miércoles, 2 de octubre de 2013

El uniforme

A finales del curso pasado, mis alumnos más pequeños me asaltaron un día al llegar a clase preguntándome si era verdad que íbamos a mandarles ponerse uniforme.

imagen

Vaya mi opinión por delante. Como madre, entiendo que el uniforme es muy cómodo, mucho, y que te evita el rollo de pensar y preparar la ropa para cada día. Como docente no entiendo la uniformidad, aunque es un tema del que podríamos discutir largo y tendido, y eso es sólo mi opinión.

A lo que vamos, aquello me dio pie a responderles algo que ha sucedido desde siempre y que ahora, visto en la distancia, me resulta cuando menos gracioso.

- ¿Uniforme? pero si vosotros ya lleváis uniforme...

Me miraron raro.

- A ver... que se pongan de pie las que llevan leggins negros.

imagen

Todas las chicas de la clase menos dos se levantaron.

- Los que llevan deportivas.

imagen

Todos se pusieron de pie.

- Ahora los que llevan sudadera con capucha y letras en la parte delantera.

imagen


Todos menos tres o cuatro.

Me miraron alucinados.

- Hala, es verdad...

- Pero...

Realmente no habían reflexionado sobre ello.

- Pero esta ropa la hemos elegido nosotros.

- Buenoooooo. ¿En serio?

Tuvimos una especie de debate al respecto, y, desde luego, no llegamos a ninguna conclusión, pero creo que algo les hice reflexionar. Incluso alguno de ellos me dijo que yo también llevaba playeras, y sudaderas, aunque no ese día precisamente. Y es que los condicionantes de la moda y de lo que hay o no en las tiendas nos influyen a todos. ¿O no?

31 comentarios:

  1. A mi también me has hecho reflexionar

    Gracias Ro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una reflexión que nos vale a todos, incluida ésta de aquí que compra a menudo en zara, no te digo más.

      Besos.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Verdad que sí? A todos. Muchas veces decimos que algo es horroroso cuando sale y al poco tiempo lo miramos con otros ojos, y luego acabamos usándolo muchas veces.

      Besos.

      Eliminar
  3. Los tuviste que dejar ojipláticos, profe. Y me parece muy requetebien :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es algo que a su edad no pensamos, pero que es totalmente cierto y lo es para todos.

      Besos.

      Eliminar
  4. Me encanta!!
    Y me he acordado de mi amiga C., que es profe de mates, que cada vez que vamos de tiendas dice que a Bershka y Stradivarius no, que luego lo llevan igual sus alumnas!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me pasa a menudo. No voy mucho a Bershka pero sí a Zara, y a veces coincido con mis alumnas. En el viaje a Berlín llevé unos pantalones cortos que me compré en Décimas, sección hombre, y dos de mis alumnos los tenían iguales. Eran de cuadros negros y turquesa, muy poco discretos, y un día en el desayuno aparecimos los tres con el mismo pantalón. Parecíamos trillizos.

      Besos.

      Eliminar
  5. De diez!!!
    Y si vas al banco, de uniforme; en muchas oficinas, de uniforme. La profe de gimnasia, de uniforme.
    Luego todos vamos iguales, me refiero en general. Hace poco leí, no se donde, que antes intentabas ser diferente con la ropa y que ahora la ropa que queremos es la que vemos en los blogs.

    Yo como madre, también entiendo que la comodidad del uniforme, pero prefiero no tenerlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo. Según tu oficio, donde vivas, donde estés, llevas el uniforme reglamentario.

      Besos.

      Eliminar
  6. Qué grande, de verdad. Obviamente que nos influye y más en esa etapa de instituto que, o llevas lo que l@s demás o se ríen de ti hasta final de curso (además de que también nos termina gustando lo que más vemos).
    Bistoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso último lo hablamos bastante. Lo de que acaba gustándote lo que ves. Decían que les parecían horrorosos los pantalones de campana. Yo les dije que a mí también me lo parecieron en algún momento y luego me gustaron, y los usé, y que a ellas en algún momento de la vida les pasará lo mismo. Y ellas que no, que pantalones de campana no. Ya les dije que en unos años hablaríamos.

      Besos.

