martes, 20 de agosto de 2013

Camas Montessori

¿Y eso qué es?

Ya sabéis que hay múltiples teorías con respecto a la hora de dormir en los niños. Desde el colecho, pasando por las cunas de diferentes tipos, las camas de distintas maneras, dejarles llorar, no dejarles llorar...

El método Montessori es una forma de educar a los niños que consiste en dejarles libertad para dirigir sus aprendizajes mientras que los adultos serán simplemente observadores y guías de los mismos. Se basa principalmente en poner al alcance de los niños multitud de estímulos y que sean ellos los que elijan con qué juegan y cómo lo hacen, o con qué aprenden y qué les interesa.

Es un método que, como todos, tiene sus pros y sus contras, pero que lleva muchos años funcionando en escuelas de todo el mundo.

No soy ninguna experta en este método, ni voy a hablaros de él. Pero os enseñaré algo que me ha llamado la atención en relación al Montessori: las camas en el suelo.

Vía.

Con una cama en el suelo (más que una cama es un colchón), el niño puede levantarse o irse a dormir cuando quiera, y decidir cuándo y cómo en el tema del sueño.

Vía.


A mí esto con mis hijos no me habría funcionado de ninguna manera, habríamos terminado todos durmiendo en el pasillo, a medio camino entre su cama y la nuestra, pero me parece una idea fantástica, así, en teoría.

Vía.
Vía.
Vía.

Vía.

Vía.
Vía.
Vía.
¿Qué os parece?

38 comentarios:

  1. Yo estaba casi decidida en ponerlo en un colegio Montessori que hay en la capital, me gustan algunas de sus teorías (no todas porque cada niño es un mundo) y hubiera sido divertido ver otra forma de aprender. Lo de las camas no lo sabía. El mío ha hecho lo que ha querido, a su ritmo, sin prohibirle nada. Ha tenido épocas de colecho, otras de venir a mitad de la noche y otras de dormir solo, que es la que tiene ahora. Yo me hubiera ahorrado con este método algunos taponazos que se ha dado el muchacho que se mueve más que un pulpo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no he podido eso de la libertad a la hora de dormir. Mis hijos, especialmente el mayor, no dormían nada, y cuando digo nada digo nada de nada. Así que tuve que aplicar disciplina y mano dura, desde muy bebé. Sé que no está nada de moda decirlo y que suena a padres retrógrados y dictatoriales, pero mi hijo lloró mucho, y ni una sola vez le he llevado a mi cama, con gran dolor de mi corazón, porque sabía que sería imposible que durmiera solo después. Te digo que con tres años aún no dormía de un tirón, ni mucho menos, pero aprendió a quedarse en la cama aunque estuviera despierto, al menos hasta que se hacía de día, y nos costó un triunfo conseguir eso. Si le pongo una cama desde la que salga y entre a su gusto, aún no estaría recuperada.

      Besos.

      Eliminar
    2. Lo dicho, cada niño es único. Besitos

      Eliminar
    3. Perhaps someone has said this already, but I think a little clarification might help! I stay at home with my three kids and incorporate the Montessori style into our lives. To be true to the idea, a child's room must be totally safe for them to be in alone. That being said, two of my kids went from crib to floor bed a little after age one. I tuck them in, turn out the light, block the door with a baby gate (we don't want anyone crawling around the house until we can supervise!) The child may play in the dark for a few minutes, but they always fall asleep just fine in their bed or snuggling a blanket. And when the kid wakes up early in the morning, he can crawl out of bed to play with his books and toys until I wake up and take down the gate. Montessori is not about letting your kids do what they want and dictate your life. It's about allowing them to be independent in a way that is respectful to others (including parents). It's worked very well for us. We even had our oldest at age three sleep on a floor bed with her sister age 1. They kept eachother company and we would often find them playing together in the morning!

      Eliminar
  2. Pues yo tampoco sabía esto de las camas, pero en nuestro caso hubiese sido un pitorreo. Eso de dejar fluir, funciona con algunos niños, con otros es más complicado...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya digo que en mi caso hubiera sido imposible, y es algo que ni siquiera me planteé en su momento. Pero no sabía nada de estas camas y me han parecido curiosas, cuando menos.

