Ir al contenido principal

Opiniones

¿Un profesor debe o no debe dar su opinión sobre las cosas ante sus alumnos?

imagen


Se trata de un tema controvertido. Todos hemos tenido profesores, y todos hemos tenido profesores que nunca te decían lo que ellos pensaban de nada, de ningún tema que surgiera en clase, y otros que daban su clase a base de opiniones personales.

Los extremos...

Un profe debe intentar que sus alumnos aprendan algo sobre su materia. En realidad, debería intentar que aprendan todo el currículo de su materia para ese curso. Ahí estamos todos. Otra cosa es lo que ellos verdaderamente aprenden, pero eso sería tema para otra entrada, o muchas.

Creo que el verdadero problema es lo influenciables que son nuestros chicos. Si el profesor les cae bien, si conecta con ellos, pensarán que todo lo que dice es la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad.



¿Qué hago yo?

Cuando sale algún tema, cuando me apetece, cuando la clase se presta para ello, sí doy mi opinión a mis alumnos, empezando siempre por decirles algo así como:

- Sobre esto, os voy a dar mi opinión, que es mi opinión y podéis estar o no de acuerdo con ella. Y el que opine diferente, lo puede decir sin problemas. No le bajaré la nota, bueno, no mucho...

Esto último por supuesto que ellos saben que es broma y les da pie a decir lo que ellos piensan si quieren.



Y es que creo que no se debe adoctrinar a los chavales. Que una cosa es enseñar, darles opiniones, hacerles pensar, decirles que sobre un tema hay diversas opciones, y que, desde el respeto, todas pueden ser válidas, y otra es dogmatizarles, decirles por qué lado deben pensar. Seguro que muchos de vosotros estáis pensando en algún profesor que hacía algo de esto. Yo conozco unos cuantos...

Comentarios

  1. Respuestas
    1. No sé si hay una actitud correcta, pero se hace lo que se puede, gracias.

      Besos.

      Eliminar
  2. Uf, supongo que para un profesor debe ser difícil, lo sería para mí. Me gusta tu forma de proceder, yo he tenido de todo cuando iba a clase!

    María

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tooooodos hemos tenido de todo, y lo sigue habiendo.

      Besos.

      Eliminar
  3. Me gusta mucho tu forma de ver las clases

    ResponderEliminar
  4. Completamente de acuerdo, es de sentido común.
    Creo que es bueno que los profes den su opinión y que la pidan a los chicos, que les hagan pensar sobre todo, y sabemos que nada ni nadie es objetivo a la hora de explicar un tema, hombre...con las mates sí, pero poco más. Al final nuestra opinión ha sido formada entre otras cosas de muchas otras que fuimos escuchando y terminamos sacando nuestras propias conclusiones, lo que debe quedar claro siempre es que es punto de vista concreto y que hay muchos otros, y adoctrinar jamás. Sobre ésto último podría yo explicarte algunas cositas...
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fíjate hasta que punto somos subjetivos que incluso explicando la literatura más antigua, me paro más en El Lazarillo, que me gusta más, que me parece que les puede gustar más, que en El Quijote, por ejemplo, y claro, eso también tiene que influirles, sin ir más lejos.

      besos.

      Eliminar
  5. Creo que estás en el justo medio, usando la terminología aristotélica (has empezado tú, qué conste xD).

    Este tema es controvertido. En el máster hubo algún profesor que nos decía que nada de opiniones, pero nada de nada. Y yo me pregunto...seriamente...¿cómo se da una clase de ética o de filosofía sin que a nadie se le caiga una opinión? Evidentemente, no es cuestión de formar pequeños ejércitos de adeptos ni mucho menos, pero aparte de que los chavales se aprendan el curriculum de la materia, también deben ejercitar otras cosas que les vayan a funcionar en la vida. Una de ellas es apreciar opiniones de otros y construir las propias. Y sobre todo, aprender que no todas las opiniones son igual de válidas, que importa mucho los argumentos que hay detrás a la hora de decantarse por una u otra. Y por eso es importante que, como tú dices, sepan que tu opinión (o la mía) es tuya (o mía) y que ellos pueden aportar, preguntar y decir lo que crean conveniente. Es así como se aprenden estas cosas. Y es importante aprenderlas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perdona esa tilde fugada que se puso encima de un que, donde no tocaba u.u

      Eliminar
  6. Veo bastante peligroso q un profesor dé su opinión personal en casi cualquier tema, la gente es hipersensible y lo que no sea políticamente correcto puede traerte algún problema

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, por eso es un tema delicado. No hablo con mis alumnos de política, por ejemplo, pero tampoco mi asignatura se presta a ello, pero sí de derechos humanos, de fantasía, de salidas laborales, no sé, de muchas cosas.

