viernes, 6 de noviembre de 2015

La mujer de su vida

Tengo un alumno que me llama la mujer de su vida.

Sí, sé que suena raro, pero cuando os cuente la historia creo que dejará de parecerlo, porque no tiene ninguna connotación extraña.

https://es.pinterest.com/pin/162200024051671678/


Hace cuatro años, cuando llegué al instituto, me tocó una tutoría de alumnos muy majos pero que no hacían nada. Os hablé de ellos aquí. Entre ellos tenía cuatro o cinco que repetían, dejados de la mano de todo el mundo, desahuciados de los estudios.

Uno de esos alumnos era este, un chico estupendo, muy educado y cariñoso, pero que no hacía nada y estaba muy perdido.

En poco tiempo le incluí entre mis enchufados. Tuvimos muchas charlas y él enseguida empezó a confiar mucho en mí, a contarme cosas de su vida, su familia, las chicas que le interesaban. Parecía sentir la necesidad de contarle a alguien, de confiarse a alguien. Y empecé a saber cosas de su vida, y uff, no os podéis imaginar qué dura...

https://es.pinterest.com/pin/565975878144634061/


Aprobó el curso y no he vuelto a darle clase, pero cuando me ve siempre me llama "mi Rosi", me abraza, o me achucha, y siempre me cuenta cómo le va y lo que le pasa. Y no le pierdo de vista en ningún momento, pregunto a mis compañeros cómo le va en el último examen, cómo se comporta en clase...

Al terminar cuarto de la ESO, pensó dejar de estudiar, y le obligué, literalmente, llevándole en coche hasta casa y trayéndole de vuelta, a matricularse de Bachillerato, porque es un chico muy capaz.

El curso pasado, ya en primero de bachillerato, le tocó como tutora una profesora muy buena, muy eficaz y además amiga mía. Nos propusimos sacar adelante al chaval como fuera. En cuanto empezó a faltar  a clase, ella que tiene mucha psicología le dijo:

- Rosana hablándome siempre bien de ti, de lo bueno que eres, de lo majo que eres, de lo buen estudiante, de lo que te quiere... y no se corresponde con tu comportamiento y tu actitud.

A lo que él le respondió algo que a mí ya me había dicho en numerosas ocasiones, más en grupito pequeño, pero esta vez lo dijo ante toda la clase.

- No le digas a Rosi que no estoy estudiando, que ella es la mujer de mi vida.

- Ah, ¿sí? ¿es la mujer de tu vida?, pues va a enterarse de esto.

Lo cogimos en un recreo entre las dos y le dimos una buena charla.

En la primera evaluación suspendió dos materias. Le volvimos a coger y la charla fue de campeonato. No os digo más que tiene barba, pero acabó llorando.

A final de curso aprobó todo y está en segundo de bachillerato estupendamente, al menos de momento.

https://es.pinterest.com/pin/145522631684580235/


Cuando este chico nació, su madre pensó que era demasiado joven para cuidarle, y le dejó con los abuelos. Ella siguió viviendo en el pueblo, pero nunca se ha preocupado por él. Ahora tiene hermanos de diferentes padres que sí viven con su madre, y alguno de ellos estudia en el mismo instituto que él, pero ella no ha mirado a la cara a su hijo desde entonces, ni le ha ido a ver, ni le habla, ni se comunica con él para nada. Y viven en el mismo pueblo.

Eso es muy triste, porque sus abuelos han hecho por él todo lo que han podido, pero le falta un apoyo y un cariño de alguien más o menos de la edad de su madre, y cuando llegué yo desde siempre le llamo "mi niño", algo que hago con muchos alumnos, pero que él agradecía de corazón. Y desde entonces siempre me trata como si fuera de su familia, porque sabe que mi preocupación por él siempre ha sido cierta, y que le he defendido donde ha hecho falta, y que le quiero mucho, porque creo que hay que poner cariño ahí donde hace falta. Y es que además es muy rico. Un tiarrón de más de dieciocho años muy rico.

https://es.pinterest.com/pin/411868328393755620/


El caso es que no soy nada suyo, ni tampoco pretendo serlo, pero en este momento, he terminado por ser la mujer de su vida que más se ha preocupado por él (sin contar a su abuela, claro).

49 comentarios:

  1. Así es la vida. Ayer, me encogiste el corazón de tal manera, que no sabía que decirte. Hoy, en cambio, me has puesto una sonrisa de oreja a oreja (a pesar de la historia de la historia dura del chico). Un besote

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Maravilloso,Ro!
    Nuestra vocación es una oportunidad para ayudar a los demás.
    Besos,guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una grandísima oportunidad, y no podemos desaprovecharla.

