Ir al contenido principal

Mis alumnos: estado de la cuestión

Tengo muchas preocupaciones con respecto a mis alumnos y el final del curso.




No hago más que cábalas, composiciones de lugar y pensamientos de futuro con respecto a lo que van a hacer cada uno de ellos el curso que viene. Las opciones son de lo más variadas, desde repetir curso, que habrá alguno, si no conseguimos remediarlo, hasta cambiar de opciones de cara al curso que viene o algunos, espero (porfavorporfavorporfavor...) que pasen de curso y que lleguen a cuarto con posibilidades de obtener el título en curso que viene.




Pero ya estoy reuniéndome con padres para ver qué podemos hacer con una; incluso he estado yendo de compras por el pueblo estos días donde sabía que iba a encontrarme a algunas madres de esas que nunca vienen a verme; hablando con ellos en plan "confesionario" para ver qué van a hacer con su vida; poniéndoles la realidad delante de los ojos para que sean capaz de verla, si es posible...




Y eso me crea bastante malestar. No mal rollo, porque no se trata de reñirles a estas alturas por tener suspensas, por ejemplo, todas las asignaturas de primero y todas las de segundo y no haberse molestado en hacer nada por recuperarlas. De nada sirve la bronca cuando nada se puede hacer, sino que hay que plantear qué vamos a hacer a partir de lo que tenemos.




En fin, que si queréis cifras, mi confianza es que de diez que tengo, cuatro pasen tranquilamente porque tienen que pasar, dos por los pelos en el último minuto de la prórroga; otro pase porque no puede repetir por ley, y tres se vayan a hacer una FP básica.




Si mis cuentas salen bien, este sería el resultado, y al final no sería del todo malo. Pero muchas cosas tienen que pasar en los próximos días para que mis cuentas salgan. Eso sí, tengo posibilidades, porque he estado repasando con ellos las ecuaciones, los sistemas de ecuaciones, y demás historias, así que estoy mejor de matemáticas que en mi vida (y sí, soy la de lengua, pero es que su profesor de matemáticas es un ente inexistente, y no sabe, no contesta, ni se le espera...)

En unas semanas os cuento resultados. Y espero que esté contenta con ellos.


Comentarios

  1. Ánimo,Ro,lo conseguirás,ya queda poco.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uff. Hoy precisamente estoy disgustada con ellos. Todo va de mal en peor, y no sé qué hacer para remediarlo.

      Besos.

      Eliminar
  2. Mucho ánimo, desde luego como profesora (y como persona) puedes decir que has hecho todo lo posible. Yo me planteo muchas veces ¿es problema del sistema educativo? ¿es problema de como hemos educado a estos niños los padres, sin hacerles valorar el esfuerzo tanto como nos hacían valorarlo a nosotros? ¿problema de como está la sociedad actual en general?....uff

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que viene de la sociedad, que el esfuerzo es un valor a la baja. Y mis chicos no se esfuerzan nada de nada.

      Besos.

      Eliminar
  3. Las cuentas me parecen muy buenas. La situación a principio de curso era pesimista, tenías unos alumnos que arrastraban problemas de hace tiempo, era imposible que de un día para otro se volvieran estudiantes modelo de sobresaliente (incluso de 5). Así que me parece fabuloso que más de la mitad pasen de curso y que una minoría busque otras opciones de futuro.

    Es una gran victoria, Ro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me parecen reguleras. Podrían ser mucho mejores.

      Besos.

      Eliminar
  4. Pues como profesora eres para hacerte un monumento ... lo del de matemáticas, me dejas a mi cabreada. Y el caso es que como él, o parecido, habrá más, mi hija los ha tenido parecidos, y me cuesta a mi mas que a ella 'soportarlos'... Mucho ánimo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé, lo del profesor este ya ni me lo planteo, pero es cierto que mis chicos son bastante insoportables.

      Besos.

      Eliminar
  5. Encomiable tu tarea, Ro.
    Creo que se llega a estas situaciones porque en lugar de ver los problemas antes (los que sean), se va lanzando la pelota a patadon "p'arriba", pasar de curso con todo suspenso, se piensa que el tiempo lo resolvera, y en general no es asi. Cerrar los ojos para que desaparezcan los problemas nunca ha servido y es lo que se propone desde el sistema educativo. Y luego tiene Ro que luchar contra los elementos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de bajón y creo, como siempre que va terminando el curso, que tenía que haber hecho más y también que tenía que haber hecho las cosas de otro modo.

      Besos.

      Eliminar
  6. Enhorabuena por ese trabajo bien hecho y por toda tu dedicación!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias pero hoy, precisamente hoy, me siento absolutamente fracasada con ellos.