      Besos.

      Eliminar
  7. Verás la educación en general es un adroctrinamiento, acaso a los estudiantes, a los niños se les da opción??? hay un programa, unas asignaturas, una única educación. A mi me gusta pintar pero no me gustan las matemáticas. Me gusta hacer gimnasia, correr, saltar... pero no me gusta el inglés. Me gusta cantar, me gustaría aprender a tocar la guitarra... pero no me gusta las ciencias... De que me sirve... pq me educan en lo que ellos quieren... eso es educación o adoctrinamiento??? Me suena todo gris, a gentes sin ideas, sin sueños, sin pasiones. Gente que no chilla, gente que no baila, no juega, no rie... no se puede en las aulas. A mi me gusta descubrir, soñar, reir, equivocarme y redescubrir... Me parece estupendo que des tu opinión, pq pasas de ser un profesor que adoctrina a ser una persona como ellos, una persona que también descubre, sueña, rie y se equivoca. Pq a lo mejor a ti tampoco te gusta que te adoctrinen, pq a lo mejor también te gusta bailar, cantar, dibujar...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En una única educación no te enseñan tanta variedad de posibilidades. Se intenta abarcar todo para que ellos en el futuro decidan qué es lo que más les motiva. Lo que se enseña, son las herramientas básicas para moverse en este mundo y ser competentes. Y no solo como profesionales, también como personas, que implícitamente hay un trabajo ético y moral, para que ellos sean capaces de crear su propio pensamiento y su opinión. Enseñar matemáticas/ciencias/lo que sea no es adoctrinar.

      Eliminar
    2. No es tan gris como lo pintas, los profesores también enseñamos a reir (sobre todo de nosotros mismos), a jugar, a ser en definitiva. Hay gente gris en la profesión, pero no todos lo vemos así.

      Eliminar
    3. Yo tampoco lo veo tan gris como Money. Es cierto que no hay opción para los niños, pero la teoría de las inteligencias múltiples cada vez entra más en las escuelas, y se ve, ser reconoce, que cada uno somos válidos para distintas cosas, que eso no tiene que hacernos sentir mal.

      A mí me gusta, como dice Money, soñar con mis chavales, y a veces se da esa conexión y es posible, pero muchas veces hay que estudiar el adjetivo y toca el adjetivo. Así de triste, pero así es.

      Besos.

      Eliminar
  8. Ya desde Primaria, donde no es en absoluto necesario dar tu opinión, se les debe hacer actividades en las que se barajen distintas opiniones, o crear situaciones que se puedan ver de distintas maneras y que ellos mismos las enumeren. Así como solucionar conflictos por distintas opiniones entre ellos. Si desde ahí se trata correctamente la libertad de expresión y la variedad de opiniones, crecerán como personas libres de decidir. También, si uno expone su opinión, está bien considerar "la otra opinión", aunque no la compartamos, e incluso invitar a los alumnos a que comenten lo que piensan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La resolución de conflictos debe trabajarse en primaria, pero no se suele hacer, no al menos en muchos casos.

      Besos.

      Eliminar
  9. Pues me parece un tema complicado. Quizás no sea necesario dar tu opinión, ya les transmites tu forma de estar en el mundo desde que entras por la puerta y esa influencia es mucho mayor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto eso de que el ejemplo es el mejor modelo, y la verdad es que en el tema del respeto creo que es cierto, intento que vean que les respeto como ellos deben respetarme a mí, que les escucho cuando toca pero ellos deben escucharme a mí, en fin... a veces funciona y otras no tanto.

      Besos.

      Eliminar
  10. Yo creo que dar tu opinión, de la manera que comentas, es abrir el camino del diálogo, animar a que cada persona cree una opinión propia sobre distintos temas que le interesan, que le afectan. Ser neutral es ser indiferente a lo que sucede en nuestro entorno, es no mojarse, es la mediocridad llevándolo al extremo. Opinando aprendemos a respetar al que piensa diferente, que es nuestra realidad, a convivir... Creo que no debemos tener miedo a ser nosotros mismos en todos los ámbitos de nuestras vidas.
    Gracias por tus reflexiones!!
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando empecé a dar clase, nadaba siempre en lo políticamente correcto, representando un papel ante mis alumnos, el que creía que debía. Pero cada vez, cada año que pasa, soy más yo misma en las clases. Creo que hay que intentar que ellos tengan la confianza de expresar sus ideas, para poder establecer ese debate, y decirles: pues sí, no lo había visto de ese modo, o tienes razón o creo que te equivocas. Y hacerles pensar, siempre. Para qué estamos.