      Besos.

      Eliminar
  4. Cuando leo historias como estas Ro, me doy cuenta de los profesionales que tenemos en el sector de la educación... Ojalá hubiera muchísimos más profes como tú.

    Un besazo reina!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay muchos profes como yo y hay muchos mejores que yo, por supuesto.

      Besos,

      Eliminar
  5. Ro! creo que te lo he dicho ya, pero te lo vuelvo a repetir ¡eres una profe genial!. Estos post tuyos en los que hablas de tus experiencias con los alumnos son mis preferidos. Gracias por ayudar a a ese chico, esta sociedad sería mucho mejor si hubiera más gente como tú!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jo... no sé, a veces me gustaría ser más estricta, que en mis clases hubiera silencio, que pudiera explicar con más calma, porque pienso que a lo mejor su nivel de lengua no es todo lo alto que debería... Y eso me preocupa. En este otro terreno, intentar que sean buenas fpersonas, preocuparme por ellos, eso quizá lo tengo más dominado...

      Besos.

      Eliminar
  6. Yo estoy sensiblona esta mañana pero me ha parecido tan bonito el interés que ponéis en él.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora ya está echando a volar solo, que ya es mayor de edad y todo...

      Besos.

      Eliminar
  7. Qué bonito, Rosana, me he emocionado. Eres una gran profesora. Ojalá hubiera más profes como tú. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay muchos profes como yo y mucho mejores. De verdad.

      Besos.

      Eliminar
  8. ohhh, es una historia genial. yo me paso tantos años con los mismos chicos q soy como de su familia (y al revés).
    He visto a una llorar cuando era pequeña diciendome q el inglés imposible,q no le daba para ello su cabeza y sacarase este curso el b1 después de años de esfuerzo y ánimos por mi parte q nunca dejé de creer en ella. Y yo orgullosa como si fuese mi hija, vamos!!

    Tengo otro alumno q dp de sufrir años acoso en su cole (hasta tuvo que cambiarse y todo x ello), su comportamiento era agresivo tb hacia los demás a modo de defensa y recuerdo que un día charlando con él, su cara hasta le cambió cuando se dio cuenta de que le estaba aconsejando, preocupandome por él de verdad, cosa q sus profesores en el colegio hacían. Gracias a dios, él ya está bien en el otro instituto y yo creo q x eso me tiene tanto aprecio.
    Nos implicamos mucho a veces, eh?

    muak

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es sque cuando llevas años en el mismo sitio conoces a las familias, a los chavales y si no te implicas es que eres de piedra.

      Besos.

      Eliminar
  9. Qué bonito, por favor!! Verás que orgullosa cuando empiece en la universidad ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si irá, la verdad es que no creo que pueda pagarla, pero él quería ponerse ya a trabajar, y ahora vamos a intentar que haga un ciclo de algo, y que salga del pueblo. Con eso, siendo realistas, creo que podemos darnos por satisfechos.

      Besos.

      Eliminar
  10. No me cansaré de decirte que me pareces una profesora como la copa de un pino, porque te implicas en todos los sentidos, y a veces con ciertos alumnos uno no puede sólo ir y dar la clase, porque son niños que tienen potencial pero por problemas personales, familias desestructuradas, etc. les ha tocado vivir una vida muy dura que hace que se desestabilicen y sólo necesitan un apoyo, alguien que les escuche para que todo ese potencial se desarrolle. Eres profesora vocacional y eso se nota. Ese chico tiene mucha suerte y razón lleva cuando dice que eres la mujer de su vida.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay alumnos que salen adelante con el profe que sea, les toque quien les toque. Y otros que necesitan mucha ayuda y para eso estamos. Tengo vocación, está claro, pero a veces pienso que no soy tan profesional como esos compañeros sque dan todo el temario, que exigen mucho y con los que el nivel de los alumnos es muy alto a la hora de terminar el curso. Conmigo no es así, ganamos en confianza, en hacer otras cosas, trabajo en grupo, exposiciones, no sé, pero no analizan oraciones perfectamente, por ejemplo.

      bEsos.

      Eliminar
  11. Qué historia tan chula y no te digo nada más porque te voy a decir lo de siempre y lo que ya sabes. ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la historia es bonita y creo que tiene un final feliz, con una graduación en bachillerato a la que asistiré.

      Besos.

      Eliminar
  12. si ya lo decían los beatles, all you need is love ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si todo, todo, pero es lo más importante. Mira si lo es, que algunas lo dejan todo y se trasladan a miles de kilómetros...

