martes, 16 de enero de 2018

12 pequeños cambios: Minimalismo

Para este año, desde algunos blogs que sigo y que me parecen bastante interesantes (Tres pompones, En tierra remota y El tiempo de la marmota) han iniciado un proyecto que se llama #12pequeñoscambios y que me parece que se ajusta mucho a lo que llevo dando vueltas ya un tiempo: llevar una vida más sencilla y vivir con menos.

Este mes el tema es:

Minimalismo


Se trata simplemente de reflexionar un poco sobre el asunto y hacer algún pequeño cambio en tu hogar relativo a este tema.


Yo llevo ya un par de años muy conciencia con lo de limpiar y reciclar en casa, con el tema de no acumular y también con el de ser más organizada. No soy minimalista, esa es la verdad, pero intento mejorar en ese sentido y debo decir que para eso me ayudó mucho el método de la Kondo.


Hace ya tiempo que organicé mis cajones y los de mis hijos con el método de esta señora y suelen estar organizados siempre. A veces no lo están, porque voy con prisa y meto las cosas de cualquier manera, sobre todo en los míos, pero los de mis hijos están perfectos. No ha sido lo mismo con los armarios, con las perchas, que no terminan de estar nunca del todo bien, y además están demasiado llenos.

Pero lo que más me hace falta es organizar lo de fuera, las cosas que dejamos tiradas por aquí y por allí, esos papeles que suben del buzón y dan vueltas por casa molestando aquí y allá, esos libros que he prestado, me devuelven y tardan semanas en volver a su sitio, esa ropa que no llega a los cajones porque se acumula encima de los muebles; doblada estupendamente pero sin guardar.


Me hace falta más organización, desde luego. Ser consciente de ello me viene bien pero... ¿qué puedo hacer al respecto?

Creo que es fundamental encontrar un sitio para cada cosa, y organizar mejor los espacios. Mi casa no es grande pero no me quejo, simplemente somos cuatro (y dos gatos) y cada uno pensamos diferente en el lugar que deben ocupar determinadas cosas. Además de dejar siempre para más tarde el asunto de recoger. Así que por la mañana hay tazas vacías en la mesa del ordenador, vasos por todas partes, un cepillo de dientes en una estantería...


Voy a centrarme en un par de cosas, al menos de momento. La primera es el armario del baño, que no es un armario sino una estantería abierta y está siempre manga por hombro. Y otra es la librería del salón, que nunca termina de estar a mi gusto.

Ya os contaré a final de mes cómo me ha ido con este tema del minimalismo.


21 comentarios:

  1. ¡¡¡¡¡Hola!!!! En mi casa estamos en plan minimalista también, no mucho, pero en cuestión de ropa, por ejemplo, nos hemos puesto firmes. Mis hijos coleccionan camisetas de bandas de rock pero a la hora de la verdad se ponen 5 o 6, así que me han dado alguna y otras las han regalado y se han quedado con 10 cada uno, que ya son bastantes, y mi hija se ha desecho de vestidos y falditas que no ponía, y yo también. En lo único que no soy minimalista es en los libros, voy a tener que alquilar un piso o algo para meterlos, jejeje.
    Besos y nosotros también dejamos ropa doblada encima de los muebles, no me explico por qué, pero lo hacemos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no soy nada minimalista, pero intento cada vez más no acumular cosas que luego no usaré nunca.

      Besos.

      Eliminar
  2. Me viene genial este post.

    Tengo mi casa más o menos ordenada (más o menos se entiende que no está mal del todo, he tenido épocas mucho peores).
    Coincido contigo en que el método Kondo es lo mejor que le ha podido pasar a mis cajones, pero la zona perchas... uf, la zona perchas.

    Y mi peor foco ahora mismo es LA SILLA DE LA HABITACIÓN. Donde dejas ese jersey, la bufanda, el bolso, la ropa que te has probado y finalmente no te has puesto... un horror. Si no lo llevo al día se me acaba formando un montón que da verdadero miedo.

    Y ahora que lo pienso otro de mis grandes problemas es recoger la ropa tendida. Me explico: no me cuesta nada poner la lavadora, ni tenderla nada más acabar. Ahora, recoger la ropa ya seca y doblarla y guardarla... Uf, ese va a ser mi primer pequeño cambio. No sería la primera vez que tengo un montoncito de ropa para doblar, y no es plan.. que está limpita...

    Un besín

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, la silla de la habitación. Te entiendo perfectamente. La mía en este momento tiene un par de jerséis, camisetas varias, dos abrigos, un albornoz y una bufanda. Así a simple vista.

      Besos.

