Ir al contenido principal

Sin deberes

Creo que es un debate del que ya hemos hablado aquí.

Cuando los niños son pequeños, en edad escolar, con las horas que pasan en el colegio, no creo que sea necesario que traigan tareas para casa.

https://es.pinterest.com/pin/473511348299821732/


Algunos dicen que es bueno que realicen ciertas operaciones, o que lean, para afianzar lo que se hace en la escuela. Creo que tienen parte de razón, y pienso que está muy bien que en casa se les refuercen determinadas cosas, pero no entiendo que sean deberes, y que sean para mañana.

Cuando son algo más mayores, quizá sí necesiten un tiempo por la tarde para estudiar, para hacer algo relacionado con lo que están trabajando en el colegio, pero tampoco entiendo el concepto de deberes como tal.

https://es.pinterest.com/pin/500392208568709593/


Como madre, los deberes me parecen terribles. Mi hijo mayor se pasa con sus estudios (muchos de ellos no son deberes propiamente dichos, sino trabajos, lecturas...) todas sus tardes. Mi hijo pequeño, con nueve años, a estas alturas de curso está sentado en su mesa de estudio entre dos y tres horas diarias, sin exámenes de por medio ni nada.

https://es.pinterest.com/pin/59109813834305455/


Como profesora, reconozco que hubo un tiempo en que mandé algo de deberes: dos o tres ejercicios relacionados con mi materia. Con el tiempo me he dado cuenta de que no hay diferencia (al menos es mi experiencia) en el aprendizaje de aquellos estudiantes que llevan deberes diarios y los que no.

Ya os lo conté no hace tanto. Conmigo en clase se explica lo que toque, y se hacen los ejercicios que ayuden a entender lo que hemos explicado, en clase, con la profesora acompañándolos. Para casa tienen que estudiar y trabajar algunos conceptos, o preparar un trabajo al trimestre, o leer un libro. Si hoy no pueden sentarse a trabajar, no pasa nada, no hay una imposición cada día, y ellos pueden aprender a organizarse.

https://es.pinterest.com/pin/397513104587797015/


No entiendo que haga años que no me pueda ir de puente ni en la Constitución ni en Carnaval, por ejemplo, porque mis hijos tienen deberes y exámenes para ese lunes o martes a la vuelta. Los últimos años en Semana Santa mi peque ha tenido tantos deberes que ha tenido que ponerse cada día un buen rato durante todas las vacaciones. ¿Es que los profesores no se van de vacaciones, o de puente? ¿Por qué los alumnos tienen que seguir trabajando?

https://es.pinterest.com/pin/312085449154753436/


Así que apoyo plenamente el movimiento que se ha ido creando por parte de padres y profesores para que no existan deberes, que está dando mucho que hablar, de lo cual me alegro. Si os apetece echar un vistazo, aquí tenéis una web de referencia: Sin deberes.

Comentarios

  1. no tienen sentido y menos cuando cada profesor piensa que es el único que los manda!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente. Te imaginas a tus alumnos haciendo lo tuyo, y, en el instituto tienen 10 asignaturas... es una locura.

      Besos.

      Eliminar
  2. Yo con mi pequeña tengo varios primos de la misma edad con los que comparar y me siento muy afortunada porque en su cole lo único obligatorio es una hoja de lectura al día (está en primero de primaria), con lo que en unos cinco o diez minutos estamos listas. Por contra un par de primos que están en cinco años infantil y en primero de primaria van cargados de deberes, que si lectura, hojas para caligrafía y fichas de mates, todos los días; los findes, por partida triple. Esto me parece un sin sentido, por Dios!! que uno de ellos están en infantil y ahí debería enseñarse como un juego y no por imposición.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De verdad que debes sentirte afortunada, porque es una locura lo de los deberes, para ellos y para los padres.

      Besos.

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Creo que es bastante lógico, pero, mira, los dos profesores que le dan clase a mi peque este año son partidarios de deberes, y muchos, así que no libramos.

      Besos.

