jueves, 19 de noviembre de 2015

Dudas

A veces parece que no está bien visto dudar de las cosas.

Supongo que aún nos puede la vergüenza en muchos terrenos, y no queremos que nadie sepa que no tenemos algo demasiado claro.



Mis alumnos no preguntan dudas muy a menudo, y eso que me muestro cercana, siempre les atiendo, no me río de sus preguntas, tengo una actitud positiva y me paso la vida preguntando si tienen dudas. Aunque a veces me cuesta mucho contenerme, porque, cuando se sueltan, me preguntan cosas de cualquier tema, y cosas realmente increíbles.

Os mostraré algunas dudas de mis alumnos en estos dos meses de curso que me han dejado ojiplática, especialmente con respecto a cualquier tema histórico, del que oyen campanas y no saben de dónde les vienen, pero yo les miro sin parpadear (a veces es que, sinceramente, no puedo ni moverme) e intento aguantar el tipo:

- Oye, prooofeee, y una cosa que siempre me he preguntado... esto... las fronteras... esto, ¿están ahí, dibujadas en el suelo? quiero decir, que si tú vas a Francia ves una raya ahí... ahí cuando pasas la frontera y eso...



Claro, alguien ha pintado rayas por ahí, en los desiertos, encima de los ríos, en las montañas... para que todos sepamos dónde acaba un país y dónde empieza el otro.

- Prooofeee. ¿A quién se le ocurrió llamar sustantivos a los nombres? porque, vamos, digo yo, que si son nombres, más fácil hubiera sido llamarles nombres y ya está.



Desde luego, los lingüistas son seres complicados donde los haya.

- Si los antiguos no hablaban, los hombres primitivos esos..., ¿a quién se le ocurrió empezar a hablar? ¿Es conocido, quiero decir, se sabe su nombre?



Sí, hombre, tuvo la idea de usar el lenguaje, se le ocurrió una noche que dormía mal, y luego lo puso todo por escrito y firmó con su nombre para que no le quitaran la idea.

- ¿Y por qué la gente iba a la plaza del pueblo a escuchar a los juglares? No lo entiendo,... menudo rollo, pues yo me iría a jugar al fútbol con mis amigos.



Pues sí, si no fuera porque era una época en que tendrías que trabajar de sol a sol, y además el fútbol, por muy raro que te parezca, no existía.

- Prooofeee, prooofeeee, a ver, una pregunta,... hmmm, esto de la Edad Media que dices, o sea..., que terminó en el siglo XV, pero ellos..., los que vivían en el siglo XV ¿lo sabían?, o sea, ¿sabían que se estaba terminando la Edad Media?



Sí, claro, pusieron luces de neón y todos hicieron una cuenta atrás el día que terminó la Edad Media, gritando: ¡Adios, Edad Media, bienvenido, Renacimiento!

- Prooofeee... los de la Edad Media ¿sabían que estaban en la Edad Media? o sea, en la tele y eso salía algo que decía: Estamos en la Edad Media.



Claro, claro, ellos lo tenían muy claro, y los medios de comunicación, en especial internet, no paraban de repetirlo, que estaban en la Edad Media, y la llamaban media porque sabían que después venía la Moderna.


Y a todo esto, sin reírme, y seriamente, he tenido que contestar de manera coherente, no creáis.

(por si alguien tiene dudas, mis alumnos tienen quince años)


17 comentarios:

  1. jajajaja muy bueno y además confieso que cuando estaba en el cole también me preguntaba lo de la edad media...soy así de simple

    ResponderEliminar
  2. Muero de amor!! No negarás que dudas así anima cualquier clase...
    Yo cuando era pequeña le pregunté a mi abuelo si veía el telediario (en vez de dejarme a mi ver los dibujos) por si tenía que ir al entierro de alguno de que decían que habían muerto...

    ResponderEliminar
  3. Jajajaja pobrecillos la que les espera!

