martes, 18 de junio de 2013

Las notas

Días de poner notas a los chavales.

No me gusta poner exámenes, y menos aún poner notas. Un número no encierra lo que un chaval ha hecho (o no ha hecho) durante un trimestre, o un curso.



Es difícil poner notas. Aunque a veces los alumnos te lo ponen tan fácil...

Tengo un par de alumnas que han sacado dieces en casi todas las pruebas que hemos hecho, su actitud en clase es muy buena, trabajan, se comportan. Con ellas lo tengo claro. 10.



Hay algunos alumnos que han decidido hace unos meses no volver por clase, lo han dejado por imposible, no mi asignatura sino el curso entero. Ellos también me lo ponen fácil. 1 (No sé si lo sabéis, pero en la ESO  no se pueden poner ceros, así que el 1 es la nota más baja).



Lo malo es que entre el 10 y el 1 hay una gran variedad de números, de tonos, de matices.

Porque...

¿Es igual el que ha hecho todo lo que les pido que el que aprueba los exámenes pero no hace ejercicios, ni entrega trabajos? NO.

¿Es lo mismo un alumno que en clase atiende y se comporta que el que lleva todo el curso dando la vara? NO.

¿Acaso es lo mismo un 4 de un alumno que lo ha sacado porque no hace nada y le suena lo que hacemos en clase que el 4 del alumno que trabaja cada día y no se le da bien la materia? ¿Debería ponerles la misma nota? Yo creo que no.



Podría contaros muchos casos, muchas dudas, aunque hace muchos años que lo tengo claro. Un compañero  decía siempre aquello de in dubio, pro reo para estos casos (traducción de andar por casa y sólo para docentes: ante cualquier duda, siempre a favor del alumno).

16 comentarios:

  1. Madre mía, un principio básico del derecho penal en tu puesta de notas, jajaja, qué bueno, me ha encantado.

    ResponderEliminar
  2. :)) me gusta el mensaje de recompensar el esfuerzo.
    Buen martes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece fundamental. No a todos se nos da bien todo...

      Besos.

      Eliminar
  3. Ojalá lo que decía siempre tu compañero fuera la filosofía general de los docentes. Yo me lo apunto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo es de todos, y además en algunos seguro qe no me doy cuenta del esfuerzo y no se lo valoro como debiera. Pero lo intento.

      Besos.

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Gracias, guapa. Pero tengo mis dudas.

      Besos.

      Eliminar
  5. Yo lo pasé fatal poniendo notas. Imaginaté,en 5 días que curre, uno fue de exámenes que correjí yo!! lo pasé realmente mal en los matices. Los exámenes de 0, o sea de 1...(no caí en eso, yo creo que sí puse algún 0,algo)eran los mejores. No me daban dolor de cabeza. Pero los demás, los de los matices...ufff...Y sí, yo también apliqué el IN DUBITO...creo que demasiado PRO REO, pero oye, para 5 días que les dí clase por lo menos dejarles buen sabor de boca.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una de las cosas más difíciles de este oficio.

      Besos.

      Eliminar
  6. Pues lo de dos alumnos con un 4, uno súper esforzado y otro pasota porque él lo vale... mmmm... a mí siempre me ha creado muchas dudas ¿merecen aprobar los dos? ¿por qué el que se esfuerza sí y el otro no si tiene sobrada capacidad? ¿por qué diferentes raseros? Es complicado... está bien lo de recompensar el esfuerzo, y cuando es un 4,5 muy sufrido frente a un 4 pasota... está más claro...¿pero y un 4 esforzadísimo y un 4,5 pasota...? ¿se suspende al pasota y se aprueba al esforzado..? ¿es justo? ppppffffff... esto es un temón...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También tengo mis dudas sobre eso. No creas... Si aprueban me da igual que pasen o lo que sea, pero si no aprueban, tengo que intentar ver si se han esforzado para intentar salvarlos.

      Besos.

      Eliminar
  7. Que te sea leve, ya queda menos...besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué envidia me dan tus playas, incluso con arena, con lo poco que me gusta, sea negra o blanca.

      Besos.

      Eliminar
  8. Ojala hubiera tenido profes como tú. Yo era de las que (en mates) atendía, iba, trabajaba, me esforzaba pero no me entraba la materia ni pa-trás! y en los exámenes me entraban los mil males y acababa como en la foto del ahorcado que has puesto. En mi época sí había ceros.. y alguno saqué. Pero lo que más rabia daba era el examen de 4.75 ... con lo que yo me esforaba que les costaría darme 0.25 puntos másssssssssss.

    Un besote y portate bien con los alumnos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí en mates también me pasaba. Recuerdo con gran dolor un examen de 4,9, que hoy en día sería impensable que fuera un suspenso, pero el profe me dijo que si la nota media no me daba cinco, ya me podía despedir de la evaluación.

      Besos.

      Eliminar

Cuéntame...