sábado, 28 de noviembre de 2015

Cómo defender a un asesino

El año pasado vi la primera temporada de esta serie de Shonda Rhimes, que me parece lo mas loco y sin sentido que ha hecho hasta ahora. Y eso que con Scandal había dejado el listón muy alto...



La historia parte de una afamada abogada y profesora de derecho, Annalise Keating,  que escoge entre sus alumnos, como ejercicio de clase, a los que mas destacan para que compitan entre ellos y le ayuden a la vez en sus casos.

El despropósito llega cuando vemos que trabajan todos en la casa de la abogada, donde entran y salen sin más los estudiantes, sus parejas, su marido mujeriego, su amante, los dos ayudantes raros de Annalise,los clientes...



La forma de contar la historia tampoco deja indiferente a nadie, porque cada capítulo empieza y termina con unos retazos de algo que sucederá en el futuro, trozos que no parecen tener sentido, de los que vamos conociendo cada día más datos, y que apuntan todos a un asesinato.

Pues bien, una vez terminada la primera temporada, y echada por tierra cualquier esperanza de verosimilitud, se atreven con una segunda. Y yo voy, y la veo.



Y resulta que es aún más loca que la primera. Los personajes actúan como les da la gana en cada momento sin seguir una línea ni recta ni curva ni de ningún manera. Pero, como les funcionó la primera vez, han vuelto a la carga con los saltos temporales al futuro, un futuro en el que la protagonista principal aparece muerta, o, cuando menos, agonizante. Y, claro, estoy enganchada.



Y, encima, para acabar de rizar el rizo, se inventan lo que ahora llaman midseason finale, o winter finale, para dejarnos en ascuas a mitad de la temporada, ante el parón por las fiestas navideñas.

Así que estamos en medio de ninguna parte, sin saber muy bien si seguir con este despropósito o pasar a otra cosa, pero deseando que vuelvan para saber qué ha pasado.

10 comentarios:

  1. ¡Hola! :)
    Me han recomendado muchísimo esta serie, pero tengo la sensación de que no es de mi gusto. Igual pruebo en Navidad con el piloto.
    Un beso.

    Andrea-
    @iammissbennet

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me contarás si te animas. Tiene un no sé qué que engancha a pesar de que no te creas nada.

      Besos.

      Eliminar
  2. Yo también la veo!! Y estoy totalmente de acuerdo. Es una serie muy loca. La mitad de las veces no entiendo la motivación de los personajes ni sus actos, pero me tiene enganchadísima!! Me falta este último capítulo antes del parón de Navidad y sé que me va a dejar con la intriga.
    A ver cómo lo cuadran todo porque no me parece nada fácil.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy inverosímil, pero uno no puede dejar de mirarla negando con la cabeza. Jajaja.

      Besos.

      Eliminar
  3. ¡Hola!
    Cuando vi que salía me entraron muchas ganas de verla y de hecho será de las próximas que vea. Pero tu entrada me ha dejado un poco (poco es quedarse corto) sorprendida. Y es que no tenía ni la más mínima idea de que fuera tan loca. Vi el trailer y cuando vi lo de las clases de penal me entró por los ojos y como curso la misma carrera pues me entró una curiosidad muy bestia.
    Así que lo cogeré con pinzas :/ a ver qué tal. Eso de que cada uno vaya a su bola tira un poco para atrás.
    Y sí, eso de los parones es odioso -.- muy feo por su parte.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que, de verdad, es una serie muy ilógica.

      Besos.

      Eliminar
  4. jajajajaja, lo tuyo no tiene remedio!!!!! yo no terminé de ver la primera, ya habíamos hablado y nos habiamos reido de esa casa donde entra y sale gente a cualquier hora, demasiado loca para mi :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy loca, pero me tiene enganchada de una forma totalmente ilógica.

      Besos.

      Eliminar
  5. Soy muy muy muy requetefan de esta serie, a ver si sacan ya los subtítulos para poder verla. Adoro a Connor Walsh sobre todas las cosas

    ResponderEliminar
  6. Me encaaaaaaaaaaaanta esta serie!!! XD

    ResponderEliminar

Cuéntame...