Ir al contenido principal

Calendario de Adviento

Hoy, día 1 de diciembre, empezamos la cuenta atrás para Navidad, a pesar de que los grandes almacenes y centros comerciales lleven en ello ya casi un mes.



El origen del calendario de Adviento parece estar en Alemania, donde se realizaba una cuenta atrás desde el primer domingo de Adviento hasta el día de Nochebuena encendiendo una vela cada día.

Ya en 1920 aparecieron los primeros calendarios impresos con puertas o casillas, parecidos a los que venden ahora llenos de dulces o chocolates.



Desde ahí, hemos llegado a la actualidad, en la que tenemos calendarios de todo tipo.




De los que he visto por ahí, unos más sencillos y otros el colmo de la sofisticación, el que más me gusta es este, porque simplemente tiene unos bolsillos con adornos que se van añadiendo al árbol a medida que nos vamos acercando a la Nochebuena. Además, no ocupa espacio y se puede guardar fácilmente de un año a otro.



También me gustan, desde siempre, los que ya se han convertido en clásicos y que hemos tenido en casa en los últimos años: los de Lego o Playmóbil.

Yo este año no he comprado ninguno, especialmente porque mis hijos no le dan ninguna importancia a esto del Calendario, y el pequeño sí juega con Legos pero el mayor ni eso. Pero si lo hiciera, compraría elegiría uno de estos dos.




Lego City - Calendario de Adviento



LEGO Star Wars 



Playmobil.

Y vosotros, ¿ponéis en casa un calendario de adviento?

Comentarios

  1. Yo le he puesto el primero a Sara este año, hecho por mí.

    ResponderEliminar
  2. Pues yo no, Ro...hasta que Asier me lo pida. Y si no me lo pide, no seré yo...jajajaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja. Yo sí lo hacía, pero ahora no quieren...

      Besos.

      Eliminar
  3. Yo soy muy fan de estos calendarios, hoy Vega ha sacado su primera muñequita del suyo ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me parecen muy ilusionantes.

      Besos.

      Eliminar
  4. Yo nunca he puesto un calendario de adviento (ni creo que lo vaya a poner). Lo único que hemos hecho es comprar calendarios de adviento con chocolate en el supermercado, para comer una minichocolatina cada día... jeje.

    No tenía ni idea de que Lego y Playmobil hiciesen estos calendarios. En mi casa somos muy fans de Playmobil y mi hija tiene muchos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que hace mucha ilusión abrir cada día una figurita, pero a mis hijos les llamaba más la atención el tema de las chocolatinas.

      Besos.

      Eliminar
  5. Suelo hacer los calendarios de adviento con mi peque, lo preparamos como una manualidad y luego meto unos dulces dentro y a partir de hoy hasta Navidad la espera se hace más dulce, de todas formas después de ver el de Playmobil no descarto hacerme con él algún año porque es una monada.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Hola Rosana soy Patry y me has tocado en el swap de anita!!! que sepas que estoy recabando información para tu swap!!! Encantada!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa. Me alegro un montón. Aún no he tenido tiempo de investigar por ahí, pero lo haré.

      Besos.

      Eliminar
  7. ¡Hola! No sabía que había calendarios de Adviento de Lego :o
    Yo no suelo poner calendarios; no sé porqué.
    Un saludo ^^

    ResponderEliminar
  8. Los míos se comen el chocolate y si te he visto no me acuerdo....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los míos se comían el cocholate, pero ahora ya ni se han acordado. Este es el primer año que no tenemos calendario. También es porque yo no estoy muy animada.

      Besos.

      Eliminar
  9. Tengo uno de tela con bolsillos desde hace años y estas Navidades se estrenará mi hijo con él, no sé sí tendrá paciencia o le dará igual... Cuando venga de la guardería lo comprobaremos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De muy peques no tienen paciencia y luego ya no les hace ilusión. Son pocos los años que lo disfrutan.

      Besos.

      Eliminar
  10. en mi casa se hacía lo de las velas, una por cada domingo, pero aquí descubrí los de chocolate y ÑAM x)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad que los de chocolate son muy apañados.

      Besos.

      Eliminar
  11. Tenemos uno de Playmobil que compraron mis padres a las gallis, es a partir de 18 meses pero evidentemente la principal interesada y única emocionada soy yo... Al franchute le he rellenado los sobres que preparé con paquetes de galletas, caramelos, Mentos, chocolate (hasta tabletas enteras...) ... Será feliz ... Con esa intención está hecho. Muaccc

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto. Yo he tenido de Lego y la principal interesada y emocionada era yo.

      Besos.

