domingo, 11 de noviembre de 2012

La tecnología en contra

Os he hablado de que a veces la tecnología me viene bien para mi trabajo. Pero esta semana se me puso totalmente en contra.

El viernes.

Clase de 3º ESO, mi tutoría. Adolescentes de quince años. Estamos leyendo en alto. Marina, ese libro de ahí, en el lateral.


Al principio de la clase, veo a uno con el móvil en el regazo y tecleando. Cuando leemos intento que nada interrumpa la lectura y el silencio, por lo que evito hacer comentarios y ellos solo preguntan si tienen alguna duda al terminar un capítulo.

Susurro: Psss, guarda eso, anda.

Lo hace.

Diez minutos después observo la misma operación.

- ¡Eh! Haz el favor de guardar el móvil.

Obedece.

Un rato después lo vuelve a tener en la mano.

Me voy hasta su sitio, sin decir nada, haciendo un alarde de paciencia que ni el santo Job, y me coloco justo a su lado, con mi libro, escuchando como leen los compañeros.


El alumno que no puede vivir sin móvil pone el codo sobre la mesa, como para ocultarse de mí, saca el teléfono y se pone a teclear.

- Dame eso.

Y todavía tiene la jeta de decirme.

- Espera que termino.

Mi enorme y demostradísima paciencia tembló en ese momento.

Me lo da. Él esperaba una bronca pero yo sigo con la clase. Cuando termina, salgo y me sigue por el pasillo para que se lo devuelva. Como no lo hago, se larga del instituto diciéndoles a los compañeros que no vuelve hasta que no le devuelvan el móvil. Su razonamiento carece de lógica. Cómo vamos a devolverle el teléfono si no vuelve.


Entro en mi siguiente clase. Dejo la puerta abierta para vigilar el pasillo. Vuelve a la media hora. Le intercepto.

- ¿Qué pasa contigo? ¿Dónde has estado?

- He ido a decirle a mi madre que venga a recoger mi móvil.

Su madre está en la puerta.

Un mes y medio de llamadas. Dos citas a las que no ha acudido y sólo hacía falta quitarle el teléfono a su hijo para que apareciera por el centro. Si lo sé, lo hago antes.


Por supuesto que no le di el móvil. Mi jefe de estudios echó una buena bronca a alumno y madre. Y le dijo que se había quedado sin móvil hasta el lunes. Es algo que está en el reglamento de mi instituto. ¡¡¡Yupiiiii!!!

25 comentarios:

  1. Joer, tendría que haber estudiado magisterio solamente para poder hacer estas cosas y quedarme como dios. Porque aunque yo no sea profe si soy alumna y en clase tengo algunos casos perdidos de esos que se pasan el día leyendo el marca en internet desde el pc de clase y jugando con el móvil. Y tan grande me parece la falta de respeto hacia el profesor que a veces me dan ganas de levantarme, quitarle el móvil y darle una colleja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, lo de la colleja se me pasa por la cabeza, aunque no lo haría nunca. Pero la imaginación es muy libre...

      Por cierto, iba a escribirte para pedirte consejo sobre algún cómic para mi hijo, que tú sabes mucho de esto. Ya te escribiré un comentario en tu blog.

      Besos.

      Eliminar
  2. ¿Cómo va a tener educación el alumno si la madre por lo que cuentas, carece de ella? Desde luego, que se le podría caer la cara al suelo de la vergüenza a la madre!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo normal. Los chicos aprenden de sus padres.

      Besos.

      Eliminar
  3. Es que sólo son el reflejo de los mayores, ayer fui a un concierto de coros, y aunque no sono ninguno, al menos escandalosamente, menos mal, al pagarse las luces, todos eran pantallitas de luz delante de la gente..., para qué van a un concierto si despues se pasan el tiempo navegando por internet y escribiendo wasaps?, yo no pago una entrada para después hacer lo mismo que haria en mi casa sola y gratis! No lo entiendo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me pasó igual la última vez que fui al teatro. Como voy poco, por cuestiones de cuidado de niños... Aluciné. Todo el mundo mandando mensajitos del tipo: tío, estoy en el teatro, que bien lo estoy pasando. Todo esto con los actores en escena. La ratonera de Agatha Cristie, nada menos. Yo no lo entiendo.

      Besos.

      Eliminar
  4. Te dejo la respuesta a tu comentario aquí para que leugo no tengas que ir por ahí buscando ná :P

    @Ro: Cómic con esa edad....estoy pensando pero es que hay series abiertas y no sé si será bueno comprarle un tomo suelto o un tomo cerrado. ¿Has probado con los cómics de Enrique Vegas? tienen un dibujo muy bonito y quizás le atraiga a tu niño. De libros sí que puedo recomendarte: Terry pratchett. Absolutamente! es un escritor de fantasía épica con tono cachondón humorístico-fiestero que siempre gusta y es más, engancha. Es apto para niños, pre adolescentes, niños con el pavo subido y adultos. En el caso de Pratchett, te recomiendo las novelas de la guardia para el crío. Son los menos difíciles de leer. Tienes ahora una novela nueva del mismo autor llamada 'El increíble Mauricio y sus roedores sabios" que va de un gato y una horda de ratas que pueden hablar, piensan y razonar. Es una vuelta de tuerca del Flautista de Hammelin. También puedes leerlos tú si quieres reirte un rato.
    Y luego se me ocurre que en 100% Marvel tienes tomos cerrados (que solo se ha publicado en un tomo, no hace falta comprar más del mismo)de Iron Man, Thor o Spiderman.

