lunes, 6 de octubre de 2014

Clases particulares

Me dice mi hijo que ha visto una estadística que dice que más del cuarenta por ciento de los estudiantes de la ESO acuden a clases particulares por la tarde.

- Eso no puede ser verdad, mamá, es imposible.

Lo dice mirándose al ombligo, porque el aún, y afortunadamente, no ha ido nunca a clases de nada, ni siquiera de inglés.

Y yo le digo que sí, que mis alumnos, quien más y quien menos, van a alguna clase particular por la tarde. Y no me refiero a las extraescolares, a la música o el deporte, sino a clases de matemáticas, inglés o a hacer los deberes a una academia.



Mi reflexión de hoy viene porque hace unos días, en el parque, una madre de un compañero de mi hijo pequeño (4º de primaria) me dijo que estaba buscando un profe de música para su hijo para que le explique lo de clase porque no se le da bien. El chaval va a inglés dos veces a la semana, entrena fútbol tres días a la semana, fútbol sala dos.

Y, por si alguien no lo sabe, en cuarto de primaria tienen música una vez a la semana. Solo una. Es cierto que la profe es bastante particular (como el patio de mi casa) y que les tiene un poco desconcertados, pero no creo que eso sea para hacer un mundo de ello y buscar un profesor particular al niño.



Algunos de mis alumnos de la ESO van todas las tardes a clases particulares. A veces es porque se les da mal una materia, y ahí me parece razonable. Pero muchas veces son academias para hacer deberes. Creo que muchos de estos padres no pueden o no quieren ayudar a sus hijos con los estudios y demuestran su preocupación por ellos pagándoles unas clases.



Eso no significa que los alumnos vengan con las cosas hechas ni estudiadas, ni que lo entiendan mejor que otros porque tienen un refuerzo. Muchas veces para los alumnos es una excusa para salir de casa a diario y quedar con sus amigos, y también una excusa para los padres cuando sus hijos suspenden: "con mucho esfuerzo le estamos pagando clases particulares todos los días", me dicen.

lo siento, pero así es


En el pueblo donde trabajo ahora, la mayoría de los padres vienen a ver al profesor si su hijo suspende una evaluación, y casi todos te dicen que le van a poner un profesor, o que irá a clases. Yo siempre les digo que no, que no es necesario, que trabaje lo de clase y estudie, que no suelen ser problemas de comprensión los que tienen, sino de esfuerzo y estudio.



En fin, que no tengo nada en contra de academias y profesores particulares. Yo también he dado clases cuando estudiaba. Pero no es la solución a los males de la mayoría de los estudiantes. La solución está en el tiempo dedicado al trabajo, en eso que llamamos hábitos de estudio.

56 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Toda igual no, pero creo que se está abusando un montón.

      Besos.

      Eliminar
  2. Ahí está la cosa..los hábitos de estudio. Quizá deberíamos plantearnos dar desde la escuela más herramientas para que sepan afrontar esos hábitos de forma más explícita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también lo creo. Deben acostumbrarse a trabajar solos, cada vez más, y en el instituto ya deberían dominarlo. No es bueno que dependan de padres o profesores particulares de la manera en que lo hacen.

      besos.

      Eliminar
  3. Totalmente de acuerdo. Muchos compañeros de mi hija (va en 6º de primaria, a punto de cumplir 11 años) van a clases particulares, simplemente, para hacer los deberes. No creo que eso sea lo más adecuado, pero tampoco soy quien para opinar. Además, yo he tenido suerte, porque mi hija, hasta ahora, no ha necesitado ir a clases particulares, pero ella es muy responsable y cuando llega a casa se pone a hacer los deberes y me pregunta cuando tiene dudas. Sé que llegará un momento en que no podré ayudarle y ahí veré qué hago...
    Por cierto, me encanta tu blog. Te sigo desde hace algún tiempo, aunque nunca escribo. Me gusta mucho leerte.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entiendo el dilema que se les plantea a algunos padres con no poder estar en casa por las tardes para atender a sus hijos, y que busquen la solución que puedan, lo entiendo aunque creo que sería mejor acostumbrarlos de alguna manera a ser más independientes cada vez, a no depender de las clases. Y lo que dices de no poder ayudarla, yo no puedo ayudar a mi hijo en algunas cosas, como las matemáticas, porque se me dan bastante mal, pero lo importante no es que yo domine la materia, para eso está su profesor, sino que se acostumbre a trabajarla a diario y a preguntar si tiene dudas, y luego a lo mejor necesita un profesor si las cosas van mal, pero no como regla general.

