Yo intentaría no darles, nada más empezar ya vas a estar cabreada y preocupada por hacerlo bien con ellos, y en el instituto hay más profesores, y también más alumnos que seguro que también te necesitan. Bueno, que sea lo que tenga que ser 😘😘😘

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Cuéntame...

Entradas populares de este blog

Letras o ciencias

Tengo un cabreo monumental. Es de esos que te dura media vida, pero esta semana lo tengo recién despertado y con ganas de guerra.



Si pensáis que según el sistema educativo actual no existe la eterna división entre ciencias y letras, estáis completamente equivocados. Largos nombres, muchas palabras, para acabar diciendo prácticamente lo mismo de siempre. Lo mismo, pero con algunos matices, claro.
Cuando yo estudiaba el BUP, hace ya una eternidad, en tercero, escogíamos si nos apetecía más estudiar letras (puras, como fue mi caso, o mixtas, como muchos otros) o ciencias (también puras o mixtas).



Hoy por hoy, si tu hijo es un buen estudiante, sean cuales sean sus aspiraciones, sus profesores le instan a escoger en cuarto de la ESO y en Bachillerato las ciencias: Física y Química, Biología, Matemáticas. 
Las letras son para los mataos, los que no lo van a sacar, aquellos a los que les cuesta, que se vayan a estudiar cosas como el latín, la cultura clásica, la música o la plástica. Los bu…

Tortitas de avena

Algunas me habéis pedido la receta de tortitas que suelo hacer.

Y este fin de semana por fin tuve tiempo de hacer unas fotos con un poquitín de luz (no mucha, la verdad) para ilustrar la receta.

Los ingredientes.




80 grs de copos de avena.
Un huevo y 6 claras.
6 Cucharadas de queso fresco batido 0%
Una pizca de levadura.

Primero tenemos que triturar los copos de avena. Yo lo hago en la Thermomix, pero cualquier batidora de vaso os sirve perfectamente. Si tenéis harina de avena, no será necesario, claro.


Después añadimos el resto de los ingredientes.



Nota: no le pongo edulcorante porque no soy nada "dulce", pero podéis añadir el edulcorante que queráis.

Batimos un poco.



Preparamos una sartén que no se pegue. Yo utilizo siempre la misma. No me hace falta ni aceite ni nada.



Ponemos en la sartén unas cucharadas de la mezcla, a fuego suave y, cuando le salen burbujitas, le damos la vuelta.




Con esta mezcla me salen tortitas para dos días. Suelo hacer unas tres o cuatro para cada día.



No quererse

Hace bastante tiempo que os hablé de mis alumnos, en este caso alumnas, y las autolesiones. Creo que es algo, no sé si se podría decir que está de moda, pero sí que cada vez es más frecuente.


El curso pasado acabé muy estresada en junio. Y gran parte del problema era una de mis alumnas, una alumna que se producía a menudo unos daños tremendos en forma de cortes en piernas, brazos y tripa. Y luego, al día siguiente, venía a clase con las heridas a la vista, en una especie de alarde que a mí me dejaba confundida y que nadie entendía. Hablé cientos (literalmente) de veces con su madre, pero os diré que, como su hija daba problemas, la había mandado al pueblo con los abuelos. Hablé con sus conocidos, con sus amigos. Era un chica absolutamente tóxica con su entorno, pero especialmente con ella misma. Provocaba problemas constantemente para llamar la atención sobre su persona. Yo entendía que aquello no era una llamada de auxilio, sino un grito a pleno pulmón, pero no me dejaba acercarme. S…