Ir al contenido principal

Mi experiencia con el Whole30 (2)

Pues sí, como podéis imaginar, he terminado el whole30.



Puedo asegurar, tras treinta días siguiendo esta dieta, que no he pasado nada de hambre, nada en absoluto. Tan solo ha habido un par de días en que he pasado ganas de comer algo que no debía. Y ha sido cuando he tenido que salir a comer con gente o cuando estás de tapas por ahí y de repente todo lo que te ponen no lo puedes comer.

Algunas personas aseguran tener dolor de cabeza los primeros días, quizá por la falta de azúcares en el cuerpo. A mí eso no me ha pasado. Pero también es cierto que no uso azúcar para casi nada (excepto cuando hago repostería) en mi día a día, y apenas uso edulcorantes artificiales.

Me ha faltado el pan, sí. Y lo he echado de menos, sobre todo en el desayuno. Pero todos mis desayunos han sido abundantes y no he sentido necesidad de nada.

Me he sentido muy bien en estos días.

Quizá porque ya tocaba, pero me he tranquilizado. Y he empezado a dormir bastante mejor. Llevaba desde mediados de febrero con unas ojeras que no me las quitaba nada, ni los fines de semana; unas ojeras negras y que ya pensaba que se iban a quedar ahí para siempre. En la primera semana se me quitaron. Me han quedado mis ojeras de siempre, las que vienen de fábrica, pero no iba a pedir milagros.

También estoy tomando, como cada primavera, un tratamiento para la caída del pelo. Y lo tengo mejor que nunca. No sé si es por la dieta, por el tratamiento o las dos cosas combinadas.

Y en un mes no me ha salido ni un grano.  Y eso sí que es un milagro. Y tengo la piel estupenda, con mejor color del habitual. O a lo mejor es que me veo mejor, simplemente. Será casualidad, pero a la gente le mejora muchísimo la piel con esta dieta.

Al final, las últimas dos semanas, me ha sucedido algo que nunca me había pasado haciendo dieta: se me ha quitado el hambre. He ido reduciendo las cantidades de comida poco a poco, porque mi cuerpo no me pedía más. Tampoco me pedía pan ni nada que no pudiera comer en la dieta.

Esto ha sido mi día a día excepto por el batido de la mañana. 
Y ¿ahora qué?

¿Significa eso que no voy a volver a comer pan en mi vida? Ni en broma.

¿Y pasta, y cereales, arroz, legumbres...? Volveré a tomarlos, pero creo que voy a intentar controlar las veces que entran en mi dieta mucho más.

¿Los lácteos? No creo que vaya a eliminar el queso de mi vida, pero la leche, que nunca me ha gustado, que siempre he tomado desnatada y con pocas ganas, creo que de momento no va a volver a mi carro de la compra. Voy a seguir con la leche de almendra. También he tomado de coco, pero me quedo con la de almendra porque es muy suave para el desayuno, y me gusta mucho el sabor. Y con los zumos, que antes de estos treinta días me sentaban fatal al estómago y ahora tomo cada día sin problemas.

Lo que tengo pensado hacer es seguir un mes más con este plan de alimentación, lo cual me llevaría de cabeza a la fecha de apertura de mi piscina (sí, jejeje, no olvidemos mi objetivo de perder peso, porque en realidad quiero que me siente mejor la ropa, y el bikini).

Ah, me olvidaba deciros que he perdido en un mes la increíble cantidad de 4 kilos. Con lo que estoy casi a mitad de camino de lo que me gustaría perder. Y es muchísimo para mí, es solo un poco menos de lo que perdí el año pasado en mis 100HealthyDays (completos).

Al principio pensaba: "cuando terminen estos treinta días, me voy a comer unas tostadas, y un bocadillo, y..." Resulta que he terminado y no, no es algo que me llame ni me apetezca.



Así que he empezado una segunda ronda, sin más, sin darme siquiera un día de descanso, un capricho  o lo que sea. Y esta vez lo voy a acompañar de ejercicio. Lo que pueda y sin agobiarme.

Ya os contaré.

Comentarios

  1. 4 kilos en un mes!!! Yo quiero!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un mogollón. Hace un año perdí cuatro ochocientos en tres meses y con muchísimo trabajo. Por tanto, algo no estaba haciendo bien. Creo que al menos algo de lo que me he quitado no es bueno para mí. Tengo que, después de que termine, descubrir qué es.

      Besos.