      Besos. Y gracias.

      Eliminar
  4. Después de seis años trabajando en una academia de clases particulares podría hacer una tesis sobre el tema.Hay de todo, como siempre, pero en primaria hay mucho padre que no le apetece, no quiere y no tiene paciencia para sentar a los nenes a hacer los deberes; ya no digo ayudarlos, simplemente sentarlos para que hagan algo.
    Por supuesto, también hay padres encantadores con turnos imposibles que saben que sus niños necesitan una ayuda extra.
    Y en secundaria hay muchas carencias de base, hay muchos alumnos de la ESO que sí las necesitan y después hay alumnos a los que les gusta tener a un profesor para que le aclare las dudas o preparar los exámenes. Bachillerato ya es otra historia, sólo hay dos grupos, los que pasaron a Bachillerato sin ningún nivel y los que quieren subir nota para poder tener una puntuación alta en la PAU.
    Pero siempre hago la misma reflexión, tengo 31 años y en mi época sólo conocía a una persona que iba a clases particulares...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. YO también creo que muchas veces es falta de ganas de sentarse con los chavales. Como dices puede haber algún caso que no sea así, pero una cosa es ir a matemáticas durante una temporada, o un curso, y otra ir a todo todos los días.

      besos.

      Eliminar
  5. Pues yo estoy en contra de los deberes, así que imagínate la gracia que me hace leer que hay padres que llevan a a sus hijos a academias para hacer deberes, ¡estoy flipando!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también estoy en contra de los deberes. Y no entiendo lo de las academias para hacer los deberes, pero entiendo también que lo hacen porque no saben cómo afrontarlo.

      Besos.

      Eliminar
  6. Me ha hecho gracia porque (me estoy yendo del tema del post) al principio diferencias entre extraescolares (música, deporte, etc) de las otras clases entre las que incluyes el inglés,... ¡¡¡y para mí el inglés siempre fue una extraescolar, como el deporte o la música!!! Yo hice inglés desde los 6 años y me gustaría que si un día tengo un hijo, también lo hiciese, para mí es una afición tan guay como el fútbol o el clarinete y nunca lo he visto como una clase de refuerzo (o como se llamen ahora).
    En todo lo demás estoy contigo, claro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entiendo lo que dices del inglés. Yo vivía en un pueblo y quería ir a inglés porque me encantaba pero no podía porque no tenía donde. Tuve que esperar a los catorce para ir a la EOI, pero cuando mi padre podía llevarme, porque tenía que ir a la capital y era media hora en coche, así que iba un par de veces a la semana, como mucho. Aun así, nunca lo vi como clases particulares.

      Pero en lo demás, creo que crear los hábitos es fundamental en el colegio, por parte de padres y profes. Seguro que el tutor de sexto estará de acuerdo conmigo.

      Besos.

      Eliminar
  7. Me parece muy triste que algunas familias piensen que con ir al colegio/instituto y a clases particulares si suspenden, ya están l@s niñ@s educad@s! Como si ell@s no tuvieran nada que ver!! ¿pero en qué están pensando?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es triste que muchos piensen así, aunque no será en todos los casos.

      Besos.

      Eliminar
  8. He visto varios casos en que los padres envían a los hijos a academias o con profesores particulares para no quedar en evidencia porque ellos mismos no podrían hacer los deberes... :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que no es necesario que los padres sepamos de todo, y que dominemos las materias para ayudarlos. Los conocimientos los deben aprender en clase. Nosotros solo estamos para que ellos se sienten, estudien, y si podemos atender a sus dudas, bien, pero si no es así, no pasa nada, porque para eso están los profes.

      BEsos.

      Eliminar
  9. Mi compañera de pupitre formalizaba la matrícula del instituto y de la academia el mismo día... jamás entendí porque no se daba una oportunidad de sacar las asignaturas por ella misma...
    Ahora que soy madre veo como los compis de mis hijos (1º Primaria) ya van a inglés fuera del cole, porque "no les enseñan apenas nada"... a nosotros nos dan ganas de meterles caña en mates, que es nuestro fuerte...
    Saludicos,
    Merche.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que lo del inglés es algo a lo que, quien más y quien menos, casi todo el mundo aputna a sus hijos. No me gusta mucho la idea, y los míos no han ido nunca, porque en la mayoría de los sitios no aprenden realmente nada (los números, los colores y vuelta con lo mismo) pero yo no cuento, porque como sé algo de inglés, no he llevado a mis hijos, y entiendo que otros lo hagan.

