martes, 29 de marzo de 2016

Lugares que quiero visitar: Viena

Me encanta viajar, y me gustaría hacerlo a menudo. Pero lo cierto es que mi situación personal y económica no me permite hacerlo todo lo que quisiera. Pero en mi imaginación tengo preparados un montón de viajes, y algunos de ellos voy a compartirlos con vosotros:

Quiero, por ejemplo, ir a Viena, a ser posible en invierno.



Asistir allí a un concierto memorable. Puestos a pedir, mejor el de Año Nuevo...



Admirar la catedral de San Esteban.



Visitar museos y descansar en un espacio como este.



Acudir a un mercadillo.



Visitar los mejores cafés y probar los mejores dulces y chocolates.



Pasear por sus calles.


Montar en tranvía.


¿Alguna recomendación para cuando vaya?

43 comentarios:

  1. A mi también me encantaría visitar Viena!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tengo unas ganas infinitas. A ver si se me va logrando...

      besos.

      Eliminar
  2. Recomendación, en invierno mejor, nosotros fuimos hace dos veranos, el primer viaje en avión con mi niño con 8 meses y dios, asfixiados de calor. Visita todos los palacios, son impresionantes, y sus jardines tb.hicimos una excursión de un dia a bratislava q esta en eslovaquia y a una h de camino en tren y súper bonito y pintoresco.
    Y si te gusta el sushi alli es muy barato, yo me alimenté de eso ya q aqui es muy caro. Muak

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, he visto que tiene muchos palacios, y que son todos impresionantes.

      Besos.

      Eliminar
  3. Yo sólo he estado un día, estábamos en Budapest y fuimos en tren porque está bastante cerquita...era primavera y nos hizo un frío del caraaaajo!! un aire horrible y muchísimo frío, lo único que hicimos fue ir de cafetería en cafetería y visitar la Ópera, no se podía estar ni un minuto en la calle jajajaja así que la recuerdo fría, gris y cara...tengo que volver para desquitarme :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que lo de cara sí debe de ser verdad. Ya lo he oído más veces.

      bEsos.

      Eliminar
  4. Hacer las rutas que hay a pie. Visitar el Palacio de Schönbrunn, pero con el abono para entrar en todo, merece la pena. Yo iría en primavera así es más bonito visitar los parques y jardines. Yo estuve el verano pasado por accidente y en 3 días se pudimos visitar casi todo y sin planear. A mí me encantó el museo de historia natural, la biblioteca, el Palacio y sobretodo la Opera. No hace falta ir a un concierto para ver buena música en vivo, en la misma calle chavales de los conservatorios tocan y es una pasada. Aunque siempre habrá Mozarts invitándote a conciertos. Un truco para comer bien es callejear y sentarte donde sólo veas comiendo vieneses. Prueba el cocktail Hugo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rutas a pie. Apuntado. ES lo que más me gusta en una ciudad. Caminar por ella.

      bEsos.

      Eliminar
  5. Estuve en Viena hace unos años y la verdad es que viniendo de Praga y luego yendo a Budapest, Viena me pareció bonita (eso sí, el casco histórico, porque saliendo del Ring es como cualquier ciudad europea), limpia y sobria. Las calles comerciales son preciosas, la catedral también, aunque le falta una plaza abierta, porque está encerrada y rodeada de edificios. Una ciudad, como digo, bonita, pero para mi gusto le falta esa chispa que sí he visto en Praga y en Budapest. Impresiona ver El beso de Klimt a tamaño natural y el Art Nouveau en la calle, el edificio de la Secesión y los palacios. Eso sí, acabé un poco saturada de Sissy. En dos o tres días se puede ver con tranquilidad y yo no iría en invierno por una razón: pienso que si se quiere conocer un poco una ciudad, hay que visitarla en un momento del año que permita estar por la calle para verla en su día a día. En invierno, con todo cubierto de nieve, los jardines y la vida al aire libre se reducen. Quizás volvería a una ciudad en invierno tras haberla conocido en otro momento y así disfrutarla de otro modo. No sé si me explico. El otoño en Europa, sobre todo en esa zona es una explosión de colores maravillosa (especialmente para una isleña que lo que vive es el invierno suave y el verano, jejeje). En relación a la música, por lo menos cuando yo fui, aún no había empezado la temporada (era agosto, a finales) y se daban algunos conciertos, más turísticos que otra cosa. Nos sentimos acosados por esos jóvenes vestidos de Mozart que te persiguen para que vayas al concierto que promocionan. Es paradójico: ni a Sissy ni a Mozart les gustaba Viena y los vieneses tampoco les mostraban aprecio, sin embargo, son ahora el mayor negocio de la ciudad. Yo soy una enamorada de Praga, que para mí es la ciudad más bonita del mundo y Budapest me pareció magnífica, me sorprendió con su aire de metrópolis cosmopolita y elegante. Creo que me he enrollado y me parece que he hecho un comentario negativo de Viena; no era mi intención, la verdad. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una ciudad que me apetece un montón, pero no como para pasar una semana o muchos días, sino un par de días o tres como mucho.

      bEsos.

