jueves, 23 de junio de 2016

El examen

El día 16 de este mes, mi peque se ha presentado al examen de acceso al conservatorio de música.




En realidad, no es un examen, sino varios.

Y la hora era maravillosa: las tres y media de la tarde.

Pasó un par de días nervioso, a ratos, porque ya sabéis que a los niños todo se les pasa y se les olvida si no se insiste mucho en ello.

Y llego el día.



Tuve que pedir una hora en el trabajo para acompañarle, porque no podía dejar que me lo llevara nadie. Aunque poca compañía le pude hacer.

Aquello estaba planteado como unas oposiciones. Al llegar se pasaba lista, se les pedía entrar con el DNI en la mano, y no les volvimos a ver hasta dos horas y cuarto más tarde. A los padres no nos dejaron pasar del hall.



Primero tenía las pruebas de lenguaje musical, que eran cuatro (os lo cuento para los que no sepáis de esto, como yo hace unos meses): un dictado en el que alguien toca el piano y ellos copian la partitura; unos ejercicios prácticos; una partitura para cantar y otra partitura para solfear.

Cuando salió de los dos primeros, nos vinieron a decir que estaba muy contento, que le habían salido muy bien. Fue el pianista que le iba a acompañar en la prueba de instrumento, que es muy majo y pensó que estaríamos nerviosos.

¿Nerviosa yo? A esas horas ya me subía por las paredes.




Después llegó la prueba del instrumento. Tenía que presentar un programa de estudios y obras e interpretar lo que el tribunal le dijera. Cuando presentó las partituras, alguien le dijo que no era exactamente lo que pedían. Y él se echó a llorar. Y lloró y lloró, y siguió llorando mientras tocaba, y seguía cuando todo terminó y salió del examen.

El pianista nos insistió en que lo había hecho bien, pero en ese momento ya me daba igual. Me parecía imposible que hicieran pasar por un proceso así a un niño de 10 años, y más que nosotros hubiéramos estado de acuerdo.

El disgusto se le pasó en diez minutos, o menos, pero a mí no. No he dormido nada estos días y he estado muy nerviosa.

Ayer salieron las notas. Y ha aprobado.



Ahora lo pienso fríamente, y sé que es algo que él quiere, pero no sé si hemos hecho bien en no quitarle la idea de la cabeza cuando insistió en que quería entrar al conservatorio.

En fin, que todo terminó bien. Y ahora empieza una nueva etapa. No sé cómo le irá el curso que viene, pero ya os contaré.


37 comentarios:

  1. Me alegro muchísimo!! Y no te preocupes si es lo suyo por mucho que hubierais intentado quitárselo de la cabeza no habrías podido, te lo digo yo desde la otra parte del mundo con una madre que lo intento un par de veces y no lo consiguió jajajaja

    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, de momento parece que es lo suyo. Espero que los métodos del conservatorio no le quiten la ilusión.

      Besos.

      Eliminar
  2. Seguro que está feliz, así que habéis hecho muy bien.
    Un abrazo,
    Marialu

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando le llamé para darle la noticia tiró el teléfono y empezó a gritar. No es muy efusivo, así que creo q ue era muy importante para él, más de lo que yo pensaba.

      Besos.

      Eliminar
  3. jolines...pues si que es una pena que hagan eso con niños tan pequeños. Yo la hice cuando era peque y simplemente eran unas pruebecitas básicas de si una nota era grave o aguda o seguir el ritmo. Se supone que los niños van allí a aprender, no ya aprendidos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las pruebas básicas son para entrar en primero. Este se presentaba para acceder a tercero.

      Besos.

      Eliminar
  4. Enhorabuena!! Siento el mal trago que pasó y me parece muy duro por como lo describes, pero si le gusta y lo quiere habéis hecho muy bien en apoyarle.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estaremos ahí sufriendo en cada prueba, eso está claro.

      Besos.

      Eliminar
  5. exactamente igual que hace 30 años, me parece INCREIBLE que no hayan cambiado nada. Yo incluso me mareaba.
    Es duro, pero nos hace fuertes ;-)
    Un besazo campeones!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, lo que dicen: lo que no te mata te hace más fuerte. A mí me parece muy complicado algo así para un niño.

      Besos.

      Eliminar
  6. Bien por él y el resultado de sus examenes.. si que parece un proceso agotador!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, largo para ser niños, y muy exigente.

      Besos.

      Eliminar
  7. ¡Ay pobre! Yo lo veo salir llorando y me muero; pero claro, encima hay que darles ánimos.
    Me alegro muchísimo de que haya aprobado. Por muy duro que haya sido, al menos le ha visto la recompensa. No quiero ni pensar en que haya otros críos que hayan pasado por eso y encima les hayan dicho ¡NO! Que son niños... Ya verás como el año que viene, aunque sea duro, disfruta.
    ¡Felices vacaciones! (ya solo te queda la llorera de esta tarde ;) ¡a por ella!).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde el principio le dijimos que iba a ver qué tal, que si no aprobaba no perdía nada, pero después de prepararse tanto, de clases todos los fines de semana, de ensayos y práctica, la verdad es que tenía que aprobar.

      bEsos.

