Ir al contenido principal

Ortografía

La gente a mi alrededor me pregunta a menudo por cuestiones ortográficas. Supongo que es como cuando tienes un amigo médico, que todo el mundo cuando le ve le dice donde le duele. Pero lo mío sin riesgo para la salud de nadie.

Al principio de tener un tuenti en el que comparto cosas con mis alumnos, algunos no sabían si escribirme algo ni cómo hacerlo por miedo a expresarse mal o a que les corrigiera la ortografía.

Yo nunca les he dicho nada. Nada de nada. Solo alguna vez que escriben de tal manera que no les entiendo.


Ahora me pasa con el blog. Hay comentarios en que me piden perdón por si les falta alguna tilde, pero es que a veces escribimos desde el móvil, o un iPad, que, por cierto, son esos aparatos infernales que suelen escribir lo que les da la gana, y es complicado que la ortografía no se resienta. Seguro que muchos encontráis también alguna falta en mis comentarios. No creo que sea tan grave.
Y es que una de las cosas que siempre enseño a mis alumnos es que hay que adaptarse a las situaciones, que tienen que espabilar y utilizar la lengua de distinta manera dependiendo de dónde y con quién estén. Y que no hablen igual en clase que con sus amigos, o con alguien al que no conocen. En mis clases no permito palabrotas, ni insultos, ni malos modos. Por favor, gracias, ¿puedo? me parecen fundamentales y ellos lo aprenden enseguida.

Y lo mismo pasa con la ortografía. En el tuenti, en sms o en algunos contextos, hay una relajación de las normas que me parece normal, por la brevedad, por la rapidez... Lo que deben aprender es que eso es así en ciertos contextos y es inadmisible en otros.

Y el tema de la ortografía se lo planteo como una cuestión práctica.

Tuve hace años unos alumnos terriiiiiiiibles, que querían estudiar mecánica. Y lo de la ortografía no iba con ellos. Hasta que  les dije que el día que fuera a su taller, me hicieran un arreglo, y en la factura me pusieran vugías en vez de bujías no les pagaría. Abrieron los ojos como platos. No podía ser. Desde entonces me lié a buscarles vocabulario del campo de la mecánica del automóvil. Lo que aprendí ese año. Y se esforzaban en escribirlo bien y en aprenderlo.





Muchas veces les llevo a clase y cuelgo por ahí cosas como ésta. Para que me entiendan. La ortografía sirve para algo. Tiene una utilidad muy concreta.




El curso pasado empapelamos el insti con carteles como éste.


Nos pasa a todos. Muchas veces no nos esforzamos en algo hasta que no encontramos que nos sirve de verdad.

Comentarios

  1. Me encanta. Escribo con el ipad y que se me escape una tilde no me importa, (relativamente). Considero que está claro que la b y la v están al lado en los teclados y se me puede ir el dedo, aunque se me llevan los demonios si lo hace. No presto demasiada atención a las mayúsculas al escribir en internet y no me importa demasiado el uso de q o pq en lugar de que o porque, y cosas por el estilo, e incluso a veces puede escaparse alguna cosa más grave. Pero hay cosas y cosas. Están esas cosas como el a ver - haber o el hechar de menos, que me sacan de quicio y que no puedo decir. ¿Cómo voy a contestar a un mensaje de una amiga que me dice que 'haber si nos vemos' diciéndole que me da vergüenza leer eso?Imposible. Incluso en el blog, cuando me comenta alguien con garrafales faltas de ortografía... Ahí me corto menos en corregir al personal pero también lo hago, es inevitable.

    Buenos días!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no suelo corregir a la gente, porque me parece que no entra dentro de lo que debo hacer, salvo a mis alumnos, claro. Y más o menos me pasa como a ti. Me relajo y el en tuenti por ejemplo uso abreviaturas. Pero es cierto que hay cosas que hacen daño a los ojos. Mis chavales ya lo saben. Me pongo a mirarles los ejercicios y de repente les grito: ¡¡¡Mis ojos!!! y ya saben que han metido la pata hasta el fondo.

      Besos.

      Eliminar
  2. Coincido contigo; tampoco hay que estar obsesionado, al fin y al cabo algún gazapo tenemos todos, pero es impresionante ver cómo hay chavales ahora que no saben escribir, literalmente.

    ResponderEliminar
  3. Yo reconozco que soy de esas a las que les duelen los ojos con el haber y el a ver pero también que a veces me surgen dudas ortográficas repentinas. Creo que la forma en la que transmites la importancia de la ortografía a tus alumn@s es fantástica. ¿De qué asignatura eres profe?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soy de lengua, y sí, debería ser para mí más importante, y castigarles, y penalizarles y todo eso si cometen faltas, pero creo que la cosa va por otro lado. Enseñarles que tienen su importancia y también mayor según el contexto.

      Besos.

