viernes, 6 de marzo de 2015

Quiero ser mejor profesor

En estos días estoy reflexionando mucho sobre mi trabajo. Es lógico, siempre lo hago, pero más aún cuando estamos inmersos de lleno en un cambio educativo, en una reforma que nos trae cosas nuevas, pero que (y es mi opinión) es más de lo mismo, y no representa el verdadero cambio que nos gustaría ni esperamos muchos de los profesionales que nos dedicamos a la enseñanza.

Yo quiero ser mejor profesora, de verdad, pero hay muchas cosas que me lo impiden.

https://es.pinterest.com/pin/112027109457412912/


Hoy, por ejemplo, quiero comentaros una cosita, una pequeña, que puede parecer una tontería desde fuera, pero que a mí lleva años haciéndome perder la paciencia.

Quiero tener una clase sólo para mí. Mi clase.

No sé si me explico. Quiero tener un aula-materia y que sean los alumnos los que se muevan a ella y no yo por todo el instituto. No es cuestión de comodidad mía, es cuestión de aprovechamiento del tiempo. Os lo explico.

Ayer, por ejemplo, mi primera clase era 1º de la ESO. Veinticuatro alumnos en una clase de buen tamaño pero en la que, no sabemos por qué, hace siempre demasiado calor y el ambiente está enrarecido (sí que sabemos por qué, tenemos un par de alumnos con problemas de higiene, pero su tutora, o sea, yo misma, ya ha hablado con ellos y con las familias y no ha conseguido nada).

https://es.pinterest.com/pin/218354281909494146/


Quiero enseñarles un vídeo que han grabado en el departamento de Historia sobre el papel de la mujer en la historia del arte.

Enciendo el ordenador. Tarda en cargar, no conecta internet. Por fin lo hace. El profesor anterior ha dejado desconectados los altavoces, el mando a distancia del cañón está bajo llave en la mesa del profesor, hay que mandar a un alumno a por la llave y esperar a que vuelva.

Por fin conseguimos ponerlo. Han pasado diez minutos. Quince minutos aproximadamente para poner un vídeo que dura tres.

https://es.pinterest.com/pin/469641067364692789/


A la salida, tengo que mandar a otro alumno a devolver la llave del cajón. Voy volando a mi siguiente clase. 3º. Allí toca lectura conjunta. Estamos leyendo Mi hermana vive sobre la repisa de la chimenea. Los alumnos acaban de terminar un examen, por lo que han distribuido las mesas a lo largo y ancho de la clase. Pero leemos de dos en dos, y les pido que estemos un poquito juntos, creando ambiente más de biblioteca que de clase. Entre los que tienen que ir al baño después del examen y los cambios de mesas y sillas hemos perdido otros diez minutos. No es tan importante, pero se podría evitar.

https://es.pinterest.com/pin/303007881149820451/


Después tengo una guardia, y después del recreo tengo otro tercero, en el que tengo examen, pero el aula está ocupada por otros alumnos mientras los míos están en Educación física, y tardan un poquito en salir. No es mucho, pero estamos en el pasillo y los ánimos empiezan a revolverse, dos alumnos están a punto de pelearse. Para cuando entramos en clase y nos colocamos, tengo finalmente que echar a uno de los dos para calmar las cosas.

https://es.pinterest.com/pin/475481673131392423/


A última hora tengo con segundo. Estamos trabajando en grupo, lo que supone hacer un cambio radical de la distribución de la clase cada vez que entro. Y otra vez antes de salir para no dejarle todo desordenado al próximo profesor o a los de la limpieza.

Lo que me gustaría.

 Una clase para mí, con el ordenador en marcha, el cañón dispuesto, tizas, rotuladores, todo preparado, libros en una estantería, a disposición de los alumnos, las mesas distribuidas como yo quiera en cada momento, mis materiales allí, los trabajos de mis alumnos en las paredes, tablón de anuncios, corchos con materiales... Eso pido. Y no hay manera. Pero es que cada vez lo necesito más.


