Ir al contenido principal

La arena

Odio las playas. Lo digo por delante de todo. No entiendo lo de tumbarse al sol, no entiendo lo de las olas, no entiendo la sal, la gente, las toallas, pero sobre todo no entiendo por qué las playas tienen que estar llenas de arena.



Veo una hermosa playa de arena blanca y, así, de pronto, me parece preciosa, pero al poner un pie en ella...




El contacto con la arena, seca o húmeda, me da repelús. No puedo evitarlo.


Source: neyoka.com via neyoka on Pinterest



Y cuando veo a gente rebozándose en la arena, aunque sea en el fragor de la pasión, no puedo evitarlo, me pica todo el cuerpo.



Source: letss1.tumblr.com via Ro on Pinterest



Sí, llamadme rara. Lo sé.

Comentarios

  1. Rara!




    aunque yo tampoco soy muy playera, la verdad, pero gustarme me gusta, claro.

    ResponderEliminar
  2. Pues yo también seré rara, pero tampoco me gusta la playa. El mar, sí, pero la playa no. Y tampoco me gusta la arena, es lo peor.

    ResponderEliminar
  3. A mi lo de bañarme en el mar y jugar con las olas me encanta, pero la arena no la soporto mucho la verdad.. al final es un incordio y llegas a casa y dejas todo de arenas..

    ResponderEliminar
  4. Ostras,Ro...qué rara...no...es broma,je,je...yo te entiendo...Lo que pasa es que al vivir cerca del mar me he acostumbrado a la arena y a la sal y forman parte de mi normalidad...Pero te entiendo perfectamente...Besos!!!

    ResponderEliminar
  5. Pues yo era de río y piscina, que la verdad es que son mucho más limpios, pero fue irme a vivir al borde mismo del mar...y ya no poder estar sin él. Al principio me pasaba los veranos aspiradora en mano, ahora ya asumo que mi casa es un arenal de junio a septiembre. Me voy en bici con sombrilla a cuestas, nevera con la comida, libro, revistas, veinte botes de protección total (porque odio la fiebre UVA), sombrero... y no hay momento del año en que sea más feliz. Eso sí, mi playa no tiene nada que ver con las típicas megaplayas del levante y demás... Pero seguro que no has dado con la playa adecuada, por eso la arena no te parece un problema menor...

    ResponderEliminar
  6. Aunque...por cierto, este verano... ¡¡¡¡¡estoy sin playaaaaaaaaa!!!!! sniffff...snifffff... qué mal lo llevo...

    ResponderEliminar
  7. siendo ésta la primera vez que comento tu blog y sin confianza ninguna: ERES UNA RARA!
    con el placer que es estar horas en la playa...ayyyy! yo que soy de costa, de mar Cantábrico...ahora vivo en una ciudad a 20 min de la playa y suspiro todos los días por estar allí tumbada!
    es que me encanta estar allí incluso cuando llueve...aunque está claro que para gustos colores (yo tengo una amiga que de pequeña iba con botas de agua a la playa (para que no le rozase la arena)y estaba sentada en una silla llorando hasta que se iban!
    y después de este rollo patatero! y sin revisar el texto que no me da tiempo!aquí tienes otra lectora! un saludo! Bea

    ResponderEliminar
  8. A mi tampoco me comvence...lo de posar la mano en cualquier sitio y acabar llena de arena..Y el pelo??? acartonado y pegajoso...
    Me gusta el mar...pero no la playa, y menos cuando está masificada.

    ResponderEliminar
  9. Al final los raros van a ser los que les guste la PLAYA, jejejeje!! Yo ya comenté que a mi me gusta la playa vacía, tranquila. El sonido del mar y la brisa. El verano en la playa, tal y como se entiende en la mayor parte del levante no me gustan. Nunca me han gustado y en mi pueblo también debíamos ser los raros, porque todos se compraban su casa en Benidorm (no lo soporto) y a mi familia nos gustaba pasar el verano en la piscina del pueblo. Me gusta la playa en plan romántico. No para rebozarme en la arena. Pero si tengo que refrescarme prefiero la piscina (sin gente también), sin medusas. Aunque las playas de Menorca....tampoco están nada mal. Vaya que me gusta un poco de todo siempre que no haya mogollones.

    ResponderEliminar
  10. A mí tampoco me importa la arena en los pies, dar un paseo, a solas, pero no puedo con el concepto de playa que ya os podéis imaginar, abarrotadas, toallas, sombrillas, música del de al lado, arena del que pasa,...

