Ir al contenido principal

Hipotéticamente hablando

Imaginad que sois profesores.

Imaginad también que tenéis muchas horas con un grupo de alumnos.

Seguid imaginando que hay otro profesor que tiene con el mismo grupo tantas horas como tenéis vosotros.



Pensad en que ese profesor es una persona... complicada. Pensad que en la primera semana de clase todos sus grupos ya se han quejado de él y que, hipotéticamente hablando, ese profesor tiene muchísimos problemas mentales, y no es que sea (al menos no lo parece) peligroso, pero sí tiene muchas cosas que hacen que el trato con las personas sea difícil. Vamos a ponerlas entre paréntesis para que no parezcan muy graves (carece de higiene personal de ningún tipo, tartamudea y escupe al hablar, se saca mocos y expulsa ventosidades en el aula, su vocabulario y lenguaje deja mucho que desear, su trato con los alumnos no es el correcto, aparte de no explicar su materia, de no tener ningún interés en que aprendan sino en que pase el tiempo, entre otras cosas, por ejemplo).




Vosotros, en la medida de lo posible, supongo que intentaríais hablar con él, mediar entre los alumnos y el profesor, buscar soluciones...

Pero imaginad que la situación se vuelve insostenible. El profesor ha perdido toda autoridad dentro de la clase, si es que alguna vez la tuvo, los alumnos se ríen de él en pasillos, escaleras,... y por supuesto, dentro del aula, a puerta cerrada.




Vosotros habéis repartido consejos a ese profesor sin que ninguno de ellos haya sido escuchado, habéis reñido y hablado con vuestros alumnos una y otra vez, pero las cosas van empeorando y nada parece tener solución.

Los alumnos en este punto habrían presentado ya varias quejas por escrito de este profesor, quejas que, por supuesto, habrán sido cursadas a la inspección, que tiene conocimiento de lo que está sucediendo en las aulas pero que cuya respuesta, extraoficial, por supuesto, habría sido: intentad que se dé de baja.




De manera hipotética pensad que, ayer mismo, por ejemplo, y aún pensando que no es la solución, ni mucho menos, habéis sido capaces de sugerirle semejante barbaridad por su bien, si ya no por el bien de los alumnos, y que dicho profesor ha hecho con ese consejo lo mismo que con todos los anteriores que le habéis dado.




¿Qué harías en este caso?

Os digo lo que haría yo: lloraría. De impotencia, de rabia, pero también de pena por él. Y a lo mejor, no sé, coincidiría que me echara a llorar delante de mucha gente.

Suerte que esto solo es un producto de nuestra imaginación.

Comentarios

  1. Supongamos: HUELGA HUELGA HUELGA, sólo para es materia. Y los sindicatos pueden hacer algo?

    ResponderEliminar
  2. Desde luego en un caso así queda poco más por hacer que como bien dices llorar, porque si el aludido no se da cuenta de ninguna de las maneras a ver cual es la alternativa. Ahora, yo me pregunto ¿qué pasa por la cabeza de una persona así para que siendo tan evidente y manifiesta la situación no la vea? ¿Y qué clase de solución es la propuesta por la inspección? Pero bueno, como bien dices no le daremos más vueltas, que sólo estábamos imaginando.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. No soy docente, pero ya conozco unos cuantos casos similares, supongo que mas leves...y siempre la historia ha acabado con una baja...Deberían establecerse mecanismos o protocolos mas específicos para estos casos que por lo visto hay a montones. El tema de la salud mental, mezclado con la educación es una bomba.

    ResponderEliminar
  4. Yo también lloraría de rabia, de impotencia...pero siempre pienso que las lágrimas lloradas son síntoma de fuerza, de la valentía de sacar las emociones de dentro...Siempre hay soluciones, o debe haberlas...Y hablar con el director del centro, quizá a otra persona le escuche más, no sé, por poner ideas...
    SUERTE VALIENTE!!!

    ResponderEliminar
  5. Menos mal que es un caso hipotético, porque sería para quejarse en bloque ante la dirección del centro, la jefatura de estudios y los inspectores que correspondan.

    Menos mal que es un caso hipotético, porque resultaría complicado de entender que no se puede hacer nada más que esperar a que esa persona empeore y lo deje (algo malo para los alumnos y malísimos para la salud de esa persona). También está la reflexión sobre la intocabilidad (existe esta palabra?) de los funcionarios, pero no entraré porque me lío :P

    Y menos mal que es un caso hipotético, porque la rabia de su compañero tiene que ser para llorar en público no una, sino cien veces.

    ResponderEliminar
  6. Hipotéticamente hablando, ¿no se puede forzar la baja desde el centro?

    ResponderEliminar
  7. Yo también lloraría y, seguro, delante de todos. O explotaría súper enfadada.
    Qué injusto, por dios, y esos chicos perdiendo el tiempo y con ese modelo en clase... Hipotéticamente, claro, pero me parece un caso muy grave...