      Besos.

      Eliminar
  10. Tienes toda la razón. Yo, como profesora particular hace un porrón de años y todavía sigo en ello, mi hora ya forma parte de la rutina de estudio de mis alumnos, pero también tienen que dedicarse a parte. Intento darles las claves/bases y que luego ellos a partir de ahí creen su rutina y dediquen sus horas sabiendo cómo hacerlo. También procuro resolver las dudas para que sean capaces de desenvolverse bien en sus horas de estudio. Por supuesto, es normal que se encuentren trabas igualmente, pero deben encararlas, no dejarlas a parte. Cuando un ejercicio de mates se resiste, hay que persistir, no decir: bah, qué difícil, lo dejo en blanco y paso al siguiente. En definitiva, intento ser un apoyo y un trampolín, pero si el alumno luego no trabaja, no habrá resultados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si ellos no ponen de su parte, de estudio personal, todo lo demás es imposible.

      Besos.

      Eliminar
  11. Debo hacer de abogado del diablo y decir que las clases particulares en muchos casos es una manera de no dejar a los niños solos en casa. Si el padre y la madre trabajan por la tarde y los niños están en clases, no están viendo la tele o a cargo de la abuela...es una especie de "cuidador" más que otra cosa. De hecho yo estoy pensando seriamente en abrir una academia...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo eso lo entiendo, no creas, que hay mucha gente que hace malabares y aún así. Dímelo a mí que estoy buscando quien me lleve mañana al peque a música porque trabajamos los dos por la tarde, y es un día puntual, pero se nos pone cuesta arriba.

      Y tu idea de abrir una academia me parece muy buena, porque estamos en una época en la que cada vez nos hace más falta.

      Besos.

      Eliminar
  12. Buf, los deberes, qué manera de machacar a los críos en su tiempo libre!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Completamente de acuerdo.

      Besos.

      Eliminar
    2. Ro, ¿y tú no mandas deberes? (Estoy entusiasmada leyendo todos los comentarios juju)

      Eliminar
    3. No, antes mandaba pocos y ahora, desde que tengo hijos, no mandó nada. Sólo llevan deberes los que no trabajan en clse. Los ejercicios los hacen conmigo, que así les puedo ayudar y resolver dudas y si les queda algo por hacer va para casa. El día que más llevan es algún ejercicio de los que no se puede hacer en claes, y procuro mandárselo para dentro de un par de días para que se organicen. Hoy los de segundo tenían que buscar de qué época eran unos escritores:Edad Media, siglos de oro... Y les di hasta el miércoles.

      Besos.

      Eliminar
  13. Respuestas
    1. No sé si del todo, pero es una reflexión que debemos plantearnos todos. Si hacen falta clases particulares a tantos alumnos, los colegios e institutos no están funcionando, o tal vez no funcionen las familias, o ambas cosas a la vez.

      Besos.

      Eliminar
  14. Yo empecé las clases particulares en 1º de eso sólo para matemáticas y ciencias naturales, puesto que los números son imposibles para mí. Ya en 3º tuve que dar también inglés. Pero las demás asignaturas las sacaba yo sola. Pero he visto de todo en mi clase, gente que no ha ido nunca, otros como yo a algo puntual y también están los que suspenden vayan o no o aquellos a los que sus padres no les pueden explicar la materia y los apuntan a clases. También teníamos a los típicos compañeros que como sus padres tienen carrera, sabían más que el profesor, cosa que no me gusta nada, primero porque no llevan el ritmo adecuado a su edad y segundo porque se sienten superiores al resto de sus compañeros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos los extremos son malos. De verdad que me parece que ir a clases no es malo ni mucho menos, yo he ido a mates y a física y química cuando lo necesité. Pero ir a todo desde siempre porque sí, porque los padres se sienten más seguros o mejor mandando a sus hijos, es un poco triste.

      bEsos.

