sábado, 26 de diciembre de 2015

Post-Navidad

Han sido días confusos en los que no sé si he disfrutado o he sufrido. Supongo que tendré que esperar a que pasen por el filtro del tiempo y se conviertan en recuerdos para saber si mereció la pena el trabajo impresionante, el dolor de espalda, la casa patas arriba, por tener a toda la familia junta bajo el mismo techo durante tres días.



Cuando parecía que ya no cabía uno más, se presentó mi hermano mayor desde Canarias. Hacía más de un año, creo, que no nos juntábamos los tres. Y ha sido, por momentos, como volver a la niñez.

Contado así parece que sí ha merecido la pena, porque no hemos discutido (nunca lo hacemos) y todo ha ido bien, pero hay un montón, varios montones de cosas que me tienen triste y que no puedo compartir por aquí porque son demasiado personales.




El caso es que hoy vamos todos a casa de mi padre. Y sé que llegaré allí y mi padre lo tendrá todo preparado... para que me meta en la cocina a hacer la comida.

En fin... la familia es así, y se les perdona todo porque son, pues eso: FAMILIA.

Estaba preparando unas recopilaciones de cosas de este año que ahora va terminando. A ver si tengo tiempo en los próximos días para terminarlas y publicarlas. No prometo nada.


19 comentarios:

  1. Yo tengo una sensación parecida con algunas cosas y no mola nada. Ánimo y disfruta de lo que queda. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, no me gusta esa sensación, porque siempre he sido fuerte y me he sobrepuesto a todas estas cosas y ahora no tengo ganas.

      Besos.

      Eliminar
  2. Yo estoy con esa misma sensacíon .El día 24 es el cumple del niño,y celebramos la nochebuena solos nosotros.Llega un momento que ni a la propia familia se le puede perdonar todo,no,ya no.Hasta aquí hemos llegado,a mí lo que quieras,pero a mi hijo no!No puedo más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como dicen por ahí, los hijos duelen mucho, más que lo que nos hagan a nosotros.

      Besos.

      Eliminar
  3. Jo, ese es mi lastre, como kinuki. Hay cosas que se pasan, y otras que hacen que ya pases. Por supuesto hemos tenido parte buena y positiva, pero los años nos van, en algunos casos, amargando :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo mío creo que es más cansancio acumulado que otras cosas.

      Besos.

      Eliminar
  4. Bueno. A ver si puedes descansar algo. Besos.

    ResponderEliminar
  5. Ánimo y busca un ratito para descansar!
    Besitos

    ResponderEliminar
  6. Hay una frase muy conocida que es el comienzo de Ana Karenina que me gustó mucho y que después volví a encontrar en La elegancia del erizo: Todas las familias felices se parecen pero las infelices lo son cada una a su manera (mas o menos es así) Pues creo que resume la realidad: no hay familias perfectas, cada una tenemos la nuestra, con sus luces y sus sombras.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta esa frase. No, no hay familias perfectas por más que uno lo quisiera en su imaginación. Y creo que este año las fiestas me han pillado sin fuerzas ni ganas de nada, así que todo se me ha amontonado.

      Besos.

      Eliminar
  7. Yo también estoy agotada... Pero habrá que coger fuerzas para Nochevieja! Esto es una carrera de fondo...
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, creo que hoy ya me encuentro mejor, más animada y menos cansada. Hoy por fin me voy a poner a recoger la casa en condiciones y a hacer cositas con mis chicos.

      Besos.

      Eliminar
  8. Querida Ro:
    No se que es lo que te apena tanto, pero estos días salen a la superficie tristezas y frustraciones que tenemos dentro de todo el año. Por otro lado tienes que estar superagotada, con el final de trimestre, la operación de tu madre y después las "fiestas", que lo son para quien no tiene que encargarse de todo. Esto tambi´en te influye en tu estado de ánimo, hay días que no puedes más y hay que seguir, yo sin querer al final siempre acabo llorando por cualquier tontería. A ver si a lo largo de las vacaciones puedes descansar un poco, leer, retomar tus paseos, ya verás como te empiezas a encontrar un poco mejor.

    Un besazo, guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón en todo. Y también en lo de retomar los paseos. Mañana he decidido que será un buen día para volver a pasear y a hacer vida de verdad, de la que me gusta. La recuperación de mi madre será lenta y necesita mucho tiempo, pero no vamos a amargarnos por eso.

      Besos.

      Eliminar
  9. oye, ponlos a trabajar a todos! ¬¬

    que cuando menos cansada estés y más ratos buenos pases con los que quieres, mejor estarás para enfrentar lo que te preocupa :***

    ResponderEliminar

Cuéntame...