      Besos.

      Eliminar
  7. ¡Hola, Ro!
    A mí me parece que tienes un compromiso increíble con tus alumnos y que haces todo lo que puedes y más por ellos.
    Mucho ánimo, pero desde ya te doy la enhorabuena por el trabajo realizado, cada vez que leo algo sobre tu labor docente me dejas una sonrisa en la cara al pensar que existan profes como tú ahí fuera.

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. ¿Qué pasó con mi día de ayer? Todavía estoy buscándolo 0_0
    Desde luego eres de lo que no hay. Nosotros en las reuniones "festivas" del cole, que intentamos no molestar a los profes con asuntos personales, y tú, coges y te vas de compras para encontrarte con esas madres. ¿Y todavía dices que no has hecho bastante?
    Lo de repetir, no repetir etc., lo siento pero es algo que a mí me pone enferma. Lo entiendo con tus chicos que son un poco especiales, pero el cómo funciona el sistema... uffff se queda muy corto. Y una pregunta. Los que has dicho que pueden pasar a 4º, ahora se encontrarán con que tienen que estudiar un curso normal y corriente, después de las "adaptaciones" que han tenido en 2º y 3º, ¿no es así? Que no es por amargarte, pero muy fácil tampoco lo veo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Cuéntame...

Entradas populares de este blog

Letras o ciencias

Tengo un cabreo monumental. Es de esos que te dura media vida, pero esta semana lo tengo recién despertado y con ganas de guerra.



Si pensáis que según el sistema educativo actual no existe la eterna división entre ciencias y letras, estáis completamente equivocados. Largos nombres, muchas palabras, para acabar diciendo prácticamente lo mismo de siempre. Lo mismo, pero con algunos matices, claro.
Cuando yo estudiaba el BUP, hace ya una eternidad, en tercero, escogíamos si nos apetecía más estudiar letras (puras, como fue mi caso, o mixtas, como muchos otros) o ciencias (también puras o mixtas).



Hoy por hoy, si tu hijo es un buen estudiante, sean cuales sean sus aspiraciones, sus profesores le instan a escoger en cuarto de la ESO y en Bachillerato las ciencias: Física y Química, Biología, Matemáticas. 
Las letras son para los mataos, los que no lo van a sacar, aquellos a los que les cuesta, que se vayan a estudiar cosas como el latín, la cultura clásica, la música o la plástica. Los bu…

Tortitas de avena

Algunas me habéis pedido la receta de tortitas que suelo hacer.

Y este fin de semana por fin tuve tiempo de hacer unas fotos con un poquitín de luz (no mucha, la verdad) para ilustrar la receta.

Los ingredientes.




80 grs de copos de avena.
Un huevo y 6 claras.
6 Cucharadas de queso fresco batido 0%
Una pizca de levadura.

Primero tenemos que triturar los copos de avena. Yo lo hago en la Thermomix, pero cualquier batidora de vaso os sirve perfectamente. Si tenéis harina de avena, no será necesario, claro.


Después añadimos el resto de los ingredientes.



Nota: no le pongo edulcorante porque no soy nada "dulce", pero podéis añadir el edulcorante que queráis.

Batimos un poco.



Preparamos una sartén que no se pegue. Yo utilizo siempre la misma. No me hace falta ni aceite ni nada.



Ponemos en la sartén unas cucharadas de la mezcla, a fuego suave y, cuando le salen burbujitas, le damos la vuelta.




Con esta mezcla me salen tortitas para dos días. Suelo hacer unas tres o cuatro para cada día.



12 pequeños cambios: enero

La de hoy es una de esas entradas que me dan más vergüenza que otra cosa. Sí, vergüenza porque enseño un rincón de mi casa, y no precisamente uno bonito (que alguno hay, os lo aseguro). Enseño el rincón más desordenado y vergonzosillo de toda la vivienda. Y todo por el reto #12pequeñoscambios.



Mi reto este mes estaba en el baño. Estas eran mis estanterías. Que nadie se asuste. Usamos normalmente este baño tres personas a diario y ahora que mi madre lleva más de un mes en casa somos cuatro, y cuatro personas muy desordenadas (bueno, tres, mi madre no es nada desordenada), así que todo termina muchas veces allí donde cae. Luego no sabes dónde lo tienes, ni qué productos están acabados, o compras champú porque crees que no queda y tienes cinco botes sin empezar (real)...





Así que estas son fotos reales de una vida real y estas también son las fotos reales de cómo ha quedado.





Los cambios son pequeños, pero son cambios.

También he organizado algunos cajones, aprovechando la fiebre "min…