Ir al contenido principal

Estrellas

Estoy llegando a la extenuación en los últimos días. Hice la lista de las cosas que tengo pendientes, y es tan larga que no puedo ni terminar de leerla sin agotarme.

Tengo que pararme, mirar alrededor, tomar impulso. Pero hay días en que eso resulta imposible.




Volver a mirar las estrellas...





A veces no es más que eso.




Parar y darse cuenta de lo pequeños que somos.


Source: flickr.com via Marica on Pinterest


Ser conscientes de que el mundo sigue aunque nosotros nos paremos un momento.




Dejar que la Tierra siga girando mientras nosotros estamos quietos.




Mirar hacia arriba. Sin más.





E intentar entonces entender lo que uno está haciendo, porque no sé vosotros, pero yo a veces no sé nada. No entiendo nada.



O no intentar entender y simplemente mirar las estrellas.



Comentarios

  1. Sí, a veces creo que lo mejor es no intentar entender, la paz que se consigue compensa desde luego, tratando de entender yo cualquier día terminaré loca.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En estos días lo mejor es no intentar entender nada. De verdad, qué temporada más chunga...

      Besos.

      Eliminar
  2. A veces viene muy bien, sí, perderse en algo más grande que nosotros, para relativizar las cosas :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De verdad que lo necesito urgentemente. Perderme.

      Besos.

      Eliminar
  3. Soy de la teoría de que iluminamos en exceso las ciudades para no ver las estrellas, y darnos cuenta de nuestra propia modestia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una gran teoría. Me gusta. Sí todos fuéramos más conscientes de sólo poquito que somos...

      Besos.

      Eliminar
  4. No eres la única, yo a veces tampoco entiendo nada. Ya no sé si el mundo está al revés o si soy yo la que está cabeza abajo, como dice la canción. Habrá que mirar hacia arriba para averiguarlo. Si hay cielo, estamos bien colocados.

    Un beso, profe.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo mío últimamente es que eso intentando estar en muchos sitios a la vez, y se me está viniendo el cielo encima...

      Besos.

      Eliminar
  5. A mí me pasa mucho esto, lo de so saber nada y no entender nada...casi diría que a diario, pero lo de mirar a las estrellas y pensar en lo pequeños e insignificantes que somos, lejos de tranquilizarme, me agobia sobremanera.
    No sé cómo a alguien le puede relajar el hecho de sentirse una micra de arena en un desierto infinito...en serio, me esfuerzo por comprenderlo...porque mucha gente me dice que cuando se agobia o se estresa, piensa en cosas así para calmarse. No sé, a mí no me tranquiliza nada pensar que el mundo sigue aunque yo me pare, y que por mucha que sea la importancia o dramatismo con que yo vivo las cosas que me suceden, no son más que ínfimas perturbaciones en un macrouniverso inconmensurable... que va... cuanto más pienso en ello, más angustia me entra...
    Otra cosa es mirar sin más a las estrellas (a los cielos estrellados de los pueblos en verano, como hacíamos de pequeños), algo tan, tan, taaaaaaaaaaaaaaaaaan bonito que sobrecoge.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces estas cosas dan vértigo. Pero necesito saber que todo seguirá igual aunque no me dé tiempo a terminar de corregir, o no pueda ir a las evaluaciones porque caiga enferma de extenuación, o no vaya a la carrera solidaria, o no pueda organizar. Aquí o allá. Necesito saber que las cosas pueden hacerse aunque yo no las haga... No sé sí me explico.

      Besos.

      Eliminar
  6. Maravillosas imágenes! Toma impulso y adelante, guapa!

    ResponderEliminar
  7. Q bonita tu entrada !!! Me ha encantado!!!

    Seguimos de sorteo!!!
    Os dejo enlace!!!
    http://cosicasdenuestravida.blogspot.com.es/2013/03/bag-accesorios-by-lola.html?m=1

    Lola

    ResponderEliminar
  8. Definitivamente, todo sigue aunque no estemos. Aunque muchas veces se nos haga difícil aceptarlo...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Cuéntame...

Entradas populares de este blog

Letras o ciencias

Tengo un cabreo monumental. Es de esos que te dura media vida, pero esta semana lo tengo recién despertado y con ganas de guerra.



Si pensáis que según el sistema educativo actual no existe la eterna división entre ciencias y letras, estáis completamente equivocados. Largos nombres, muchas palabras, para acabar diciendo prácticamente lo mismo de siempre. Lo mismo, pero con algunos matices, claro.
Cuando yo estudiaba el BUP, hace ya una eternidad, en tercero, escogíamos si nos apetecía más estudiar letras (puras, como fue mi caso, o mixtas, como muchos otros) o ciencias (también puras o mixtas).



Hoy por hoy, si tu hijo es un buen estudiante, sean cuales sean sus aspiraciones, sus profesores le instan a escoger en cuarto de la ESO y en Bachillerato las ciencias: Física y Química, Biología, Matemáticas. 
Las letras son para los mataos, los que no lo van a sacar, aquellos a los que les cuesta, que se vayan a estudiar cosas como el latín, la cultura clásica, la música o la plástica. Los bu…

Dark, nuestra última serie del año

En estos días de vacaciones hemos estado viendo películas, sobre todo películas ya vistas, y algunas un poco más nuevas. Pero antes de eso, en unos días vimos esta serie.



Dark es una serie alemana de misterio o... no sé muy bien cómo clasificarla. Algunos la comparan con Stranger Things aunque no creo que se parezcan en nada, ni en el argumento, ni en el tono, ni en los personajes...

El caso es que mi hijo mayor y su afán por los idiomas estaba buscando una serie en alemán para practicar y mejorar su nivel. Investigando un poco, di con esta serie en Netflix, y después de que él empezara a verla, nos recomendó que la viéramos el resto de la familia. Y eso hemos hecho en estos días de vacaciones.

No se trata de una serie fácil, y para nosotros la mayor dificultad ha estado en saber quién es quién. Creo, por supuesto, que en eso se basa la serie, en que estés bastante despistada con los personajes de principio a fin.


Nos ha gustado mucho. Y la recomiendo mucho, también. Por si no lo tené…

12 pequeños cambios

Para este año, desde algunos blogs que sigo y que me parecen bastante interesantes (Tres pompones, En tierra remota y El tiempo de la marmota) han iniciado un proyecto que se llama #12pequeñoscambios y que me parece que se ajusta mucho a lo que llevo dando vueltas ya un tiempo: llevar una vida más sencilla y vivir con menos.

Este mes el tema es:

Minimalismo
Se trata simplemente de reflexionar un poco sobre el asunto y hacer algún pequeño cambio en tu hogar relativo a este tema.


Yo llevo ya un par de años muy conciencia con lo de limpiar y reciclar en casa, con el tema de no acumular y también con el de ser más organizada. No soy minimalista, esa es la verdad, pero intento mejorar en ese sentido y debo decir que para eso me ayudó mucho el método de la Kondo.


Hace ya tiempo que organicé mis cajones y los de mis hijos con el método de esta señora y suelen estar organizados siempre. A veces no lo están, porque voy con prisa y meto las cosas de cualquier manera, sobre todo en los míos, pero…