martes, 3 de mayo de 2016

Mi experiencia con el Whole30

No sé cómo ni por qué, a finales del mes pasado, llegué a una página donde se hablaba de esto del Whole30. No había oído hablar de ello en mi vida y me puse a investigar.




Resulta que se trata de una experiencia que pertenece o es cercana a la dieta Paleo, o dieta Evolutiva, dieta que desconozco totalmente, o que desconocía, ya que ahora me he acercado un poco a ella.

Se trata de un reto: pasar 30 días comiendo lo que ellos llaman "comida de verdad", es decir: carne, pescado, verduras, fruta, frutos secos...

Pero hay unas restricciones muy importantes:

- No se puede tomar azúcar ni ningún tipo de edulcorante.

- No se pueden tomar lácteos. Ninguno.

- No se pueden tomar cereales ni derivados. Ninguno. Soja tampoco.

- No se pueden tomar legumbres.



Pensé que era algo imposible para mí seguir esta dieta ni 30 días ni uno solo.

Y seguí leyendo e informándome. Resulta que está indicada para personas como yo, que lo intentan y no consiguen adelgazar, o adelgazan muy despacio y con mucho esfuerzo (también para personas que no quieran adelgazar pero tienen problemas digestivos, o de la piel, o de otros muchos tipos...)

Leí un poco más, y resulta que hay gente, como es mi caso, que estaríamos siempre desayunando con el café, las tostadas, un bizcocho... Y esas personas quizá lo que necesitemos es un buen cambio para apreciar que algunas cosas no son tan buenas para nosotros.

Y el día 1 de abril empecé el reto.



Hacerme una tortilla francesa a las seis de la mañana me parecía locura, pero era lo único que me parecía que podía desayunar a esas horas.

En pocos días empecé a pensar en los desayunos de los hoteles, en cómo me gusta, sea la hora que sea, desayunar huevos con bacon, o con salchichas, fruta y embutidos (sí, y pan, y bollos, también, pero eso lo elimino de mi pensamiento).

Así que mis desayunos se han ido haciendo más variados y completos, incluso cuando me levanto a las seis.

¿Y el resto de las comidas? Pues creo que, salvo no comer pasta y legumbres, he comido igual que siempre, y buenas cantidades.

Aunque la dieta dice que se deben hacer tres comidas al día, sin tentempiés, eso no entra en mi horario, porque me levanto muy pronto y como tarde, así que más o menos mi día ha sido así:

Desayuno: Han sido variados. He comido huevos de varias formas, embutidos, salchichas, bacon, frutas... también un par de veces he hecho gofres de harina de almendra con leche de almendra. No aconsejan abusar de los frutos secos pero ha sido solo dos veces en los treinta días y era por el mono de pan que tenía (Luego he visto que me llenaban demasiado y me sentaban peor que los otros desayunos). Lo he acompañado todos los días de una infusión con leche de almendra o café con leche de coco o zumo de naranja.



Comidas y cenas: carne o pescado y verduras. He comido verduras asadas, a la plancha, cremas de verduras caseras... He probado algunas cosas que nunca había comido como el boniato o la yuca. He tenido siempre en casa, ya preparado, pisto, o escalivada, o boniatos asados, o setas... para acompañar la carne o el pescado. He asado o preparado cantidades grandes de verduras para que no se me hiciera cuesta arriba y siempre tuviera algo ya preparado de acompañamiento (suelo comer tarde y cenar pronto así que no meriendo, pero algún día me he comido unas almendras o unas nueces a media tarde).


Y os preguntaréis si he completado los 30 días de dieta y cómo me ha ido. Os lo cuento mañana.

19 comentarios:

  1. Si se cambian los lácteos por la fruta, es la tan denostada dieta Dukan: proteinas y verduras.
    A mi también me cuesta bajar de peso pero también decidí hace tiempo que no iba a eliminar totalmente ningún alimento de mi alimentación.
    Ya nos contarás que tal te ha ido!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo. Al final todo lo mismo, mismos perros con distintos collares. A mi también me cuesta,pero tengo clara la razón: como más de lo que consumo. Procuro seguir unos hábitos durante la semana, pero me falta introducir más ejercicio y rebajar a la mitad mi ingesta caloría los findes. De cualquier manera yo desconfío totalmente de dietas que "prohíben" comer. Puedo parecer presuntuosa pero ya te digo yo que, a largo plazo, esta dieta no sirve para nada bueno y menos adelgazar.

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    3. Sabía que esta entrada iba a causar cierta "polémica". Sé que eliminar directamente tantas cosas de la dieta puede ser perjudicial y puedo tener un rebote impresionante. Pero no encontraba forma de bajar peso y de aguantar una dieta, así que he seguido adelante con esto. Y veremos qué tal me va...

      Besos.

