miércoles, 22 de abril de 2015

De libros

Mañana es el día del Libro.

Y a veces, entre tanta celebración, olvidamos la verdadera razón por la que hacemos las cosas.

https://es.pinterest.com/pin/414894184398670431/


Estos días me he dado cuenta, como las horas se me pasan organizando actividades para el fomento de la lectura, que a veces perdemos el verdadero concepto, la verdadera causa por la que hay un Plan de fomento de la lectura en los centros educativos o por qué se celebra el Día del Libro.

Los que leemos habitualmente queremos que todo el mundo también lo haga, porque sabemos lo bueno que es para todo. 

Leer es un acto maravilloso de una persona consigo misma, mediante el que conseguimos entrar en otros mundos, vivir otras vidas, entretenernos, divertirnos, sufrir, soñar...

https://es.pinterest.com/pin/208713763957806324/


Y, leas lo que leas de mayor, te emociones lo que te emociones, nada es comparable a aquellas lecturas que disfrutabas de niño y de adolescente, cuando se te pasaban las horas enfrascado en un libro, sin saber si fuera era de día o de noche, viviendo con la imaginación desbocada aquello que leías en las páginas de tu libro.

niña lee


Quiero eso para mis alumnos, quiero eso para mis hijos.

Y no me engaño, no lo vamos a conseguir en muchos casos.

https://es.pinterest.com/pin/259308891017387128/


¿Por qué es tan difícil fomentar la lectura, por mucho que se haga? Porque leer, leer de verdad, es un acto personal, íntimo, en el que estás tú y tu libro, y si tú y tu libro no os entendéis bien, no hay nada que te digan que haga cambiar eso.

En fin, que estos días que quedan de mes voy a hablar mucho de libros. Como siempre, pero más que nunca.

42 comentarios:

  1. Yo sólo puedo pensar en q a mis hijos no les guste leer...me dan palpitaciones!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues puede pasar, piénsalo. Jajajaja.

      Besos.

      Eliminar
  2. Hay que inculcar la lectura en los pequeños, claro que sí, y luego ya que cada uno escoja el estilo o género que más le guste. Lo importante es que crezcan con libros, bueno, eso es lo que pienso yo.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso está claro, cada uno con sus gustos y sus aficiones, sin imponer, lo cual resulta a veces difícil en las escuelas.

      Besos.

      Eliminar
  3. Bueno,hay que intentar fomentar la lectura,si luego no sale...pues qué le vamos a hacer...
    Pero por nosotras que no quede!
    ; )

    Besos

    ResponderEliminar
  4. A mi me encanta leer... de pequeña me podía pasar horas y horas leyendo!! Me llevaría un buen disgusto si el día de mañana a mis hijos no les gusta la lectura...

    Un besazo reina!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo pensaba lo mismo, pero a veces estas cosas van en personalidades y no se puede hacer gran cosa...

      Besos.

      Eliminar
  5. Preparando la programación para la oposición este tema me trae de cabeza. Escoger lecturas, intentar hacer atractivo leer...y sobre todo, porque yo misma soy lectora a trompicones. Ahora estoy en sequía. Me apetece leer, pero no leo porque me da pereza. Quizá esta sea una de las causas por las que algunos no se enganchan....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que es una de las cosas más difíciles, porque es imposible acertar con todos. Puedes elegir un libro que guste a la mayoría pero a algunos siempre les parecerá un rollo porque cada uno tenemos gustos diferentes.

      bEsos.

      Eliminar
  6. Pienso que a todo el mundo le puede encantar leer, pero hace falta encontrar el tipo de literatura que te enganche, y ese es el problema, que cuando un niño o chaval comienza con la lectura y se lleva dos chascos seguidos no lo sigue intentando, yo necesité un proceso largo hasta encontrar el tipo de libros que me gustaba y a mi autor favorito, a partir de ahí la afición creció y creció hasta hoy en día que leo y leo y ya no estoy encasillada en un sólo tipo de literatura. Mención haré también a libros que fueron obligatorios en el bachillerato y me resultaron un verdadero tostón después, leídos con la distancia del tiempo y sin esa obligatoriedad fueron una verdadera delicia, lo que resalta la importancia del momento y la elección de la lectura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Croe que eso es lo importante, encontrar lo que te guste para seguir leyendo. Y obligar muchas veces lo único que genera es frustración y dejar de leer.

      besos.