      Eliminar
  15. Lo de llevar los críos a "deberes" me parece un despropósito. Los padres pagan para que sus hijos vayan a hacer deberes a una academia, con otras 20 criaturas, ¡y se creen que hacen algo! :/

    En cuanto a las clases particulares, yo doy clases a veces, no voy a tirarme piedras, pero lo digo muy claro: las clases son para dificultades puntuales con una asignatura, o durante un periodo concreto, pero no para todos los días. Creo que también los chavales tienen que aprender a autorregular su aprendizaje, a no estar siempre tutelados. Dicho eso, si por lo que sea se te atraganta alguna asignatura, no está mal buscar un apoyo, pero por norma... Y a edades tan tempranas... Tanto tantísimo refuerzo, no sé yo para qué tanto... :/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira, yo entiendo que se te dé mal una asignatura. He ido a clases particulares y las he impartido. Pero no entiendo el ir a clases de todo. También hay padres que no pueden atender a sus hijos y entonces ponen de su parte llevándoles a clases, pero reo que va en contra de los chicos, que deberían tener un hábito en casa y no tener que ir por ahí a aprender o a hacer deberes.

      Besos.

      Eliminar
  16. Cuando yo estudiaba, y no hablo del cole, me di cuenta que aunque era buena alumna, me aprendía las cosas de memoria, pero a veces no las entendía muy bien. En el instituto, toda una novedad, fui a unas clases de Técnicas de Estudio con la orientadora/psicóloga del centro. Lo que aprendí, me ha servido para toda mi vida. Sé aprovechar mi capacidad y sé a ciencia cierta qué me funciona. Ha sido casi una garantía durante todo el curso y la universidad. Aprendí a estudiar!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En la mayoría de los centros se dan técnicas de estudio, pero a muchos alumnos no les valen porque están vacías de contenidos. Las técnicas creo que tenemos que darlas los profes dentro de nuestra materia, dentro de ella, porque es la manera de que ellos vean que les sirve. Yo les enseño a hacer esquemas, resúmenes y mapas conceptuales en mi asignatura. A algunos les ayuda mucho y a otros no les sirve de nada, porque cada uno debe buscar lo que le funciona.

      Besos.

      Eliminar
  17. ¡¡Uff!! ¡Qué gran tema! y que triste a la vez. Padres que se esfuerzan pero sentido contrario... Me da mucha pena que tengamos tanto lio, porque las cosas siempre son mucho más fáciles de lo que parecen. Al final los niños necesitan poco más que estar con sus padres y esa sería motivación suficiente para entender y casi ni tener que estudiar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un tema complicado, es cierto.

      Besos.

      Eliminar
  18. Jo, este tema da para mucho.
    ¿Empiezo por contarte la desesperación con mi hija y su déficit de atención? Y me sentía culpable no, culpabilísima por no querer/poder pagar una academia/profesor particular en la que la ayudaran mejor y con más paciencia que yo, pero al final nunca fue. Y ahora, ya en 3º ESO, te digo que gracias a Dios ha mejorado, y que si no aprueba algo, básicamente es PORQUE NO QUIERE. Porque hay otra opción, que no he leído por aquí, y era la más popular en mi época: quedar con las amigas para hacer los deberes. No todos los días, no toda la tarde. Pero si había algo que no entendías, llamabas y quedabas, o simplemente por teléfono. Eso, hoy en día, parece casi que no. El otro día lo hablaba con otra amiga, y la verdad es que en todo caso lo que hacen es mandarse fotos por wassap de los ejercicios resueltos (aunque yo intente lo otro).
    Luego, salvo casos especiales, están los profesores. Mi hija ha tenido relativos problemas con lengua y mates (¡toma ya, lo más flojito!), y las profes siempre me han dicho que les preguntara a ellas, las veces que quisiera. La verdad es que en ese sentido se han portado muy bien.
    Pero vaya, que una de sus amigas, el otro día me contaba que iba a la academia... y era de matemáticas, a pesar de que las aprueba. Si no fuera, no se sabe, como ni siquiera ha probado (a estas alturas de curso, la prevención me parece excesiva).
    De la gente que "necesita" las academias no hablo, que cada uno sabe lo que puede hacer.
    Lo de las técnicas de estudio si que me parece muy apropiado. Algo que deberían ir enseñando en los colegios poco a poco, organizar talleres incluso.
    Y por último (si, quiero acabar), lo del inglés en mi casa no es por "necesidad". Es que en la universidad les piden el B1, y tal y como está el mercado laboral me parece absolutamente necesario. Aparte de que a mí me encantaba (si pudiera me volvía a apuntar yo), y a mis hijos también.
    Siento el tocho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada de tocho. Sabes que estoy recorriendo el mismo camino del déficit de atención con mi peque, y creía que tienen que aprender cuales son sus carencias y trabajar en ello, como todos nosotros. Una profe el año pasado, cansada de que todo el mundo se quejase de que mandaba muchos deberes, me ofreció mandarle menos al mío por su problema. Me negué. No me gustan los deberes pero la vida es así, él es el aué tiene que adaptarse a lo que le venga y no todos los demás a él, así que tiene que ir espabilando. Si tarda dos horas en hacer algo que podría tener en veinte minutos, sabe que lo pierde de jugar o de ver la tele. Y estamos en esa lucha, muy dura, es verdad. Luego el inglés, sabrás que al aprobar bachillerato ya tienen el B1. No hay que agobiarse. Está bien aué lo trabajen pero no es necesaria la desesperación que veo por todas partes con el inglés.