    ResponderEliminar
  8. Si yo, hipotéticamente, también fuera una profesional del educación y trabajase, hipotéticamente, en otra comunidad autonómica, que tiene competencia en educación y que no comparte administración con la tuya, me habría quedado sin palabras al descubrir que conozco como si lo hubiese vivido tu hipotético caso. Y te diría que la solución (si existe) pasa por la implicación absoluta del claustro del centro y del equipo de dirección. Te diría también que es una situación injusta, absurda y en extremo complicada y también me vendría a la cabeza esa frase sobre tener fuerza para cambiar lo que se pueda, resignación para aguantar lo que no se puede cambiar y sabiduría para discernir entre los dos. Hipotetícamente.
    Y ya sin condicionales... ¡Animo!

    ResponderEliminar
  9. Qué rabia que hipotéticamente se den casos así. A ver, si lo que a ese hipotético profesional le pasa es que tiene algún problema que se puede solucionar lo justo sería ayudarle para que pudiese seguir ejerciendo su profesión siendo respetados por todos. Pero si no es un problema sanitario, si no que se trata, hipotéticamente, de un problema de conducta por parte de esa persona, que le trae al fresco lo que su actitud puede generar a sus alumnos y compañeros, tampoco me parece justo que esta persona, por el simple hecho de haber aprobado un examen, continúe "realizando" sus funciones.
    En cualquier caso, no es justo ni para uno ni para otros, y no creo que la baja médica sea la solución.

    ResponderEliminar
  10. Pero si ese comportamiento errático es evidente, ¿no puede la inspección retirar a esa persona de su puesto hasta que se haya recuperado de sus problemas? ¿Por qué hay que esperar a que él pida la baja?¿Y si no la pide? ¿No hay mecanismos?No lo entiendo. Vaya situación complicada. Mucho ánimo.

    ResponderEliminar
  11. Sigamos con las hipótesis... Imagina que en el centro de mis hijos, haya una profesora sometida a tal estado de estrés (en su ámbito privado), que la forma en la que imparte las clases claramente no es normal. Sin llegar al estado de tu "hipotético", está claro que debería pedir la baja (de hecho, supongo que habría pedido una excedencia, pero no sé por qué, algo me dice que en menos de un mes renunciaría a ella). ¿Por qué no lo hace?
    Ánimo, y a hacer piña, que es como se consigue que salgan bien las cosas. Para todos.

    ResponderEliminar
  12. Tremendo que no haya mecanismos (institucionales) para solventar estas situaciones y que "los de a pie" tengan que llorar de impotencia. Porque está claro que los alumnos son perjudicados pero también que esa persona necesita ayuda. Y estos hipotéticos casos existen, más de lo que parece, aunque no sean tan severos siempre.

    ResponderEliminar
  13. y no hay posibilidad de que el equipo directivo hablara con él? Es que quizá tu no serías la mas adecuada para recomendar/aconsejar/informar...digo yo.
    bs

    ResponderEliminar
  14. lo peor del hipotético caso es que no hay buenos y malos, todas las partes lo pasan mal :/

    ResponderEliminar
  15. Ufff, puedo continuar la historia... imagínate que además de todo lo que cuentas, el "hipotético" profesor es jefe de tu departamento por obra y gracia de tu jefe de estudios, que también es de tu departamento, que te controlan las preguntas de TUS exámenes, diciéndote qué preguntar, que te OBLIGAN a dar las preguntas y las respuestas de las preguntas de los exámenes a tus alumnos, que presentas una queja al inspector por escrito y antes de que te conteste a ti, por escrito, diciéndote que todo lo expuesto no es cierto, el director ya tiene tu escrito y ha puesto a la AMPA en tu contra y lo ha leído delante de todo el consejo escolar. Que aún así sigues adelante, y elevas tu queja al inspector jefe y de ahi a la directora territorial y aunque en conversaciones privadas en despachos a puerta cerrada te dan la razón, al curso siguiente tanto el "hipotético" profesor como el equipo directivo siguen igual, pero tu has tenido que cambiar de centro...Y todo HIPOÉTICO, que conste!
    P.S. Perdón por el testamento, es que me ha llegado al alma.

    ResponderEliminar
  16. Perdón, pero aquí hay fotos tuyas, y alguien puede leerlo...Te parece prudente compartir tus hipótesis y comentarios sobre alumnos? No es por ser mala, pero me interesa mucho saber tus razones. Besos
    Fer

    ResponderEliminar
  17. Hipoteticamente complicado. En estos casos, que el hipotético profesor no está haciendo nada a favor de la educación de esos chiquillos, pienso que debería de haber algún elemento sancionador que diera lugar a una baja por acumulación o algo así.....lo mismo que en las empresas, aunque mayoritariamente sean cosas que no se utilizan demasiado, pero en los convenios (al menos en el mio) vienen una serie de faltas, desde leves a graves, que repetidas pueden dar lugar a un despido procedente....no hay algo así en el sector de la educación?
    Porque profesores buenos, hay muchiiiiiiiisimos, pero malo también hay alguno.....y si no desarrolla bien la función que le fue asignada hipoteticamente.....debería de estar en su casa.
    Un beso guapa

    ResponderEliminar
  18. Pero ¿no hay un consejo escolar?¿una dirección?