Aquí, aquí y aquí, por ejemplo, ya lo están haciendo.

36 comentarios:

  1. Pues creo que llevas razón.
    A ver si te hacen caso!

    Buen finde y besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Creo que se ha originado por ahí un debate que me gusta un montón.

      Besos.

      Eliminar
  2. Creo que ya te lo he contado, pero te lo vuelvo a contar, por si acaso jajaja, que soy muy pesada.

    Yo, aunque soy algo mayor, pillé el principio de la LOGSE, porque mis padres me sacaron del colegio de monjas después de 1º de BUP y el instituto de al lado de casa era uno de los pioneros del nuevo plan, así que me disgusté mucho, porque iba a tener que estudiar 4º de la ESO.
    El caso es que mi padre fue conmigo al ministerio de educación, para que me contaran bien de qué iba la cosa y allí me hablaron del bachillerato de artes (yo, desde 8º de EGB tenía clarísimo que quería estudiar Bellas Artes, así que en ese momento mi cielo se despejó)

    ¿Por qué te cuento todo esto? Pues porque estudié Bachillerato de Artes en una escuela especializada (http://www.escueladeartelapalma.org/) Un lugar maravilloso en el que cada profesor tenía su espacio y éramos los alumnos los que nos movíamos. Teníamos aulas específicas de todas las asignaturas, hasta de las teóricas - como más adelante en la facultad- Así que te entiendo perfectamente.

    Pero, lo de perder tiempo no lo arreglarías, porque de una clase a otra tardábamos un rato, porque nos entreteníamos con cualquier chorrada...

    Un besote y perdona el rollo, pero es que he recordado mis años mozos y me he puesto nostálgica.

    Marialu

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo di clases en una escuela de Artes y tuve mi propia clase. Bueno, la compartía con la profe de Historia del Arte, pero es una gran ventaja.

      Me encanta tu rollo. Y ya sabes que me da una envidia tremenda tu decisión de estudiar artes y el apoyo que tuviste.

      Besos.

      Eliminar
    2. La verdad es que mis padres se portaron de maravilla, porque nos dejaron a las dos hacer lo que nos dio la gana

      Eliminar
  3. Ro...dónde hay que firmar tu petición ?....que yo te la firmo !!!!
    Es una locura...parece que te enfrentas a dinosaurios de otros tiempos...
    asi nos van las cosas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Si es que en mi insti ya lo he pedido y no me hacen caso.

      Besos.

      Eliminar
  4. Al instituto al que fui la cosa funcionaba de forma un poco extraña: para algunas materias nos quedábamos en la clase del curso, pero para otras nos teníamos que mover: para educación artística, música, tecnología, química y geología. Y aunque pueda parecer lógico porque son materias que es mejor realizarlas en un taller especifico o en un laboratorio, dependía exclusivamente del profesor de turno, es decir, de si ese en concreto tenía un aula propia asignada o no.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En la mayoría de los institutos hay aula de música, plástica, tecnología y poco más, aparte de los laboratorios de ciencias y de Física y química. Pero a veces los demás también necesitamos contar un un espacio propio. O al menos a ´mi me gustaría.

      BEsos.

      Eliminar
  5. Pues no me parece nada descabellado lo que pides. Parece lógico. Pero, visto desde el otro punto de vista, el de los alumnos, no sé si sería tan buena idea. Aunque no sé cómo funciona en el instituto, en el cole de mi hija cada alumno tiene su mesa asignada, en la que guarda todo su material, libros, libretas... (esta semana ha estado enferma sin ir a clase y he ido yo a recoger sus libros y te aseguro que su pupitre estaba lleno, entre libros, libretas, diccionarios...); entonces, si luego no tienen "su clase" ¿tendrían que andar todo el día paseando sus cosas de un lado para otro?... No sé, es un poco complicado...
    Espero que algún día encuentren la mejor fórmula, tanto para vosotros los profes como para los alumnos.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En los institutos eso de la mesa asignada y sus materiales no pasa. En el mío los alumnos tienen taquillas, y lo normal es que paseen los libros que les tocan.