      Eliminar
  19. Yo soy monitora de extraescolares, y lo que cuenta para muchos es que lleven los deberes hechos, sin entrar en más detalles, da igual si están bien o mal, o cómo los hagan etc.. me desconcierta. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, también he dado particulares a niños con déficit de atenbción. Con el último fue muy bien, realmente lo que necesitaba era estímulo y estar un poco encima para que no tardara tres horas en algo en lo que no se tarda eso. Algo que podrían hacer los padres, en definitiva, pero ellos mismos me decían que no tenían tiempo ni paciencia.

      Eliminar
    2. Esto último que me dices me alegra un montón, porque a veces desespera y parece que no se avanza pero si miras atrás ves que solo hace falta eso, paciencia y mucho tiempo.

      Besos.

      Eliminar
  20. De estudiante fui a clases particulares de las asignaturas con las que tenía algún problema cuando mi madre ya no podía ayudarme. Una vez finalizada la carrera, día clases particulares durante 3 años. Excepto a una chica muy trabajadora que venía a clases de Matemáticas para sacar buenas notas, el resto venían a "hacer las tareas".
    A mí me hubiese gustado más que viniesen a aprender, a entender lo que no entendían en clases, pero en realidad no era así.
    Besos.

    ResponderEliminar
  21. Yo tuve que empezar con clases particulares de química porque tuve un profesor peor que malo y nunca fui una lumbrera que supiese estudiarse algo de la nada a los 15 años, posteriormente también tuve de física porque, personalmente, me costaba y no me enteraba a pesar de tener un profesor maravilloso. Ese profesor de química había sido mal profesor con generaciones anteriores, había sido mal profesor con mi hermana tres años antes y con su clase cuando no se planteó que el hecho de que aprobaran 10 de treinta y pico podía ser culpa suya. Este profesor se jubiló dándole por saco a dos o tres generaciones tras la mía. Nadie le echó de su trabajo.
    Mi profesora de química y física no encontró trabajo hasta mucho después. Siendo una excelente profesional.
    Ahora yo doy clases particulares y además de que los chicos pasan de esforzarse, yo diría que en un 80% de los casos ese es el problema, hay otros profesores amargados de la vida que suponen un problema. Porque ni les gusta enseñar ni se esfuerzan en ello. Y colegios que en lugar de hacer pruebas de nivel para dar enseñanza bilingüe sólo le preguntan a los padres que qué prefieren. Luego están las dificultades de aprendizaje de cada niño. Yo me he encontrado con casos que nunca comprenderé como leche no se detectan. Si yo fuese profesor de nómina los vería a la legua.
    Y es verdad que hay padres que pasan, pero para ese 20% de chicos cuyos problemas no se basan en el esfuerzo, creo que siempre debería existir una ayuda, teniendo en cuenta que actualmente no todo el mundo se lo puede permitir.

    ResponderEliminar
  22. 100% de acuerdo contigo. Las clases particulares (y yo doy) en la mayoría de las ocasiones no son un refuerzo, sino un suplemento. Suplimos al padre para estar encima del niño y que le dé la gana de estudiar y ponerse a hacer los ejercicios. No siempre es así, pero por desgracia es la mayoría de los casos...
    Besos!