      Eliminar
  4. Me ha encantado el post. Yo también soy de la vieja escuela y acepto que en twitter o vía móvil nos comamos las letras y las tildes, pero en muchos blogs estoy viendo horrorizada como la gente ya no sabe de ortografía. De hecho, yo misma con el corrector de word me relajo un montón en el trabajo en vez de fijarme y me da la sensación de que meto más la pata que cuando iba al cole. Seguro que en este comentario hay más de una falta, profe!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No he visto ninguna, pero en este momento no estoy trabajando, así que no ando nunca a la caza y captura, no creas.

      Besos.

      Eliminar
  5. Llevo tantos años corrigiendo exámenes, trabajos de mis alumnos que hay veces que tengo dudas sobre ¡ay!, hay o ahí...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me pasa lo mismo. Hay veces que tengo unas dudas más tontas sobre palabras de lo más normales porque estoy harta de verlas mal escritas.

      Defecto de esta profesión.

      Besos. Me alegro de que ya hayas empezado a trabajar.

      Eliminar
  6. Me parece genial es forma de enseñar ortografía, genial!
    Yo soy muy maniática para la ortografía, pero me he relajado totalmente en este mundo de internet, muchas veces escribes deprisa y no revisas (no terminaríamos nunca si releemos todo lo que escribimos), pero en el blog intento no cometer faltas...
    Hay faltas que hacen daño a la vista, complicadísimas, no hay más que leer esos mensajes que ponen en algunos programas como faldón, aunque estén escritos con el móvil...en fin...tristísimo.
    lo de A ver y Haber no me lo explico, no no y no...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también era muy maniática de la ortografía, y con ser profesora de esto, me he ido relajando. Tengo un compañero que corrige a todo el mundo, y eso ya me parece un poco falta de educación.

      Besos.

      Eliminar
  7. Jajajja el último cartel es buenísimo. Yo soy una superzote ortográficamente hablando. Lo he sido siempre :( creo que si hubiera crecido en estos tiempos sería peor que los mecánicos. Pufff calla, calla...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no me he dado cuenta de que pongas faltas habitualmente. Así que. o usas un corrector estupendísimo, o no pones tantas faltas como crees.

      Me ha gustado mucho tu post de hoy. 15 minutos. Algún día tengo que hablar de mi Guille particular, pero duele.

      Besos.

      Eliminar
  8. Me encanta el tema. Soy tan maniática con estas cosas (no digo nada si es una palabra que normalmente no se usa, pero que escriban "haber" cuando quieren decir "a ver", me mata), aunque sólo se lo digo a las personas con las que tengo más confianza. En mi blog y los comentarios que hago en otros blogs intento escribir con todas las letras, tildes y demás...y a veces me cuesta porque desde el instituto uso abreviaturas cuando escribo (sí, antes de tener móvil y todo).
    Coincido contigo en que la importancia es relativa y sin embargo, si pudiera elegir, yo no escogería a nadie con faltas de ortografía en su currículum (es en lo que he trabajado: recursos humanos).
    Muy buenos los carteles!!!
    Bsitoss

    ResponderEliminar
  9. Pues a mí me parece importantísimo, entiendo que se pueda dudar dónde lleva la tilde farmacéutico, algunos casos de be y uve, ge y jota, hache y cosas así, pero que por sistema nadie acentúe vengáis, catéis o salgáis, o que no acentúen directamente (como el que conduce sin usar los intermitentes... que esto da para una entrada...jajaja)me deja alucinada. Y no que no lo haga un chaval de 15 años, sino titulados superiores con doscientos másteres y cuatro doctorados... Yo veo a diario faltas de ortografía en los blogs, y no de las que se te cuelan por culpa del teclado o por un despiste, sino cosas gordas y reiteradas. Y me parece tristísimo que teniendo la suerte de ser hablantes de esta lengua tan rica y maravillosa, la maltratemos de esa manera.
    Hay mucha gente que ni siquiera pone el acento en su nombre...¡¡por Dios!! y a mí me da bastante vergüenza corregir, procuro hacerlo sólo con quienes sé que van a agradecerlo en lugar de lo contrario (como ocurre si me corrigen a mí), pero recuerdo cómo a un médico mío le indignó muchísimo que le preguntase por qué no ponía la tilde en la e de Félix ni en sus tarjetas de visita ni en la placa de su consulta...
    ¡¡Ahh!! y por supuesto... estoy en contra de la mayoría de las nuevas normas ortográficas... un poquito de... ¡¡¡por favor!!! :D

    ResponderEliminar
  10. Hola ro,
    Me ha encantado tu post de hoy. Los carteles son geniales, alguno es para compartirlo por facebook jajaja La verdad es que hay faltas de ortografía que dañan a la vista, eso que ahora en casi todas partes por internet existe la autocorrección de texto...
    Yo las faltas de ortografía es una cosa en la que me fijo mucho desde siempre y me da mucha rabia cuando escribo alguna palabra mal. Me pasa con palabras de "B" y "V" no porque no sepa como se escriben, sino porque en el teclado están juntas y a veces mis dedos la pifian. Por no hablar de los móviles y esa manía que tienen de cambiarte las palabras, los odio XD