      Eliminar
  2. Pues el otro día te decía respecto a esta dieta (iPad tonto, no quiso publicar), que no me gustan esas dietas que eliminan determinados alimentos radicalmente. Yo que sé, puede que tomar menos pastas, o incluso no tomar azúcares, que bastantes llevan ya de por sí la mayoría de las cosas, esté bien. Pero me parece fundamental tomar lácteos, que no necesariamente leche, y legumbres por ejemplo. Y legumbres son los guisantes, y normalmente a nadie se le ocurre eliminarlos de su dieta. Luego pienso que es la forma de comerlas, no el qué (en una dieta normal, no para perder peso).
    Bueno, a tí te ha ido bien. Pero yo no te recomendaría que la adoptes de por vida. Eso si, me alegro de que te sientas mejor.
    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los guisantes y las habas o judias verdes se pueden comer. Y los he comido un par de veces este mes, por ejemplo. No quiero comer siempre así, pero he perdido bastante y voy a seguir un poc más, si puedo.

      Besos.

      Eliminar
  3. Holaaaaa!!!
    Primero decirte que yo te leo siempre siempre, a lo mejor no todos los días pero cuando tengo un ratín me leo todas las entradas que tenga atrasadas...no siempre comento no porque no tenga nada que decir si no porque voy volada y no tengo tiempo de ná :(...me lo perdonas verdad mi queridísima Ro?? :)

    Segundo, la dieta...pues yo he conocido esta dieta por Nitanhealthynitanfit pero no me acaba de convencer ni la dieta ni su manera de explicarla jajaja me ha gustado más como lo has contado tú...a mí me llamó la atención porque leí que podría ayudar a problemas con inflamaciones (la regla por ejemplo) y me pareció interesante, si así es, para mi padre que tiene artritis reumatoide, pero no veo yo a mi padre dejando de comer sus tostadas del desayuno jajaja y como tampoco he leído para qué tipo de inflamaciones va bien, pues he pasado un poco del tema. Para mí lo más difícil sería sin duda el pan y el arroz, que tampoco es que lo coma mucho (el pan sólo para desayunar y nada más...y el arroz 1 vez a la semana)...el resto yo creo que podría llevarlo más o menos bien...el problema es como tú dices, los fines de semana...ahí pincharía total jajajajaja

    Vamos, en resumen que esto está quedando largo, que de momento yo prefiero no tener que "privarme" de nada pero que me encanta que lo hayas hecho tú porque así conozco un testimonio más "real"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha resultado más fácil de lo que pensaba hasta ahora. Y quiero simplemente seguir un mes más, a ver si pierdo un par de kilos más y luego intento el mantenimiento.

      Besos.

      Eliminar
  4. Me ha parecido muy interesante. Normalmente no me fiaría mucho de una dieta que elimine tantos tipos de alimentos pero si te sientes bien es que está bien. Lo de la piel y el pelo me parece muy revelador (aunque igual ha sido por otras cosas, como dices). Ánimo con el resto de la "operación bikini" jeje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En ello estamos. Ya veremos este mes cómo se nos da...

      besos.

      Eliminar
  5. Yo estoy haciendo dieta, hecha por una farmacéutica amiga mía que tiene la especialidad de dietética y nutrición. Nada especial: pan sólo por las mañanas (integral o de cereales), nada de azúcares ni de grasas, mucho pescado, mucha verdura y muchas frutas. Hambre: ninguna. De hecho suelo comer menos de lo que pone en la dieta, muchas veces como sólo uno de los dos platos que pone. Ganas de comer: muchas. Teniendo en cuenta que odio el pescado y la verdura y que me pirran los dulces y los snacks, pues cuesta, la verdad.
    Pero es cierto que cada vez cuesta menos y que en menos de 4 semanas he perdido 5 kilos, así que el esfuerzo compensa.
    Estoy a la mitad de mi objetivo, pero ahora, obviamente, pierdo cada vez menos. A ver si llego hasta el final.
    ¡Ánimo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si más o menos las dietas es lo que tienen, lo de siempre. Poco pan o nada, pocas harinas o nada, nada de azúcar y mucha carne magra, pescado y verduras. No se pasa hambre pero sí necesidad de comer. Lo has dicho bien. Yo no soy de dulces, tengo esa suerte, pero sí de frutos secos, patatas fritas y todas esas cosas. Y me cuesta especialmente los fines de semana. Los días de diario no me da tiempo ni a pensarlo pero un viernes por la tarde, como ayer, una serie y yo sin nada que picar es un sacrificio grande.

