Ir al contenido principal

Cuestión de género

El otro día Dina publicó en el blog de Marialu una lista de recomendaciones lectoras para niños de alrededor de ocho años. Y algunas enseguida nos dimos cuenta de que algunas de esas recomendaciones eran libros directamente destinados al público femenino. Estuvimos hablando del tema en twitter y decidimos que, como madres, no teníamos por qué dejar que nos impusieran determinados estereotipos.

Por eso quiero hablar hoy de esa diferenciación que hacen las editoriales entre ambos públicos. No hay más que entrar en una librería y ver las estanterías dedicadas a los niños y las dedicadas a las niñas.

Con un agravante. Y es que, como siempre, el masculino es el género no marcado, es decir, los libros de niños son, en su mayoría, adecuados para todos los públicos, mientras los de niñas, en general, destilan rosa y purpurina por todos lados. Que yo no digo que el rosa y la purpurina sea de niñas, sino que los editores parecen entender así el mundo.



Si miras la estantería dedicada a los libros de cualquier niño de entre 0 y seis años, no habrá ninguna diferencia sea niño o niña, pero a partir de ahí, las editoriales comienzan a editar libros para niños y para niñas. Si echas un vistazo a la estantería de un niño de 8 o 10 años, verás libros de todos los colores (a excepción, quizás, del consabido rosa), pero si miras la estantería de una niña de la misma edad, solo verás combinaciones de distintos tonos de rosa con distintos tonos de morado y violeta. Y eso es solo el aspecto externo, porque por dentro las diferencias son mucho peores.

Yo en casa solo tengo chicos, así que no he podido comparar, pero de verdad que he visto casas por ahí, y fotografías de dormitorios de niñas suficientes para poder opinar.

Y la culpa de esto no la tenemos los padres, o al menos no toda. Son las editoriales las que hacen diferencias entre niños y niñas a una edad en que las mentes se están formando, y así perpetuamos los estereotipos.

Os voy a poner algunos ejemplos para que veáis.

Uno de los top ten de lecturas de niños es Gerónimo Stilton. Odio a este ratón, y sus libros, que me parecen fatalmente escritos, pero a mis hijos les encantan.



Me parecen unos libros destinados a cualquier niño entre ocho y diez o doce años.

Pues bien, los editores no pensaron lo mismo cuando, aprovechando el tirón, se inventaron a Tea Stilton.



Teníamos El diario de Greg, unos libros muy divertidos y bastante originales, que hicieron las delicias de mi hijo mayor, y que prestó también a algunas amigas del colegio. Ahora los está leyendo mi peque. También me parecían adecuados para cualquiera de esas edades.


Y sacaron Diario de Nikki, siguiendo esa estela.


Podría seguir, porque existen montones de colecciones con su versión para niños y su versión para niñas. Pero quiero ser positiva y pensar en cómo lo podemos hacer nosotros, como padres, para que no nos intenten colar los estereotipos de siempre.

Libros de fantasía y álbumes ilustrados. Creo que cualquiera es adecuado para niños y para niñas. Tenemos libros sobre princesas, sí, pero también sobre monstruos, brujas, hadas, duendes, ogros, piratas, fantasmas y demás personajes fantásticos. Cualquiera de ellos me parece adecuado para esta etapa tan imaginativa en los niños.

Huyamos de los que son rosas porque sí (me gusta el rosa, lo prometo, pero en estos casos es equivalente a "de niñas") y tenemos un montón de libros para todos los públicos.

Los dos que he nombrado arriba estarían entre mis recomendaciones, si alguien me las pidiera, para la franja de ocho a diez años.

Y otros como:

Bat Pat.



O algunas colecciones más inclusivas, que les gustan tanto a niños como a niñas, como Sara y las goleadoras, de Laura Gallego:


Si a tu hija le gustan las princesas y se pirra por lo rosa, me parece genial. Igual que si le gusta a tu hijo, pero que no nos lo vendan como si tuviera que ser obligatoriamente así.



Comentarios

  1. Cierto, Ro. Es que nos lo meten por todos lados... Lo de los juguetes ya es una pasada, pero ¿los libros también? La lectura no debe tener géneros.
    Mi hija, por ejemplo, odia el color rosa, huye despavorida de cualquier cosa que sea de ese color. Sin embargo, no le gustaban los libros de Gerónimo Stilton y sí los de Tea Stilton. Pero ha leído Diario de Greg y Diario de Nikki indistintamente.