      Eliminar
  4. Lo veo exactamente igual porque como madre padezco lo mismo que tú. Me encantaría que mi hijo pudiera seguir entrenando a natación, fue de un equipo durante un año y no ha podido seguir porque sale del colegio a las cinco de la tarde y tiene dos horas mínimo de deberes cada día. Si sumas el baño y la cena en familia, y quieres que se acuesten pronto, es imposible que hagan nada más por la tarde.
    Las extraescolares las hacen al mediodía, pero la natación le encanta y se le da genial, pero resulta que es imposible porque tiene que estar repitiendo mil veces los mismos ejercicios, o dibujando portadas... Me pongo enferma solo de pensarlo.
    Con la mayor es lo mismo pero como es mucho más organizada y diligente sí consigue sacar tiempo para el baloncesto. Gracias a que estudia muchísimo en el fin de semana y no pierde nunca ni un minuto.
    No lo veo necesario, con la de horas que pasan el colegio las tardes deberían de ser para leer, pasear, hacer alguna actividad que les encante o aburrirse - que también es muy sano -.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El mío, por el mismo motivo, sólo puede ir a música, le he apuntado a natación y a tenis, un único día cada cosa, y en fin de semana, porque no puede hacer nada más los días de semana. Nada. Los deberes le están llevando ya toda la tarde, ve un rato los dibujos cuando come, entre las tres y las cuatro. Y hay días que a las ocho y media, a la hora de cenar, aún le quedan cosillas por terminar. Sí, es muy lento, pero no puede ser que sus tardes sean así, yo también odiaría el colegio si mis días fueran así.

      Besos.

      Eliminar
  5. Yo confío en tu criterio de profesora y madre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja. De verdad que desde fuera puede parecer hasta lógico, pero cuando ves a tu niño pequeño pegado a una silla toda la tarde, te da una rabia inmensa.

      Besos.

      Eliminar
  6. No lo entiendo, yo no recuerdo haber hecho deberes hasta el instituto (y entonces se me olvidaban) lo mismo es bueno crear un hábito, pero sí que se están pasando si l@s niñ@s de familias responsables no pueden ni jugar cada día, como corresponde a su edad (y digo responsables porque seguro que hay muchas que se lo pasan bastante por el forro). Es igual que pasa con los trabajos, aquí en España se lleva el presentismo más que los resultados. Y eso es un error. En ambos casos me parece problema de quien dirige eso, cuanto menos trabaja el que dirige, más tienen que trabajar quien está por debajo, no sé si me explico...
    Espero que ese movimiento dé resultado (y no soy madre, pero lo entiendo)
    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo recuerdo el colegio como unas cuentas, un ejercicio que no terminé, si prácticamente estudiábamos en clase, repasábamos con los profes, yo no hacía casi nada en casa. En el instituto estudiaba, que siempre he sido de llevarlo más o menos al día, pero deberes como tal, unos ejercicios de matemáticas o de física, que los veo lógicos, pero nada más. Mis tardes eran bastante relajadas.

      Besos.

      Eliminar
  7. Totalmente de acuerdo, yo de pequeña no tenía casi deberes y tampoco me ha ido tan mal, creo que es una exageración, los niños necesitan jugar y tener tiempo libre, besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una locura, y luego se crean unas desigualdades tremendas entre los niños que tienen en casa a sus padres para que les ayuden o simplemente les obliguen a ponerse y los que no tienen esa suerte, desde muy pequeños.

      Besos.

      Eliminar
  8. Madre mía. Yo es que creo que el problema es como todo, la falta de medida. Que un niño/a de 9 años lleve diariamente entre 15 y 20 ejercicios en total me parece una barbaridad. Y contraproducente. Dudo que haya muchos niños que, después de acometer la titánica tarea de los deberes quieran ponerse a leer un libro, por ejemplo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso mismo pienso yo. Soy antideberes, por ejemplo este fin de semana de mis tres tercero, dos no llevan nada de nada y el otro estuvo haciendo el tonto, remoloneando, y finalmente llevan algunos uno y otros dos ejercicios de ortografía,de separar las sílabas y poner la tilde. No me gustan los deberes, menos aún en fin de semana, mi religión no me permite poner exámenes en lunes, porque los resultados siempre son peores que cualquier otro día de lase mana, pero si tienen que llevar algo, lo llevan.

      Besos. Por cierto, mi hijo lleva esos ejercicios en total, y más, cualquier día que no tiene mucho. Cinco de mates, cuatro o cinco de lengua, una hoja de inglés, una de science, una redacción... y estudiar.

      Eliminar
  9. Madre mía me espanta que un niño de 9 años dedico 2 o 3 horas diarias al estudio!!!
    Los míos en primaria tenían poquitos deberes y te aseguro que salieron bien preparados. En la ESO ya tenían más, pero sí que he pensado muchas veces lo de irnos de puente, desde que acabaron en primario siempre hemos tenido que sacrificar algún día de los puentes.
    Un beso y eres una profe genial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que me parece que ya pasan mucho tiempo en clase, y a mí me encantaría poder leer con mi peque por las noches, como hacía hace años, o salir a pasar la tarde de paseo. Estos días que ha hecho bueno, algunos hemos bajado al parque media hora justa a toda prisa porque se airee, y otros ni siquiera hemos podido bajar.

      Besos.