      Besos.

      Eliminar
  3. A mí eso para los niños me parece estupendo, como no! Pero es que una familia por si a alguien se le olvida está formada por más miembros, que también tienen sus derechos. Los padres además de ser padres, tenemos vida de pareja, vida laboral etc etc, y hay que tratar de conjugarlas todas.
    Así que el niño que se acueste cuando quiera y se levante cuando quiera, porque como es autónomo y sabe cuidar de él mismo, puede llevar su vida con total independencia, y si quiere acostarse a la 1 de la madrugada pero nosotros nos levantamos a las 5, no importa, podemos acostarnos tranquilamente que ya él decidirá, con suerte se prepara también su bibe y se lo toma cuando le apetezca. Venga ya hombre!
    Hay que criar niños felices y libres, no vaya a ser que las normas inhiban la libre expresión de su creatividad y se traumen de por vida, luego de adultos les irá estupendamente para acatar el mogollón de normas que les van a venir encima, incluidos horarios...y me callo porque el temita me altera.
    El colecho también muy sano, sobre todo para la vida en pareja, al final el colecho termina con madre e hijo en la misma cama porque el padre termina hasta las narices, y dile tú al niño que se acabó el cachondeo. A ver si sabemos poner las cosas en su justa medida.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabes que estoy de acuerdo contigo en todo. Te lo dice alguien que no ha practicado nunca el colecho, ni siquiera he tenido las cunas de mis hijos en mi cuarto más allá del primer mes, y he practicado la disciplina estricta en los horarios de sueño. Llegamos a comprar un reloj en ikea al que le pintamos las agujas marcando las nueve, y le decíamos al niño que hasta que las agujas no coincidieran con las marcadas, no podía decir ni Pamplona los fines de semana. Las nueve!! no las doce ni nada de eso. Nos daba unas noches que no se las deseo a mi peor enemigo, y soy más de normas que de libertad.

      Trabajando con niños todos tenemos claro que piden unas normas claras, y sque sin ellas se
      encuentran como perdidos.

      A mí esto de las camas en el suelo me parecen preciosas y una gran idea en la teoría. En la práctica no me lo habría planteado. La cantidad de veces que dimos gracias por haber elegido una cama bien alta cuando el peque tenía uno o dos años, y no se podía bajar de ella sin ayuda, porque si no las juergas durarían hasta hoy...

      BEsos.

      Eliminar
    2. Claro, yo he visto las camas, sobre todo las últimas, y he deseado ser niño e hijo de papas chachipirulis, pero la vida es más complicada que todo eso.
      Yo voy por libre, porque aprendí a base de práctica que cuando más lees sobre diferentes modelos educativos mas loca te vuelves, pero en su momento apliqué el método Stivill y será casualidad, casi seguro, pero la niña no me dio una mala noche, no mentiré, dos malas noches y porque estaba enferma.
      Tú lo has dicho, los niños necesitan e incluso piden normas, por algo son niños y nosotros adultos que debemos guiarlos.
      Besitos

      Eliminar
    3. Son modas. Ahora está de moda el colecho, y que los niños hagan lo que quieran, y si no colechas estás desnaturalizada, y si pones límites no tienes corazón. En otras épocas fueron otras cosas..., el caso es decirnos unas a otras lo que tenemos que hacer. Cada cual que use lo que le venga mejor.

      Eliminar
    4. Bueno...concretamente yo no le he dicho nunca a nadie lo que tiene que hacer, bastante he tenido conmigo misma como para preocuparme por los demás, y además me queda ya lejos, realmente me importa bien poco, cada una con su pan se lo coma.Eso sí, doy mi opinión porque el post termina con un "¿que os parece?", guste o no guste ésta, que también me da lo mismo.

      Eliminar
    5. Yo también apliqué el Estivill y me fue bien, después de mucho sufrimiento, porque si no no sería persona ahora, después de doce años. La guerra que dio el j... Crió...

      Besos.

