domingo, 17 de junio de 2018

Mi semana 24/52

Estamos terminando el curso, y por lo tanto, las semanas resultan largas y complicadas. Esta ha sido especial porque he tenido dos días de fiesta y un viaje con chavales.



El lunes fui a clase bastante cansada después del fin de semana fuera y tuve muy poquitos alumnos, porque en el pueblo donde trabajo estaban de fiestas ya desde el fin de semana y les daban descanso el martes y el miércoles pero no el lunes. Y muchos se lo tomaron. Fue una mañana tranquila, de repaso, de preparación de papeles y demás.

Como os contaba, el martes y el miércoles no tuvimos clase, así que me dediqué a descansar y también a estudiar con mi peque los últimos exámenes del trimestre.

El jueves fui con los alumnos a Madrid al Museo del Prado y el Museo del Traje. El viaje fue muy cansado, pero los chicos se portaron genial y les gustó mucho el viaje, especialmente el Prado, que ninguno de ellos conocía. Quedaron impresionados al entrar. Y la visita guiada estuvo muy bien, sin cansarles ni aburrirles. En el museo del Traje la guía llegó tarde, luego intentó darles un mitin político en cada explicación, y los chicos estaban cansados. Se portaron bien, pero se aburrieron.



El viernes mi hijo pequeño tenía la prueba para la que llevaba preparándose meses y meses. La prueba de acceso a profesional en el conservatorio. Afortunadamente para él, su madre estaba más nerviosa. Dice que le salió bien, aunque no depende solo de lo que haya hecho sino de las plazas que haya. En unos días saldrán las notas.

Y ayer sábado nos abrieron la piscina y la estrenamos. Mi peque estaba deseando ir, y pasó la tarde sin salir del agua. Empieza ya la temporada de verano, tan diferente al curso y el invierno, y que creo que nos la hemos ganado.

Al pequeño de la familia le falta un examen para acabar el curso, y el mayor ya lo tiene todo terminado, incluso la adolescencia. Está mucho más maduro y responsable en todo, no solo los estudios. Y va a traer muy buenas notas.

Y a mí... a mí me faltan cuatro días de clase, porque el viernes ya os conté que todo el instituto nos vamos a la piscina a pasar el día, como actividad de convivencia y despedida del día. Me falta una semana complicada, de poner notas, de hacer papeleos, de rematar cosas, de recoger (porque tengo un despliegue dentro de los armarios y fuera que ya ocupa media mesa del departamento)...



En fin, que ya nos queda poco, que estoy bien, que llego al final del curso con energías, y eso no es muy normal así que no tengo nada de qué quejarme. Bueno, sí, de todo lo que se me sale este año por fuera del bikini, pero eso es un mal menor...

10 comentarios:

  1. qué rápido ha sido este curso, cada vez que venía a leer ya había pasado un mes! xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja. A mí no me ha parecido tan rápido...

      BEsos.

      Eliminar
  2. Que bien Ro, que ésto está ya liquidado!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esto está prácticamente terminado.

      BEsos.

      Eliminar
  3. ¿Has visto qué rápido ha pasado? Yo llevo en modo notengoniidea un par de semanas: con las notas de la mayor y la selectividad terminadas, al peque le queda un examen, y ya estrenamos la piscina... Vaya, modo vacaciones hasta que salgan las notas!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si rápido es la palabra. Ha sido un curso duro...

      Besos.

      Eliminar
  4. Tengo ganas de leer tu balance del curso, creo que aunque parecía similar al anterior, al final será muy diferente.

    Ojalá yo también en la piscina como tu artista!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Cómo sabes que en estos días ya estoy escribiendo lo que ha sido el curso? Supongo que soy bastante transparente. El caso es que este año os contaré algunas cosillas de mi curso, buenas y malas. Empiezo hoy por las notas.

      BEsos.

      Eliminar
  5. Ànimo!Que ya no queda nada y a disfrutar del verano.

    Gracias por compartirlo con todos nosotros

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Ánimo! Ya casi acaba el curso! No sabes la envidia que me das con lo de la piscina. Otros años voy al río, pero este entre el mal tiempo y que sigo un tratamiento para el acné fotosensibilizante... creo que el río lo voy a ver poco.
    Un beso, guapa :)

    ResponderEliminar

Cuéntame...