miércoles, 13 de octubre de 2021

La anomalía, de Hervé Le Tellier

 Voy a volver a la carga y a reseñar por aquí algunos de los libros que he leído, y no quería irme muy lejos, pero esta novela la leí ya en agosto.


Título: La anomalía
Autor: Hervé Le Tellier
Editorial: Seix Barral

La anomalía es una novela curiosa. No es extremadamente original, ni. plantea nada nuevo. Un vuelo transoceánico y la teoría de los mundos paralelos, o muchas teorías más. 

Interesante retrato de los protagonistas, aunque en algún momento se me hizo algo repetitivo. También interesante todo el juego que plantea. Me quedo con que me gustó, aunque será de esas novelas que olvidaré pronto. Ya he empezado a olvidarla. Y me quedo con que la leí con mi chico, y con algunos amigos. Y eso siempre es un plus.

miércoles, 6 de octubre de 2021

Películas de julio, agosto y septiembre

 No, definitivamente en estos meses no me he sentado frente a la televisión y tan solo dos veces frente a la pantalla del cine. No han sido días de estar sentados, sino de moverse, de actuar, de ver, de visitar, de convivir...

Comparto por aquí lo poco que he visto en los últimos tres meses.

Tiempo



Tenía ganas de esta película, porque su director es capaz de lo mejor y de lo peor. Pues esta es de lo peor.  No me gustó demasiado. Tiene ideas buenas pero no están bien desarrolladas. 

El silencio de los corderos


He visto algunas películas con mis hijos, y esta ha sido una de ellas. Sigue siendo una película escalofriante.

En busca de la felicidad


Una película bonita sobre luchar por tus sueños. 

Dune


Nos encantó esta película. He leído por ahí que le falta alma, y puede ser, pero a mí me pareció casi perfecta. Muy recomendable.

El olvido que seremos


Había leído el libro y no me había parecido gran cosa, pero la película me ha gustado más. 

Muchos hijos, un mono y un castillo


Esta película me parece un sitio muy feliz al que regresar, y la he visto con mis hijos en este mes de septiembre.

Lady bird


La última de las películas que he visto con los chicos antes de comenzar octubre. Interesante. Me gustó mucho en su momento cuando la estrenaron y sigue pareciéndome un acercamiento muy bueno a la juventud, a las relaciones familiares...

Eso es todo. Muy escaso para tres meses. Y tampoco he visto demasiadas series.

domingo, 3 de octubre de 2021

Libros de septiembre

Septiembre,  como era de esperar, ha sido un mes duro de trabajo.  Por eso me ha sido muy difícil leer algo, y lo único que ha pasado por mis manos son dos novelas gráficas. una relectura, y un libro de humor. Nada que me haya entusiasmado.  Lo mejor, sin duda, el libro de Natalia Ginzburg, pero ya lo había leído hace tiempo.   

 Intrusos


Mi chico me trajo de la biblioteca esta novela gráfica que me ha gustado, aunque en algunas ocasiones me ha dejado fría.  Son historias breves.

Y eso fue lo que pasó


Era el primer libro del club de lectura feminista y lo releí a ratos, aunque al fina no pude ir a la reunión. 

Calypso


Lo tenía ya empezado de finales de agosto y lo terminé,  a duras penas, en este mes. Es simpático pero reconozco que no me gusta mucho leer este tipo de novelas de humor. No me llenan. 

Pasolini



Mi chico lo había leído y me lo dejó en la mesilla de noche. En estos días lo he leído, porque no tenía mente para meterme en ninguna otra cosa. Y ha estado bien. 

Espero que el mes que hemos empezado me traiga tranquilidad, que falta me hace. Con ello ya vendrán nuevas lecturas. 





sábado, 25 de septiembre de 2021

Sucedió en julio y en agosto

 Sí, a estas alturas de septiembre aún no he hecho mi resumen de los meses de verano. Los dos meses han pasado volando, y no porque todos los días hayan sido iguales, ni mucho menos.

Estuve trabajando hasta mediados de julio, pero aprovechando para ir algún día a la piscina o salir por ahí. No ha sido un buen verano por aquí en cuanto al tiempo, y ha sido el año que menos he ido a la piscina desde hace muchísimos. Porque no ha hecho calor, o no demasiado. O ha hecho calor unos días y luego frío, y cuesta retomar tardes de piscina cuando estás dos, tres o cinco días sin ir. 

El caso es que la mitad de julio la pasé trabajando y la otra mitad en la playa. Este año por primera vez nos fuimos con mi hijo pequeño (casi 16 años ya) y los hijos de mi pareja, todos juntos. Un experimento que salió bien, cuando podía haber sido un desastre. Estuvimos unos días en Almería, aprovechándonos de la playa y del calor, y tomando fuerzas para el invierno. 

Al regresar, y también a ratos a principios de julio, hemos pasado días en el pueblo. Este año los cuatro primos han pasado mucho tiempo juntos. Recuerdo que mis veranos de niñez eran veranos de primos, y me encanta que ellos jueguen juntos, que se rían, que pasen tiempo divertido juntos sin mirar el reloj y sin prisa por ir a dormir. 

En agosto pasamos unos pocos días en la Alpujarra con amigos. Fue el fin de semana de la ola de calor y la verdad es que atacó duro, pero tuvimos piscina donde remojarnos, y casi no salimos de ella. Disfrutamos de estar juntos, de vernos, y comimos y bebimos como posesos. 

A la vuelta hemos estado otra vez los primos juntos, hasta que se acabó agosto. Se han aficionado a jugar al tenis y al pádel y se han pasado el verano así, con la raqueta en la mano. 

Ha resultado un verano un poco ajetreado, de idas y venidas, de no tener tiempo de estar parada, aunque he aprovechado el mes de agosto para descansar del instituto y del trabajo. La última semana ya empezamos a trabajar, preparando el nuevo curso que para mí es un nuevo reto. Ya os conté el otro día.