Ir al contenido principal

Tejer

En unas horas, estaré de vuelta del trabajo. Y serán cuatro días de descanso. Lo que má me apetece de todo es quedarme en casa, porque está haciendo algo de frío estos días por aquí. Lo dicho, quedarme en casa viendo Homeland, y hacer alguna de esas cositas que tengo previstas para este invierno. Por ejemplo, tejer. Sí, como una abuelita.

Me gusta tejer.

Me gusta el ritmo de las agujas, el sonido que hacen al entrechocar.







Me gusta el tacto de las lanas, especialmente cuando no tienen pelo, las de algodón, las naturales... (aunque esto de arriba es una tarta, no os confundáis)








Las labores sencillas, sin muchas complicaciones.



Source: plaza.fi via Minna on Pinterest









Source: flickr.com via Lina on Pinterest

Las mantas amorosas, calentitas.






Source: purlbee.com via Meg on Pinterest

Este gorro...




Las libretitas con jersey.







Un cojín hecho de un viejo jersey.






Source: designsponge.com via Em on Pinterest

En esta época hasta los jarrones necesitan jersey.




Y guantes.



Y bufanda.

Comentarios

  1. espero que descanses mucho estos días!! y que tejas cosas muy chulis y calentitas ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa. Sí, necesito descansar. Hoy he llegado medio malilla del trabajo. Algo estoy incubando. Probablemente uno de esos virus estomacales. Pero tengo tiempo de recuperarme hasta el lunes.

      Besos.

      Eliminar
  2. Jaaaaa, estáis todas enganchadas a Homeland, eh?? :)))
    Ayer vi el quinto capítulo de la segunda temporada y de verdad que cada día está mejor!
    Yo no tengo puente, además el domingo Adelita market, pero aquí también ave frío y me quedaría en casa con gusto.
    Besos! Y ya no queda ná!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo estoy enganchadísima, pero como dicen por ahí, sólo he visto cuatro capítulos. Ayer llegué a casa medio muerta, y aún así me vi uno. Está superinteresante. Espero que no decaiga.

      Besos. Y que lo pases muy bien de mercadillo.

      Eliminar
  3. ¡¡¡Me encanta Homeland!!! He visto sólo dos capítulos, pero ya estoy completamente enganchada a la serie!!!. Me gusta la ropa de punto, una pena que con mis problemillas de piel no pueda ponérmelo...¡¡¡pica!!! XD.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay!!! ay!!! ay!!! ya somos varias, por lo que veo. EStoy enganchadísima. Deseando que los niños se vayan a la cama para ver un par de episodios...

      Besos.

      Eliminar
  4. La verdad es que tiene pinta de ser relajante, pero yo no tengo nada de paciencia...
    La última bufanda, con ese punto tan gordo, me parece ideal!!
    Un besazo y buen puente!!!
    MLu

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con el punto no hace falta mucha paciencia, porque enseguida ves resultados, sobre todo si es gordo. Ya os enseñaré lo que estoy haciendo.

      Besos.

      Eliminar
  5. Yo la verdad esq a lo único que le pego es al punto de cruz, pero la verdad esq me encantaría saber tejer....que envidia me das!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tuve unos años locos con el punto de cruz. Y se me pasó de golpe. Dejé un cuadro a medias, no te digo más. Y lo del punto o ganchillo lo llevo a temporadas. Hago alguna cosilla y luego me canso.

      Besos.

      Eliminar
  6. Ohhhh ¿me has leído el pensamiento? ahora mismo estaba pensando en que me gustaría tener un maxi jersei de lana. Yo no sé tejer, pero una tía mía si, así que igual incluso le hace ilusión que se lo pida. Y si chicas yo también veo Homeland y estoy como la Doctora Anchoa, con dos capítulos. Seguimos en contacto!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hoy mismo hablaba con compañeras de trabajo. En mi actual instituto hace muuuuuucho calor. Y yo soy más bien friolera, y normalmente paso un frío criminal en las clases, con jersey y a veces he dado clase con el abrigo puesto. Pues este año me creo que mis maravillosos jerseys gorditos y calentitos se van a quedar en el armario todo el invierno. Es que no puedo con la vida. Llego a casa en manga corta, sudando...

      En fin. Que me apetece lo del jersey por partida doble.

      Bueno, pues lo de HOmeland, vamos igualadas, yo llego cuatro, pero este fin de semana a ver si puedo ver al menos otros cuatro...

      Besos.

      Eliminar
  7. Me encantan las cosas hechas de lana, sobre todo gordita...las libretas me han encantado!
    que te cunda mucho!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las libretas y los jarrones me están dando unas ganas...

      Besos.

      Eliminar
  8. me encanta la bufanda!!yo no se, una vez me enseño mi ama el punto bobo, pero pa bobas yo jajjaa

    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo sé hacer punto bobo, listo y poco más. Quiero decir, no estoy para ninguna virguería, pero me gusta sentarme en mi sillón orejero y ponerme a tejer. Dentro de unos minutos, cuando responda a los comentarios y eche un vistazo a vuestros blogs, me pondré a ello.

      Besos.

