miércoles, 11 de marzo de 2015

No llego a todo...

Estoy haciendo la cena mientras tengo en el horno la comida de mañana, atiendo a la ducha del peque y miro un rato internet. Vamos, lo habitual.

He pasado la tarde en música (ya os lo contaré, porque lo nuestro con la música está pasando de una extraescolar a una profesión a horario completo), he salido a caminar con mi entrenador personal (aka hijo mayor), tengo mil ejercicios por corregir, la casa sin recoger y me falta repasar con el peque para nuestro examen de Science de mañana.



Y, además de todo eso, no tengo nada para publicar mañana (o sea, hoy) y estoy improvisando de mala manera porque no llego a todo.

Como no sé qué contaros hoy, os contaré varias cosas...

- Llevo un montón de tiempo sin comprarme ropa, un montón un montón, desde antes de las rebajas, y no lo echo de menos ni un poquito.

https://es.pinterest.com/pin/106538347410045716/


- El trimestre está llegando a su fin y no estoy cansada ni desesperada, al menos no más de lo habitual, lo cual es una cosa extraña.

- Hoy es miércoles pero no se me hace la semana cuesta arriba ni nada, y eso últimamente es la tónica general, algo que está muy bien.

- El sábado tengo una comida con amigos que me hace muchísima ilusión.


- Hoy tengo la foto del curso con mis compañeros. Me acabo de acordar, así que tendré que peinarme...

Y nada más, porque hoy me he dormido un poco y ya no tengo tiempo de nada.

Me voy a trabajar. Mañana más.

23 comentarios:

  1. Sin ánimo de ofender de buena mañana... No haberse comprado ropa desde antes de las rebajas no es mucho tiempo, apenas dos meses. Teniendo en cuenta que en el mundo que vivimos la gente está aprendiendo a zurzir... me parece cuanto menos una frivolidad... y ya se que no eres la responsable de la crisis y que si afortunadamente todavía puedes ir de compras, no debes dejar de hacerlo por solidaridad mal entendida, pero de ahí a decirlo como si hiciese siglos que no renuevas una pieza de tu armario...

    Y dicho esto, ánimo con tus múltiples tareas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para lo que soy yo, es muchísimo... Desde antes de Navidad no me compro nada de ropa, y soy de las que todos los meses cae algo, aunque sea una camiseta de tres euros, pero algo. Así que sí, es mucho, para mí, ya sé que otros no pueden comprarse ropa tan habitualmente.

      Besos.

      Eliminar
  2. Me gusta muchísimo la frase, es verdad, a veces confundimos amistad con estar siempre juntos y realmente lo importante es que nada cambie a pesar de las distancias. El mejor amigo de mi padre vive a más de mil Km de donde vivía mi padre y se veían una vez al año o menos y las cosas seguían igual que cuando eran niños, y se ayudaban sin dudarlo un segundo.
    Y qué suerte que tu entrenador sea tu hijo, jejeje, eso es impagable. Un besín y aunque no lo creas has contado mucho y muy interesante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, así no tengo que pagarle, jejeje.

      Besos.

      Eliminar
  3. La vorágine del día a día...
    Te aviso que el tema de la música irá a más...pero tiene su recompensa en que a ellos les hace felices...

    Que te diviertas en esa comida!

    Besos y ánimo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aún no vamos al conservatorio, pero los martes tenemos de 5 a 9, con un rato de media hora y otro de una hora de descanso. Es verdad que vuelve a casa después de haber cenado en el descanso, pero desde que ha empezado a practicar con acompañamiento de piano, parece que nos pasamos la vida en la escuela de música.

      Besos.

      Eliminar
  4. cierto que todas hacemos mil cosas a la vez y en un dia! qué locura, lo que me ha gustado es el enfoque que le has dado....no llego a todo pero no como queja, que es lo que yo hago habitualmente, les has dado un matiz positivo. Me ha encantado

    Besinossss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si no me quejo. Las cosas son así, y no está mal que asi sean, porque no me aburro y no me gustaría nada no tener nada que hacer. Bueno, un día... un día así sin nada de nada que hacer sí me molaría.

      besos.

      Eliminar
  5. Lo de no llegar a todo es la tónica general de la vida de cualquier adulto, creo... Por eso es importante priorizar. Yo te aconsejo que, aunque tus lectores te echemos de menos, dejes el blog para el final. Y en lo de recoger la casa...¿Te he dicho alguna vez que tengo alta tolerancia al desorden? ¡Pues eso!
    Un abrazo
    Marialu
    Ya nos contarás qué tal la foto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi tolerancia con el desorden es tremendamente grande. Hace como un mes que no recojo mi mesa de trabajo, que tiene hasta migas variadas de distintas añadas... y no pasa nada, pero a los niños, el trabajo y el blog me gusta tenerlos a mi manera.

      Besos.

      Eliminar
    2. En lo de los niños y el trabajo te entiendo, porque con el tiempo he aprendido a dejar el blog a un lado

      Eliminar
  6. Yo no llego a nada.
    No duermo, mi vida social no sé si existe ya... mi cuerpo no puede ni conmigo misma, contracturas por todas partes, engordando a pasos agigantados, ansiedad por todo, niños insoportables a estas alturas, algunos padres que... y ni leer puedo!!!

    No sé, necesitaría otra vida de repuesto, un quitaypón!
    Ánimo!
    Besos
    ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo puedo firmar lo que dices, lo de las contracturas, el engorde, todo, pero me he propuesto llegar a lo que llegue y no llevarme tan malos ratos.

      Besos.

      Eliminar
  7. A todos nos pasa el no llegar a tiempo a todo , porque nos imponente os demasiadas . Hay que vivir mas despacio y disfrutar . Varios padres que tienen a sus hijos en musica ,dicen lo mismo , que ya viven todos los días incluidos los fines de semana en el conservatorio de música ,pero yo digo ,que si te gusta ,pues adelante " Sarna con gusto no pica".
    Y si no se tiene nada que contar pues no se escribe en el blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta escribir a diario. Soy muy inconstante y es algo que me he propuesto. Si lo dejo, no sé si lo retomaría...

      bEsos.

      Eliminar
  8. yo no sé cómo lo hago pero no llego a todo y ya me dirás cómo puede ser si no tengo hijos, estoy en paro y las cosas de la casa las hago cuando me acuerdo y gracias

    pierdo el tiempo de una manera... u_uU

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lllegamos d eninguna manera.

      Besos.

      Eliminar
  9. Supongo que a estas alturas de leer comentarios y dado que nadie llega a todo, ya te habrás relajado. Jajajaja. Yo tampoco llego y no tengo grandes obligaciones pero chica, me faltan horas.
    Eso sí, yo te digo, al contrario de lo que te dicen por arriba, que no dejes el blog sin actualizar porque si no, una vez que paras tres días, cuesta más retomar. ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. EStoy bastante relajada, no creas, los días de diario son una locura, pero estoy tranqui, no llego a todo. Pero es que tenía mil borradores antes para tirar de ellos y ahora no sé ni de que´tirar para el blog.

      Besos.

      Eliminar
  10. Ro!! a mi me encantan estas entradas.

    Mucho animo, tres empujones más y estaras disfrutando de una semanita libre

    ResponderEliminar
  11. Por lo menos esto es la tónica general. Piensa lo que te pasó cuando intentaste tener un día slow... xDDDD

    ¡Besotes!

    ResponderEliminar
  12. Mira cuándo te estoy leyendo yo, así que te entiendo perfectamente.
    No llegamos a todo, ni falta que hace.
    Besazos.

    ResponderEliminar

Cuéntame...