    ResponderEliminar
  4. Bueno, está bien que pregunten... Yo le pregunté una cosa a mis padres más o menos con esa edad, y aún no me han dado una respuesta satisfactoria.
    Pregunté, mientras veía el discurso navideño: "¿para qué sirve el rey?" desde entonces soy republicana ^^(Aún lo recuerdan, por cierto)
    Marialu

    ResponderEliminar
  5. Es una pena que perdamos esa actitud para preguntar cualquier cosa...aunque sea una soberana chorrada...a mí me pasaba con mucha frecuencia en el trabajo anterior, te pones tú mismo unos listones tan altos en cuanto a exigencia y a conocimientos que al final acabas por no preguntar casi nada por miedo a que sea una chorrada :(((
    Al menos es algo que quiero ir cambiando poco a poco...

    ResponderEliminar
  6. Qué inocencia!!! Al menos no te aburres, aunque desde luego tiene que costar aguantar el tipo ante alguna de esas preguntas y no doblarte de la risa. A mí casi me cuesta un suspenso una pregunta de este tipo en clase de religión de quinto de E.G.B., cuando le solté a la maestra que si había otra vida después de la muerte para las personas si también la habría para el resto de animales y que me gustaría saber como decidían por poner un ejemplo qué hormigas eran buenas y cuáles no.
    Besos!!

    ResponderEliminar
  7. son preguntas divertidas... aunque con 15 años creo que ya podrían ser un poquito más espabilados! ^^u

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tanto que podían estar más espabilados...

      Besos.

      Eliminar
  8. Me ha causado mucha gracia las dudas de estos chicos jaja.
    cuanta paciencia!

    ResponderEliminar
  9. Ay madre lo que me he reído!!, la mejor la del primer hombre que habló jajajajajaja.
    Están muy cuajaos para quince años, no?. O igual son casi todos así y no nos damos cuenta porque no preguntan.
    Un beso

    ResponderEliminar
  10. Jajajajajajaja. Es cierto que son así. Madre mía. Yo no he tenido muchas, muchas situaciones de estas, y en algunas como eran sobre temas muy importantes, he conseguido poner cara de póker y explicarlo. Pero ayer... Ayer es que no me pude contener. Tiarraco de 15 años.

    -¡Maestra! ¿Es normal que el Diario de Anna Frank vaya por días?

    ...

    En fin xD

    ResponderEliminar
  11. Muy típico de clase. Me has recordado a algo que leí el otro día y lo he publicado en mi blog jajaj
    http://historias-entrelineas.blogspot.com.es/2015/11/en-clase.html

    Me parece muy bien que les contestes seria y correctamente. A mí desde pequeña siempre me ha dado vergüenza preguntar a los profesores. Creo que tienes razón con lo que a veces no está bien visto dudar de las cosas, una pena. Besos.

    ResponderEliminar
  12. yo agregaría, frase tipica de los días que hay que entregar un trabajo:

    "Profe, te lo puedo entregar la clase que viene?"

    Generación vaga la que se viene :(


    Besos!
    Fer

    ResponderEliminar
  13. Pues si, para nosotros son chorradas, pero para ellos es muy importante tener la confianza de poder preguntarles a alguien. Cuando las cosas se dan por sabidas, el resultado puede ser catastrófico, y no estoy hablando ya de "conocimientos".
    Enhorabuena profe. ¡Te lo preguntan a tí!


    P.D.: creo que la profe de mi hijo este año de lengua es tu clon. El otro día llegó (lunes), y les soltó:
    - Hoy tengo dos buenas noticias. La primera es que me he acordado mucho de vosotros este fin de semana.
    - ¿Y la segunda, seño?
    - ¡Tenemos dos rotuladores nuevos para la pizarra blanca!
    Y todos tan felices.

    ResponderEliminar
  14. Bueno, pues algunas no son de las peores que yo he oído.
    Besos.

    ResponderEliminar

Cuéntame...