jueves, 5 de noviembre de 2015

Duele

Pensaba que a estas alturas, con el peque a punto de cumplir diez años, estaba ya vacunada contra todo. Estos diez años han sido todos, año a año, mes a mes, semana a semana y día a día una lucha; una lucha a veces muy dura, porque los progresos con él se ven a veces algo, en ocasiones nada y otras veces parece que caminamos como los cangrejos.

Sin embargo, en estos días, estábamos algo más tranquilos, como si las cosas fueran solucionándose poco a poco y hubiéramos dejado atrás alguna etapa de las duras.

Pues no. ¡Qué equivocada estaba!

https://es.pinterest.com/pin/392165080031007396/


Ayer mi niño fue a una excursión. Estaba contento, pero lo justo. No le gusta el cole, ni nada que se relacione con él, incluyendo cualquier extraescolar, salida o excursión. No le he visto nunca emocionado o nervioso por ir a algún sitio con sus compañeros de clase.

Pues bien. Lo que más le ilusionaba, eso sí, es que había hecho todos los deberes el día anterior y le había prometido ir al cine, aunque fuera en día de diario, aprovechando la Fiesta del cine.

Íbamos en el coche y le iba preguntando dónde había estado, qué había hecho, y él me iba respondiendo como hace siempre que le pregunto por el cole, como quien rellena un cuestionario, rápido y breve.

Y de pronto se acuerda del autobús, que es quizá lo que más les gusta de estas cosas.

- Ah, mamá, OTRA VEZ me tocó sin pareja en la excursión. La profe dijo que iba a hacer las parejas ella, pero luego dejó que nos pusiéramos con quien quisiéramos, y a mí me tocó solo porque éramos impares.



No le dio importancia, y ya he aprendido a callar y a intentar que no se me note cuando me quemo por dentro.

- ¿Entonces te sentaste con la profe?

- No, ya te lo he dicho, me senté solo.

Desde ese segundo no he podido quitármelo de la cabeza. Porque lleva ocho años en el colegio, y en estos años podría contar con los dedos de una mano las salidas en las que ha coincidido que ha tenido pareja en el autobús, y necesitaría unas cuantas manos para decir las ocasiones en que ha tenido que ir solo, o ha sido la pareja de la profesora.

Mañana tocará reponerse y seguir luchando, un día más. Pero hoy... hoy perdonadme, pero no puedo evitar llorar de rabia.


56 comentarios:

  1. Joder Ro! Q agobio, yo no sé cómo aguantas y no vas a ese colegio del infierno y te lías a hostias...Todo el apoyo y el amor del mundo como siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver, el niño es poco sociable, eso es la verdad, pero es que en el cole no ha habido nadie que le haya cogido el aire.

      Besos.

      Eliminar
  2. Llora hoy.Mañana sigue moviendo Cielo y Tierra para que no vuelva a pasar.Tú puedes y sabes hacerlo.Estoy segura.Con serenidad.
    Todo mi apoyo y empatía,Ro!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes que no soy de respuesta rápida sino meditada, y he hablado ya con la profe, pero una nunca sabe cómo hacerlo bien.

      Besos. Y gracias.

      Eliminar
  3. Jo...
    Vaya con la profesora,si se la puede llamar así...

    Ánimo Ro,desahógate y como dice Blogos,ponte manos a la obra.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ella es nueva de este año, y es cierto qeu él no hace mucho por socializar.

      Besos.

      Eliminar
  4. Siempre es mejor estar solo que mal acompañado, pronto pasará al insti y si no es allí será más adelante, pero algún día encontrará amigos de verdad, porque es un solete y se le nota.

    Si te hace sentir mejor, el Sr. Torres era igual y mira qué bien ha salido :)

    ánimo, ro!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé cuándo será, lo que sí sé es que no tiene ni un amigo, uno de verdad, en el colegio.

      Besos.