      Eliminar
    6. Llego a esta entrada ahora y me parto con Inmagina. Totalmente de acuerdo. Es demasiado lo de las nuevas teorías de la educación, y encima pretenden que nos sintamos mal las demás, como si yo no quisiera a mi hija porque duerme en su habitación y nunca lo ha hecho en mi cama ¡venga ya!

      Eliminar
  4. Bueno, no lo conocía, pero... para hacer esto necesitas no trabajar, pq lo que dice Imagina, los horarios no están hechos para esto, y tienes que tener una limpieza diaria (yo le doy "una vuelta" una vez a la semana) y muchas cosas más en tu cabeza, no solo es la cama. En serio, que te crees que a mi no me gustaría tener un huerto en mi casa y recolectar las hortalizas por las mañanas?
    Nuestros niños, tienen suerte... pq cuando sueñan, se bajan de las camas cuando ellos quieren y se tiran por el suelo, se rebozan por el barro, son pequeños vándalos y se suben en altos peligrosos y con un triple tirabuzón mortal caen en un charco y se salpican toda la ropa que nosotras lavamos y planchamos. Cogen todos esos estímulos que nosotros les ponemos y... sueñan, vuelan, corren, gritan, rien... y puede que algún día que vengan sus amigos a dormir a casa, puede y solo puede que ocurra algún día... les tire los colchones al suelo ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, necesitas dedicarte sólo al niño. Para mí habría sido imposible.

      TAmbién pienso que nuestros niños tienen suerte, y yo algún día sí les tiro los colchones al suelo, cuando sus amigos vienen.

      Besos.

      Eliminar
  5. Cuando tienes el primero te dicen "duerme cuando el bebé lo haga. Y tu piensas, ya, y la casa, la comida, ducharme, leer, adecentar su ropa, ¿Cuándo lo hago? ¿quién lo hace?...Con el segundo ni te lo planteas, no tienen los mismos horarios y, según la edad, ni la misma comida. En fin...como para hablar de que duerman cuando quieran. Si uno de ellos es dormilón y el otro a las 7 está con el ojo abierto a ver que haces...
    Las teorías están genial, el día a día es más complicado.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me decían eso, pero es que mi hijo no dormía. Nada. Llegué a obsesionarme tanto que después de un par de meses empecé a apuntar las horas que dormía. De los dos meses a los tres años jamás durmió, contando siestas, un sueñecito en la silla y todo eso, más de seis horas al día. Ni una vez. Y conseguimos que se mantuviera en la cuna, con tiempo y mucha paciencia, y luego en la cama, sin levantarse. Disciplina.

      Y lo que dices, luego tienes otro y es diferente, dormía poco también pero más seguido, y fue mejor experiencia después de lo de su hermano, pero sus horarios no coinciden y siguen sin coincidir. Ahora mismo el pequeño se ha levantado hace un rato y el mayor está en la cama. Por la noche el pequeño pide ir a dormir y el mayor se queda despierto y leyendo u oyendo la radio hasta las mil...

      Besos.

      Eliminar
  6. Estéticamente precioso, practico cero, al menos en mi caso no lo habría sido. Yo que soy la adulta les digo cuando se tienen que acostar y cuando levantar para estar descansados y sanos.
    Pero bonitas son, eso sí ;)
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son muy bonitas, y las habitaciones de bebé así son muy chulas, pero estoy de acuerdo en lo poco práctico que es.

      Besos.

      Eliminar
  7. La idea es buena, desde luego, pero bajo mi punto de vista y por el modelo de vida que llevamos, creo más conveniente establecer unos horarios de dormir. La hora de ir a la cama, y la hora de levantarse. Cuando se hace de noche y cuando se hace de día. Claro con sus siestas, si es necesario. Aunque hablo desde la inexperiencia, quizás cuando uno tiene hijos lo ve distinto.