      Eliminar
  8. Enhorabuena!!!!! Me alegro mucho. Creo que te salió el momento "elquetoqueaminiñomelocomo" pensando que como le hacían eso y tu lo permitías. Mira como a él se le ha pasado ya y lo que flipo con tu hijo y que a mi me parece mas importante: Que fue capaz de seguir!!! Y qué si lo hizo llorando?? (A mi la presión también me hace llorar y alguna experiencia parecida he tenido. Hubiera sido mejor que a la primera crítica se hubiera bloqueado y no hubiera podido seguir?? Le quedan muchas críticas que manejar y me da que lo va a llevar bien!!!!
    Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad que en la vida va a tener situaciones así, y va a tener que aprender a lidiar con ellas. Se trata de una experiencia, pero me resultó complicado esta allí parada sin poder hacer nada.

      Besos.

      Eliminar
  9. Enhorabuena Ro!!! A mi se me partiría el corazón, como a ti, si fuese uno de mis peques quien hubiese pasado el mal trago. pero una vez ha terminado el proceso y sabiendo que ha aprobado... ¿no estás contenta y orgullosísima de lo que ha (habéis) conseguido? Tenía claro lo que quería, se ha esforzado, ha dado lo mejor de sí mismo, ha sufrido... ¡y lo ha logrado! Es una lección de vida valiosísima. Ya sé que podría no haber conseguido la plaza, pero lo ha hecho. Creo que lo que ha aprendido es incluso más importante que la plaza en sí.
    Felicidades por lo bien que lo haces, aunque tú misma lo dudes a veces.
    Un beso,
    Beatriz

    ResponderEliminar
  10. ¡Enhorabuena, Ro! A ti y a él.
    Estoy alucinando. He de confesarte que se me ha puesto un nudo en la garganta imaginándome a tu hijo llorando mientras tocaba... Creo que tiene más mérito aún... Se esforzó y lo consiguió, a pesar de los nervios y del llanto. Dice mucho de él. Es un valiente.
    Al final, valió la pena tanto esfuerzo ¿no?
    Ahora a disfrutar las vacaciones (merecidas), es lo que toca...
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al final valió la pena, aunque yo pensé desde el primer momento que no aprobaría. Y sí, lo hizo bien a pesar de todo.

      Besos.

      Eliminar
  11. Es un gran esfuerzo, para él y para vosotros, pero si es algo que realmente desea seguro que todo será para bien. Siempre le quedará esa formación si luego decide que no es su camino. Enhorabuena y a coger energías para el curso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que todo le irá bien. Ahora no hemos vuelto a sacar el instrumento de la funda, por lo menos hasta el 1 de julio no le voy a decir que practique, porque han sido unos meses duros.

      Besos.

      Eliminar
  12. ¡Enhorabuena! Me parece que tuvo una actitud de profesional, a pesar del comentario negativo, él demostró su saber hacer y profesionalidad, aunque las lágrimas mostrasen su rábia.

    ¡Olé por la madre y por el hijo!
    Besos

    ResponderEliminar
  13. ¡Qué bien! Se lo merece seguro, y cuánto mérito, suyo y tuyo por los nervios que pasarías.
    Es precioso que los niños vean en la música un referente.
    Besos, y me alegro, Ro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta, cada vez más, lo que la música le aporta.

      Gracias.

      Eliminar
  14. : )
    Ahí está!

    Lo consiguió.
    Te he de decir Ro,que en el mundo de la enseñanza musical hay mucha parte poco didáctica.
    Y luego vendrán las pruebas de paso de grado,etc.
    De mayores las pruebas para tocar en un sitio u otro...
    ...pero si es lo suyo y le gusta...palante.
    Yo tengo tres y ahí vamos...

    Ánimo!
    Y felicidades al músico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sé que en los conservatorios hay cosas muy extrañas, al menos por lo que he oído, así que tendremos mucho por aprender...

      Besos.

      Eliminar
  15. No entiendo a los conservatorios y esos métodos, pero me alegro d q tu niño haya aprobado y tú has estado apoyandole, eso lemda fuerzas. Muak

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, apoyo, todo. Pero ha sido duro para un niño.

      Besos.

      Eliminar
  16. Enhorabuena, se lo merece. Y yo creo que sí habéis hecho bien si es lo que él quiere. A veces se llora simplemente como respuesta a la tensión y con un examen así seguro que había mucha. Puede que no fuera más que eso. En todo caso, felicidades por el aprobado ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se lo merece un montón, porque ha sido mucho esfuerzo, y a largo plazo, que es algo que los niños no entienden. Supongo que es una experiencia para la vida.

      Besos.

      Eliminar
  17. Muchísimas felicidades!!! del trago de hacer la prueba llorando, mejor ni hablar....besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también prefiero ni acordarme.

      Besos.

      Eliminar
  18. Es lo que quiere Ro. Así que yo creo que habéis hecho bien. Eso sí, ser músico es muy duro... Pero si es lo que quiere, repito... :) Dale la enhorabuena a mi violista favorito <3

    ResponderEliminar
  19. Sufrimos más nosotros por ellos que ellos mismos.
    Y es obvio que es lo que quiere.

    ResponderEliminar

Cuéntame...