    Como anécdota te contaré que cuando estuve en la Armada le tuve que corregir una palabra a mi segundo comandante... Tenía que pasarle una carta a ordenador y casi me infarto cuando leí "güeso" en vez de "hueso"... No me atreví a decirle nada (¡¡¡era mi superior!!!), simplemente lo corregí al pasarlo a ordenador y le di las dos cartas. Cuando se dio cuenta del error, vino a verme al detall y me lo agradeció mucho... jijijiji XDDD

    Un besote grande profe!!!! :)

    ResponderEliminar
  11. Hay que adaptarse al lenguaje que se utiliza en cada una de las tecnologías...es un aprendizaje...Besos,Ro!!!

    ResponderEliminar
  12. Un post genial .
    Genial.
    Yo te necesito cerca ....
    Soy despistada , impaciente y tengo un IPad que no corrige y jamás ( estoy loca) releo nada para corregirlo
    Así qué a veces se me cae la cara de vergüenza aunque creo que suelen ser tildes ¡un día puse Audrey ¡con H !
    Me invento palabras porque me hace gracia ( sólo a mi) y escribo tacos , abuso de los puntos suspensivos ..........Ay .
    Necesito posts así que me recuerden la importancia del lenguaje

    ResponderEliminar
  13. Soy profe como tú, vengo del blog de Lileth, me gusta que seamos colegas.

    Me quedo por aquí como seguidora.

    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. No sólo hablo del trabajo y de los alumnos, también de todo lo que me gusta. Espero que te quedes por aquí y te guste lo que ves.

      Besos.

      Eliminar

Publicar un comentario

Cuéntame...

Entradas populares de este blog

Letras o ciencias

Tengo un cabreo monumental. Es de esos que te dura media vida, pero esta semana lo tengo recién despertado y con ganas de guerra.



Si pensáis que según el sistema educativo actual no existe la eterna división entre ciencias y letras, estáis completamente equivocados. Largos nombres, muchas palabras, para acabar diciendo prácticamente lo mismo de siempre. Lo mismo, pero con algunos matices, claro.
Cuando yo estudiaba el BUP, hace ya una eternidad, en tercero, escogíamos si nos apetecía más estudiar letras (puras, como fue mi caso, o mixtas, como muchos otros) o ciencias (también puras o mixtas).



Hoy por hoy, si tu hijo es un buen estudiante, sean cuales sean sus aspiraciones, sus profesores le instan a escoger en cuarto de la ESO y en Bachillerato las ciencias: Física y Química, Biología, Matemáticas. 
Las letras son para los mataos, los que no lo van a sacar, aquellos a los que les cuesta, que se vayan a estudiar cosas como el latín, la cultura clásica, la música o la plástica. Los bu…

Tortitas de avena

Algunas me habéis pedido la receta de tortitas que suelo hacer.

Y este fin de semana por fin tuve tiempo de hacer unas fotos con un poquitín de luz (no mucha, la verdad) para ilustrar la receta.

Los ingredientes.




80 grs de copos de avena.
Un huevo y 6 claras.
6 Cucharadas de queso fresco batido 0%
Una pizca de levadura.

Primero tenemos que triturar los copos de avena. Yo lo hago en la Thermomix, pero cualquier batidora de vaso os sirve perfectamente. Si tenéis harina de avena, no será necesario, claro.


Después añadimos el resto de los ingredientes.



Nota: no le pongo edulcorante porque no soy nada "dulce", pero podéis añadir el edulcorante que queráis.

Batimos un poco.



Preparamos una sartén que no se pegue. Yo utilizo siempre la misma. No me hace falta ni aceite ni nada.



Ponemos en la sartén unas cucharadas de la mezcla, a fuego suave y, cuando le salen burbujitas, le damos la vuelta.




Con esta mezcla me salen tortitas para dos días. Suelo hacer unas tres o cuatro para cada día.



Ofensas

No soy una persona polémica, y no suelo tener comentarios negativos en el blog, ni mucho menos hirientes o insultantes. Alguno ha habido, pero ya son unos cuantos años por aquí y lo extraño sería lo contrario. No me refiero precisamente a este espacio, que es un poco mi casa y en la que entráis y comentáis personas a las que voy conociendo, a algunas personalmente y a otras de manera virtual, pero que sois siempre educadas y correctas, y que, por supuesto, podéis siempre mostrar vuestra opinión y vuestro desacuerdo a lo que digo, y lo hacéis sin indignación ni escándalo.


Me refiero a que en general, en las redes sociales especialmente, y en twitter en particular, últimamente muchas personas se sienten ofendidas a la primera de cambio. Hay gente a la que le ofende todo, hasta les ofende que no te ofendas. Y cada palabra tuya podrá ser utilizada en tu contra por alguien en algún momento.

A mí me resulta agotador. Quiero decir, que por supuesto que me molestan cosas que leo, sería insens…