      Eliminar
  5. No puedo evitar responder y opinar porque el dolor ajeno me duele y más en este caso ,un niño,un asiento,vacío .
    Al tener dos hijos de 11y 14 he pasado por esto también.
    Te lo digo como lo pienso ,como hemos actuado nosotros. No puedes cambiar o intervenir en como actúan los demás porque no estás en sus mentes pero lo que sí puedes hacer es reforzar a tu hijo y con ello le refuerzas para toda la vida y tienes dos formas de reaccionar : lamentarte y hundirte pensando que el mundo está contra tí o hacerle fuerte dando importancia a lo que realmente lo tiene y desdeñando a lo que no aporta nada. Está claro que los adultos tenemos medios o herramientas para defendernos de esto pero los niños no las suficientes pero aprenden ,no son tontos . Pues yo no le daría ninguna importancia al asiento vacío de su lado sino a todo lo que vio ,sí le gustó , a las vistas del viaje ¿Por qué dejar que nos afecte un asiento vacío? Hay que dar vuelta a los pensamientos negativos,esos que nos carcomen y nos hacen sufrir inútilmente. Es mejor decir: ¡ Ellos se lo pierden! Disfrutar de tu compañía es lo mejor!!.
    Dices que esto se repite ¿Has valorado cambiarle de colegio? A los míos les cambié el curso pasado ,estaban deseando irse del anterior donde había gente despreciable en comportamiento y ya no me gustaba el plan (no)educativo,así que después de estar desde los 3 años en el mismo colegio , están felices con el cambio y si yo lo sé ,antes les hubiera cambiado.
    Cómo veo que eres lectora te recomiendo La inutilidad del sufrimiento ,un libro de María Jesús Alava , muy ilustrador ,se aprende mucho con este libro ameno y práctico .
    Espero haberte aportado algo con mi opinión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He valorado, una y mil veces, cambiarle de colegio, pero tengo miedo de que el problema siga en cualquier lugar a donde vaya, y también de que pongamos las cosas fpeor. Además, por cuestiones organizativas, no puedo llevarle casi a ningún otro sitio, porque el mayor me lo lleva al cole y éste le pilla de camino.

      Besos.

      Eliminar
  6. Como ha dicho Remorada, seguro que acaba encontrando su sitio, todavía es muy pequeño. Seguro que recuerdas a alguien que en el cole era el "rarito" y lo vuelves a ver con el paso de los años y está genial.
    Hago una pregunta, qué opina su profesora de esta situación?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene que acabar encontrarndo el lugar para él, está claro. Es raro, porque lo es, y eso no lo he negado nunca. Me cuesta entenderlo a mí y soy su madre...

      La profesora, pues bien, fui a hablar con ella, y como no quiero que me lo etiqueten, y es su nueva profesora, le pregunté que cómo lo veía en clase, le dije, así como de pasada, que había tenido problemas y que no socializa muy bien. Me dijo que le ve muy contento, que es muy rico, que parece estar bien, feliz, en su mundo, porque es muy despistado pero feliz. Y eso me pareció bien aunque sé que no es toda la verdad, pero si ella, que le conoce de un par de meses, dice que le ve contento en clase, no puedo más que estar contenta yo.

      Besos.

      Eliminar
  7. Siento mucho que ocurra esto y solo decirte que te mando un abrazo muy fuerte. Por otro lado si él no le da importancia haces bien en guardar tu enfado, de todas formas no entiendo la posición de la profesora, como profesora no la valoro porque desconozco su trabajo como calidad de persona me parece que deja mucho que desear.
    Besos y abrazos. Animo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, él lo mencionó de pasada y no le voy a sacar el tema bajo ningún concepto, pero eso no quita para que se me parta el corazón.

      Besos.

      Eliminar
  8. Ánimo, mucho ánimo. Pienso, como también han apuntado más arriba, que quizás cambiarle de colegio pudiera mejorar las cosas. ¿Por qué no se lo plantean? Es sólo una sugerencia. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo del cole lo he pensado mil veces, pero ya no lo voy a hacer, porque las circunstancias me lo ponen bastante difícil y le quedan dos cursos en el cole.

      Besos.

      Eliminar
  9. Joder Ro, me duele a mí y no lo conozco. Luego seguro que se lo leo a Juan, porque él siempre me cuenta cosas así de injustas, de crueles, de niños a los que no conozco y me apetece abrazar y hoy seré yo la que le cuente esta historia. Cuanto te leo a ti o le escucho a él pienso que si todos los profes sintiesen como vosotros tendríamos un mundo mejor. Me has hecho llorar y te deseo que poco a poco tu chico vaya encontrando su lugar en el mundo.

