domingo, 6 de mayo de 2018

Mi semana 18/52

Esta semana empezó con dos días de fiesta, porque aquí teníamos puente. y nos vinieron muy bien para estudiar y preparar trabajos, y para descansar. Además, pude ponerme a ver algunos capítulos de series, que solo puedo ver si me quedo despierta hasta tarde o si mis hijos están ocupados, porque al final nos gusta compartir el salón a todos y prefiero que descansen y se entretengan. Siempre puedo leer si no me gusta lo que ven o a lo que juegan.



Empezar la semana en miércoles siempre es genial, y más sabiendo que los lunes y los martes son los dos días más duros para mí. Por eso parecía que iba a pasar volando, pero se me ha hecho muy larga, y no por nada en especial. Supongo que acuso cansancio y tengo demasiadas cosas en la cabeza.



Tenía varias cosas pendientes: una comunión cercana, para la que tenía que comprarme algo, y una boda más lejana, pero pensaba que quizá podría comprarme alguna cosa que me valiera para ambas celebraciones, variando un poco los complementos. Así que he tenido que salir por las tardes de tiendas, algo que en otro tiempo me habría encantado y que ahora no me apetecía nada, y menos justo ahora, cuando intentas probarte ropa de verano y estás blanca, sin depilar, con los pies sin arreglar y todo te sienta fatal. El caso es que he salido, pero no tengo aún claro qué llevaré a la comunión y menos aún a la boda.



El fin de semana, eso sí, estoy descansando. Ayer por la mañana también hice recados pero por la tarde no moví el culo del sofá; estuve viendo capítulos de algunas series y leyendo y tejiendo. Y eso para mí es puro descanso, algo que me apetecía mucho.



Hoy toca seguir con los estudios de ambos, con alguna serie, y poco más para celebrar el día de la madre. No vamos a salir ni a ver a las madres porque mi marido trabaja y mis chicos tienen mucho pendiente para la próxima semana. Así que no tenemos planes interesantísimos, pero tampoco me parece malo quedarnos los tres en casa y ayudarles en todo lo que pueda.

6 comentarios:

  1. Pues has tenido una semana variada. La mía ha sido complicada pero vendrán tiempos mejores.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver si se van centrando las cosas.

      besos.

      Eliminar
  2. Me alegra ver que no he sido la única a la que se le ha hecho larguísima la semana de tres días. Miedo me da esta, porque siento que apenas he descansado y se me ha pasado volando :( Será que se acusa el cansancio del "final" de curso, y con lo mal que me sienta el calor a mí... Y eso, también las cosas en la cabeza, yo qué sé.

    En fin, que espero que tengas una buena semana, profe :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algo haremos losprofes cuando a estas alturas del curso estamos siempre (al menos en mi caso) para el arrastre. No descanso lo suficiente y ya creo que daría igual. Un mes y pico nos queda con alumnos. Y aquí todavía no hace calor, porque cuando empieza, esto es el fin.

      Besos.

      Eliminar
  3. A mí es que estas semanas raras me descentran. Hoy comunión, y el viernes graduación de mi niña. Pues llevo toda la semana con un cacao mental impresionante, y todavía no está “cerrado” todo lo del viernes. Y todo eso, mientras sigue habiendo exámenes y necesito a los estudiantes para pruebas y terminar cosas. Pero oye, tranquilidad, que el mundo no se acaba con estas tonterías.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas cosas, Sara. Por aquí estamos parecidos...

      Besos.

      Eliminar

Cuéntame...