      Besos.

      Eliminar
  11. Hay que entablar un diálogo en el que se establezcan distintas opiniones incluida la del profe.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso creo yo, que lo importante es que, si esto surge, no sea la opinión del profe la única verdadera y válida, sino que ellos sean capaces de explicar las suyas, y de llegar a entendernos.

      Besos.

      Eliminar
  12. Es un tema complicado. A mi siempre me ha gustado que los profes dieran su opinión, pero es verdad que hay alumnos muy influenciables y hay que tener cuidado. Lo que haces tú es lo correcto: recalcar que es TU opinión y que no tienen por qué estar de acuerdo.

    Besos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Cuéntame...

Entradas populares de este blog

Letras o ciencias

Tengo un cabreo monumental. Es de esos que te dura media vida, pero esta semana lo tengo recién despertado y con ganas de guerra.



Si pensáis que según el sistema educativo actual no existe la eterna división entre ciencias y letras, estáis completamente equivocados. Largos nombres, muchas palabras, para acabar diciendo prácticamente lo mismo de siempre. Lo mismo, pero con algunos matices, claro.
Cuando yo estudiaba el BUP, hace ya una eternidad, en tercero, escogíamos si nos apetecía más estudiar letras (puras, como fue mi caso, o mixtas, como muchos otros) o ciencias (también puras o mixtas).



Hoy por hoy, si tu hijo es un buen estudiante, sean cuales sean sus aspiraciones, sus profesores le instan a escoger en cuarto de la ESO y en Bachillerato las ciencias: Física y Química, Biología, Matemáticas. 
Las letras son para los mataos, los que no lo van a sacar, aquellos a los que les cuesta, que se vayan a estudiar cosas como el latín, la cultura clásica, la música o la plástica. Los bu…

Tortitas de avena

Algunas me habéis pedido la receta de tortitas que suelo hacer.

Y este fin de semana por fin tuve tiempo de hacer unas fotos con un poquitín de luz (no mucha, la verdad) para ilustrar la receta.

Los ingredientes.




80 grs de copos de avena.
Un huevo y 6 claras.
6 Cucharadas de queso fresco batido 0%
Una pizca de levadura.

Primero tenemos que triturar los copos de avena. Yo lo hago en la Thermomix, pero cualquier batidora de vaso os sirve perfectamente. Si tenéis harina de avena, no será necesario, claro.


Después añadimos el resto de los ingredientes.



Nota: no le pongo edulcorante porque no soy nada "dulce", pero podéis añadir el edulcorante que queráis.

Batimos un poco.



Preparamos una sartén que no se pegue. Yo utilizo siempre la misma. No me hace falta ni aceite ni nada.



Ponemos en la sartén unas cucharadas de la mezcla, a fuego suave y, cuando le salen burbujitas, le damos la vuelta.




Con esta mezcla me salen tortitas para dos días. Suelo hacer unas tres o cuatro para cada día.



Ofensas

No soy una persona polémica, y no suelo tener comentarios negativos en el blog, ni mucho menos hirientes o insultantes. Alguno ha habido, pero ya son unos cuantos años por aquí y lo extraño sería lo contrario. No me refiero precisamente a este espacio, que es un poco mi casa y en la que entráis y comentáis personas a las que voy conociendo, a algunas personalmente y a otras de manera virtual, pero que sois siempre educadas y correctas, y que, por supuesto, podéis siempre mostrar vuestra opinión y vuestro desacuerdo a lo que digo, y lo hacéis sin indignación ni escándalo.


Me refiero a que en general, en las redes sociales especialmente, y en twitter en particular, últimamente muchas personas se sienten ofendidas a la primera de cambio. Hay gente a la que le ofende todo, hasta les ofende que no te ofendas. Y cada palabra tuya podrá ser utilizada en tu contra por alguien en algún momento.

A mí me resulta agotador. Quiero decir, que por supuesto que me molestan cosas que leo, sería insens…