      Eliminar
  10. He vivido situaciones kafkianas: mi mujer, mi hija pequeña y yo, entregados durante un par de horas a liquidar los deberes de un solo día, lo que significaría seis horas de trabajo. Y nunca se acaba.
    Pero en este país no hay término medio ni sentido común, o calvos o tres pelucas, así que pronto los prohibirán y no se podrá mandar ni un ejercicio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también he vivido eso, con los dos, colorear entre mi marido y yo los cientos de dibujos que le habían mandado mientras ellos hacían los ejercicios y aún nos faltaba estudiar. Y también me da miedo lo que dices, que lleguemos a un punto en que los prohiban, y entonces no puedas decirles que practiquen, no sé, poniendo tildes en unas palabras, porque serás lo peor...

      Besos.

      Eliminar
  11. Total y absolutamente de acuerdo contigo. Es un crimen ver a niños de 9 años en adelante ocupados casi toda la tarde con deberes. Un besote.

    ResponderEliminar
  12. Puesyo soy de las que creen que son necesarios, pero en su justa medida. Como dice Fran, los profesores tienen que ser conscientes de que no son los únicos que los están mandado. Y también estoy de acuerdo en el concepto de la flexibilidad.
    Un exceso de deberes puede ser contraproducente.

    ResponderEliminar
  13. También he dicho aquí ya en otras ocasiones, que en el cole de mi hija, que hace ahora cuarto de primaria, no tienen todavía deberes pero les hacen traer y llevar la mochila para crear hábito( si esto fuera el teléfono aquí irían las caritas sorprendidas).

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Cuéntame...

Entradas populares de este blog

Letras o ciencias

Tengo un cabreo monumental. Es de esos que te dura media vida, pero esta semana lo tengo recién despertado y con ganas de guerra.



Si pensáis que según el sistema educativo actual no existe la eterna división entre ciencias y letras, estáis completamente equivocados. Largos nombres, muchas palabras, para acabar diciendo prácticamente lo mismo de siempre. Lo mismo, pero con algunos matices, claro.
Cuando yo estudiaba el BUP, hace ya una eternidad, en tercero, escogíamos si nos apetecía más estudiar letras (puras, como fue mi caso, o mixtas, como muchos otros) o ciencias (también puras o mixtas).



Hoy por hoy, si tu hijo es un buen estudiante, sean cuales sean sus aspiraciones, sus profesores le instan a escoger en cuarto de la ESO y en Bachillerato las ciencias: Física y Química, Biología, Matemáticas. 
Las letras son para los mataos, los que no lo van a sacar, aquellos a los que les cuesta, que se vayan a estudiar cosas como el latín, la cultura clásica, la música o la plástica. Los bu…

Tortitas de avena

Algunas me habéis pedido la receta de tortitas que suelo hacer.

Y este fin de semana por fin tuve tiempo de hacer unas fotos con un poquitín de luz (no mucha, la verdad) para ilustrar la receta.

Los ingredientes.




80 grs de copos de avena.
Un huevo y 6 claras.
6 Cucharadas de queso fresco batido 0%
Una pizca de levadura.

Primero tenemos que triturar los copos de avena. Yo lo hago en la Thermomix, pero cualquier batidora de vaso os sirve perfectamente. Si tenéis harina de avena, no será necesario, claro.


Después añadimos el resto de los ingredientes.



Nota: no le pongo edulcorante porque no soy nada "dulce", pero podéis añadir el edulcorante que queráis.

Batimos un poco.



Preparamos una sartén que no se pegue. Yo utilizo siempre la misma. No me hace falta ni aceite ni nada.



Ponemos en la sartén unas cucharadas de la mezcla, a fuego suave y, cuando le salen burbujitas, le damos la vuelta.




Con esta mezcla me salen tortitas para dos días. Suelo hacer unas tres o cuatro para cada día.



12 pequeños cambios: enero

La de hoy es una de esas entradas que me dan más vergüenza que otra cosa. Sí, vergüenza porque enseño un rincón de mi casa, y no precisamente uno bonito (que alguno hay, os lo aseguro). Enseño el rincón más desordenado y vergonzosillo de toda la vivienda. Y todo por el reto #12pequeñoscambios.



Mi reto este mes estaba en el baño. Estas eran mis estanterías. Que nadie se asuste. Usamos normalmente este baño tres personas a diario y ahora que mi madre lleva más de un mes en casa somos cuatro, y cuatro personas muy desordenadas (bueno, tres, mi madre no es nada desordenada), así que todo termina muchas veces allí donde cae. Luego no sabes dónde lo tienes, ni qué productos están acabados, o compras champú porque crees que no queda y tienes cinco botes sin empezar (real)...





Así que estas son fotos reales de una vida real y estas también son las fotos reales de cómo ha quedado.





Los cambios son pequeños, pero son cambios.

También he organizado algunos cajones, aprovechando la fiebre "min…