    Espero que las editoriales se den cuenta del error que están cometiendo y pronto empiecen a rectificar. Aunque tengo serias dudas...

    Buen fin de semana, Ro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. YO creo que habrá editoriales, lo que pasa es que desconozco el tema, que sí trabajen para que esto no sea así. Pero la gran mayoría, el gran público, es tremendo lo que está haciendo.

      besos.

      Eliminar
  2. Pues sí, la invasión del rosa es un horror. Tengo una lucha constante con mi hija y su afición por el rosa. Luego están los regalitos que le hacen: mayoritariamente en rosa, y francamente, es una lucha muy cansada. Lo de los libros es terrible y cada vez se ve más. Por desgracia tenemos un par de ellos en casa, regalos, como no podía ser de otra manera, ya que a mí no se me habría ocurrido comprárselos. Yo sigo en mi lucha, a ver qué consigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si a mí me parece bien el rosa, siempre que sea para todos. Y que no regalemos fregonas y planchas a las niñas y balones y coches a los niños.

      Besos.

      Eliminar
  3. Yo cuando era pequeña odiaba el rosa y mucho. Qué suerte que cuando yo era pequeña lo que se leía eran los libros del Barco de Vapor o de Alfaguara. Ahí no había distinción de género. Me parece increible que haya llegado hasta a los libros. Se supone que deberíamos estar avanzando y parece que vamos hacia atrás. Lo de jueguetes de niña o niño ya es otro tema para largo. Aunque es cierto que existe diferenciación cerebral entre hombres y mujeres, debería haber más libertad para que los niños eligieran sus gustos. Afortunadamente mis padres eran bastante, bueno, yo no diría modernos, más bien diría normales, o al menos lo que debería ser considerado normal. Tanto mi hermano como yo juagabamos juntos a los coches, muñecas, superhéroes,... A nosotros nunca nos dijeron las niñas o los niños no hacen/juegan a...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estamos dando muchos pasos atrás en igualdad, muchos. Parece mentira, y pensamos que no es así, pero yo trato con chavales a diario y son muy machistas en muchos temas.

      Besos.

      Eliminar
  4. Está claro que la culpa la tienen las editoriales, yo de pequeña leía los de Barco de vapor, los de Alfaguara infantil, los de Círculo de lectores para niños, y no recuerdo tener ningún libro sexista destinado exclusivamente a un público femenino. Así que, ¿qué significa este paso atrás? Hay que combatirlo y…¿de qué manera? La única forma de luchar contra este sexismo es que los niños también lean cuentos rosas con purpurina, con princesas y hadas... Porque las niñas no tienen problemas con los dragones, con los coches ni con los temas típicamente masculinos, ya que nos los venden como algo estupendo. Lo masculino mola, ser chico es guay, que te guste el rosa y la purpurina es de niña y ser una niña implica ser blandito MEEEEEC ¡¡Error!! Una niña y un niño sólo se diferencian en sus características físicas, luego cada uno tiene su personalidad y no deberíamos promover tanta diferenciación entre sexos, porque las mujeres salimos perdiendo, ¡¡cómo siempre!!
    Perdona el speech, pero es que es un tema que me pone de los nervios.
    Un beso!
    Marialu

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El barco de vapor sigue existiendo, pero ahora es más lo que regalamos los padres que lo que de verdad quieren los niños. Y estoy de acuerdo contigo. Lo de niñas es un asco y lo de niños es guay para todos, inclusivo, y eso no puede ser así.

      Besos.