      Eliminar
  7. Me ha encantado tu reflexión. Me encanta leer y siempre he leído cuanto he podido. Ahora que tengo niños pequeños me cuesta más encontrar un ratito al día para dedicar a la lectura, pero aún así sigo leyendo, ni por asomo al ritmo que tenía antes, pero por lo menos lo sigo haciendo. Intento también que mis hijos amen la lectura y me descorazona un poco ver que no se entusiasman cuando aparezco con un libro para ellos, cosa que por otra parte es bastante habitual. Ese:"oh, es otro libro" me entristece sobremanera, porque si yo hubiera tenido de pequeña los maravillosos libros que hay hoy en día para los niños, me habría pasado más tiempo aún leyendo del que ya pasaba. Y eso que oigo mucho de que si tú lees tus hijos también leen, pues no sé, yo discrepo. En casa, tanto mi marido como yo somos ávidos lectores; ellos ven la cantidad de libros que tenemos y que continuamente llegan más, incluidos para ellos. Aún así, me cuesta mucho que se sienten conmigo a leer. Espero que con el tiempo desarrollen el gusto por la lectura y podamos compartir conversaciones en torno a los libros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con peques es muy difícil Yo estuve 10 años, y se dice pronto, leyendo muy poco. A lo mejor menos de diez libros al año, porque tenía las oposiciones, que nunca terminaba de aprobar, y los niños, y no podía. Ahora he retomado el ritmo, aunque no es nada comparado con lo que leía en el insti o la universidad.

      besos.

      Eliminar
  8. Preparando la programación para la oposición este tema me trae de cabeza. Escoger lecturas, intentar hacer atractivo leer...y sobre todo, porque yo misma soy lectora a trompicones. Ahora estoy en sequía. Me apetece leer, pero no leo porque me da pereza. Quizá esta sea una de las causas por las que algunos no se enganchan....

    ResponderEliminar
  9. Preparando la programación para la oposición este tema me trae de cabeza. Escoger lecturas, intentar hacer atractivo leer...y sobre todo, porque yo misma soy lectora a trompicones. Ahora estoy en sequía. Me apetece leer, pero no leo porque me da pereza. Quizá esta sea una de las causas por las que algunos no se enganchan....

    ResponderEliminar
  10. Así me gusta!
    Yo soy una machaca, más d euno me coge manía, seguro, pero más de dos, me hacen caso... Así que bueno, ni tan mal! Alguien se quedará con nuestra copla y sabrá lo que es bueno, ahora, y luego!

    En clase estamos leyendo "Caperucita en Manhattan" de Carmen Martín Gaite, en Castellano, en Euskera otro... Pero están encantados con el de Caperucita!

    Besos lectores!
    ;)

    Huy, la sirena, se acabó el recreo!
    A seguir leyendo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también soy machacona, mucho. Y algo ganamos siempre.

      Besos.

      Eliminar
  11. También quiero eso para mi hija, a ver si hay suerte y sale lectora... Por ahora le encantan las historias, así que no pierdo la esperanza.
    Yo encantada de que hables y hables de libros, son mis post favoritos de tu blog.
    Un abrazo,
    Marialu

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Haces lo que yo creo que debemos hacer, que es poner a su alcance libros diferentes. Yo tenía libros en casa cuando era niña, no muchísimos pero algo había, y cuando terminaba con los que eran infantiles me daba por mirar la colección de premiso planeta de mis padres, o libros de poesía o lo que hubiera. Me habría encoantado que me hubieran comprado tantos libors como tienen mis hijos, o tiene la tuya, por ejemplo.

      Besos.

      Eliminar
  12. Llevas razón en eso de la infancia, pero sinceramente creo que nunca es tarde si la dicha es buena...
    Hoy en día creo que es más difícil porque tienen muchas más alternativas, y leer puede ser considerado una pérdida de tiempo. ¿Que no sales porque estás leyendo? ¿Que no viste ayer la serie más cutre de la tele porque estaba leyendo? ¿Que no has colgado hoy 20 fotos en IG porque has estado leyendo? ¿Que no has mirado el wassap por leer? Tú estás loca niña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo eso lo oigo a diario. Y lo de "a mí no me gusta leer", que me deja impactada, porque algo te gustará leer.

      Ahora estamos publicando lo del Álvaro lector, y les expico a mis chicos lo que tienen que hacer, publicar algo de un libro que les guste, foto fragmento... Y muchos me dicen que no leen. Peor luego te preguntan: "¿Se puede con un cómic?" Pues claro. Piensan que ese libro ilustrado que les gusta tanto no es lectura, no es literatura...

      Besos.

      Eliminar
  13. La familia que lee, aún sin querer está iniciando en la lectura a sus hijos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también lo creo. Pero puede pasar que no leas y ellos sí y que leas y a ellos no les guste, al menos de momento.

      Besos.

      Eliminar
  14. Llevas toda la razón, Ro...
    No parece demasiado difícil fomentar la lectura, sin embargo, parece que no se hace correctamente; pero tampoco sé dónde está el fallo. Hay que reconocer que hoy en día comprar libros es caro, pero no es excusa, ya que hay bibliotecas, y siempre puedes leer libros prestados de amigos, familiares... Pero al que no le gusta leer, no le gusta y punto (y no se les puede obligar).
    También es cierto que, en mi época al menos, la lectura obligada en los colegios no hacía que te enganchase. A veces era más una tortura que un placer, así que no me extraña que muchos jóvenes aborrezcan "leer libros".
    Yo de pequeña no leía demasiado. O, mejor dicho, no leía variado. Pero recuerdo cómo me gustaban los libros de "Los cinco" y en plan cómic "Esther y su mundo". De esos sí he leído mucho. Hace poco he visto que habían sacado una edición nueva de "Esther" por su 40 cumpleaños y me entró mucha nostalgia... Y ahora también tengo un montón de libros de Enid Blyton, porque mi hija se ha hecho fan de sus libros, los de Torres de Malory y los de Santa Clara, así que me temo que pronto volveré a releer historias de Los cinco...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es genial leer cuando eres un niño, quizá sea algo que yo tenga idealizado, pero me lo parece así.

