jueves, 1 de enero de 2015

Hola 2015

Ayer celebramos la Nochevieja. Como siempre, en mi casa.



Es una fiesta que no me gusta nada, que me resulta de un viejunismo total.

Anoche, mientras veíamos las campanadas en televisión española (a mis suegros no les cambies de canal) pensaba en que podían habernos puesto una grabación de cualquiera de los últimos, no sé, veinte, treinta años, y sería lo mismo.

Ya, reconozco que para innovaciones como las de Canal Sur anoche, mejor nos quedamos como estamos.

Pero no deja de parecerme una fiesta anclada en el pasado y que rezuma horterismo por todos los lados.



Hoy un año nuevo comienza. Y, como siempre se dice, es una página en blanco para todo lo que se nos ocurra.



A mí se me ocurren montones de cosas con las que llenar mis páginas, pero necesito un par de días, sin fiestas, conmigo misma, para meditar sobre ellas.




28 comentarios:

  1. Feliz año preciosa! A mí también me parece la nochevieja lo más hortera del mundo jajaja
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Feliz año a ti, guapa.

      Lo mejor es que ya pasó hasta dentro de un año...

      Besos.

      Eliminar
  2. Buen 2015 Ro,que te traiga muchos buenos momentos.
    : )

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te deseo lo mismo a ti, Carmen.

      Besos.

      Eliminar
  3. ¡Feliz año nuevo, Ro! Espero que puedas disfrutar de unos días tranquilos para recargar las pilas.
    A mí me pasa lo mismo, me parece la noche de fin de año está un poco "trasnochada"... Pero, a pesar de discutir cada año por el tema de en qué canal vamos a ver las campanadas, también paso ratos muy divertidos con la familia. Que nos de un ataque de risa con las uvas ya es un clásico... jajaja. Y ver lo bien que lo pasan los niños con el cotillón, haciendo ruido con los matasuegras y esas cosas...
    No hace muchos años, a estas horas estaría aún de fiesta, y ahora aquí estoy sentada delante del ordenador, disfrutando del silencio...
    Espero que el 2015 sea estupendo
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo hace ya bastantes años que no salgo en estos días y no lo echo de menos. Me parecen unos días terribles para salir.

      Besos. Espero también que tu año sea genial.

      Eliminar
  4. A mi también me parecen rancias estas fiestas (la NAVIDAD en general), se me hacen eternas...uffff. Ahora sólo queda la noche de Reyes que es lo único que medio me gusta por ver la ilusión de los niños, el resto lo suprimía directamente. Feliz año Ro, seguro será un gran año.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad que lo mejor son los reyes, pero los míos se van haciendo mayores y no se vive con la misma ilusión.

      Besos. Ahora mismo voy a contestarte al correo.

      Eliminar
  5. Feliz año Ro. Que descanses y te encuentres a ti misma estos días que nos quedan.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso espero. Y feliz año a ti también.

      Besos.

      Eliminar
  6. La verdad es que también a mi me va gustando menos con los años...
    Feliz 2015.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un verdadero tostón. Y eso que yo no salgo.

      Besos.

      Eliminar
  7. Respuestas
    1. A ver si estos días que quedan...

      Besos.

      Eliminar
  8. Mejor no te menees de canal, todos son horteras y para uno que innova dejando sin dar las campanadas... lo han puesto a parir, jejejejejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja. Es verdad que la mayor innovación ha sido la de Canal sur...

      Besos.

      Eliminar
  9. Uhmmmmm...Yo es que me he abrazado al sentido viejuno de la nochevieja. Para mí la nochevieja es como un vórtice en el tiempo XD Así que mi costumbre recientemente adquirida es ver Cachitos de hierro y cromo y descogorciarme de ciertos estilismos XD

    Por lo demás, soy un poco meh. No tomé uvas, no brindé. Aunque eso sí, iba en traje de noche. Porque un pijama es un traje de noche, ¿no? XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo cenaría en pijama, de verdad, pero todos los años mi madre nos empuja a arreglarnos para la cena, a los niños, que a las siete no se habían quitado el pijama, y a mí. Y luego se quedan viendo cómo cantan unos y otros y se me hace larguísimo hasta que por fin puedo irme a la cama.

