Ir al contenido principal

BBG Semana 3

Para los que no conocéis los entresijos del método (os recomiendo esta entrada de Anita, que lo explica todo muy bien), os diré que el entrenamiento de esta semana es el mismo que el de la primera. Y yo la primera la he hecho dos veces, así que lo tenía todo dominado. Ja. Eso creía. Todo dominado, me confié, y en el primer entrenamiento, el del miércoles, lo pasé realmente mal para terminar. Además, ha sido una semana dura y no lo he hecho nada bien.

He vuelto a la rutina de los madrugones, de las clases, de los viajes diarios, y mi cuerpo me ha dicho durante toda la semana que no le gusta nada este tipo de vida. Por si fuera poco, estamos ultimando las extraescolares de los niños, y el mes de septiembre siempre consiste en miles de recados y montones de asuntos por resolver.

La alimentación sigue en la misma línea, además esta semana me han regalado un montón de tomates de huerta, de los de verdad, y me han enviado un paquete lleno de ensaladas de Florette, así que todo se confabula para que siga comiendo muy sano.








Hasta ayer, que empezamos las fiestas de San Froilán en León y también tuvimos que cenar morcilla. Era inevitable. Hoy tenemos una fiesta de fin de verano que consiste en comida, merienda y cena así que no voy a pensarlo mucho.



Vamos con el ejercicio, pero ya os adelanto que no he cumplido del todo y no creo que vaya a cumplir esta semana.

Lunes: Salí a caminar alrededor de 7 kilómetros. No fue excesivo esfuerzo, la verdad, pero al menos hice algo.

Martes: Tenía que hacer la compra de la semana y preparar un montón de cosas, así que ni caminar ni ejercicio.


https://es.pinterest.com/pin/332140541241111037/

Miércoles: Tocaba Kayla, porque ya no lo podía dejar más. Lo hice por la tarde, engañando al niño para que se fuera a descansar de los deberes un rato y me dejara su dormitorio. No encuentro momento con los deberes, ni lugar de la casa... ufff.


Jueves: trabajaba mañana y tarde y ya contaba con que no tocaba nada, aunque me di un buen paseo en un rato libre pero fue eso, un paseo.

Viernes: tocaba la segunda sesión de Kayla. Pero primero tenía que hacer un par de recados, luego mi imperdonable café de los viernes y finalmente quedamos para salir a celebrar las fiestas. No tocó.

Sábado: hoy sí tocaba la segunda sesión, con muchísimo retraso. Brazos y abdominales que ya he hecho y que me cuesta la vida misma...



Domingo: mañana me tocaba, en teoría, la tercera sesión de BBG de la semana. Pero estoy segura de que no la voy a hacer porque ahora me duele todo, y esta tarde la fiesta, la verbena hasta las mil... así que mejor me propongo salir a caminar un rato por la mañana, que eso seguro que lo haré.

Esta semana no he cumplido, y estoy pensando en cómo conseguir organizar mis rutinas para los próximos meses, ahora que más o menos todas las tardes ya están organizadas... No lo tengo fácil, pero veremos lo que se puede hacer...

Comentarios

  1. Yo te leo y digo...ni loca.No me refiero al ejercicio, que sí lo hago sino al compromiso que te has marcado para hacerlo. Yo soy bastante anárquica, así que no me planteo ningún reto conmigo misma porque se que no lo voy a cumplir, es mas, si se que tengo que hacerlo me agobio y todo. No soy de planear nada, no me gusta, todo lo contrario que mi chico que es un obsesivo de planificar el tiempo,no se si influye el haber tenido hijos y tener menos tiempo, igual sí.

    ResponderEliminar
  2. A tu cuerpo le gustará más la vida de rica ociosa. Dile al doctor que te recete una buena cuenta corriente, anda XD ;P

    Nah, que eres una machota :D

    ResponderEliminar
  3. y aquí por qué no celebramos a san froilán que se ve tan rico??? xD

    ResponderEliminar
  4. Benditas rutinas. Ya me gustaría a mí hacer tanto como haces tú.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Cuéntame...

Entradas populares de este blog

Letras o ciencias

Tengo un cabreo monumental. Es de esos que te dura media vida, pero esta semana lo tengo recién despertado y con ganas de guerra.



Si pensáis que según el sistema educativo actual no existe la eterna división entre ciencias y letras, estáis completamente equivocados. Largos nombres, muchas palabras, para acabar diciendo prácticamente lo mismo de siempre. Lo mismo, pero con algunos matices, claro.
Cuando yo estudiaba el BUP, hace ya una eternidad, en tercero, escogíamos si nos apetecía más estudiar letras (puras, como fue mi caso, o mixtas, como muchos otros) o ciencias (también puras o mixtas).



Hoy por hoy, si tu hijo es un buen estudiante, sean cuales sean sus aspiraciones, sus profesores le instan a escoger en cuarto de la ESO y en Bachillerato las ciencias: Física y Química, Biología, Matemáticas. 
Las letras son para los mataos, los que no lo van a sacar, aquellos a los que les cuesta, que se vayan a estudiar cosas como el latín, la cultura clásica, la música o la plástica. Los bu…

Tortitas de avena

Algunas me habéis pedido la receta de tortitas que suelo hacer.

Y este fin de semana por fin tuve tiempo de hacer unas fotos con un poquitín de luz (no mucha, la verdad) para ilustrar la receta.

Los ingredientes.




80 grs de copos de avena.
Un huevo y 6 claras.
6 Cucharadas de queso fresco batido 0%
Una pizca de levadura.

Primero tenemos que triturar los copos de avena. Yo lo hago en la Thermomix, pero cualquier batidora de vaso os sirve perfectamente. Si tenéis harina de avena, no será necesario, claro.


Después añadimos el resto de los ingredientes.



Nota: no le pongo edulcorante porque no soy nada "dulce", pero podéis añadir el edulcorante que queráis.

Batimos un poco.



Preparamos una sartén que no se pegue. Yo utilizo siempre la misma. No me hace falta ni aceite ni nada.



Ponemos en la sartén unas cucharadas de la mezcla, a fuego suave y, cuando le salen burbujitas, le damos la vuelta.




Con esta mezcla me salen tortitas para dos días. Suelo hacer unas tres o cuatro para cada día.



Ofensas

No soy una persona polémica, y no suelo tener comentarios negativos en el blog, ni mucho menos hirientes o insultantes. Alguno ha habido, pero ya son unos cuantos años por aquí y lo extraño sería lo contrario. No me refiero precisamente a este espacio, que es un poco mi casa y en la que entráis y comentáis personas a las que voy conociendo, a algunas personalmente y a otras de manera virtual, pero que sois siempre educadas y correctas, y que, por supuesto, podéis siempre mostrar vuestra opinión y vuestro desacuerdo a lo que digo, y lo hacéis sin indignación ni escándalo.


Me refiero a que en general, en las redes sociales especialmente, y en twitter en particular, últimamente muchas personas se sienten ofendidas a la primera de cambio. Hay gente a la que le ofende todo, hasta les ofende que no te ofendas. Y cada palabra tuya podrá ser utilizada en tu contra por alguien en algún momento.

A mí me resulta agotador. Quiero decir, que por supuesto que me molestan cosas que leo, sería insens…