      Es cierto que es un poco complicado, si no, nadie me lo negaría.

      Besos.

      Eliminar
  6. Me toca decir que sí que tengo aula propia y, efectivamente, todo es más fácil, al menos el tema herramientas, material, estantes, armarios, tizas, y, ya puestas, posits, rotus de colores por si le hacen falta a alguien, pegamento, mando del cañón y mando del aire...¡y hasta pañuelos de papel!, que suelen ser algo muy solicitado últimamente.... Espero que consigas un aula propia muy pronto. Por mi parte, después de visitar las paginas que has enlazado, voy a proponerlo en mi centro para el resto de materias, tienes razón.
    Buen finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. YO creo que, como comentan por ahí, depende del uso que hagas de ella. Quiero decir, que si no vas a hacer nada especial en tu aula, pues es mejor que los chicos se queden en la suya de referencia y no estén moviéndose de aquí para allá. Pero si crees que puedes mejorar su aprendizaje mejorando los espacios, es mucho mejor tener tu aula.

      Besos.

      Eliminar
  7. En el que estudie yo hasta hace poco, aula-materia como tal había para música, inglés, tecnología y plástica. En las demás asignaturas eran los profesores los que se tenían que mover( Llevándose consigo el mando del protector de nuestra propia clase, por cierto, que tenían con el santo mandó un complejo de Gollum con el anillo que no era normal)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso pasa actualmente en la mayoría de los centros.

      Besos.

      Eliminar
  8. Nunca lo había pensado pero leyendote veo que tiene todo el sentido.
    Me han chiflado las fotos que has puesto.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Tu crees que los alumnos deambulando de clase en clase tardarían menos tiempo en hacerlo que tú?? Porque yo he sido alumna, y a veces me he desplazado yo y a veces el profesor... y por experiencia sé que casi se pierde más tiempo dando vueltas por los pasillos hasta que todos llegamos, nos calmamos y nos sentamos...
    Es decir, que entiendo tu queja y no es nada lógico la de tiempo que pierdes, tal y como explicas, pero que sean los alumnos los que cambien de sitio tampoco creo que sea la solución.
    Perdón por la crítica, jeje, un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que el que pierden en ir y venir lo gano yo en colocar, en preparar y en tener todo listo para la clase siguiente, de forma que no cargo con un montón de cosas, tengo los espacios delimitados. La idea es no trabajar de forma tradicional, porque últimamente me traigo un baile de sillas y mesas que no es normal.

      No me pidas perdón por la crítica. Si estuviéramos todos de acuerdo no habría debate al respecto y yo ya tendría mi aula.

      Besos.

      Eliminar
  10. Pues yo también medio desmonto tu petición. El tiempo que pierdes tú al llegar, creo que lo perderían los alumnos cambiando de clase; es sin cambiar, y ya lo pierden esperando a que lleguen los profes...
    En el cole de mis hijos, también hay algunas aulas específicas. Tienen la de plástica, de inglés, tecnología (solo para prácticas, pero esta es normal), y alguna más. A la hora de la verdad no sé qué decirte, porque mi hija cuenta más bien poquito, pero si que me parece un rollo para ellos el coger dos libros, salir, dejar cerrada la clase, volver, estar dos horas en la misma aula, recreo, volver a salir, y a última hora tener que volver a su aula a por la mochila... Por poner un ejemplo. El peque hay un día que tiene a última hora inglés, y como después tienen que volver a su aula a por la mochila, y la salida se la "da" la tutora, salen tardísimo; sin embargo otro día tienen educación física, y como el profe les hace bajarse las mochilas, están "fuera" antes de haber salido...
    ¿Hay alguna solución perfecta? Yo creo que el caso es siempre quejarnos (lo digo por mí, no por tí).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, los alumnos pierden mucho tiempo en moverse, pero ese tiempo lo pasaría yo en mi clase con todo preparado para cuando ellos lleguen, con lo cual creo que lo ganaríamos. Además, si me dieran un aula para mí, lo aprovecharía muchísimo muchísimo. De verdad de la buena.

