Ir al contenido principal

La música y el músico. Estado de la cuestión

Ya os conté que este año mi peque empezaba en el Conservatorio, algo que él había elegido y que, a pesar de parecerme duro, y más aún para él, no pude evitar porque era su ilusión.



Pues bien, ya llevamos más de un mes de clase, ya hemos cogido la rutina y hoy precisamente tiene su primera audición.

Los horarios que le han puesto no han sido malos. Quizá son los mejores horarios que podía tener. Va dos días a la semana dos horas y un día una hora, total cinco. Y además le tocó su profe preferida del mundo, una profesora joven, con la que lleva ya tres años asistiendo a un curso de verano y con la que se entiende muy bien.

Además de esas cinco horas (dos de teoría, una de instrumento individual, otra de instrumento colectiva y una de coro) va otra hora con su profesor de siempre, porque no hemos querido dejarle y le viene muy bien.



Si a eso sumamos los ratos que practica en casa, son un montón de horas dedicadas a la música que le impiden dedicar más tiempo a los estudios. Y en otros tiempos eso me habría preocupado, pero ahora no, porque he aprendido que las prioridades no implican necesariamente que el colegio y las notas vayan por delante de todo lo demás.

Él lo lleva bien, y de momento nos organizamos bastante bien para llevarle y traerle. Lo peor son los deberes y las prácticas en casa, porque se le olvida muchas veces que la música también requiere esa disciplina tan difícil para un niño.



Y, como os he dicho, hoy vamos a verle por primera vez en una actuación, y estamos deseando ver cómo se desenvuelve.


Comentarios

  1. ohh que bien!!! Un beso enorme a los dos

    ResponderEliminar
  2. Que chulo!!! Besotes
    Coquelicot

    ResponderEliminar
  3. :si disfruta con la música hay que hacer el esfuerzo.
    Estar a gusto con los profesores del conservatorio es mucho.
    Adelante y suerte hoy!
    ; )

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú ya lo sabes, requiere mucho trabajo, pero le gusta mucho. Y lo de los profesores del conservatorio me daba mucho miedo, pero parece que ha tenido suerte.

      Besos.

      Eliminar
  4. Confía en él.Es un hombre de recursos...sabrá llevarlo adelante.
    La música es su pasión.
    Besos,Ro!

    ResponderEliminar
  5. Me alegro de que le vaya tan bien. Además, aunque le dedique tanto tiempo, ¿quién dice que no será ese su verdadero futuro profesional? Yo sé de quien tenía una carrera de veterinaria, con resultados brillantes, y al final lo que le dio trabajo (y un buen trabajo) fue tener acabado el conservatorio. Así que nunca se sabe...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pienso lo mismo. Nunca se sabe dónde está tu futuro, y si no es la música, seguro que está aprendiendo muchas cosas a través de ella.

      Besos.

      Eliminar
  6. ¡¡¡Disfruta y llénate de emoción!!! Será estupendo.
    Me alegro mucho.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estamos contentos y vamos a dus audiciones a disfrutar, porque le da vergüenza tocar en público pero luego se crece y da gusto oírle.

      Besos.

      Eliminar
  7. Lo primero es lo primero y eso es ...que sea feliz.
    Ya contarás que tal...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está muy contento, aunque no lo muestra demasiado abiertamente, y eso, tienes razón, es lo primero.

      Besos.

      Eliminar
  8. Mi nieto estuvo con el violin hasta que sus amigos comenzaron a burlarse de el y el tontin lo abandono.
    Tienes que forjar también su carácter

    Saludos


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al mío no le importa mucho lo que digan los niños de su clase. Eligió la viola y sigue con ella. Lo que más le hace falta es trabajo...

      Besos.

      Eliminar
  9. ¡Qué buena pinta Ro! Se nota que eres muy optimista con esto, y que él está feliz. Seguro que va todo genial. ¡Pon algún trocito, que hace mucho que no le oímos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Salió todo muy bien. Era un pequeñísimo concierto y tocó dos piezas pequeñas, pero muy bien.

      Besos.

      Eliminar

Publicar un comentario

Cuéntame...

Entradas populares de este blog

Letras o ciencias

Tengo un cabreo monumental. Es de esos que te dura media vida, pero esta semana lo tengo recién despertado y con ganas de guerra.



Si pensáis que según el sistema educativo actual no existe la eterna división entre ciencias y letras, estáis completamente equivocados. Largos nombres, muchas palabras, para acabar diciendo prácticamente lo mismo de siempre. Lo mismo, pero con algunos matices, claro.
Cuando yo estudiaba el BUP, hace ya una eternidad, en tercero, escogíamos si nos apetecía más estudiar letras (puras, como fue mi caso, o mixtas, como muchos otros) o ciencias (también puras o mixtas).



Hoy por hoy, si tu hijo es un buen estudiante, sean cuales sean sus aspiraciones, sus profesores le instan a escoger en cuarto de la ESO y en Bachillerato las ciencias: Física y Química, Biología, Matemáticas. 
Las letras son para los mataos, los que no lo van a sacar, aquellos a los que les cuesta, que se vayan a estudiar cosas como el latín, la cultura clásica, la música o la plástica. Los bu…

Tortitas de avena

Algunas me habéis pedido la receta de tortitas que suelo hacer.

Y este fin de semana por fin tuve tiempo de hacer unas fotos con un poquitín de luz (no mucha, la verdad) para ilustrar la receta.

Los ingredientes.




80 grs de copos de avena.
Un huevo y 6 claras.
6 Cucharadas de queso fresco batido 0%
Una pizca de levadura.

Primero tenemos que triturar los copos de avena. Yo lo hago en la Thermomix, pero cualquier batidora de vaso os sirve perfectamente. Si tenéis harina de avena, no será necesario, claro.


Después añadimos el resto de los ingredientes.



Nota: no le pongo edulcorante porque no soy nada "dulce", pero podéis añadir el edulcorante que queráis.

Batimos un poco.



Preparamos una sartén que no se pegue. Yo utilizo siempre la misma. No me hace falta ni aceite ni nada.



Ponemos en la sartén unas cucharadas de la mezcla, a fuego suave y, cuando le salen burbujitas, le damos la vuelta.




Con esta mezcla me salen tortitas para dos días. Suelo hacer unas tres o cuatro para cada día.



Ofensas

No soy una persona polémica, y no suelo tener comentarios negativos en el blog, ni mucho menos hirientes o insultantes. Alguno ha habido, pero ya son unos cuantos años por aquí y lo extraño sería lo contrario. No me refiero precisamente a este espacio, que es un poco mi casa y en la que entráis y comentáis personas a las que voy conociendo, a algunas personalmente y a otras de manera virtual, pero que sois siempre educadas y correctas, y que, por supuesto, podéis siempre mostrar vuestra opinión y vuestro desacuerdo a lo que digo, y lo hacéis sin indignación ni escándalo.


Me refiero a que en general, en las redes sociales especialmente, y en twitter en particular, últimamente muchas personas se sienten ofendidas a la primera de cambio. Hay gente a la que le ofende todo, hasta les ofende que no te ofendas. Y cada palabra tuya podrá ser utilizada en tu contra por alguien en algún momento.

A mí me resulta agotador. Quiero decir, que por supuesto que me molestan cosas que leo, sería insens…