    Me parece que eres de León (creo recordar) pasate por Nivel 13 , C/Monasterio nº 5. Son conocidos míos y te tratarán de maravilla y te orientarán muy bien a la hora de comprar cómics, manga o libros especializados :)

    https://maps.google.com/maps?q=Calle+del+Monasterio,+5,+Le%C3%B3n,+Espa%C3%B1a&hl=es&ie=UTF8&ll=42.592616,-5.572718&spn=0.006769,0.013937&sll=42.59268,-5.572815&sspn=0.006808,0.013937&z=17

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, vivo en León, y conozco la tienda, aunque sólo he entrado una vez. Terry Pratchett ya me lo han recomendado más veces. Mi hijo es un poco friki. Ya te comenté, creo, que ha leído los ilustrados de G. R. R. Martín, y que lee bastantes libros que mis alumnos mayores no leerían. Mi mayor dilema está en una colección cómic o manga que le pueda gustar. Ha leído tintín, y está con el detective Conan, pero miraré los que me recomiendas de ese dibujante. Y Terry Pratchett me lo voy a empezara leer yo.

      Gracias.

      Eliminar
  5. Has descrito muy bien el gran problema que tenemos con algunos jovencitos...los padres!
    yo no habría tenido tanta paciencia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La paciencia la tengo muy ejercitada.

      Besos.

      Eliminar
  6. Me pasó exactamente lo mismo. No había manera de localizar a los padres, incluso para firmar un expediente de expulsión del alumno. Fue quitarle el móvil, y oye, aparecieron corriendo diría yo.

    En fin, es lo que hay!

    Un besazo guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, creo que deberíamos empezar a hacerlo cada vez que un padre no da señales de vida. Es una buena táctica.

      Besos.

      Eliminar
  7. Y Ro, no tenéis en el IES un Profesor Técnico de Servicios a la Comunidad? En Murcia se está incorporando esta figura profesional para trabajar desde una perspectiva sociofamiliar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, no lo tenemos. Recortes, ya sabes.

      Besos.

      Eliminar
  8. Parece increíble una reacción así de una madre, pero desgraciadamente es muy común, a mi me pasó lo mismo el curso pasado. Padres que no da muestras de interés ninguno por los resultados académicos o el comportamiento en clase de su hijo y que aparecen en menos de un segundo para reclamar el móvil de su hijito. Luego nos sorprendemos del comportamiento de algunos alumnos, pero viendo a sus padres, ¿Qué podemos esperar?

    ResponderEliminar
  9. Por cierto, yo también leí marina en mis años de instituto y me gustó mucho, espero que tus alumnos lo estén disfrutando

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mis chicos creo que sí les está gustando bastante...

      Besos.

      Eliminar
  10. no tengo hijos, y afortunadamente mis padres nunca han sido de esos. pero si que oigo a veces cosas que dices, como no va a hacer eso el crio si el padre es peor...

    sin comentarios.

    Me alegro que te respaldasen en el centro.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Suele ser así, sobre todo cuando avisas a un chaval de algo. Los que están más o menos educados, pueden sacar el móvil, pero te dirán perdón y lo guardarán, y no volverán a hacerlo. Pero este tipo de chicos no tienen en casa ningún tipo de consecuencias a sus actos. No se les ha enseñado lo que está bien o mal, no se habla con ellos... en fin...es lo de siempre.

      Besos.

      Eliminar
  11. Menos mal que a veces se impone el sentido común. Me alivia saber que existe gente como tú, como tu jefe de estudios...Cada cosa en su sitio y el instituto y la clase son para aprender, estudiar y respetar. Un beso fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi jefe se portó, porque a veces pasan estas cosas y viene la madre y en tres minutos tiene el teléfono en la mano y ni se espera a hablar con la profesora... Pero en este caso la hicieron esperarme y después no le dieron el móvil y entre las dos la echamos la bronca...

      besos.

      Eliminar
  12. JAJAJAJAJ, olé!!sí es que ser profesora tiene que tener sus ventajas, y esta es una de ellas, no?te quedaste como dioos!!pero que mongolicos se están quedando los chavales con el móvil. En el alsa que cojo todas las mañanas a mi alrededor van tooooodooooos con el móvil 3G, ahí dándole a los botoncitos como locos. Yo llevo sin batería en el móvil desde el viernes y ni me enteró!bueh! nosotras crecimos sin móvil y salimos como dios ¿no es verdad?

    besines

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo uso mucho el móvil, pero no soporto que esté la gente con él en la mano tecleando mientras estamos en una conversación, cosas que son de educación y de sentido común y parece que se están perdiendo... Y en clase no puede ser...

      Besos.

      Eliminar
  13. Te creo totalmente. Con estas nuevas tecnologías, están (estamos) todos locos. Pero los hay que abusan demasiado.
    Entiendo eso de que los padres quieran tener controlados un poco a los hijos por si pasase algo, y les dan un telefono movil (... que sigo diciendo, que cada vez los dan antes, que ya me dirás tú a los 10 años por ejemplo, para qué quiere un chiquillo uno de esos... pero en fin). Pero... si van a estar en el instituto, con los compañeros de clase... ¿qué necesidad hay de que se lleven el movil? Y bueno, mira, si se lo quieren llevar... en fin... hay familias y familias. ¡Pero si están todos los amigos ahí para que lo sacan y se ponen a wasapear!
    Hiciste bien en quitárselo. Y muy bueno eso de que la madre sólo acudiese a hablar contigo en ese momento a pesar de que ya la habías llamado en otras ocasiones. En fin...

    Un besín

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soy bastante comprensiva con el tema del teléfono. Si suena alguno en clase, simplemente les digo que el dueño lo apague, porque es normal que muchos lo lleven, y puede habérseles olvidado apagarlo, como puede pasarme a mí algún día. Pero ponerse a mandar mensajitos en clase... eso no.

      Besos.

      Eliminar

Cuéntame...