      Besos.

      Eliminar
  13. Por situaciones como esta, cuando mis alumnos terminan sexto y me dicen "en el insti pasan de nosotros", yo siempre digo "depende".

    Me consuela

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Consuélate, porque el instituto cada vez es más colegio, afortunadamente, cada vez nos vienen más dependientes, y necesitan nuestra comprensión y apoyo. Hace un par de días una niña vomitó en el pasillo y allí estuvimos fregando. Eso si pienso en mi instituto de cuando yo estudiaba, era algo impensable, cada uno iba a lo suyo y nadie se preocupaba de si tenías problemas o no.

      Besos.

      Eliminar
  14. ¡Esta Ro... cómo mola... se merece una ola!
    No dejas de sorprenderme... eres genial. No hago más que cruzar los dedos deseando que a la vida de mi hija llegue una profe como tú...
    Ayer no me salieron las palabras para comentar, pero te mando un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu hija tendrá profesoras como yo, otras que le acertarán más que yo, otras u otros que serán unos plastas, pero verás como alguien le toca el corazón, porque eso suele pasar.

      Besos.

      Eliminar
  15. Solo por algo así....merece la pena todos los años de malos rollos, agotamiento y esfuerzo.Es la cara amable( que no fácil) de tu dedicación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que, de verdad, la cara amable yo la veo cada día, en la sonrisa de mis alumnos cuando entro ya bromeando el lunes por la mañana y les digo: "Sé que habéis pasado un fin de semana terrible, echándome muchísimo de menos, pues nada, ya estoy aquí". Ellos sonríen y yo soy feliz.

      Besos.

      Eliminar
  16. Profesores como tú son muy necesarios en casos como estos.
    Te felicito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que en estos y en todos.

      Besos. Y gracias.

      Eliminar
  17. Pues menos mal que estas vos.. sin duda eres muy importante para este chico..
    que bien que hayas podido guiarlo y ayudarlo a salir adelante.. habla de tu gran corazón todo eso..
    saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y del de él, que se ha dejado llevar por alguien que le prestó apoyo y cariño. No todos se dejan...

      Besos.

      Eliminar
  18. : )
    ES QUE ERES LA MUJER DE SU VIDA!

    Bien por ti Ro.
    Besos y buen finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues le di un empuje a su vida, de eso estoy segura.

      Besos.

      Eliminar
  19. VEngo directa a comentarte, que te leí desde el móvil y no lo hice. Ro, eres muy grande. De verdad. Qué duro, pero qué bonito a la vez.

    ResponderEliminar
  20. Ay, con lo sensiblona que soy y tú contándome estas cosas que ponen (aún más) blandito el corazón :P
    Bien por ti, no sólo gran profesora, sino gran persona.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quien no se enternece con los niños, no tiene corazón.

      bEsos.

      Eliminar
  21. Nena, ya sé lo que tienes que hacer en tu tiempo libre (ja ja ja): venir a los demás colegios e institutos a explicarles a los profesores cómo tratar a los niños. Después de pasar por el cole de tu peque, of course. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé, yo es que soy muy blandita, y un niño con problemas siempre tendrá mi cariño.

      besos.

      Eliminar
  22. Con la piel de gallina me tienes. Jo, qué tierno, Rosana. Ojalá levante cabeza y prospere, desde luego le has dado un empujón enorme.

    ResponderEliminar
  23. Una historia preciosa! Creo que esa es la parte más bonita de ser profe...mi compañero es profe también y cuando le sale algun caso asi también se involucra y al final dice que, si aprueba, estupendo, pero que si además se hace persona, mejor que mejor. Enormes enhorabuenas!

    ResponderEliminar
  24. Pues yo diré que no me extraña :)

    ResponderEliminar
  25. Donde yo trabajo el 99% de los chavales tiene algún problema en casa, social o similiar, y lo cierto es que tremendamente gratificante ver cómo van saliendo adelante y, aunque muchas veces no lo digan, se nota que están agradecidos por recibir apoyo, ayuda y comprensión.

    Espero que alguno de los míos también me vea como la mujer de su vida, jeje!

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces, sin querer, nos convertimos en una referencia.

      Besos.

      Eliminar
  26. Eres la mujer de su vida!!! Me lo creo totalmente. Felicidades, eso es que eres alguién muy importante para él!!!

    ResponderEliminar
  27. Ya te lo he dicho más veces, ojalá mis hijos se topen, al menos, con un profesor como tú.
    Un abrazo, y gracias por ser como eres.

    ResponderEliminar

Cuéntame...