    Un beso gordo. Y tengo un email que contestarte, a lo largo del día... ;) Mua!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que hacen falta profes como tu Juan, que les quieren, les entienden como personas y no como cosas pequeñas a las que hay que moldear. Creo que me entiendes. A mi peque le va a costar encontrar su lugar, es cierto, porque es un niño difícil.

      Besos.

      Eliminar
  10. Se me ha encogido el corazón, bonita!!! Pero creo que tu chicarrón tiene carácter y no necesita a sus supuestos compañeros.
    Si lo pasa mal cole nuevo y vida nueva, no?? Y si le da igual, no hay problema, ya conocerá gente que merezca la pena, no te agobies.
    Un abrazo,
    Marialu

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene carácter, a veces demasiado. Y su vida interior es muy rica, a veces creo que necesita demasiado poco de los demás, y ese puede ser su problema, porque le cuesta amoldarse a los que le rodean. Lo del cole nuevo es complicado, además, ya digo que parece que está mejor de lo que ha estado, poco a poco.

      Besos.

      Eliminar
    2. Pues tú misma lo dices, poco a poco (aunque entiendo tu malestar)

      Eliminar
  11. Habla con la tutora de tu niño, porque creo que debería implicarse en ese asunto ya que ella es la que mejor sabe lo que sucede en su aula. Si ves que no da resultado, habla con el equipo directivo, porque en una escuela y con niños pequeños hay ciertos temas que tienen que resolverlos entre todos.
    Un beso enorme para los dos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He hablado con ella, precisamente la semana pasada, y no sé, quizá ella no lo dé importancia, como no se la da tampoco el niño.

      Besos.

      Eliminar
  12. Ay Ro, no me extraña, esas cosas duelen mucho. Creo que en este caso la que lo hace fatal es la profesora. Hace falta tener poca sensibilidad y empatía con tus alumnos para ver que un niño se queda varias veces sin pareja y no hacer algo. Es fácil solucionarlo poniendo ella las parejas.
    Creo recordar que siempre que has contado cosas así del cole de tu pequeño he pensado lo mismo. En fin. Al año que viene le toca cambio al instituto ¿verdad?, igual ahí encuentra su sitio.
    Un beso enorme y mucho ánimo, entiendo tu rabia perfectamente

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que no se dio cuenta, de verdad, porque le pregunté hace exactamente una semana por las relaciones del niño, por qué tal se llevaba con sus compañeros. Me dijo, como me decía la anterior, que está a gusto en clase y que sus compañeros le aprecian, que eso se nota. Lo mismo me estuvo diciendo la anterior durante dos años, pero eso yo no lo veo en ningún comentario del niño, y me choca.

      Está en quinto, le falta aún otro año de cole.
      Besos.

      Eliminar
  13. Duele, y mucho, es el peor dolor de corazón que podemos tener, ni comparable a la ruptura amorosa peor del mundo entero. Sobretodo duele la impotencia que tenemos, no poder hacer nada directamente, como ir al niño que le hace la vida imposible y cantarle las cuarenta....
    Mi mayor tiene seis años y un carácter dulce y tranquilo, este trimestre estamos empezando con éstos malos rollos y te entiendo, hay noches que ni puedo dormir dándoles vueltas al asunto.
    Tenemos que crear un grupo o una página web, algo, que podamos darnos ánimos e ideas, por lo que veo, es un mal muy común y que sufrimos muchas.
    Un beso enorme y todo mi apoyo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un dolor muy fuerte, es cierto. Y sí, deberíamos crear una comunidad para esto.

      Besos.

      Eliminar
  14. Uf....me dejas de piedra, me imagino el dolor...piensa que él no le ha dado importancia, es un pequeño consuelo.
    Muy duro, los hijos duelen tanto...
    besos
    Diana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los niños suelen un montón. Ay.

      Besos.

      Eliminar
  15. Pero Ro... ¿Él quiere sentarse con alguien? Porque si no le ha dado importancia, es que le da igual...
    Lo digo porque sé de casos en que le daba lo mismo, porque no tenía especial interés en que se sentase ninguno al lado suyo. De hecho prefería sentarse solo que tener al lado a un compañero que no quería estar ahí o que le estuviera molestando...

    No sé el caso concreto de tu niño, pero a veces simplemente no son sociables y se expresan de otra manera. Ya encontrará su gente y sus amistades. Todos no estamos hechos igual, aunque los que nos quieren crean que estaríamos mejor de otra forma XD

    Igual si se fuerza la situación y le sientan a alguien que quiere estar con otra persona, se empeora porque él pasa el camino incómodo o se genera en el obligado un sentimiento de rabia.