      BEsos.

      Eliminar
  15. va por caracteres, creo, en mi casa mi prima y yo somos lectoras y nuestros hermanos no, dicen que es porque cuando un hermano ocupa un rol el otro busca diferenciarse cueste lo que cueste, será eso?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto que va en caracteres. Eso está claro, y entiendo que a alguien no le interese, pero hay tantos que no leen nada, de ningún tipo...

      Besos.

      Eliminar
  16. me encanta qu toques este tema...
    desde que aprendí a leer he devorado libros y libros...he perdido la cuenta de las horas enfrascada en un libro...
    mis hijas crecen y viven entre libros...pero no tienen esa necesidad mía, esa fiebre devoradora...
    No las quiero forar...noto que les gusta entrar en una librería ...pero luego en casa ...no están enganchada a la lectura....
    espero que les llegue su hora ....
    te robo un fragmento para publicarlo en mi muro de fb...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mis hijos son medio lectores. Les gusta leer, pero encuentran muchas actividades que les gustan más que esa. Sólo leen los días de diario antes de dormir, porque no tienen tele, ni juegos, ni ordenador ni otras cosas que podrían entretenerles o gustarles más. Es una pena pero es así.

      Besos.

      Eliminar
  17. Yo creo que depende mucho de lo que ves en casa, si nunca ves a tus padres leer o anteponer leer a otra cosa pues costará más...y luego por supuesto, depende de cada uno, creo que es precioso leer pero por obligación nunca será un placer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por obligación es una de las cosas qeu no deberíamos hacer nunca, y mira que yo mando leer a mis alumnos...

      Besos.

      Eliminar
  18. Totalmente de acuerdo contigo.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  19. Y yo que, de pequeña, además de juguetes (no nos vamos a engañar) a por Reyes y mi cumple siempre pedía libros...
    Que en la ESO (en un concurso de cuentos al que mi profe de Lengua mandó uno mío sin yo saberlo) gané un cheque de 5000 ptas para gastar en una librería... Y era la más feliz del mundo.

    Que ahora tengo 5 esperando en la mesita de noche (es que los vi en una caseta en la plaza y me pusieron ojitos...).

    Es que no me puedo imaginar la vida sin libros.

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja. Mi mesita de noche también se ha convertido en una pequeña librería porque siempre tengo unos cuantos esperando.

      Besos.

      Eliminar
  20. Mi madre es maestra y una gran lectora. Cuando me regalaba libros solía dedicármelos poniendo "para que no te lo leas en una sola noche". Sin embargo a mi hermana nunca le gustó leer, por más que mi madre lo intentó, pero parece que ahora le ha cogido gusto.
    Yo últimamente le mucho menos que antes, pero como sabes, estoy intentando ponerle remedio.
    A Peque le encantan los libros, está todo el día pidiéndome que le lea, a ver si sigue así en el futuro.
    Besazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De todas formas, estás en un momento de tu vida en que es normal que no leas mucho, porque estás ocupadísima. Cuando mis peques eran muy pequeños, había muchos días en que no conseguía, aunque tuviera tiempo, leer ni una línea, porque estaba demasiado cansada siempre y preocupada por otras cosas.

      Besos.

      Eliminar
  21. Yo creo que el ejemplo es el primer paso. A mi, por ejemplo, me encanta leer, pero es cierto que con la vida que llevamos pasamos más tiempo tonteando en internet que leyendo un buen libro... y eso, los niños lo ven.
    Yo también quiero eso para mis hijos, ojalá lo consigamos!
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también lo creo. Pero también hay grandes lectores que no han tenido ni libors disponibles en su casa. TEngo algunos casos entre mis alumnos, y personas que siempre han tenido libros a mano y que no terminan de llamarles la atención.

      Besos.

      Eliminar
  22. Un escritor -ahora no recuerdo quién- dijo que el verbo leer, como el verbo amar, no acepta imperativos. Peeeeroooo...hay que dar a probar cosicas. Hay gente que, por sus circunstancias vitales, nunca probaría... yo qué sé, el caviar. Y a lo mejor lo invitas y le gusta. Pues igual con la lectura.

    Otra cosa es que si les vas a dar a probar algo, escojas algo bueno, porque si les das algo que no les va a saber bien, seguramente no repitan :P Y se trata de todo lo contrario ^^

    ResponderEliminar
  23. nunca lo habia pensado asi, pero es verdad. Cuando yo leo, solo estamos mi libro y yo, nadie nos molesta

    ResponderEliminar

Cuéntame...