    ResponderEliminar
  19. La realidad supera la ficción, así que doy por sentado que el caso existe. Respondiendo a la pregunta, haría todo lo legalmente posible para que esa persona no pudiera ejercer una profesión tan compleja y de tan alta responsabilidad como esa, como sería el caso de un cirujano o un político. Pero me temo que me encontraría con varias barreras, una de ellas el corporativismo. También en el caso de que fuera médico o político.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  20. Hipotéticamente opino que el trabajo docente es agotador y está mal pagado.
    Además para casos como el que explicas, hay orientadores (psicólogos y pedagogos)en centros y entes médicos en la Dirección Territorial, que hipotéticamente pueden diagnosticar y JUBILAR al docente (q por cierto,todos los docentes deberian jubilarse antes de los 65años como los guardias civiles y policias y otras profesiones altamente estresantes).

    Me extraña que el AMPA no haya tosido.

    Aunque lamentablemente, a veces, hipoteticamente, solo el que tiene padrino se bautiza y en otro caso puede ser tan largo y frustante el proceso que a ver quien es el Quijote que se atreve a tocar las teclas adecuadas.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  21. Es así de triste pero igual con un poco de visibilidad en los medios de comunicación.... Eso sí, yo creo que ahí, claustro y padres de alumnos de en estar a una, sino será inútil.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Cuéntame...

Entradas populares de este blog

Letras o ciencias

Tengo un cabreo monumental. Es de esos que te dura media vida, pero esta semana lo tengo recién despertado y con ganas de guerra.



Si pensáis que según el sistema educativo actual no existe la eterna división entre ciencias y letras, estáis completamente equivocados. Largos nombres, muchas palabras, para acabar diciendo prácticamente lo mismo de siempre. Lo mismo, pero con algunos matices, claro.
Cuando yo estudiaba el BUP, hace ya una eternidad, en tercero, escogíamos si nos apetecía más estudiar letras (puras, como fue mi caso, o mixtas, como muchos otros) o ciencias (también puras o mixtas).



Hoy por hoy, si tu hijo es un buen estudiante, sean cuales sean sus aspiraciones, sus profesores le instan a escoger en cuarto de la ESO y en Bachillerato las ciencias: Física y Química, Biología, Matemáticas. 
Las letras son para los mataos, los que no lo van a sacar, aquellos a los que les cuesta, que se vayan a estudiar cosas como el latín, la cultura clásica, la música o la plástica. Los bu…

Dark, nuestra última serie del año

En estos días de vacaciones hemos estado viendo películas, sobre todo películas ya vistas, y algunas un poco más nuevas. Pero antes de eso, en unos días vimos esta serie.



Dark es una serie alemana de misterio o... no sé muy bien cómo clasificarla. Algunos la comparan con Stranger Things aunque no creo que se parezcan en nada, ni en el argumento, ni en el tono, ni en los personajes...

El caso es que mi hijo mayor y su afán por los idiomas estaba buscando una serie en alemán para practicar y mejorar su nivel. Investigando un poco, di con esta serie en Netflix, y después de que él empezara a verla, nos recomendó que la viéramos el resto de la familia. Y eso hemos hecho en estos días de vacaciones.

No se trata de una serie fácil, y para nosotros la mayor dificultad ha estado en saber quién es quién. Creo, por supuesto, que en eso se basa la serie, en que estés bastante despistada con los personajes de principio a fin.


Nos ha gustado mucho. Y la recomiendo mucho, también. Por si no lo tené…

12 pequeños cambios

Para este año, desde algunos blogs que sigo y que me parecen bastante interesantes (Tres pompones, En tierra remota y El tiempo de la marmota) han iniciado un proyecto que se llama #12pequeñoscambios y que me parece que se ajusta mucho a lo que llevo dando vueltas ya un tiempo: llevar una vida más sencilla y vivir con menos.

Este mes el tema es:

Minimalismo
Se trata simplemente de reflexionar un poco sobre el asunto y hacer algún pequeño cambio en tu hogar relativo a este tema.


Yo llevo ya un par de años muy conciencia con lo de limpiar y reciclar en casa, con el tema de no acumular y también con el de ser más organizada. No soy minimalista, esa es la verdad, pero intento mejorar en ese sentido y debo decir que para eso me ayudó mucho el método de la Kondo.


Hace ya tiempo que organicé mis cajones y los de mis hijos con el método de esta señora y suelen estar organizados siempre. A veces no lo están, porque voy con prisa y meto las cosas de cualquier manera, sobre todo en los míos, pero…