    Lo de sentarse con la profesora, pues bueno... Hay quien prefiere sentarse solo, que ser "el niño de la profesora"...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece muy acertada tu reflexión. Mira, este año los mezclaron entre ellos, después de siete años juntos, hicieron grupos mezclados con la otra clase, y a mi hijo no le importó en absoluto, mientras muchos de sus compañeros lloraban y maldecían porque no les había tocado con este o aquel. Mi hijo no es sociable, nada, y tiene un odio tal al colegio que preferiría quedarse en casa en cualquier circunstancia, aunque le plantearan ir con sus compañeros al mejor parque de atracciones del mundo.

      Gracias por tu comentario, porque me hace ver las cosas mucho más claras.

      Besos.

      Eliminar
    2. Pues me alegra muchísimo que me lo hayas dicho, Ro. ¡Besos mil!

      Eliminar
  16. Ay ro! Yo me siento como tú pero en la guarderia, lo q me queda por sufrir! Mucho ánimo, yo creo q aún no ha encontrado a los amigos de verdad. Y como profesora me oarece fatal que no los empareje ella. O que los siente atrás que siempre hay espacio para más y así no se queda solo. Pero si los adultos actuamos así...los crios normal que no alrendan a incluir a los demás. Muak

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues te queda un largo camino por recorrer. Afortunadamente, hemos trabajado tanto la autoestima del niño que no creo que se vea afectada por estas cosas. Pero duele, mucho.

      besos.

      Eliminar
  17. las lagrimas ,me salen...tengo una hija de 5 años y por nada del mundo me gustaría que me contara eso...
    rebela te contra el mundo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estas cosas son las que no queremos que vivan nuestros hijos, pero siempre hay alguien así, en todas las clases, en todas partes, es inevitable, y le ha tocado al mío.

      Besos.

      Eliminar
  18. Es durísimo e incomprensible. MIs padres pasaron por esto conmigo, ya lo he contado alguna vez, y mi madre, que no era tan templada como tú, iba al colegio cada dos por tres y la liaba parda. Eso frenó el acoso, pero no hizo que hiciese amigos, así que... xD Más adelante, bastante más, como dice Papish, cambié el chip, fui algo más sociable, y después encontré a "mi gente", gente con la que estaba a gusto. Pero claro, hoy por hoy lo que tú sabes es que tu niño va solo en el bus. Y yo no lo entiendo. Ni en este caso ni en el mío ni en otros. ¡Yo me iría sentada al lado de tu niño hasta el fin del mundo! :(

    Un abrazo fuerte, cielo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que le afecta algo, un momento, quedarse solo en el autobús, pero hasta cierto punto. ESta tarde, así de pasada, le he dicho si le apetecía celebrar su cumple con los niños del cole o si lo celebrábamos solo con los amigos que tiene (hijos de amigos nuestros). Lo ha pensado un rato, ha dicho: solo con amigos. Y luego ha vuelto y ha rectificado. Bueno, si puede ser, lo celebro dos veces, con amigos, y con los compañeros del cole. Así que así será. Porque yo me estaba planteando dejarme de tonterías y no celebrar con nadie del colegio. Pero lo haré, por lo que lo hago siempre, por él.

      Besos.