      Eliminar
  3. Bueno, ya te he contado que para mí es fundamental no acumular, me da paz. Pero todavía quedan muchas cosas por mejorar en casa. Con dos niños pequeños hay que ponerse firme porque es muy fácil que tu casa parezca una juguetería jejejeje. Yo estoy obsesionada con simplificar rituales, a mí me gusta complicarme y estoy intenta reducir complicaciones para poder tener más calma. Vamos a ver cuanto me dura. De momento lo estoy consiguiendo con los menús diarios y con el trabajo,no me complico, sencillo y punto. Lo que no puedo prometer es que siga la cosa así en agosto jajajaja que me conozco

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me da paz llegar y no encontrar cosas por todas partes, que al menos las mesas y las estanterías estén vacías u organizadas.

      Besos.

      Eliminar
  4. La verdad es que hay tanta diferencia de dos a cuatro personas compartiendo espacio...Yo de momento después de la mudanza todavía no he desordenado nada, aunque ya he hecho dos limpiezas, una de cajones de ropa y otra de la despensa.
    Yo no quiero ser minimalista, eso sí que lo tengo claro y menos que nadie me diga si tengo que tener 10 camisetas, 14 pantalones y unas bragas (esta conversación ya la hemos tenido, verdad? :-) )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando fuimos dos (hace tanto que ni me acuerdo), apenas tenía que organizar cosas y casi no había que limpiar. Cada cual recogía lo suyo y nada más. Ahora s todo bastante más caótico.

      BEsos.

      Eliminar
  5. Yo lo de minimalista (así tal cual) tampoco lo termino de ver, ahora, ordenada, si. Pero como tú dices, cada uno tiene un concepto de orden, ¡horror! Lo de los dormitorios de mis hijos no tiene nombre, y son ellos los que lo tienen que hacer, pero es que cada vez que entro me pongo de una mala leche increíble.
    Te recomiendo que veas algo de Alicia Iglesias (orden y limpieza en casa). Para mí es mucho más práctica y realista que la Kondo.
    A ver si te acuerdas, y dentro de un par de meses vuelves a sacar el tema. A ver si hemos mejorado en algo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo es que no soy ordenada, entonces cuanto menos tengo, mejor me organizo.

      Besos.

      Eliminar
  6. Uf, uf y uf...no puedo con la señora Kondo ni con su rollo de menos es más ni con su santo orden ni nada de lo q predica, en serio mata la personalidad y la creatividad y muchas otras cosas. Yo intento ser ordenada pero cuando no lo soy no me importa ni un pimiento y en serio yo disfruto con las cosas materiales, me aportan felicidad. Soy materialista? Probablemente, pero eso no quita que sea al tiempo otras muchas cosas de lo más interesantes.
    Ala! vaya rollo q te acabo de soltar.... ves? Si estuviera ordenando no tendría tiempo para estas cosas ^_^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja. Ya sé lo que opinas al respecto. Yo sí intento ser más ordenada y me encantaría tener menos cosas, porque en una casa pequeña muchas cosas son sinónimo de desorden.

      bEsos.

      Eliminar
  7. Mucha suerte! A mi también me cambió bastante el método Kondo, mis placares tienen un antes y un después. Con la parte de las perchas también me pasa que se me descontrola un poco pero por el mismo motivo, demasiadas cosas..
    Creo que es una propuesta interesante…

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues veremos lo que se puede hacer.

      Besos.

      Eliminar
  8. creo que haces bien en centrarte en metas concretas, me gusta esta propuesta porque cada quien adapta el tema a lo que le va mejor, nadie dice que el minimalismo es dejar de tener cosas, simplemente es no tener por tener!

    el mío este mes es arreglar la biblioteca digital de fotos, megas y megas de fotos que nunca nadie mirará porque ya nadie hace selección y tenemos 20 iguales de cada cosa... es más fácil volver a hacer la foto que buscar lo que necesitamos! xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también querría hacerlo. ¿NO tienes un montón de fotos repetidas y de fotos que no sirven para nada? Tengo que hacer dos cosas: borrar y organizar, e imprimir.

      BEsos.

      Eliminar
  9. Hace unos meses estuve viendo vídeos en youtube de minimalistas, con sus tips y sus ideas. Me moría de la risa, ¡te lo juro!
    Respeto sus ideas pero creo que rozan la enfermedad y necesitan terapia, tienen el síndrome contrario al diógenes y los extremos nunca son buenos.
    Un abrazo!
    Marialu

    ResponderEliminar
  10. Pero bueno, vaya cambio de imagen le has dado al blog... Está genial. Yo soy incapaz de ser minimalista... Pero sí soy ordenada. Eso sí, tal como dices, a veces vas con prisa y no guardas las cosas como debes.

    Un besete.

    ResponderEliminar
  11. Yo estoy igual que tú desde hace algún tiempo. Mis cajones también están ordenados con el método "Konmari" y estoy contenta. He hecho varias "limpias" en distintos sectores de la casa y cada vez más liviana y más contenta. Con la ropa voy bastante bien, el armario está siempre ordenado. Y de la casa lo que peor tengo es el cuarto del peque y el trastero, al que le he cogido una profunda aversión. Seguramente acabe eliminándolo. Feliz de que estemos en caminos parecidos., y así una se motiva aún más.

    ResponderEliminar

Cuéntame...