Ir al contenido principal

He visto 26

Lo cierto es que ahora mismo estoy viendo una serie, una serie que me habéis recomendado algunas de vosotras y que me está gustando mucho, pero de la que os hablaré más adelante.

Las películas que os traigo hoy las he visto hace ya unas semanas, cuando tenía más tiempo, pero como durante las vacaciones he visto muchas cosas, os he ido hablando de ellas poco a poco pensando (acertadamente) que después no iba a ver gran cosa y no tendría de qué hablaros.



Título: Grupo 7.
Director: Alberto Rodríguez.

Partiendo de la base de que el audio de muchas películas españolas me cuesta la vida misma, que encima si aparece Mario Casas entiendo menos aún y si está ambientado en Sevilla pillo poco de lo que hablan, me costó seguir esta película, pero me pareció correcta. Y me sorprendió mucho la Sevilla anterior a la Expo, los barrios, el estado de la ciudad... En fin, interesante.



Título: El club de los incomprendidos.
Director: Carlos Sedes.

Otra película española pero muy diferente, de adolescentes. Ya sabéis que soy aficionada a este tipo de películas sobre todo si no son lo de siempre, si tienen algún contenido especial y si pueden estar bien para llevarlas a clase. En este caso la película no me gustó mucho, pero es que algunas alumnas me ha habían recomendado y tenía que verla.



Título: Perdiendo el norte.
Director: Nacho G. Velilla.

Y para terminar, otra película española.

Uf. Está película es mala, pero mala de solemnidad. Llena de tópicos, y ni siquiera entretenida.

Comentarios

  1. Respuestas
    1. El corrector siempre corrige esa palabra, con lo que a mí me gusta.

      Besos.

      Eliminar
  2. Definitivamente he entrado en un grupo peligroso. ¿Los audios que te cuestan son los españoles? ¡Qué nivel, Maribel! ; P
    La de Grupo 7 la vi en su momento, y bueeenoooo, no está mal. Pero las hay mejores. El otro día me pareció ver que tienen en Netflix Kamikaze. ¿La has visto? Seguramente sería que las circunstancias acompañaban, pero a mí me gustó mucho. Me pareció un guión que si quieren , los americanos lo explotan a base de bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No la he visto. Estoy haciendo mis deberes, mandados por Bienve, y viendo algo de cien español. Pero en serio que me parece que el sonido es, normalmente, muy malo y tengo que poner el volumen a tope para entenderlo. Y no porque me cueste menos entender el inglés, es que a estos también voy a tener que ponerles subtítulos.

      Besos.

      Eliminar
  3. Sólo he visto la última y coincido contigo. La idea es buena pero el desarrollo no sale del topicazo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, y, a ver, no está mal, que si fuera norteamericana nos la habíamos visto todos sin respirar...

      Besos.

      Eliminar
  4. Me pasa exactamente lo mismo que a tí Ro, el audio del cine español está más bajo, o más algo... porque yo no me entero de nada y acabo poniendo el volumen a tope. Y cuando hay musiquita pues imagina el estruendo.

    De las tres que comentas vi El Club de los Incomprendidos, y terrible.

    Un besín

    ResponderEliminar
  5. Solamente he visto la última, y mala, malísima, tanto que no vimos ni el final en casa. Estaba para ver gratis en Imagenio, y ya supimos por qué...

    Nos hizo gracia porque cuando fuimos a Berlín vimos alguna escena de cómo la rodaban, y era en el barrio donde vivía mi cuñado, pero ni por esas.

    Las otras ni idea. Y mismas sensaciones con Mario Casas

    ResponderEliminar
  6. Yo habia visto la última, y si bien no es la gran cosa igual me habia entretenido.. para pasar el rato nomás..
    Las otras no las conozco.. Yo vi una peli francesa divina este finde: "Tras la pared". Es una comedia romanticona, a mi me gustó..
    saludos, buena semana

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Cuéntame...

Entradas populares de este blog

Letras o ciencias

Tengo un cabreo monumental. Es de esos que te dura media vida, pero esta semana lo tengo recién despertado y con ganas de guerra.



Si pensáis que según el sistema educativo actual no existe la eterna división entre ciencias y letras, estáis completamente equivocados. Largos nombres, muchas palabras, para acabar diciendo prácticamente lo mismo de siempre. Lo mismo, pero con algunos matices, claro.
Cuando yo estudiaba el BUP, hace ya una eternidad, en tercero, escogíamos si nos apetecía más estudiar letras (puras, como fue mi caso, o mixtas, como muchos otros) o ciencias (también puras o mixtas).



Hoy por hoy, si tu hijo es un buen estudiante, sean cuales sean sus aspiraciones, sus profesores le instan a escoger en cuarto de la ESO y en Bachillerato las ciencias: Física y Química, Biología, Matemáticas. 
Las letras son para los mataos, los que no lo van a sacar, aquellos a los que les cuesta, que se vayan a estudiar cosas como el latín, la cultura clásica, la música o la plástica. Los bu…

Tortitas de avena

Algunas me habéis pedido la receta de tortitas que suelo hacer.

Y este fin de semana por fin tuve tiempo de hacer unas fotos con un poquitín de luz (no mucha, la verdad) para ilustrar la receta.

Los ingredientes.




80 grs de copos de avena.
Un huevo y 6 claras.
6 Cucharadas de queso fresco batido 0%
Una pizca de levadura.

Primero tenemos que triturar los copos de avena. Yo lo hago en la Thermomix, pero cualquier batidora de vaso os sirve perfectamente. Si tenéis harina de avena, no será necesario, claro.


Después añadimos el resto de los ingredientes.



Nota: no le pongo edulcorante porque no soy nada "dulce", pero podéis añadir el edulcorante que queráis.

Batimos un poco.



Preparamos una sartén que no se pegue. Yo utilizo siempre la misma. No me hace falta ni aceite ni nada.



Ponemos en la sartén unas cucharadas de la mezcla, a fuego suave y, cuando le salen burbujitas, le damos la vuelta.




Con esta mezcla me salen tortitas para dos días. Suelo hacer unas tres o cuatro para cada día.



No quererse

Hace bastante tiempo que os hablé de mis alumnos, en este caso alumnas, y las autolesiones. Creo que es algo, no sé si se podría decir que está de moda, pero sí que cada vez es más frecuente.


El curso pasado acabé muy estresada en junio. Y gran parte del problema era una de mis alumnas, una alumna que se producía a menudo unos daños tremendos en forma de cortes en piernas, brazos y tripa. Y luego, al día siguiente, venía a clase con las heridas a la vista, en una especie de alarde que a mí me dejaba confundida y que nadie entendía. Hablé cientos (literalmente) de veces con su madre, pero os diré que, como su hija daba problemas, la había mandado al pueblo con los abuelos. Hablé con sus conocidos, con sus amigos. Era un chica absolutamente tóxica con su entorno, pero especialmente con ella misma. Provocaba problemas constantemente para llamar la atención sobre su persona. Yo entendía que aquello no era una llamada de auxilio, sino un grito a pleno pulmón, pero no me dejaba acercarme. S…