      Eliminar
  19. Hola Ro, soy una lectora anónima y esporádica, y no soy madre, aunque sí fui alumna acosada de los 13 a los 17 años. Lo pasaba muy mal en el colegio, pero peor lo pasaba en casa porque me sentía incomprendida y totalmente abandonada a mi suerte, por más que lloraba y lloraba nadie me hacía ni caso, todo eran "cosas de la edad". Quería contarte que cambié de colegio tres veces antes de llegar a la universidad y en mi experiencia personal, cuando uno no es precisamante la alegría de la huerta, ser el nuevo en un grupo que se conoce de toda la vida NO AYUDA, te hace más vulnerable. Yo soy bastante maja cuando quiero, pero extremadamente tímida, y me costaba la vida relacionarme con desconocidos, incluso después de emanciparme, trabajar de cara al público... hace unos años adopté un perro que me tiene loca de amor, jejeje, y que es una fuente inagotable de anecdotas divertidisimas, así que además de disfrutarlo en directo cuando estoy con gente nueva y no me encuentro cómoda cuento las chorradas que hace el peludo y te juro que es como si saliera el sol después de la tormenta, a todo el mundo le chiflan sus historias. Si la vida fuera del cole de tu hijo es lo bastante variada e interesante, y por lo que cuentas así lo parece, acabará encontrando su "perro" y todo será mucho más sencillo. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario. La vida de mi hijo intentamos que sea lo más rica posible. El cole no le gusta y no le va a gustar, lo he asumido. Así que el resto de su vida es todo lo feliz que puede ser, o al menos sus padres intentamos que así sea, además de ofrecerle actividades variadas para que encuentre otra gente, otras vías... No todo el mundo tiene facilidad para hacer amigos, ni para relacionarse. Mi hijo no es tímido, tiene una personalidad muy fuerte y eso no le ayuda precisamente, porque le cuesta muchísimo ceder, jugar a lo que los demás quieran, porque ademés es un poco raro. Pero no importa, porque no todos tenemos sque ser iguales.

      Gracias por tu comentario. Creo que necesitaba que alguien me dijera lo que me has escrito.

      Eliminar
  20. Hola, soy seguidora de solo lectura pero este post me ha producido un nudo en el estómago porque yo tengo un hijo que le pasa lo mismo que al tuyo, el mío tiene ya 15 años, está en 4º de la ESO y nunca ha sido sociable, en el colegio un grupito de madres nos quedábamos con ellos en el parque charlando mientras merendaban y a mi hijo no le quedaba mas remedio que estar, pero se aburría. Con 8 años le llevamos al psicólogo y le hicieron las pruebas de superdotación y lo es, su problema es que los niños de su edad no tienen los mismos intereses que él y le aburren, él prefería estar en casa viendo un documental de la carrera espacial que en el parque jugando, claro que cuando les hablaba a sus amigos de los cohetes, estos flipaban en colores, normal. Nunca le ha gustado ir al colegio ni ahora al instituto y busca siempre cualquier excusa, le duele la cabeza, la tripa, ... ya sabes, para no ir. Hace unos años, 2 ó 3, empezó a jugar en el ordenador por internet con gente y se ha hecho un grupito de amigos, el problema es que viven lejos unos de otros y verse es complicado pero alguna vez han quedado para conocerse fueron al cine y cuando le pregunte a mi hijo si iban a quedar mas me dijo que no, que en la calle no les gusta quedar por que se aburren y prefieren estar en casa jugando y charlando. Sinceramente no sé si es bueno o malo que esté tanto rato en el ordenador pero sé que está con gente, tengo otra hija de 19 años, que a la edad de mi hijo estaba todo el día por ahí con sus amigos, ¿es diferente? la verdad no tengo ni idea pero por lo menos sé que no está solo. Menudo rollo estoy metiendo, espero que te ayude en algo, aunque sé también que es muy difícil. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que me ayuda, y mucho. Veo reflejado a mi hijo. El mío mayor tiene los mismos amigos desde infantil, los ha ido aumentando pero todos siguen siendo amigos, sale mucho, solo piensa en salir, con catorce años, es lo que consideramos normal. Sé que su hermano no va a ser así, pero me da pena.

      Besos.

      Eliminar
  21. Hola Ro, aunque hace ya muchos años viví una experiencia similar cuando a los siete años nos trasladamos del pueblo a vivir a Madrid. En el colegio al que fuí, por diversos motivos no logré hacer amistad alguna, intentaba relacionarme a mi modo. Salir al recreo me resultaba un suplicio pues la mayoría de las veces me quedaba sola. Pensaba que el profesorado de entonces, salvo excepciones que yo no conocí, era poco sensible para detectar este tipo de "problemilllas" con los alumnos. A mis padres me daba vergüenza contarles lo que me pasaba en el colegio y porque pensaba que ellos no podrían ayudarme. Después de cuatro años mi vida dío un giro de 360 grados cuando nos cambiamos de domicilio y de colegio también.
    Entré en un colegio que era nuevo, todos los alumnos éramos nuevos y no había grupos preestablecidos. Aunque me consideraba un poco insociable, logre hacer amigos y mis recuerdos de ese año son felices, al igual que los del Instituto en los años siguientes.
    Yo creo que lo importante es que tu hijo sea feliz esté donde esté y si de alguna forma sientes que no es así, sería importante saber porque.
    Un abrazo y mucho ánimo. Elena


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Elena, por tus palabras. Lo mejor es sque este tipo de cosas él sí las cuenta en casa, y lo hace como de pasada, sin darle mucha importancia, aunque es cierto que yo estoy esperando cualquier señal, una palabra, un "hoy he jugado con..." lo que sea, y no hay manera.