      Eliminar
  6. Llevo tanto tiempo leyendote y nunca te he escrito...hoy me lanzo porque vivo en Viena! Llevo algo mas de 3 anhos, y tengo que decir que es una ciudad que cada dia te sorprende! Ya te han comentado arriba sitios preciosos para visitar, y aun hay mas...es una ciudad llena de parques y jardines donde se puede hacer picnic libremente, no dejaria de visitar Volksgarten en pleno centro junto al museo Albertina, o Augarten (con 2 bunkeres impresionantes flanqueando y recordando la historia de Europa) en el corazon del barrio judio, existen palacios menos conocidos pero tambien preciosos como el Palais Liechtenstein, la verdadera joya de Viena son sus cafes, sus mercados estacionales (Navidad, Pascua, ...),... los alrededores llenos de Heuriger (solo abren de primavera a otono y puedes tomarte vino de temporada de elaboracion propia), ... cada epoca del anho tiene un encanto, quizas la mas "aburrida" sea entre enero y abril, ya que la Navidad ha terminado pero aun hace frio y pocas horas de luz...si vienes seria una delicia desvirtualizarte y mostrarte la Viena no turistica!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, me hace mucha ilusión cuando me decís eso de que me leéis siempre y por fin os decidís a comentar. Así que vives en Viena. Me parece una ciudad que tiene que ser muy especial.

      besos.

      Eliminar
  7. Yo no me perdería el beso de Klimt,un buen concierto y...esos cafés con deliciosos dulces y chocolate...
    ; )

    Besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tengo intención de perderme El beso. Me encanta.

      besos.

      Eliminar
  8. Yo la veo tan fría...debe ser de los pocos sitios de Europa q no me llaman...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me llama un montón, aunque más aún Praga.

      Besos.

      Eliminar
  9. No lo conozco, así que me apuntaré todas las recomendaciones que te digan, y por supuesto las tuyas cuando vayas ;-)

    Llevo varios días pensando en sitios que me apetece conocer, y debería hacerme una listita para motivarme: Tailandia, Berlín, Dublín, Menorca, Estambul, Lisboa, Japón, Buenos Aires, Chile... (creo que necesito un buen pellizquito lotería, jajaja...) Porque también estaría la lista de lugares a los que volver: Roma, Praga, NY...

    En fin, vuelvo al lío, que me disperso, jajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también lo estoy pensando, los voy a organizar y los voy a poner por aquí, así cuando vayan saliendo oportunidades veré cual me apetece más.

      bEss.

      Eliminar
  10. Ay, pues a mi siento decir que no me gustó demasiado. Hace dos años planeamos una ruta por Austria: Tres días en Viena y luego carretera y manta hacia la parte del Tirol (Salzburgo, Innsbruck, etc). Viena es una ciudad bonita, pero nos sobraron dos días. Las tiendas cierran a las 18 de la tarde y luego no hay NADA que hacer, pero nada, ni sitios donde cenar si estás en el centro. Si que hay cosas bonitas como el palacio de Sissi y el parque de atracciones Prater (creo que se llamaba así). Ah y la comida en general y la tarta Sacher muy buena!
    Pero si algún día vas, te recomiendo que hagas como nosotros y hagas ruta. Nunca olvidarás pueblos como Halstatt (mira alguna fotografía, alucinarás) o los prados verdes del tirol austriaco.

    Y ahí queda mi humilde opinión xD Un beso guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo he oído a más gente, que es una ciudad que no da mucho de sí, para muchos días.

      Besos.

      Eliminar
  11. Respuestas
    1. Venga. Dejamos a todos estos y nos vamos tú y yo.

      besos.

      Eliminar
  12. Yo he estado dos veces, como final de viaje: he hecho dos veces en bicicleta la parte de la ruta del Danubio, desde Passau (en Alemania) hasta la capital de Austria. Y siempre en verano, hay mucha vida callejera y no pasamos calor. Los museos abren hasta tarde (recuerdo haber estado en el patio del que muestras en una de las fotos), y allí descubrimos a Schiele y vimos los cuadros de Klimt. También comimos la famosa tarta sacher en el hotel Sacher, y era tan cara que compartimos un pedazo entre cuatro, jeje. ¡Y como buenos fanes de la película, fuimos a ver la noria que sale en el Tercer Hombre!Todo de turisteo clásico, pero es que después de diez días en bici por los pueblos del Danubio es lo que nos apetecía. Yo guardo muy buen recuerdo de la ciudad, pero también fueron, posiblemente, las vacaciones más divertidas que he tenido hasta ahora. No dejes de ir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que adoro a Klimt y a Schiele.

      Besos.

      Eliminar
    2. Es verdad, te conté ayer lo de la limpieza pero descubrí a Schiele en Viena, no lo conocía y entramos a una exposición que había sobre él y su mecenas y flipé. Otra cosa que había mucho por la calle eran montones de carteles de exposiciones preciosos así que yo como buena española cateta, despegué por la calle el de esta exposición y desde el año 2004 luce en mi habitación y ha soportado separaciones y mudanzas. Por supesto los vieneses me miraban raro mientras me llevaba el cartel.
      La sede de la Cesesión y el papel de Klimt, de los sitios que mas me gustaron también.