      Eliminar
  9. Bueno a ver... Me ha encantado eso de tejer como las abuelitas, yo aun recuerdo a mi abuela tejiendo, nos hacía a todos de todo. A mi lo q más me gustaba eran los calcetines grises!!! Jo matería porq mi abuela me los volviera a hacer.... Se tejer, pero hace veinte años o más q no cojo las agujas y ahora me imagino a guille de espadachin y se me ponen los pelos de punta como a los gatos con el agua... Mas adelante creo q lo retomaré, se lo q quiero hacer... Pero mas adelante, ahora paso de que se saquen un ojo con esas armas peligrosas. Quiero hacer la bufanda de Harry Potter, larga y con los colores de Gryffindor... hija ya me conoces, tengo mis cositas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los míos no han mirado mis agujas salvo si se les mete alguna pieza de lego debajo de un armario. Ahí mis agujitas son mágicas. Por lo demás, te diré que he estado sin hacer nada de nada, ni siquiera leer un libro, durante mucho tiempo desde que nacieron mis hijos. Ahora estoy resurgiendo de mis cenizas, y me apetece todo!!!

      Besos. Lo de la bufanda de Harry Potter, no creas que es mala idea. Como sé muy poquito, las bufandas son mi especialidad.

      Eliminar
  10. Los jarrones con jersey me han acelerado un poquito el corazón! qué bonitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te gusten. Son tan cucos...

      Besos.

      Eliminar
  11. Ay...que post más calentito...que acogedor está tu post hoy...me quedo aquí un ratito...no hay prisa...ya estamos de puente!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quédate el tiempo que quieras. Estás en tu casa. Ya lo sabes. Yo voy a irme mientras a tu blog a robarle la falda de tul negra con el jersey negro de cuello cisne a tu modelo. Así, sin más. No se me ha quitado de la cabeza desde que lo vi esta mañana.

      Besos.

      Eliminar
    2. A mi prima también le ha requeteencantado!!!
      Echároslo a suerte!!!
      Ro....ESTAMOS DE PUENTEE!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

      Eliminar
  12. yo el año pasado me hice mi primera bufanda sólo con el punto de derecho... y quedó bastante bien. Ahora se me ha metido en la cabeza hacerme un cuello de esos (vamos una bufanda corta) con punto elástico primero y después, uno del derecho y otro del revés y me estoy desquiciando. Ojalá me pudiera enseñar mi abuela...
    un beso

    ResponderEliminar
  13. Pues ya nos ensenaras tus creaciones. Yo he empezado con unos patucos y estoy enganchadisima

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Cuéntame...

Entradas populares de este blog

Letras o ciencias

Tengo un cabreo monumental. Es de esos que te dura media vida, pero esta semana lo tengo recién despertado y con ganas de guerra.



Si pensáis que según el sistema educativo actual no existe la eterna división entre ciencias y letras, estáis completamente equivocados. Largos nombres, muchas palabras, para acabar diciendo prácticamente lo mismo de siempre. Lo mismo, pero con algunos matices, claro.
Cuando yo estudiaba el BUP, hace ya una eternidad, en tercero, escogíamos si nos apetecía más estudiar letras (puras, como fue mi caso, o mixtas, como muchos otros) o ciencias (también puras o mixtas).



Hoy por hoy, si tu hijo es un buen estudiante, sean cuales sean sus aspiraciones, sus profesores le instan a escoger en cuarto de la ESO y en Bachillerato las ciencias: Física y Química, Biología, Matemáticas. 
Las letras son para los mataos, los que no lo van a sacar, aquellos a los que les cuesta, que se vayan a estudiar cosas como el latín, la cultura clásica, la música o la plástica. Los bu…

Tortitas de avena

Algunas me habéis pedido la receta de tortitas que suelo hacer.

Y este fin de semana por fin tuve tiempo de hacer unas fotos con un poquitín de luz (no mucha, la verdad) para ilustrar la receta.

Los ingredientes.




80 grs de copos de avena.
Un huevo y 6 claras.
6 Cucharadas de queso fresco batido 0%
Una pizca de levadura.

Primero tenemos que triturar los copos de avena. Yo lo hago en la Thermomix, pero cualquier batidora de vaso os sirve perfectamente. Si tenéis harina de avena, no será necesario, claro.


Después añadimos el resto de los ingredientes.



Nota: no le pongo edulcorante porque no soy nada "dulce", pero podéis añadir el edulcorante que queráis.

Batimos un poco.



Preparamos una sartén que no se pegue. Yo utilizo siempre la misma. No me hace falta ni aceite ni nada.



Ponemos en la sartén unas cucharadas de la mezcla, a fuego suave y, cuando le salen burbujitas, le damos la vuelta.




Con esta mezcla me salen tortitas para dos días. Suelo hacer unas tres o cuatro para cada día.



No quererse

Hace bastante tiempo que os hablé de mis alumnos, en este caso alumnas, y las autolesiones. Creo que es algo, no sé si se podría decir que está de moda, pero sí que cada vez es más frecuente.


El curso pasado acabé muy estresada en junio. Y gran parte del problema era una de mis alumnas, una alumna que se producía a menudo unos daños tremendos en forma de cortes en piernas, brazos y tripa. Y luego, al día siguiente, venía a clase con las heridas a la vista, en una especie de alarde que a mí me dejaba confundida y que nadie entendía. Hablé cientos (literalmente) de veces con su madre, pero os diré que, como su hija daba problemas, la había mandado al pueblo con los abuelos. Hablé con sus conocidos, con sus amigos. Era un chica absolutamente tóxica con su entorno, pero especialmente con ella misma. Provocaba problemas constantemente para llamar la atención sobre su persona. Yo entendía que aquello no era una llamada de auxilio, sino un grito a pleno pulmón, pero no me dejaba acercarme. S…