      Besos-

      Eliminar
  11. Entiendo tu punto de vista, pero no lo comparto en absoluto, lo siento. En los institutos de mi zona se ha instaurado la moda del aula-materia y yo aún estoy esperando que me expliquen las ventajas.
    Cada 50 minutos hay 600 alumnos cambiando de clase, que a veces están en otro piso e incluso en otro edificio mientras los profesores se disponen a recibirlos en su aula.
    Yo he ido a las reuniones pertinentes de tutoría y todo el "atrezzo" que he visto en el aula de inglés (tutora de mi hija) es una pizarra digital que no se usa como tal, sino como pantalla sobre la que proyectar. Exactamente igual que en el resto de aulas, ya que todas disponen de portátil, cañón y pantalla.
    El aula de la tutora de mi hijo, profesora de Sociales está pelada como si no se diese clase allí. Ni un triste mapa hay en las paredes. El mismo portátil, cañón y pantalla que en el resto de aulas.
    Y hablo de casos de este curso, pero ya hace 4 que soy "usuaria" de ese instituto y siempre ha sido igual.

    Por supuesto lo veo imprescindible en algunas materias: música, tecnologia, EPV, etc, pero no como algo extensible a todas las asignaturas.

    Maribel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que el problema está en que las profesoras de las qeu hablas no necesitan ese aula materia. No porque no van a hacer nada positivo con ella. Yo tengo en cada clase un montón de murales y de historias raras, ejes temporales, fotos, tableros de ideas... Normalmente ocupo más espacio yo que el resto de los profesores juntos. Yo no pido que todos los profes tengamos un aula materia. Lo pido para mí que sé que lo voy a usar. Peor entiendo tu postura.

      Besos.

      Eliminar
  12. Y queridos amigos, por esto hay que preguntar a los profesores QUÉ NECESITAN para hacer mejor su trabajo. (Aplaude)

    ¿Te he dicho alguna vez que yo estoy MUY A FAVOR de las aulas-materia? Pero mucho. Desde mi inexperiencia, claro. En otros países es lo normal. Cuando estudié un curso en Coursera para profes novatos, lo que recomendaban, en pocas palabras, era tenerlo todo planificado, desde la disposición de las mesas (logística, seguridad, etc.) hasta la decoración. Pero claro, si no tienes clase, ¿cómo lo haces? Porque este profe se queja de que los murales distraen, o este otro necesita esa pared para no sé qué. Y luego está eso que dices tú: que yo quito los altavoces, que los pongo, que esto, que lo otro.

    Yo me imagino mi aula de filosofía, con una pared llena de post-it con citas de filósofos, un espacio para imágenes para pensar, o viñetas, o así. Una estantería con libros de todo tipo. Por aquí y por allá obras de arte con comentarios de alumnos desde el punto de vista de la filosofía. Y un eje del tiempo con las etapas de la historia de la filosofía y algunos nombres importantes. Y me gusta. Y un corcho para dejar mensajes, para ofrecer ayuda, para preguntar cosas, ... No sé, se me ocurren muchas cosas locas que sé que, tal y como está la organización actualmente, son muy complicadas.

    Y es lo que tú dices. Mientras los niños van y vienen, tú cambias la distribución, preparas tu proyector o lo que necesites. No sé, a mí la idea me gusta. Tendrá sus inconvenientes también, pero no sé, a mí me parece que tiene su lógica. :) ¡besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabía que tú eras de las mías. Jajaja.

      besos.