      Eliminar
  2. Cualquier dieta sin harinas, azúcar, alcohol adelgaza. Hace años leí mucho sobre el tema (atkins, Montignac etc.) incluso lo probé yo misma. El problema para mi es que son dietas insostenibles. Puedo hacer el esfuerzo unos meses pero al final vuelvo al pan, mantequilla, pasta, una caña... Lo que funciona a largo plazo son hábitos que puedas mantener siempre. Mis padres son delgados y siempre pesan lo mismo (kilo arriba kilo abajo), comen poco pero de todo, incluida una cerveza al día y pan. Yo soy incapaz de encontrar mi equilibrio, pero veo por su ejemplo que eso es lo que funciona a l/p.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también leí y probé la dieta Montignac hace mucho tiempo. Pero es cierto que no se puede seguir siempre a dieta, y hay que aprender a alimentarse bien. Todo en teoría lo sé, pero en la práctica son nueve kilos, nueve kilos de los que el año pasado por estas fechas me quite cinco con mucho esfuerzo, comiendo de todo y sano y haciendo ejercicio, y volvieron en el mismo tiempo que se fueron. Necesito algo que me haga perder, y después veré, si es que puedo, la manera de mantenerme...

      Beso.

      Eliminar
  3. Yo de momento no me lo planteo aunque sabes que soy fan de Nitanhealthynitanfit y no te creas que no me dan ganas de apuntarme a todo jejeje. Creo que cada uno tiene que encontrar su forma de comer, la que para él es la idónea y por eso me encanta que experimentes con estas cosas. ¡Estoy deseando leer el post de mañana! :)))))
    PD. Yo también te leo a diario y tampoco tengo tiempo de comentar :S

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, creo que tengo que encontrar lo que me sienta bien y mal, lo que me engorda y lo que no, y a partir de ahí llevar la dieta que me vaya bien.

      Besos.

      Eliminar
  4. Madre mía yo creo que no podría hacer eso... ¡qué sacrificio! estoy deseando leer la entrada de mañana para saber cómo te ha funcionado!!

    Un besazo reina!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues vas a tener que esperar un día, porque hoy os hablo de ejercicio, o de no ejercicio.

      Besos.

      Eliminar
  5. Ayyyyy a ver qué nos cuentas mañana!!!!!!
    Una cuñada mía la hizo por un trastorno digestivo y adelgazó un montón, el problema vino con el mantenimiento, aunque ella por su tema tiene una dieta para siempre, y claro, cuando hacemos dieta por temas de salud y no de estética es más fácil de mantener. Aún así cuando la dejó y pasó a la dieta que tiene ahora en la que no le han eliminado del todo, solo restringido cosas, engordó un poco pero sigue delgadita.
    Un besito y a ver que tal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que el problema del mantenimiento es el de todas las dietas. De todas. Tenemos que cambiar de hábitos, y creo que esta, precisamente esta, te lo enseña bastante bien. Luego no sé si seré capaz de esos cambios, pero en teoría la cosa va bien, de momento.

      bEsos.

      Eliminar
  6. Cómo te gusta dejarnos con la intriga!

    ResponderEliminar
  7. Deseando leer el post de mañana... Deseando.

    Hace ahora cuatro años (me acuerdo más que bien, porque fue el año que se casó mi hermanita) seguí durante mucho tiempo el método Montignac; que no dieta. Pues al fin y al cabo no se trata de una dieta propiamente dicha, sino de aprender a comer de otro modo, de otra manera... Y me fue muy muy bien. Estaba más delgadita y estupenda. Pero no estaba al 100% de mis energías. De hecho no iba al gym, y aparte de pasear, no hacía mucho más ejercicio. No es para mí pues.

    De esta forma en concreto, whole 30, he leído poco. Si me informé en su día de las "ventajas" de la dieta ancestral, paleolítica. Pues es muy defendida, por sus bondades dicen. Cuestión de probar y acertar el método, forma o manera que más se adecúe ( A SU PRECIO JUSTO, jajajaja, q nooooooooo), a cada uno por sus necesidades, su tiempo, sus ganas, sus objetivos...

    A mí lo que sé que me va bien es hacer ejercicio, moverme, y no pasarme de lo que todos sabemos que no nos debemos pasar.
    Adoro el desayuno dulce y es una de las cosas que tengo que ir poco a poco cambiando... A ver.. que de momento mi reto MOVIMIENTO va saliendo bien...

    Un besín

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También seguí el método Montignac durante un tiempo y me funcionó muy bien. Pero me pareció muy duro. Esta no me lo está resultando. No sé, quizá depende de lo que uno suela comer. El caso es que estoy contenta con cómo me va.

      Y sí, debería moverme más, pero ahora mismo... bueno, lo cuento en la entrada de hoy.

      Besos.

      Eliminar
  8. Ay!! a mi si me quitan los lácteos muero, lo juro, muero, de pena, o de algo pero muero.

    ResponderEliminar
  9. Ei, yo al contrario XD a mí esto me interesa :D
    Yo llevo como 4 años siguiendo la dieta Paleo ^___^ en mi caso es más restrictiva por la candidiasis pero así empezó todo.
    Si quieres saber más pregúntame lo que quieras :D voy a ver la otra entrada.

    ResponderEliminar
  10. Interesante, me alegro que te haya ido tan bien, yo no conocia esto. Un saludo

    ResponderEliminar

Cuéntame...