      Eso sí, has adelgazado un montón en un mes o menos. Yo es que no sé cómo tendré el metabolismo que desde hace unos años por más que me empeñe bajo muy despacio, puede que un kilo o menos cada dos semanas. Y eso desespera bastante. Así que esta vez estoy contenta. A ver si soy capaz de seguirlo un mes más y bajo otro tanto. Yo también estoy en la mitad del camino..

      Besos.

      Eliminar
  6. AIIIIIIII pero que alegría me ha dado leer esto :D
    Cuanto me alegro ♥
    Si es que se le tiene mucho miedo a este tipo de alimentación por lo acostumbrados que estamos por cultura a ciertos alimentos. A nosotros también nos pasó xD
    Lo que te he dicho en el otro comentario, si tienes dudas de algo puedes preguntarme. No soy una experta pero sigo unos cuantos blogs :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. TE había leído lo de la alimentación Paleo pero la verdad es que no lo asocié con esto hasta ahora que leo tus comentarios... Soy un poco lerda...

      En fin, me ha ido muy bien y sigo en ello. Creo que puede ser un tipo de alimentación que a mí me funcione si pienso en ser menos estricta y saltármelo de vez en cuando. Pero de momento no, de momento estoy siendo estricta y me va bien.

      Besos.

      Eliminar
  7. BUeno como vengo de la última entrada ya sabia lo de los 4 kilos pero igualmente redoble de tambor y enhorabuena!!!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Cuéntame...

Entradas populares de este blog

Letras o ciencias

Tengo un cabreo monumental. Es de esos que te dura media vida, pero esta semana lo tengo recién despertado y con ganas de guerra.



Si pensáis que según el sistema educativo actual no existe la eterna división entre ciencias y letras, estáis completamente equivocados. Largos nombres, muchas palabras, para acabar diciendo prácticamente lo mismo de siempre. Lo mismo, pero con algunos matices, claro.
Cuando yo estudiaba el BUP, hace ya una eternidad, en tercero, escogíamos si nos apetecía más estudiar letras (puras, como fue mi caso, o mixtas, como muchos otros) o ciencias (también puras o mixtas).



Hoy por hoy, si tu hijo es un buen estudiante, sean cuales sean sus aspiraciones, sus profesores le instan a escoger en cuarto de la ESO y en Bachillerato las ciencias: Física y Química, Biología, Matemáticas. 
Las letras son para los mataos, los que no lo van a sacar, aquellos a los que les cuesta, que se vayan a estudiar cosas como el latín, la cultura clásica, la música o la plástica. Los bu…

Dark, nuestra última serie del año

En estos días de vacaciones hemos estado viendo películas, sobre todo películas ya vistas, y algunas un poco más nuevas. Pero antes de eso, en unos días vimos esta serie.



Dark es una serie alemana de misterio o... no sé muy bien cómo clasificarla. Algunos la comparan con Stranger Things aunque no creo que se parezcan en nada, ni en el argumento, ni en el tono, ni en los personajes...

El caso es que mi hijo mayor y su afán por los idiomas estaba buscando una serie en alemán para practicar y mejorar su nivel. Investigando un poco, di con esta serie en Netflix, y después de que él empezara a verla, nos recomendó que la viéramos el resto de la familia. Y eso hemos hecho en estos días de vacaciones.

No se trata de una serie fácil, y para nosotros la mayor dificultad ha estado en saber quién es quién. Creo, por supuesto, que en eso se basa la serie, en que estés bastante despistada con los personajes de principio a fin.


Nos ha gustado mucho. Y la recomiendo mucho, también. Por si no lo tené…

12 pequeños cambios

Para este año, desde algunos blogs que sigo y que me parecen bastante interesantes (Tres pompones, En tierra remota y El tiempo de la marmota) han iniciado un proyecto que se llama #12pequeñoscambios y que me parece que se ajusta mucho a lo que llevo dando vueltas ya un tiempo: llevar una vida más sencilla y vivir con menos.

Este mes el tema es:

Minimalismo
Se trata simplemente de reflexionar un poco sobre el asunto y hacer algún pequeño cambio en tu hogar relativo a este tema.


Yo llevo ya un par de años muy conciencia con lo de limpiar y reciclar en casa, con el tema de no acumular y también con el de ser más organizada. No soy minimalista, esa es la verdad, pero intento mejorar en ese sentido y debo decir que para eso me ayudó mucho el método de la Kondo.


Hace ya tiempo que organicé mis cajones y los de mis hijos con el método de esta señora y suelen estar organizados siempre. A veces no lo están, porque voy con prisa y meto las cosas de cualquier manera, sobre todo en los míos, pero…