jueves, 20 de agosto de 2015

Cocinas

Ha llegado el momento de cambiar la cocina de casa.



Las señales alrededor llevan un tiempo diciéndolo:

- El horno lleva tantas horas de vuelo que el pobre no da para más, y a veces cuando está muy caliente se apaga solo, y tiene la goma que cierra la puerta rota.

- La vitrocerámica funciona bien, pero tiene dos golpes considerables.

- El lavavajillas va fatal desde el mismo día que lo compramos, así que por ese lado no digo nada...

- La campana también funciona, pero hace ya unos meses que se le cayó el panel de mandos y se le ven las tripas.

- Además de todo eso, por si fuera poco, los muebles están en las últimas.


Lo que no os he contado es que mi cocina me la puso mi suegro cuando nos dieron el piso en un momento en que teníamos el dinero justo para pasar el día, con los muebles más baratos que encontramos y sin florituras, pensando que nos aguantara un poco mientras pensábamos qué muebles poner, y de esto hace catorce años...



Así que creo que sí, que ya va tocando.

La ventaja de poner una cocina con tiempo y cuando ya has puesto otra anteriormente es que sabes ya lo que quieres.

¿Qué quiero?

Quiero una cocina sencilla, blanca, quizá combinada con alguna madera clara.



De puertas lisas y fáciles de limpiar.



Con muchos muebles y a ser posible cerrados, nada de estanterías abiertas ni rincones que se llenan de grasa.



Y quiero que me respeten mi mesa grande con las cuatro sillas para comer los cuatro ampliamente en la cocina.



He empezado la búsqueda, y sé lo que me gustaría, y no tiene nada que ver con lo que me puedo permitir, así que tendré que encontrar un punto medio.

Por cierto, ¿os habéis fijado en que las cocinas de las fotos en su mayoría casi no tienen muebles por la parte de arriba? ¿Dónde guarda la gente las cosas? 

Deseadme suerte. Me voy a ver cocinas.

Os seguiré informando.

29 comentarios:

  1. Acabo de poner mi cocina.
    Si sabes lo que quieres, y cómo lo quieres, te puedo decir un carpintero estupendo y no es caro (eso sí, él no te la va a diseñar, tienes que decirle tú lo que quieres).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, pues me interesa, lo que pasa es que yo vivo en León...

      Besos.

      Eliminar
  2. Hay actualmente unas cocinas preciosas. Yo en uno de los pisos que viví de estudiante, en la parte de arriba sí teníamos muebles, pero eran muy pequeños, por lo que al guardar la comida era una odisea. Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo es que además no tengo despensa y en mi terraza da mucho el sol, así que no me sirve de despensa ni nada.

      Besos.

      Eliminar
  3. aaaaayyyyy amigaaaa, estamos igual, yo estoy en plena reforma, mi piso es del año 86 y yo me lo compré hace 8, prometiéndome que reformaría ESA COCINA. era fea, de mala calidad, los azulejos de esos del año catapum, el suelo, lo habian cambiado y era más sucio que el que ya venía con el piso. los muebles se caían a cachos,cada vez que abría una puerta, se le caian los tornillos, la encimera ensanchada y todo... uff ufff
    y ahi estamos, en pleno agosto, mi marido ha pintado los azulejos, y ha puesto el suelo vinilico encima de esos azulejos horribles que había y los muebles, muy bonitos, pero a medias me tienen que se han ido de vacaciones. tengo la casa llena de cajas y cacharros y todo eso con un crio de casi dos años, q saca y revuelve todo. Y encima he tenido un problema con la placa nueva y estoy super disgustada. en fin, mi marido dice q no hable de reformas más en los próximos 10 años.
    Ánimo y ya nos contarás

    zurmi / Blanca

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo reforma no hago, porque tengo azulejos grandes y blancos, con una cenefa que no me apasiona pero tampoco me horripila, y lo más que puedo llegar a hacer es poner la puerta de la cocina corredera, algo que me apetece mucho pero que a lo mejor me encarece todo muchísimo y se queda en proyecto.