    Besos.

    ResponderEliminar
  11. A mí me encanta, la adooooro!! la playa, la arena, la playa llena de gente, tooodo jeje

    ResponderEliminar
  12. aaaa, jajaja, rara, rara!!!! Pues a mi tampoco me gusta, ea, ya lo he dicho, pero no se lo digas a nadie, que todos los domingos hago de tripas corazón y voy a disfrutar de la compañía de mis amigas, de la sal, del sol (que ya sabemos que me odia), de la arena molestandome, de la calor....mujer, si al final, no es para tanto. Salu2!!!

    ResponderEliminar
  13. aaaa, jajaja, rara, rara!!!! Pues a mi tampoco me gusta, ea, ya lo he dicho, pero no se lo digas a nadie, que todos los domingos hago de tripas corazón y voy a disfrutar de la compañía de mis amigas, de la sal, del sol (que ya sabemos que me odia), de la arena molestandome, de la calor....mujer, si al final, no es para tanto. Salu2!!!

    ResponderEliminar
  14. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  15. a mi un ratito no me molesta pero realmente soy de montaña...

    ResponderEliminar
  16. Yo digo de alicatarlas.... :D

    Raquel Acala de Henares

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Cuéntame...

Entradas populares de este blog

Letras o ciencias

Tengo un cabreo monumental. Es de esos que te dura media vida, pero esta semana lo tengo recién despertado y con ganas de guerra.



Si pensáis que según el sistema educativo actual no existe la eterna división entre ciencias y letras, estáis completamente equivocados. Largos nombres, muchas palabras, para acabar diciendo prácticamente lo mismo de siempre. Lo mismo, pero con algunos matices, claro.
Cuando yo estudiaba el BUP, hace ya una eternidad, en tercero, escogíamos si nos apetecía más estudiar letras (puras, como fue mi caso, o mixtas, como muchos otros) o ciencias (también puras o mixtas).



Hoy por hoy, si tu hijo es un buen estudiante, sean cuales sean sus aspiraciones, sus profesores le instan a escoger en cuarto de la ESO y en Bachillerato las ciencias: Física y Química, Biología, Matemáticas. 
Las letras son para los mataos, los que no lo van a sacar, aquellos a los que les cuesta, que se vayan a estudiar cosas como el latín, la cultura clásica, la música o la plástica. Los bu…

Tortitas de avena

Algunas me habéis pedido la receta de tortitas que suelo hacer.

Y este fin de semana por fin tuve tiempo de hacer unas fotos con un poquitín de luz (no mucha, la verdad) para ilustrar la receta.

Los ingredientes.




80 grs de copos de avena.
Un huevo y 6 claras.
6 Cucharadas de queso fresco batido 0%
Una pizca de levadura.

Primero tenemos que triturar los copos de avena. Yo lo hago en la Thermomix, pero cualquier batidora de vaso os sirve perfectamente. Si tenéis harina de avena, no será necesario, claro.


Después añadimos el resto de los ingredientes.



Nota: no le pongo edulcorante porque no soy nada "dulce", pero podéis añadir el edulcorante que queráis.

Batimos un poco.



Preparamos una sartén que no se pegue. Yo utilizo siempre la misma. No me hace falta ni aceite ni nada.



Ponemos en la sartén unas cucharadas de la mezcla, a fuego suave y, cuando le salen burbujitas, le damos la vuelta.




Con esta mezcla me salen tortitas para dos días. Suelo hacer unas tres o cuatro para cada día.



Ofensas

No soy una persona polémica, y no suelo tener comentarios negativos en el blog, ni mucho menos hirientes o insultantes. Alguno ha habido, pero ya son unos cuantos años por aquí y lo extraño sería lo contrario. No me refiero precisamente a este espacio, que es un poco mi casa y en la que entráis y comentáis personas a las que voy conociendo, a algunas personalmente y a otras de manera virtual, pero que sois siempre educadas y correctas, y que, por supuesto, podéis siempre mostrar vuestra opinión y vuestro desacuerdo a lo que digo, y lo hacéis sin indignación ni escándalo.


Me refiero a que en general, en las redes sociales especialmente, y en twitter en particular, últimamente muchas personas se sienten ofendidas a la primera de cambio. Hay gente a la que le ofende todo, hasta les ofende que no te ofendas. Y cada palabra tuya podrá ser utilizada en tu contra por alguien en algún momento.

A mí me resulta agotador. Quiero decir, que por supuesto que me molestan cosas que leo, sería insens…