      Besos. Y gracias.

      Eliminar
  22. Yo no diría que tu niño es raro. Es poco común, independiente en sus gustos y suficientemente fuerte para no renegar de ellos. Yo también he sido y sigo siendo poco sociable, no me gusta que me manipulen y que tenga que gustarme lo mismo que a los demás. Y también me pasaba de niña, quizá entonces tenía más seguridad en mi misma que ahora. Y como ya han apuntado por ahí, quizá también está más cómodo manteniendo cierto espacio. Le ha pedido alguna vez a alguien que se siente con él? Porque la respuesta puede ser muy reveladora...
    Yo no tuve grandes problemas, pero corté de raíz con quien me los provocaba cuando me sentí suficientemente fuerte para hacerlo. Él también lo hará, dale tiempo.
    Y si te sirve de algo, me pasé todo el viaje de fin de curso en autobús a Pirineos sola, leyendo un libro que me prestó mi profesora porque había olvidado coger uno. Y fue voluntario, había sitio para que no tuviera que compartir y nadie me interrumpía.
    No te preocupes más de lo necesario. Y no lo cambies de colegio, eso sólo seria una huida hacia delante.
    Besos, Susana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Susana. Mi chico es diferente, está claro. Me ha costado mucho asumirlo. Todos lo somos pero él tiene muchas cosas que lo hacen distinto, incluyendo sus escasas habilidades sociales. Creo que no le da la importancia a todo esto que le doy yo como madre, y veo en tu ejemplo un poco a mi hijo, no con un libro, pero si le dejas un aparato electrónico, le sobra todo.

      Besos.

      Eliminar
  23. Ay Ro, tú lo pasas mal, y te aseguro que todos nosotros cuando lo cuentas también. Mi hija tuvo una época en la que no iba sola en el autobús, pero iba con la/el que nadie quería, o la cogía alguna de sus "amigas" para hacer rabiar a otra, hasta que encontró su camino, cuando ya la daba por perdida y pensaba que con suerte haría amigos de verdad en la universidad. Creo que ya te lo he dicho, pero ten muy en cuenta una cosa, ¿él lo considera un problema? Si la respuesta es no, no existe el problema. Y dices que a tu hijo le cuesta socializar, pero es amigo de los hijos de conocidos vuestros, luego es capaz de entablar relaciones. Ya sé que suena muy fácil, pero ya verás como sale de esto.
    Lo que más me joroba es que seas precisamente tú la madre de la criatura; tú, que serías incapaz de tratar a un niño así. La frase de que en el cole "se le ve feliz, está integrado, los compañeros le quieren y eso se nota", ¿Dónde narices la enseñan? Porque era lo que a mí me decían de una niña a la que nadie esperaba para bajar al recreo, salir de clase juntas, o hacerle un sitio en un banco. Qué asco de (ciertos) profesores. De los padres mejor no hablamos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al leerte otra vez se me saltan las lágrimas, porque él a veces parece que pase del tema y otras veces sí ve que es un problema, y ya no sabemos si pasa como mecanismo de defensa o es de verdad. Lo cierto es que es un problema, lo es, y supongo que sí, que en algún momento las cosas cambiarán, pero mientras tanto así estamos...

      besos.

      Eliminar
  24. Te leo desde hace tiempo y nunca he escrito. Pero hoy me has tocado muy de cerca. Mi hijo va con.mi sobrino a clase, a 3 de primaria, y tiene Tdha, y como es movido, nunca lo invitan a los cumples, y a mi hijo igual, porque como es su primo, para que no se entere. Pero se enteran, porque las invitaciones las reparten en clase. Y encima algunos niños van y les dicen que no los invitan por ese tema. El último cumple, los dos nos lo dijeron, c ad a uno a su made, que eran los únicos a los que no habían invitado. Y también lloré de rabia. Y mucho. Ánimo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por escribirme. Este trimestre ya han celebrado casi todos los cumples que tocaban y mi hijo no ha ido a ninguno. Ahora va a ser el de él y piensa en invitar a todos esos que no le invitan a él. No me extraña que llores de rabia, porque solo de pensar en cumpleaños, se me hace un nudo en el estómago.