      Eliminar
  5. Bueno, cuando nosotros éramos pequeños desde luego no cabía esa posibilidad tan "exagerada" de rosismo. Yo lo odiaba, y a mi hija le pasó igual hasta que cumplió los 12/13, y empezó a admitir algo rosa, antes nada.
    Llevas toda la razón del mundo con esas colecciones; a mí gracias a Dios me han ido pillando con el peque, así que hemos seguido con los que ya existían. Ahora me horroriza la literatura adolescente. Todo (90%) son distopías, que es que se pone una cosa de moda y se nos olvida que hay vida más allá, y novela romanticona para quinceañeras. Te voy a dar una alegría: para el día del libro, me fui a buscar un libro para cada uno, si mal hecho, sin ellos. Sabía que la niña quería uno de John Green (lo dicho), y para el niño me dejé aconsejar y me llevé uno de Laura Gallego que se llama Omnia. Ahora me lo estoy leyendo yo, y creo que es muy recomendable para tu peque, un poco infantil pero entretenido. Y por el camino, encuentro algo que me suena, y que encima estaba tirado de precio. Pregunto a la chica, y me dice que es tanto para niños como para niñas y no distópico, ¡GUAU!, así que me lo llevé sin dudar. Es Historia de un segundo, de Serra i Fabra, y por ahora solo lo ha leído el niño, al que le ha gustado mucho.
    Lo siento, ¡vaya tocho!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los cinco, los Hollister y ese tipo de libros eran para todos. Yo no entendía por entonces que hubiera libros de niños y de niñas. Y te digo una cosa. Llegada a la edad de los tuyos, ya las diferencias son menos. ES cierto que hay libros que leen más las chicas, por el tema,, pero eso ya va en gustos, porque también tengo alumnos que leen literatura romántica y esas cosas.

      Besos.

      Eliminar
  6. Reitero mi post, el género y la diferencia entre niños y niñas es algo impuesto. El rosa/azul implica niña/niño a la vez que blando,cursi/molón, genial y ahí es donde hay que darle. Te juro que no sacaré nada más de mis hijos, pero te aseguro que Guille y Candela no hacen esas diferencias y no ha sido tan difícil, además de haber aprendido a defenderse en ese tema. Tendrías que oír al pequeño y sus retahílas cuando alguien le dice que algo es de "niñas"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto que es algo impuesto, pero que cala hondo. A mis hijos les he vestido de rosa a veces, con polos rosas y camisas, pero a cierta edad uno de ellos decía que era de niñas. Le duró poco la tontería con la charla que le di.

      besos.

      Eliminar
  7. Lo bueno que tiene la lectura es que para que enganche tiene que gustarte y podemos comprarles los libros que consideremos o que las editoriales pretendan imponer, pero no los leerán si nos les gustan.

    Por pone ejemplos de colecciones en mi casa, no han colado ni Tea Stilton, ni Diario de Nika. De hecho Diario de Greg le gusta más a la niña que al niño. En cambio, en su momento, Kika Superbruja le gustó más a él.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy cierto, pero seguimos con los estereotipos de considerar que a todas la niñas les gusta lo rosa y lo cursi y a todos los niños les gustan los balones. Y eso no es así.

      besos.

      Eliminar
  8. Alucino pepinos con lode las colecciones para chicas a partir de colecciones "para chicos". Flipo mucho. Ya intentaré yo, si algún día tengo retoños y, sobre todo, retoñas, huir de este tipo de basura. Que luego nos extrañamos de todo. Y esto último me ha recordado a esto: http://www.xn--locasdelcoo-beb.com/2015/11/que-nina-tan-bonita/

    ¡Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es, creo que hay que evitar que tus hijos, especialmente que tus hijas, lean cosas "de niñas". Todo para todos y ya está.

      Besos.

      Eliminar
  9. Me parece que a esas edades niños y niñas siguen siendo físicamente casi iguales y no deberían hacer distinciones tan pronto :S No sabía que habían estas colecciones.
    Pero lo que también me parece es que las mujeres sí tenemos más asumido que podemos identificarnos con el protagonista de una historia aunque sea masculino, y es porque la mayoría de lo que hemos leído tiene protagonista masculino. Y al revés creo que no sucede: parece que los chicos no se pueden identificar con una protagonista femenina. ¿Porqué las historias que tienen éxito son de chicos? Geronimo Stilton, Greg... aunque les puede gustar a las niñas, son masculinos, ¿porqué hay menos historias para todos que tengan protagonistas femeninas?. También a los niños hay que enseñarles eso.
    No sé si me estoy explicando bien :S pero es que en mi experiencia sí he visto más protagonistas masculinos, siendo los personajes femeninos secundarios. Obviamente la "superioridad" masculina está aún muy arraigada... y vamos a peor, porque ya la gente ni siquiera reconoce que lo está (justo hablando de eso anoche con mis amigos y literalmente ¡no reconocen que existe discriminación por sexo!).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te estás explicando perfectamente. Por eso historias para chavales más mayores, de la edad de mis alumnos, con protagonistas femeninas interesantes, fuertes, con las que se puede identificar cualquiera, son importantes. A los míos les encanta El valle de los lobos y toda la saga, y la protagonista es femenina. Y Los juegos del hambre, que también. Creo que hay una franja de edad muy abandonada o muy poco cuidada, en general, y es justo entre los seis y los diez años cuando forjamos la personalidad.