    ResponderEliminar
  8. A mi la idea no me gusta mucho, pero la cama que parece una casita y la de las tiendas de campaña me gustan ^^

    Marie lived in London

    ResponderEliminar
  9. Me parece increíble leer algunas de las opiniones aquí escritas. Yo práctico el colecho y no se lo que es pasar una mala noche. Me parece natural que los niños y sobretodo los bebés estén con sus padres hasta que ellos mismos se den cuenta de que ya no les necesita. Fijémonos más en la naturaleza, en nuestro instinto. Fijaos de donde venimos. Yo no se lo que es el reloj en mi casa. Confío plenamente en que mi bebe se autoregulara su tiempo y se adaptará el mismo año un horario hecho a su medida, como esta siendo hasta ahora, que tiene 10 meses. Me he metido en este blog para buscar alicientes en esta forma de criar a los niños. Y me he encontrado todo lo contrario. Una pena leer la mayoría de opiniones aquí escritas. Un poquito más de Carlos González por favor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo contigo. Yo con mi bebe simplemente he utilizado el sentido común. He practicado colecho para que se duerma cuando ha sido necesario, y en ocasiones le meto en su cuna y duerme en ella sus 6 o 7 horas seguidas, y cuando se despierta con ganas de cariño, le pasamos a la cama con nosotros. Desde luego no ha sido ninguna tortura para nosotros, al contrario, es una gozada ver la cara de tu bebe cuando te das la vuelta en la cama, durmiendo tranquilito y a pierna suelta. Y no se si será casualidad, pero en 13 meses, tal vez hemos tenido 2 malas noches, y ha sido porque Noah estaba malito, no porque no duerma.
      Quizá sea que el sentirse protegidos y reconfortados por los padres les ayuda a dormir mejor, y en el tema de la vida de pareja, tenemos el resto del día para estar con nuestras parejas de la forma que sea... si no, la gente que practica colecho no tendría más hijos...no?
      El tema del colchón en el suelo me lo estaba planteando desde hace unos días, porque a nuestro niño no le gusta dormirse en la cuna, se siente encerrado en los barrotes, ya sea en cuna, parque, o con puertas cerradas, no lo soporta.... ahora que va a la guarde le llevamos a la cama para que se duerma y una vez dormido le metemos en la cuna... por eso había pensado que poniéndole su propio colchón en el suelo, donde se pueda dar todas las vueltas que se da para dormirse sin peligro, aprendería a dormirse solito, ya que es asi como lo hace en la cama, pero hay que estar con él para supervisarle.
      Creo que la crianza es algo innato que todos llevamos dentro, algo fisiológico, y que hay que seguir las pautas que nos marca cada niño, porque ninguno es igual que otro, y no pensar que unos métodos son mejores que otros, sino que cada niño y cada padres son un mundo y necesitan cosas diferentes. Pero también recomiendo la lectura de Carlos González.

      Eliminar
    2. Por fin un comentario como el tuyo. Ya pensaba que era la única que disfruta de sus hijos (mellizos de 12 meses) sin describir la experiencia como un sufrimiento y sacrificio contínuo.
      Nosotros hemos dormido con ellos cuando lo han necesitado y ahora les hemos puesto la cama en el suelo; lo que no significa que no tengan un horario. Se han a la cama a su hora y cuando se despiertan vienen a nuestra cama o nos llaman.
      Es cuestión de educación.

      Eliminar
  10. Me parece increíble leer algunas de las opiniones aquí escritas. Yo práctico el colecho y no se lo que es pasar una mala noche. Me parece natural que los niños y sobretodo los bebés estén con sus padres hasta que ellos mismos se den cuenta de que ya no les necesita. Fijémonos más en la naturaleza, en nuestro instinto. Fijaos de donde venimos. Yo no se lo que es el reloj en mi casa. Confío plenamente en que mi bebe se autoregulara su tiempo y se adaptará el mismo año un horario hecho a su medida, como esta siendo hasta ahora, que tiene 10 meses. Me he metido en este blog para buscar alicientes en esta forma de criar a los niños. Y me he encontrado todo lo contrario. Una pena leer la mayoría de opiniones aquí escritas. Un poquito más de Carlos González por favor.