      Eliminar
  13. A mi Ro me gusta moverme por el instituto, estar siempre en un aula me da sensación de encierro. Además yo que trabajo en el taller, te llegan tarde o se pierden. Nosotros además tenemos dos edificios y a los pequeños los vamos a buscar y a acompañar...un despropósito. En este aspecto no coincido contigo.

    Buen finde guapa, que descanses.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo entiendo, pero es que tú tienes taller, tienes una posibilidad de organizar espacios a tu manera. Yo no, no tengo ninguna y me molesta mucho.

      TE entiendo, pero tenemos visiones diferentes.

      Besos.

      Eliminar
  14. Creo que es una petición muy razonable, en tu caso el tiempo es oro y todo lo que se pueda hacer siempre beneficia. Un besín.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sobre todo porque eso influiría en mi forma de trabajar con ellos, de otra manera que a veces no puedo. Mira, hay días en que me apetece ponerles una foto en la pizarra, un artículo, cinco minutos, al principio o al final de la clase, y desisto por el tiempo que lleva. Y tengo suerte de tener cañón y ordenador en todas mis clases, que no es tan común como pudiera parecer...

      Besos.

      Eliminar
  15. Y algo asi, qué tal???
    http://nr.news-republic.com/Web/ArticleWeb.aspx?regionid=7&articleid=37142947#.VPnq1JqAp5I.facebook

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha dejado alucinada, y hoy he leído el artículo de Kireei al respecto. Eso es lo que quiero. Llegará mi segunda petición para ser mejor profe, que es flexibilidad de horarios. EStá claro que así no vamos bien, tendremos que cambiar, y yo pido lo que a mí me parece que se puede cambiar para mejorar.

      Besos.

      Eliminar
  16. Y me parece genial lo que pides.

    No trabajo en nada parecido a lo tuyo pero me da que es muy difícil (y más en este país, que la educación parece que les resbala) de conseguir.

    De mi época de estudiante recuerdo también la de tiempo que se perdía en muchas clases por nimiedades; en fin, parece que es algo que viene de lejos ...

    bsos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Viene de lejos y lo malo es que sigue adelante reforma tras reforma. A mí me da igual que mis alumnos pierdan el tiempo en muchas cosas, como leer, o escuchar o ver un vídeo o una entrevista, pero no en tonterías como buscar una tiza cada hora, el mando del cañón, encender un ordenador prehistórico...

      Besos.

      Eliminar
  17. Puuuuuuuuuuff, esa lucha diaria es una de las cosas que más me desespera. Eso, y el papeleo estúpido, claro. Los que no son del gremio no se pueden hacer a la idea de lo que es perder todos los días media hora (de tiempo y energía) peleándote con el ordenador o cargando/buscando libros o diccionarios...

    Pues te puedo asegurar que tener tu propia aula es tan maravilloso como crees, porque durante dos años tuve esa inmensa suerte: era la única profe de lengua de un centro pequeño así que mi clase era la de lengua y punto, con unas librerías inmensas a las que me llevé prácticamente toda la biblioteca del centro...

    Oh, era una GOZADA. Todo allí, junto, colocadito a mi antojo, a mano... Y luego, por supuesto, el aula la decoramos de una forma chulísima: con el techo lleno de móviles con caligramas inspirados en poemas de la Generación del 27 que habían hecho mis monstruitos...

    En fin, que te apoyo totalmente, del mismo modo en que hay aulas específicas de EF, dibujo o música, tendría que existir la de lengua y literatura, leñe.

    ResponderEliminar
  18. Me parece una petición razonable la verdad...

    Feliz día

    ResponderEliminar
  19. sería una pasada que todas las asignaturas se dieran así, porque se podría aprovechar todo el ambiente para enseñar, se podría tener material específico, incluso se podría experimentar con cursos optativos donde se junten chicos de distintos cursos

    por pedir...

    ResponderEliminar

Cuéntame...