    ResponderEliminar
  23. Pienso que las horas lectivas en la escuela deberían de ser suficientes para los alumnos/as, pero como todos no somos iguales, creo que los profesores de refuerzo para aquellos que necesiten más atención debería ser una realidad ya.
    Las clases particulares son la prueba de que el sistemas educativo no funciona, las clases particulares deberían de enfocarse para mejorar o reforzar los conocimientos.

    ResponderEliminar
  24. Pienso que las horas lectivas en la escuela deberían de ser suficientes para los alumnos/as, pero como todos no somos iguales, creo que los profesores de refuerzo para aquellos que necesiten más atención debería ser una realidad ya.
    Las clases particulares son la prueba de que el sistemas educativo no funciona, las clases particulares deberían de enfocarse para mejorar o reforzar los conocimientos.

    ResponderEliminar
  25. Entonces para adquirir ese hábito de estudio la academia o el profesor-particular no es válido? Discrepo con esta opinión subjetiva del blog.
    Cierto es que hay que estudiar para sacar buenas notas, pero no me parece correcto menos preciar el trabajo de apoyo de otros profesionales. Los profesores que aprueban su oposición pronto olvidan que tuvieron que trabajar en academias o como profesor particular (o apoyarse en su familia) y parece que les molesta que sus alumnos tengan que buscar un refuerzo extra.
    A veces ese refuerzo no es para explicar lo que no entienden en el colegio, sino simplemente para ayudarles a adquirir ese hábito de estudio y esas técnicas de estudio no explicadas y olvidadas en los temarios de la mayoria de colegios.

    ResponderEliminar
  26. P.D.:

    Quizá si nuestra sociedad no exigiera dos adultos trabajando turnos de "8 horas" (elq ue tenga suerte) para mantener el núcleo familiar, lo spadres podrían sentarse con los alumnos.
    Antes no había tantas academias ni profesores particulares... tampoco había tantas familias con padre y madre en el trabajo todos los días, y los niños con los abuelos.
    Los que puedan permitirselo genial,y los que no... tienen que ayudarse de profesionalse y por que no? estos ganarse la vida con ello también.

    ResponderEliminar
  27. P.D.:

    Quizá si nuestra sociedad no exigiera dos adultos trabajando turnos de "8 horas" (elq ue tenga suerte) para mantener el núcleo familiar, lo spadres podrían sentarse con los alumnos.
    Antes no había tantas academias ni profesores particulares... tampoco había tantas familias con padre y madre en el trabajo todos los días, y los niños con los abuelos.
    Los que puedan permitirselo genial,y los que no... tienen que ayudarse de profesionalse y por que no? estos ganarse la vida con ello también.

    ResponderEliminar
  28. Entonces para adquirir ese hábito de estudio la academia o el profesor-particular no es válido? Discrepo con esta opinión subjetiva del blog.
    Cierto es que hay que estudiar para sacar buenas notas, pero no me parece correcto menos preciar el trabajo de apoyo de otros profesionales. Los profesores que aprueban su oposición pronto olvidan que tuvieron que trabajar en academias o como profesor particular (o apoyarse en su familia) y parece que les molesta que sus alumnos tengan que buscar un refuerzo extra.
    A veces ese refuerzo no es para explicar lo que no entienden en el colegio, sino simplemente para ayudarles a adquirir ese hábito de estudio y esas técnicas de estudio no explicadas y olvidadas en los temarios de la mayoria de colegios.

    ResponderEliminar
  29. Pensamos que las clases particulares son un elemento muy importante en la educación de nuestros hijos.

    Permiten personalizar la educación y darle un enfoque mucho más práctico, que claramente es la mejor forma de aprender y aprobar los exámenes del colegio.

    Por eso hemos lanzado una aplicacion especializada en profesores particulares Sofia Square que os podéis descargar en www.sofiasquare.com

    ResponderEliminar
  30. Las clases particulares son imprescindibles dadas las carencias del sistema educativo actual. Las aulas masificadas y los profesores poco motivados obligan a los padres a contratar a otros profesionales. Espero que el sistema cambie para mejor ;)

    Si alguien busca profesores cualificados puede consultar: http://www.masqueclases.es

    Gracias!

    ResponderEliminar
  31. Estupendo blog y una ayuda muy útil para muchas personas que queremos encontrar una academia para empezar a hacer el sprint final, un saludo

    ResponderEliminar

Cuéntame...