      Eliminar
  7. Verdad como una catedral. ¡Pero si la mayoría vamos iguales! Y vamos, que tampoco está mal.. Al fin y al cabo es ropa. Y a demás, yo no creo que mi ella represente mi personalidad ( como alguna gente afirma que sí lo hace) sino que mi ropa representa de una forma u otra mis ingresos, lugar, edad, influencias de las tiendas,etc etc.

    Sobre uniformes sí/ uniformes no... Siempre he ido cambiando de opinión. Aunque creo que la balanza se decantaría por el NO en la mayoría de institutos.

    Besos, profe!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que el uniforme no evita las diferencias entre ellos, que en muchos coles con uniforme se marcan con el reloj, los zapatos y zapatillas de supermarca, la mochila, y demás complementos.

      Besos.

      Eliminar
  8. Me ha encantao. Ahora estoy mus desconectada de la realidad los colegios e institutos pero es cierto que en la adolescencia tenemos tendencia a repetir comportamientos y no me extraña nada que vayan todos tan parecidos... Yo era de vaqueros y deportivas día sí y día también...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también era de vaqueros y deportivas. Y aún lo soy. Casi no me quito los vaqueros para ir a trabajar, y deportivas, depende, en invierno soy más de botas y botines, pero cuando hace como ahora, ni frío ni calor, deportivas.

      Besos.

      Eliminar
  9. Que buena eres como profesora! Me encanta que aproveches cualquier oportunidad para hacerlos reflexionar.
    Yo nunca había estado de acuerdo con el uniforme y cuanto más mayor me hago más buena idea me parece, lo que son las cosas...
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos vamos haciendo más conservadores con la edad, aunque nos pese. Y lo del uniforme desde el punto de vista de una madre tiene sus ventajas, pero piensa que te lo pusieran a ti... A mí no me gustaría, aunque luego acabe vistiendo igual que todo el mundo...

      Besos.

      Eliminar
    2. Por eso siempre me ha dado repelús, cuando pasé al Instituto quisieron meterme en un privado con uniforme y me puse tan burra que se echaron atras. Ahora sin embargo pienso que es bueno para evitar diferencias y que estos tontones no se pasen el tiempo pensando en que ponerse para ir guays, por no hablar de las niñas, la mía la primera, queriendo enseñarlo todo por arriba y por abajo, todos igual y a tomar viento. La edad...

      Eliminar
  10. Me encanta tu pedagogía, directa, reflexiva, inteligente. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, viniendo de ti, eso es una pasada de halago. Pero hay días en que una está así, dispuesta, con ideas que van surgiendo, y otras en que cuesta trabajo que los chicos distingan un verbo de un sustantivo, aunque digo yo que eso no es tan importante como aprender a pensar por uno mismo...

      Besos.

      Eliminar
  11. Muy bueno!!!!!
    Qué gran profe. Un beso

    ResponderEliminar
  12. Bueno, yo como alumna he llevado y no he llevado uniforme, me quedo con. Cierto que en la universidad quedaría un pco friki pero.. para mi era supercomodo. Y como madre que te voy a contar... pufff es un invento casi mejor que la lavadora¡
    Me hubiera gustado tenerte de profe.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no lo he llevado nunca, así que probablemente no veo las ventajas, excepto como madre. Como alumna lo habría aborrecido, y eso que no me despegaba de mis vaqueros, jersey y deportivas.

      Besos.

      Eliminar
  13. Me ha encantado el post, ¡situación de verdadera profesora que te hace reflexionar! Como si lo hubiera vivido!

    María

    ResponderEliminar
  14. Totalmente de acuerdo con la última frase del post! Está claro que nos dejamos llevar por las modas. Respecto a lo del uniforme... entiendo que sea cómodo. Es verdad. Pero sinceramente veo mejor que cada niño exprese parte de su personalidad en lo que lleva. ¿Por qué no? A mi me obligaron EN BACHILLERATO a llevar bata blanca de médico todo el día. "Porque así no hay distinciones entre los pudientes y los podres". ¿Cóoooomorrrr? Una tontería como otra cualquiera. Eso no sólo se ve en la ropa.

    Besos

    ResponderEliminar
  15. Bien dicho, toda la razón. Parecen salidos de fábrica, todos igualitos, hasta peinados y complementos. Y lo hacen inconscientemente, presionados por la sociedad, de manera indirecta. Como el fumar. En fin.

    ResponderEliminar

Cuéntame...