      Besos.

      Eliminar
  10. Me quedo muerta con los ejemplos que has puesto. Yo de pequeña no tenía libros de color rosa! En fin, leí también el post que hizo Dina al respecto y estoy muy de acuerdo con vosotras, ahí estamos intentando cambiar los puntos de vista... Besos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Cuéntame...

Entradas populares de este blog

Letras o ciencias

Tengo un cabreo monumental. Es de esos que te dura media vida, pero esta semana lo tengo recién despertado y con ganas de guerra.



Si pensáis que según el sistema educativo actual no existe la eterna división entre ciencias y letras, estáis completamente equivocados. Largos nombres, muchas palabras, para acabar diciendo prácticamente lo mismo de siempre. Lo mismo, pero con algunos matices, claro.
Cuando yo estudiaba el BUP, hace ya una eternidad, en tercero, escogíamos si nos apetecía más estudiar letras (puras, como fue mi caso, o mixtas, como muchos otros) o ciencias (también puras o mixtas).



Hoy por hoy, si tu hijo es un buen estudiante, sean cuales sean sus aspiraciones, sus profesores le instan a escoger en cuarto de la ESO y en Bachillerato las ciencias: Física y Química, Biología, Matemáticas. 
Las letras son para los mataos, los que no lo van a sacar, aquellos a los que les cuesta, que se vayan a estudiar cosas como el latín, la cultura clásica, la música o la plástica. Los bu…

Tortitas de avena

Algunas me habéis pedido la receta de tortitas que suelo hacer.

Y este fin de semana por fin tuve tiempo de hacer unas fotos con un poquitín de luz (no mucha, la verdad) para ilustrar la receta.

Los ingredientes.




80 grs de copos de avena.
Un huevo y 6 claras.
6 Cucharadas de queso fresco batido 0%
Una pizca de levadura.

Primero tenemos que triturar los copos de avena. Yo lo hago en la Thermomix, pero cualquier batidora de vaso os sirve perfectamente. Si tenéis harina de avena, no será necesario, claro.


Después añadimos el resto de los ingredientes.



Nota: no le pongo edulcorante porque no soy nada "dulce", pero podéis añadir el edulcorante que queráis.

Batimos un poco.



Preparamos una sartén que no se pegue. Yo utilizo siempre la misma. No me hace falta ni aceite ni nada.



Ponemos en la sartén unas cucharadas de la mezcla, a fuego suave y, cuando le salen burbujitas, le damos la vuelta.




Con esta mezcla me salen tortitas para dos días. Suelo hacer unas tres o cuatro para cada día.



Ofensas

No soy una persona polémica, y no suelo tener comentarios negativos en el blog, ni mucho menos hirientes o insultantes. Alguno ha habido, pero ya son unos cuantos años por aquí y lo extraño sería lo contrario. No me refiero precisamente a este espacio, que es un poco mi casa y en la que entráis y comentáis personas a las que voy conociendo, a algunas personalmente y a otras de manera virtual, pero que sois siempre educadas y correctas, y que, por supuesto, podéis siempre mostrar vuestra opinión y vuestro desacuerdo a lo que digo, y lo hacéis sin indignación ni escándalo.


Me refiero a que en general, en las redes sociales especialmente, y en twitter en particular, últimamente muchas personas se sienten ofendidas a la primera de cambio. Hay gente a la que le ofende todo, hasta les ofende que no te ofendas. Y cada palabra tuya podrá ser utilizada en tu contra por alguien en algún momento.

A mí me resulta agotador. Quiero decir, que por supuesto que me molestan cosas que leo, sería insens…