      Besos.

      Eliminar
  25. Pero ¿cómo te puede pasar eso a ti?.Supongo que habrás hablado con el centro, con la tutora.
    ¿No hay otro colegio al que pueda ir?. No se, me faltan datos y se me escapa.¿Y del círculo de música que si le gustaba?

    ResponderEliminar
  26. ¡Hola!
    Te leo a menudo y este post me ha conmovido, por tu sufimiento.
    Creo que como adultos, padres, educadores queremos que nuestros hijos tengan las mejores herramientas para crecer, madurar y ser felices y cuando vemos en ellos debilidades, características o cualquier cosa que pensamos que pueden perjudicarles, nos preocupamos, desde nuestras espectativas, desde nuestros valores, muchas veces pensando su futuro.
    Y suele ser que los niños viven estas situaciones desde otro punto de vista, más pragmático, más inmediato y más normalizado.
    Pienso que tenemos que estar siempre alerta, valorar tano lo que pasa como la forma en la que afecta al niño, para poder ayudarle y protegerle. Como tú haces, dándole la impotancia que tiene, una respuesta reflexionada y tranquila, permitiéndole elegir, interviniendo solo cuando es necesario.
    Para así ir dotándole de las estrategias que le permitan vivir felizmente, contento con lo que es, con quién es y covertirse en una persona única.
    Animo, por que los hijos duelen infinito y aunque luego lo racionalicemos estas cosas que les pasan nos sacan las lágrimas sin remedio.
    Mi hijo tiene ya 18 años y al leer tu post me ha venido a la memoria, como si fuese ayer, cuando con siete años, la víspera de la excursión de fin de curso me decía "Mamá, los autobuses tendrían que tener filas de un asiento, para que no se note que no se sientan conmigo"
    A dia de hoy no es el más popular y yo diría que no tiene don de gentes. Es tímido y no habla mucho (al menos en casa) pero tiene una vida social normal, sale con sus amigos, tontea con una chica y yo le veo contento con su vida.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  27. Joder, entiendo perfectamente que te sientas así y eso que no soy madre! Si te sirve de consuelo, yo pasé por lo mismo que tu hijo: en el colegio tenía dos o tres "amigas" que no dudaban en darme la espalda (o meterse conmigo) cuando aparecía el grupito guay, nadie me invitaba a su cumpleaños y las excursiones las pasaba anotando cosas en un cuaderno (que aún conservo). En el instituto mejoró algo la cosa ya que encontré gente igual de "rara" que yo con los que tenía algo en común. En la universidad fui de las pocas que nunca fue a una fiesta ni estuvo en la orla ni en la graduación. Pero a pesar de todo, siempre he sido feliz y he encontrado cosas que me motivaban más que el tener un montón de amigos.
    No te preocupes por tu hijo, a menudo los raritos somos los mejores (y no sufrimos tanto como parece).
    Un saludo y ánimo!

    ResponderEliminar
  28. Hola Ro, me toca trabajar hoy cuando para casi toda Francia es festivo y tengo tiempo de ponerme al día con los blogs. Me has emocionado con la entrada de tu alumno y ahora con la de tu peque. Se te habrá pasado la rabia pero seguro que sigues pensando que esa profesora es una impresentable. Además de sufrir por tu hijo imagino que el ver cómo una compañera de profesión es tan regulera te supone un chasco. Ojalá el mundo tuviera más buena gente... Como tú. Un besazo

    ResponderEliminar
  29. Mucho ánimo Ro...aunque ahora no te lo parezca...todos los días sale el sol....y un día saldrá de verdad para tu niño.
    bicos

    ResponderEliminar
  30. A mí me pasaba lo mismo. No he llegado a tener amigos de verdad hasta llegar a la universidad.
    Mi hijo mayor también es un poco especial. Este año va genial en el cole, pero en la primera guardería estaba más o menos como tu hijo, casi siempre aislado.
    Es cierto que no es un niño demasiado sociable y que le cuesta establecer relaciones, pero precisamente por eso, creo que es a los niños a quién más tienen que atender y con quien más tienen que trabajar ese tema.
    Besos.

    ResponderEliminar

Cuéntame...