lunes, 28 de octubre de 2013

Sudaderas

La sudadera, esa prenda que sirve para hacer ejercicio, (ya sabéis, es un calco de la palabra sweater, es decir, para sudar) se ha convertido desde el curso pasado en el uniforme de mis alumnos.

imagen

Sudaderas de todos los colores y motivos en ellos y en ellas.

Mi hijo mayor, que empieza este año su andadura en la secundaria, me pidió a finales de agosto que le comprara un par de sudaderas en vez de los típicos chándales de cada año.

En la primera semana de curso, un día me comentó:

- Mamá, toooooodo el mundo lleva sudadera, y la lleva remangada, así.

Me hizo el gesto de subir las mangas hasta más arriba del codo.

- ¿Ah, sí? ¿Las chicas también?



Se queda pensando.

- No, las chicas no. No sé por qué será, porque por la mañana hace frío, y todos los chicos van con las mangas así.

Yo llevo muchos años con adolescentes y sé de sobra por qué es, pero quise que lo descubriera por sí mismo.



Pues bien, hace unos días, mi hijo salió de casa antes que yo (solo sucede los martes). Yo estaba duchándome y preparándome para ir a trabajar y vi que llovía muchísimo y, por supuesto, el chaval no llevaba paraguas (el paraguas no entra en el vestuario de un adolescente).

Tal y como estaba, el pelo mojado y a medio vestir, me cogí el coche y me dispuse a llevar al insti a mi hijo y sus amigos.

Les localicé unos metros más allá de casa (la velocidad de crucero de un adolescente yendo a clase se asemeja mucho a la de un caracol en baja forma).

Cuatro chicos bajo la lluvia, los cuatro con su sudadera, la capucha puesta y las mangas bien remangadas hasta la altura del codo.



No pude por menos que reír yo sola.

Por supuesto que no quisieron que les llevara, ni que me acercara a menos de doscientos metros del insti (vete, mamá, vete, que me estás avergonzando), pero les di paraguas y me quedé más tranquila.

- Mi niño, ¿por qué tooooodos lleváis las sudaderas remangadas?

- Es que así parece que estamos mazaos.

Vaya, pronto ha dado con la respuesta correcta. (Por si alguien no lo sabe, mazao significa cachas, musculoso, y con las mangas así, sus bracitos de niños se convierten a sus ojos en músculos,... en fin...)

22 comentarios:

  1. Jajajjajaja
    No lo sabía!
    Ayuyy la adolescencia...

    Kissss

    ResponderEliminar
  2. Ay, la adolescencia, ese mundo que, aunque hemos pasado por él, seguimos sin entender! No sabía la razón verdadera, muy instructiva!

    María

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que un adolescente no se entiende ni él.

      Besos.

      Eliminar
  3. Jajajaja la adolescencia es dura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más de lo que solemos recordar...

      Besos.

      Eliminar
  4. Todos los días se aprende algo nuevo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, aunque algunas cosas... puede pasar uno sin saberlas...

      Besos.

      Eliminar
  5. jajaja
    jajajaja
    jajajaja

    Ay Ro! no paro de reír. Lo que me espera a mí entonces con mi sobrino cuando crezca

    ResponderEliminar
  6. Je,je, muy bueno!!! A mí que conste me encantan!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también, y últimamente las uso cada vez más.

      Besos.

      Eliminar
  7. Mujer, mejor eso que la bola de calcetines.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, lo de la bola de calcetines es infinitamente peor... jajaja.

      Besos.

      Eliminar
  8. Nosotra/os tambié teíamos nuestras cosillas...
    pero,por Dios...si sólo son unos niños!!!

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi hijo acaba de cumplir doce. No te digo más. Pero sí, nosotros también las teníamos. Yo, por ejemplo, llevaba un flequillo con el que me era difícil ver algo...

      Besos.

      Eliminar
  9. JAJajajajaj no me lo esperaba!! En serio parecen más "mazaos"? O no me fijo mucho en ello, o el efecto "mazao" es casi nulo... Aix, chicos... (aunque seguramente ellas también hacen de las suyas)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para un chavalín que acaba de dar el estirón, o no lo ha dado, con bracitos de nada, parecer más cachas tiene su aquel.

      Besos.

      Eliminar
  10. ¡Me encantan las anécdotas de tu hijo adolescente! Me recuerdan a mí misma a esa edad o a mi hermana, que casi nueve años más pequeña que yo, no quería que la fuera a buscar al insti con mi coche cutre jejjjeee!!! Pasas por tantas etapas! Recuerdo mi etapa de negro en que escuchaba heavy y leía poesía, luego me dio por ir con camisas anchas por eso de que no me juzgaran por la apariencia sino por el interior (jejjeje qué inocente, por el interior con diecisiete años...), la rabia que me daba que mi mejor amiga me copiara el estilo... Tú que lo vives en directo debes estar la mar de divertida!!

    ResponderEliminar
  11. Jjajajjajajajjajajajaja MAZAOS! yo también oigo esa palabra mucho últimamente pero te prometo que no sabía que todos llevaban así las sudaderas por eso... QUÉ FUERTE

    besitos

    ResponderEliminar

Cuéntame...