      Besos.

      Eliminar
  4. Hola. la decoración es otra de mis pasiones... también me gustan las cocinas en color blanco y llenas de muebles hasta arriba de todo con estantes cerrados. No me gusta que se vea lo que guardo... Siempre que puedo veo en el canal Divinity unos programas de decoración y hay propuestas muy inspiradoras. Con una cocina grande queda muy prática y funcional una isleta en el centro a modo de mesa... ya nos contarás cuándo la compres... seguimos en contacto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo ahora tengo uno de los muebles, solo uno, con vitrina, pero no sé si llegaré a poner alguno o ninguno en la próxima.

      Besos.

      Eliminar
  5. Te deseo suerte, porque desde luego cuando se trata de reformas se necesita, pero seguro todo sale bien porque tienes las ideas muy claras, eres de las mías muebles claros y sobre todo muy fáciles de limpiar, que en la cocina como bien dices con la grasa hemos topado. Y yo no podría tener tampoco una cocina sin muebles arriba, son preciosas y dan sensación de más amplitud, pero como has comentado, ¿donde guardan toda la cantidad de cacharros que se tienen en una cocina?
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo estoy a tope, así que ahora que pienso poner algún mueble más descansaré de amontonamientos durante una temporada, pero luego se llena todo.

      Besos.

      Eliminar
  6. ¡Pero dónde vas so loca! ¿Ver cocinas sin mí? ¿Qué te he hecho yo? Ainsss. Necesitamos plano de situación para empezar a cavilar, pero ya. ¿Has pensado en Ikea? No sé si tu chico será mañoso para esas cosas, o en caso contrario cómo salen de precio si te la montan ellos. Pero ese gustazo que da abrir y cerrar los cajones, los armarios que se cierran despacio, todo tan ordenado... Envidia de la mala me das. Por cierto, mi cocina ya es blanca :) Le puse las molduras (entonces eso era obligatorio) en verde para que contrastara, y me sigue gustando. Las puertas tienen un pequeño bisel a los lados, así que no se ven tan lisas pero no tienen escondites (me ha encantado lo de "nada de estanterías abiertas ni rincones que se llenan de grasa"). Y lo de la mesa por supuesto que no es negociable. La mía es de Ikea, y aunque ella sola nos basta para comer, la tengo con una ampliación de las que traía, así me sirve para dejar fuentes, platos de postre, jarras de agua, y todo lo que quiera por medio sin tener que levantarnos.
    ¡Suerte en tu búsqueda!
    Bueno, ya nos cuentas. Pero que conste que tú te has lanzado; si te bombardeo con fotos de cocinas, será culpa tuya ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Por cierto! Yo aprovechaba, y ponía una nevera solo nevera, y un congelador entero tamaño nevera. Mi hermana los tiene y eso es el paraíso.

      Eliminar
    2. Hemos pensado en Ikea. Yo he pensado en Ikea pero él dice que ni hablar, así que lo he descartado. Hemos mirado, o estamos mirando, especialmente los mecanismos, que la verdad es que son muy importantes. Lo quiero todo liso, y cerrado.

      Mi mesa es de madera clarita de ikea. Una que vendían con las cuatro sillas de madera y que se ve mucho por todas partes. No la cambio por nada porque cabemos hasta seis tranquilamente. Desayunamos en ella y comemos y cenamos y todo.

      Besos.

      Eliminar
  7. Cocinas de foto, profe. Porque luego nunca hay armarios suficientes para el día a día, yo no creo que esas cocinas se usen mucho, o tienen cuatro cosillas y chimpón XD

    A ver si tienes suerte y al final das con LA cocina :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo cierto es que yo nunca tengo armarios suficientes, ni cajones suficientes, ni estanterías suficientes en ningún sitio.

      Besos.