      Eliminar
  13. Yo estuve hace 10 años pero sólo unas horas. Pude entrar a la Catedral y es impresionante. La ciudad es ordenada, limpia y muy elegante. Te lo recomiendo sin dudarlo. Un beso!

    ResponderEliminar
  14. Ayyyyyy yo quiero ir!!!! Nunca he estado, sí que conzco algunas otras capitales europeas, pero Viena en años nuevo y en Navidad en general es una espinita clavada.
    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me dan muchas ganas siempre esas fechas.

      Besos.

      Eliminar
  15. Si...coger el tranvía a la zona de tabernas...de noche.
    Y recuerdo el mariposario del zoo como algo espectacular pero de eso hace muuuuchos años.
    Ahora hay una manera muy barata de viajar, si el destino no es lo primordial mira waynabox.
    Y si vais todos siempre podéis dormir en hostal cogiendo una habitación para todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo he mirado ahora mismo y no tenía ni idea de algo así, además está bien de precio.

      bEsos. y gracias.

      Eliminar
  16. Uy, yo tb tengo ese mal vicio que es viajar. hasta que nació Mateo teniamos x costumbre una escapada al año por lo menos, si no dos. Hubo años de hasta tres! Ahora ya la cosa cambió, y son escapadas mas pequeñas, pero ya estuvimos con él en Oporto y sin él en Madrid. Se va intentando... Mi sueño viajero? Escocia y sus Highlands 10 dias por lo menos... e Irlanda.... Y praga...y Viena..... El mundo entero! Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Escocia lo conocí hace muchos años. No me importaría volver, pero hay tantos sitios que no conozco...

      bEsos.

      Eliminar
  17. Yo también planeo viajes en mis sueños, ainss. No conozco Viena, así que también me encantaría visitarla. Pero sí sé algo de ella: ahorra bastante, ¡todo es muy caro allí!
    Espero que se cumpla pronto ;)

    ResponderEliminar
  18. Nosotros fuimos en verano y, en cuanto al clima, tuvimos de todo: un calor agobiante al llegar y frío y lluvia cuando nos íbamos. La plaza del Ayuntamiento estaba llena de casetas donde tomar algo y, además, había una pantalla gigante y gradas donde podías ver óperas.
    Te iba a recomendar el parque que conserva los dos búnkeres, pero ya he visto que ya te lo han mencionado más arriba. A nosotros nos impresionó el Danubio: no cogimos ningún barco porque planificamos mal y no tuvimos tiempo pero en todo caso las vistas desde los puentes son impresionantes. En nuestros largos paseos, terminamos a la otra orilla del río, lejos del centro de la ciudad, y nos llamó la atención el ambiente de playa que había a la orilla de unos de los brazos del Danubio.
    La visitas obligadas si vais con los niños son Schonbrunn, porque dentro está el zoo y porque tiene unos jardines preciosos y el Práter, porque tiene un parque de atracciones con algunas cosas impresionantes. Nosotros no habíamos visto atracciones así hasta entonces.
    A ver si puedes ir pronto, a Viena o a cualquier otro lugar. Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, cualquier lugar me viene bien.

      besos.

      Eliminar
  19. No dejes de hacerlo. Sin duda en mi ciudad, cuando vayas y estés en cualquiera de los cafés vieneses acuérdate de mí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja. No dudes que me acordaré de ti.

      Besos.

      Eliminar
  20. Yo creo que estuve en 2004, Praga-Viena-Budapest-Cracovia. A Viena en avión y después en coche. Recuerdo sobre todo lo limpia y ordenada que era. Los periódicos (todavía la gente compraba periódicos)los colgaban en la calle en bolsas y tu echabas el dinero y te lo llevabas, algo impensable para una española que sabía que en su ciudad durarían 5 minutos antes de que se los llevara alguien.
    Era julio y había una especie de feria con comida internacional y conciertos, pero nada de platos y vasos de papel, todo de loza y cuando terminabas de comer los limpiabas y los dejabas en un montón hasta que venían a recogerlos. En aquella época todo me parecía caro, era joven y fue de mis primeros viajes, pero tengo muy buen recuerdo de ese viaje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uff, me estáis entre todas poniendo los dientes largos. Qué ganas de viaje...

      bEsos.

      Eliminar
  21. Tengo una amiga allá, así que he ido varias veces y siempre me quedo con ganas de volver!

    La feria de comida que te dicen de julio es muy chula, no hace tanto calor, hay muchísima gente leyendo en los parques y puedes aprovechar para ir a mojar los piecitos en el Danubio x)

    ResponderEliminar
  22. Pues me voy contigo y le pedimos consejo a Jaio, que ha vivido muchos años allí y es un encanto y seguro que volvemos encantadas.

    ResponderEliminar

Cuéntame...