    ResponderEliminar
  11. Yo también practico el colecho y aunque mi familia política ha utilizado con sus hijos el método Estivill y según ellos les ha ido genial, y han intentado aconsejarme para que lo aplique, yo soy incapaz de hacerlas padecer una semana para "acostumbrarlas a lo que los adultos consideramos debe ser su ciclo de sueño". A a mi ni se me ocurre, me parece una idea bestial, soy más de Carlos Gonzalez.
    Lo de las camas en el suelo me parece muy practico, creo que voy a poner así su dormitorio para cuando ellas decidan que quieren dejar de hacer colecho. Una de mis hijas enseguida te dice de ir a dormir y a la otra le cuesta más y se despierta muchas veces en la noche. Da igual que yo quiera que se duerma a tal hora, si dice que no, es que no, debo camelarmela e intentar dormirla con la teta o contándola un cuento. Entiendo que son diferentes y cada una tiene un ritmo de sueño.
    Imponer a mis hijos que estén en la cama aunque sean despiertos, por estar, vamos, que a mi no me gusta estar en la cama de que me despierto, así que entiendo a ellas tampoco. Lo que pretendo es que no me hagan levantar a mi, pero como aún tienen 2 años, para esto es pronto.
    A eso que dice Isabel que ahora está de moda el colecho , le responderé que el colecho lo practicaban nuestros ancestros hace miles de años y me alegra que ahora haya una línea pediatrica que haya visto otra manera de educar respetando más al niño. Pienso que la educación se desnaturalizó muchos años después, de hecho todavía se practica colecho en lo que llamamos "tribus primitivas" y los niños salen independientes y sanos, es lo natural, como dar el pecho. Pero lo que ha premiado después es la comodidad de los padres sobre las necesidades de los hijos y la disciplina autoritaria de épocas precedentes .
    A mi no me gusta dormir sola, así que entiendo que a un niño pequeño que se siente inseguro y tiene miedo, menos. Me encanta dormir con mis hijas.
    Ah por cierto mis hijas tienen 2 años y 3 meses y una aún toma teta, y yo estoy encantada a pesar de qué hasta mi suegra piensa es hora de que lo deje. Lo dejará cuando esté preparada.
    Me parece bien que cada uno aplique las normas que le parezcan mejor para su familia, pero el colecho o dar pecho más allá de los 6 meses no es una moda, por suerte han cambiado muchas mentalidades.

    Las fotos me dan varias ideas para decorar su habitación, gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bien dicho! Sé que cada padre/madre busca lo mejor para sus hijos, pero sin ánimo de ofender, de verdad, practicar el método Estivill me parece una barbaridad. Yo tengo 32 años, pero tengo muchos recuerdos de mi niñez, vamos me acuerdo perfectamente de lo que pensaba y de lo que sentía. Por lo tanto intento respetar y escuchar a mi peque, porque aúnque sólo tenga dos años y medio, sé que tiene su propia personalidad. Intento guiarla y ayudarla a hacer las cosas por si misma. A los niños les gusta intentar hacer las cosas sólos, pues aprovechémoslo y enseñémosle a ser autosuficientes. En relación al colecho, yo tengo la cuna pegada a la cama porque nuestra cama es de 1,35 y nos movemos bastante, pero bueno, a veces duerme en la cuna, otras en medio de papá y mamá, otras veces mami con la mitad del cuerpo en la cuna. El colecho es lo más cómodo para dar la teta, no me puedo imaginar levantarme por las noches a otra habitación a darle la teta... no sería persona por la mañana. Asique el colecho nos facilitó mucho la vida y además es una pasada dormir con ella, es genial! y no es por nada, pero decir que el colecho afecta a la intimidad de la pareja.... buf, eso si que es triste. No hay nada más íntimo que una pareja durmiendo con el fruto de su amor y si por intimidad se refieren al sexo, madre mia, mira que no hay sitios en casa para practicar el sexo! un poquito de imaginación!

      Eliminar
  12. La teoría me encanta, además en las fotos que enseñas hay ideas maravillosas!!! Sobre todo la última. Ahora..en la práctica ya es otra cosa!

    ResponderEliminar
  13. Divinos los dormitorios, yo intuitivamente hice algo asi sin conocer el estilo montessori, la verdad q no tuve problemas, y si mis mellizos a las 4 am me extranian que mejor que puedan sin sentirse angustiados ni llorar venir corriendo a mis brazos?

    Los comentarios que lei aca, no es tanto lo q opinan, cada uno aplica el estilo q le da la gana, sino el modo radical, casi violento de criticar esta modalidad como si fuera un delirio que no funciona en la practica...