      Besos.

      Eliminar
  10. Yo, como supondrás, estoy deseando que pasen... Los momentos de encogimiento total se están dando más en estas fechas. Normal.
    Bueno, pero... URTE BERRI ON! ¡Feliz Año Nuevo!
    Y que te sea tan prolífico como el que se ha ido hace unas horitas...
    Y arriba los corazones!
    Besotes con muuuuucho frío!
    ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El año pasado ya fue triste para ti, y este año necesitas un empujón para salir a flote por fin. Feliz año.

      MUCHOS BESOS.

      Eliminar
  11. ¡Llevas mucha razón! Cierto es que en mi caso soy yo la que prefiere la primera, pero es verdad que sonaba igual que los últimos xxx años; lo único, que las campanadas fueron muuuuucho más lentas. ¿Nadie se dió cuenta?
    A mí tampoco me gusta, no sé, el día 1 por lo general suelo estar cabreada, sin motivo; con 16 hace mucha ilusión salir por ahí de fiesta, pero ahora, pues lo mismo da quedar otro día, ¿no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, las campanadas más lentas, yo creo que el año pasado también fueron más lentas.

      besos.

      Eliminar
  12. Una horterez que da grima.... Lo mejor, pasarla como dice Bettie, en pijama y tranquilamente, porque si te involucras acabas cansada, con mal cuerpo, sin un euro y pensando que para qué.

    El verdadero comienzo del año, detodalavida, es septiembre, con la vuelta al cole. Lo demás son historias que nos hemos inventado.

    Anyway, espero que tu/vuestro año sea genial!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si yo no salgo, ya me lo he gastado todo en la cena...

      Estoy de acuerdo contigo en que el verdadero año comienza a la vuelta del verano, en septiembre. Y lo demás es una tontería.

      También te deseo un muy feliz año.

      Eliminar
  13. Nosotros, con este año, llevamos ya dos Nocheviejas quedándonos en casa. Cenamos lo que nos apetece, nos damos un capricho en plan comprar ginebra buena, por ejemplo (que de paso nos dura un tiempo en casa) y maratón de pelis o series. En pijama. El Señor que vive conmigo y yo. A las 23:55 ponemos las uvas (este año las hemos cambiado por almendras por enfermedad del Señor) y a las 00:03 volvemos a poner lo que estábamos viendo hasta caer rendidos. La gente no nos entiende (y nos insisten en que vayamos a cenar a un montón de casas) pero nosotros cambiamos de año la mar de felices. Aunque lo nuestro nos costó dar el paso de pasar esa noche como realmente queríamos. Hay veces que es complicado, pero como bien dices, ya pasó hasta dentro de un año ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nosotros cada año amenazamos con irnos los cuatro por ahí a algún sitio, cenar en la habitación de un hotel, a solas los cuatro, y ver pelis hasta que se nos cansen las pestañas. Pero los compromisos familiares mandan. A veces me dan ganas de mandar a cenar por ahí a mis suegros y a mi madre...

      Besos.

      Eliminar
  14. Nosotros también la celebramos en casa y hoy estoy contentísima porque por fin han pasado estos días... ¡Estoy agotada! Espero que estos días me dé tiempo a descansar porque, la verdad, creo que estoy peor que cuando empecé las vacaciones...
    En cuanto a la Nochevieja, en mi caso es una celebración que siempre me ha gustado pero reconozco que cada vez es más repetitiva e insulsa...
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja. Creo que me pasa lo mismo. Hoy miraba el calendario. Seis días quedan de vacaciones, y necesito descansar.

      Besos.

      Eliminar

Cuéntame...