      Eliminar
  12. Yo acabo de solucionar el tema con un diy sacado de la manga con restos de cositas de manualidades que tenía en el hogar. El resultado está en instagram ; )
    La enana no puede comer chocolate todavía, asi que esos los descarté,luegi se me antojo uno de fieltro pero la enana se puso malita y yo también y no pude ir a por él. Ahora que ya estamos las dos en plena forma me dio pena que volviera de la escuelita y no viera na. Así que ponte uno en un ratito.
    El de legos me acaba de dejar flipada, lo quiero.

    ResponderEliminar
  13. Mi madre no tenía con nosotros ninguna tradición especial en Adviento, pero luego me llegó el turno a mí y empecé a hacerlo: velas, lecturas, pequeñas chuches... Y este año no me ha dado tiempo a hacer nada. Ni ganas tengo de pensar en el árbol para este puente. A ver si me animo mientras llega.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los míos no tienen mucho interés este año, y a mí estas navidades son las que menos ilusión me hacen desde hace muchos años.

      besos.

      Eliminar
  14. Cada vez me llaman más la atención estos calendarios, pero en mi casa es que no se estila para nada.
    Me gusta especialmente el de ir colocando adornitos en el árbol, es monísimo!
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me parece el más chulo.

      Besos.

      Eliminar
  15. Hola guapa,,yo de chocolate no que me lo como jajjaja,,me gusta mas los de telita esos caseros con una nota dentro cada dia y a poder ser que se cumpla,,,un beso

    ResponderEliminar
  16. A mi me encanta tener uno cada año, pero este año me ha pillado el toro... :(
    Besos!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Cuéntame...

Entradas populares de este blog

Letras o ciencias

Tengo un cabreo monumental. Es de esos que te dura media vida, pero esta semana lo tengo recién despertado y con ganas de guerra.



Si pensáis que según el sistema educativo actual no existe la eterna división entre ciencias y letras, estáis completamente equivocados. Largos nombres, muchas palabras, para acabar diciendo prácticamente lo mismo de siempre. Lo mismo, pero con algunos matices, claro.
Cuando yo estudiaba el BUP, hace ya una eternidad, en tercero, escogíamos si nos apetecía más estudiar letras (puras, como fue mi caso, o mixtas, como muchos otros) o ciencias (también puras o mixtas).



Hoy por hoy, si tu hijo es un buen estudiante, sean cuales sean sus aspiraciones, sus profesores le instan a escoger en cuarto de la ESO y en Bachillerato las ciencias: Física y Química, Biología, Matemáticas. 
Las letras son para los mataos, los que no lo van a sacar, aquellos a los que les cuesta, que se vayan a estudiar cosas como el latín, la cultura clásica, la música o la plástica. Los bu…

Tortitas de avena

Algunas me habéis pedido la receta de tortitas que suelo hacer.

Y este fin de semana por fin tuve tiempo de hacer unas fotos con un poquitín de luz (no mucha, la verdad) para ilustrar la receta.

Los ingredientes.




80 grs de copos de avena.
Un huevo y 6 claras.
6 Cucharadas de queso fresco batido 0%
Una pizca de levadura.

Primero tenemos que triturar los copos de avena. Yo lo hago en la Thermomix, pero cualquier batidora de vaso os sirve perfectamente. Si tenéis harina de avena, no será necesario, claro.


Después añadimos el resto de los ingredientes.



Nota: no le pongo edulcorante porque no soy nada "dulce", pero podéis añadir el edulcorante que queráis.

Batimos un poco.



Preparamos una sartén que no se pegue. Yo utilizo siempre la misma. No me hace falta ni aceite ni nada.



Ponemos en la sartén unas cucharadas de la mezcla, a fuego suave y, cuando le salen burbujitas, le damos la vuelta.




Con esta mezcla me salen tortitas para dos días. Suelo hacer unas tres o cuatro para cada día.



No quererse

Hace bastante tiempo que os hablé de mis alumnos, en este caso alumnas, y las autolesiones. Creo que es algo, no sé si se podría decir que está de moda, pero sí que cada vez es más frecuente.


El curso pasado acabé muy estresada en junio. Y gran parte del problema era una de mis alumnas, una alumna que se producía a menudo unos daños tremendos en forma de cortes en piernas, brazos y tripa. Y luego, al día siguiente, venía a clase con las heridas a la vista, en una especie de alarde que a mí me dejaba confundida y que nadie entendía. Hablé cientos (literalmente) de veces con su madre, pero os diré que, como su hija daba problemas, la había mandado al pueblo con los abuelos. Hablé con sus conocidos, con sus amigos. Era un chica absolutamente tóxica con su entorno, pero especialmente con ella misma. Provocaba problemas constantemente para llamar la atención sobre su persona. Yo entendía que aquello no era una llamada de auxilio, sino un grito a pleno pulmón, pero no me dejaba acercarme. S…