    ResponderEliminar
  14. Me encantan las camas en el suelo (la mía casi lo está, de hecho), así que me parece genial. Además, así si se cae no se hace daño, ¿no?

    ResponderEliminar
  15. Excelente estas camas. Jamás deje a mi hijo llorando, si lloraba algo le pasaba, incluso si eran caprichos como decían X ahí y me fue muy bien. Su cunita pegada a mi cama, pude darle pecho hasta pasado el año y yo dormía y descansaba muy bien. Ahora a los 5 es un niño independiente, seguro y tenemos un lazo de unión único. Mujeres! Crecen Tan Rápido Los Peques ...DISFRUTENLOS En cada etapa!

    ResponderEliminar
  16. yo practico colecho y vine a dar aqui por busqueda de las camas al ver varios comentarios nose creo que algo se me estrugo en el estomago, no es que deje a mi bb hacer lo que el quiera pero el tiene su ritmo y si estan los limites pero muchos son logicos osea obligar a tu bb a quedarse en una cama despierto porque no puede dormir solo se hace algo que jamas practicaria con mi bb, y ahora tire mi colchon al piso para que mi bb no se cayera creo que las mamas que los abligan a quedarse en la cuna por cierta cantidad de horas me crucificarian pero pienso que es una etapa de mi bb y que dura muy poco y estoy dispuesta a disfrutarla al maximo, nota tambien trabajo, tengo un negocio pero aun asi busco la manera de cuidar a mi niño lo mejor posible.

    ResponderEliminar
  17. Qué encanto de propuestas de camas para niños. Pienso también que es muy importante tener presente la opinión de tu hijo para que se siente a gusto en su atmósfera y su espacio.

    ResponderEliminar
  18. Qué triste... qué pena me da que la gente crea que si les das libertad a los niños significa que no se hacen responsables y no tienen normas... así van algunas escuelas todavía a día de hoy.
    Aprenden mucho antes a ser responsables, sinó solo acatan órdenes "porque mamá lo dice" y luego pasa factura...
    Mi hija de casi 2 años tiene su propio ritual antes de ir a dormir de contarle un cuento de un zorro a una muñeca suya y luego se acuesta sobre las 8:30 y duerme del tirón toda la noche. Siempre ha dormido muy bien y no hemos practicado ningún método más que el sentido común. Si la intentas poner en la cuna directamente entonces sí que llora pero se puede respetar la rutina de ir a dormir (aunque nos tome 1 hora de estar con ellos acompañándoles en su rutina leyendo cuentos o haciendo lo que sea)...
    Conozco niños de 12 que siguen sin poder dormir metidos en la cama... la gente no le da importancia a aprender a dormirse solo pero es una de las causas de enfermedad de los adultos el no descansar bien y viene de no haber aprendido a regular el sueño de pequeños.

    ResponderEliminar
  19. Pues yo tengo la habitacion de mi hijo puesto así...aplicó el metodo desde que lo descubrí y me va genial (mi nene tiene 9 meses) r ambiente es verdad que no aplicó exclusivamente ese metodo ni lo sigo a rajatabla...por ejemplo yo hago colecho así que mi bebe duerme conmigo y no en su cama que está en el suelo, pero si nos echamos la siesta ahí, mi hijo se a acostumbrado a nuestros horarios sin problema, soy de las que piensa que si mi hijo llora será por algo...y siempre acudiré a su llanto.

    ResponderEliminar
  20. Practicamos el colecho siempre que alguno de los tres lo desea, mami, papi o nene y cuando queremos más comodidad se duerme por si solo en la cuna y dura toda la noche, tiene 3 meses y fue así desde el principio, cuando pase a su habitación me gustaría en un colchón /suelo. Y la zona de juegos con el espejo le fascina, puede estar entretenido el solo durante una hora que aprovecho para recoger y cuando hace siestas las echamos juntos
    Cada niño tiene unas necesidades.
    Ya habrá tiempo en que sean ellos los que no quieran cama con nosotros aunque se lo pidamos nosotros mismos

    ResponderEliminar

Cuéntame...