      Eliminar
  8. Uffff... qué pereza...
    A mí, personalmente, no me gustan las cocinas blancas (es que, en general no me gustan las cosas blancas...)
    Tampoco me gustan las estanterías con el menaje al aire porque, como dices, se llena todo de grasa. Las que pones en las fotos son muy monas, pero poco prácticas... se necesitan muchos más muebles para meter todo.
    Si ya tienes más o menos claro lo que quieres, quizá una buena opción es que te la haga un carpintero. El problema es si conoces un buen carpintero...
    Sea como sea, ojalá encuentres tu cocina ideal y la disfrutes muchos años.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me han recomendado uno y estoy contenta. En cuanto algunas tiendas me den presupuesto y también algunas ideas, me voy a un carpintero a ver cómo me sale.

      bEsos.

      Eliminar
  9. Yo la tengo blanca y detalles y encimera en madera clarita, muebles arriba desde luego y sólo una vitrina y lejos de la vitro. Hace unos años empotré la puerta de entrada a la cocina y me plantee cambiarla, pero es que los muebles me gustan como son...y no son nada del otro mundo. Lo que sí cambie fue el suelo por uno vinilico (y ya le toca cambio). Cuando me pensé el cambio era para meter la terraza a la cocina y uno de los que vino a presupuestar me dijo lo mismo que Sara M. "pon una nevera entera y un congelador entero, ambos verticales"...y eso lo hago algún día. Mesa, la mía plegable, no me da el espacio para estar fija.
    Ya nos dices, pero comenzar a mirar ni no morir en el intento ya es un logro.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo ahora mismo la tengo blanca con alguna cosita de madera clara, y me parece que es lo mejor, porque no me he cansado en todos estos años.

      Hemos pensado lo de la nevera, pero no sé si nos decidiremos, porque el frigo lo tenemos nuevo y pensábamos en dejarlo lo que durara, pero, claro, si no lo cambias, luego tienes que comprar otro de la misma medida.

      Besos.

      Eliminar
  10. Muy bueno tu post, Ro. Espero que tu cocina te quede guay y que en esa mesa grande para cuatro leas y hagas reseñas tan bien escritas como ésta.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Leer seguiré leyendo, aunque me arruine cuando ponga la cocina... jajaja.

      Besos.

      Eliminar
  11. En la despensa jijijiji si es que tienes la suerte de tenerla jijiji aunque tampoco creo que estás cocinas sean de un piso jejeje

    Seguro que al final encuentras lo que buscas dentro de vuestro presupuesto ;))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tengo despensa, y el trastero es pequeñísimo y con las bicis ya está lleno, así que no puedo contar con nada más que la cocina.

      besos.

      Eliminar
  12. Mucha suerte guapa. Pon muebles arriba. Mi madre no los puso porque le gustaba más sin muebles y todavía se arrepiente (de hecho, la va a cambiar el próximo año y los va a poner) Y los muebles de arriba, que lleguen hasta el techo, que luego limpiarlos por arriba es un suplicio.
    Besazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que tengo dudas, porque las cocinas modernas tienen como menos muebles arriba, y menos altos, y quiero poner muebles arriba, eso está claro, pero no sé si tan altos como los que tengo, que llegan casi hasta el techo, o no...

      Besos.

      Eliminar
  13. Mi madre tampoco tiene muebles arriba, asi nada de grasa. Eso si, tiene toooooooda una parede con muebles de suelo a techo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso sí es una ventaja. Yo no tengo esa posibilidad, porque si los pongo pierdo mi mesa, que es donde comemos.

      Besos.

      Eliminar
  14. Ufff, qué pereza!! Hasta que yo he elegido la mía (que está en proceso, aún no me la han traído) he tardado un siglo... y tampoco estoy muy segura de que sea todo lo buena y funcional que yo quiero. La suerte es que tengas espacio para comer en la cocina, me encanta eso (y yo no puedo, mi cocina es miniwini y no tengo ni lavadero ni despensa, ains!).
    Ánimo con la tarea, espero otro post sobre este tema para que me des ideas, jiji!
    Besos!

    ResponderEliminar

Cuéntame...