Ir al contenido principal

Noticias

 Hace mucho que no os cuento nada de mis clases y de mis alumnos. Y es que este curso está siendo bastante aburrido.

Estamos hablando estos días en clase de los medios de comunicación. Es un tema que, por supuesto, da para mucho y sirve para que los chavales reflexionen sobre muchas cosas.

- Yo no veo nunca el telediario, profe.

- ¿Por qué?

- Porque sólo dan malas noticias: asesinatos, muertes,... cosas malas. Si en las noticias dijeran cosas buenas que han pasado, las vería.


http://lisamoorefield.com/free-newspaper-fonts/


La mayoría de mis alumnos secundan la propuesta. Les gustaría ver un telediario optimista, que no hablara del paro, la corrupción, la crisis, además de asesinatos, accidentes,...

- Pero es que muchas veces las cosas malas son más importantes, interesan más que las buenas...

No les hago cambiar de opinión. Muchos de ellos no ven nunca las noticias, y no están informados absolutamente de nada. Y tienen ya quince años.

http://www.dailyinspiration.nl/creative-ads-for-stihl/


Días después llego a clase. Tengo que contarles algo importante: un compañero suyo del año pasado está ingresado en el hospital en estado de coma. No sabemos las causas, pero no llevaba una vida demasiado ordenada y además tenía una enfermedad crónica. Su madre me lo ha contado esta mañana a la entrada del instituto. Creo que no tenía con quien hablar de ello, venía a avisar al insti, me ha visto y se ha desahogado, quizá porque yo me había preocupado el año pasado de él.


https://es.pinterest.com/pin/410390584766901790/


La notica les deja en shock. Hablamos de lo que piensan y de lo que sienten. Parece que el tema no se agota pero les digo:

- Ah, y tengo otra noticia importante... ¿os acordáis de los que os dije, que la noticia tenía que importar a un número importante de personas, estar de actualidad, y todas esas cosas?

- Siiiií - contestan aburridos.

- Pues ahí va una notica importante: esta semana se celebra en el pueblo la cena de gala anual, ésa en la que se dan los premios a las personas importantes del pueblo, y asistirán todas las personas que han hecho cosas, las instituciones...

https://es.pinterest.com/pin/331647960032176924/


- Eso no es importante - me interrumpen.

- Pues no.

- Para nada.

- ¿Es más importante la noticia de vuestro compañero?

- Claro.

- Lo otro es una tontería.

- Ahí quería llegar (y ahora va mi discurso de profe pesada) Quiero que lo penséis. Una mala noticia, aunque afecte a menos personas, es más importante que un premio, una cena, una gala, una fiesta o cualquier buena noticia del mundo. Porque podemos ponernos en el lugar de aquél al que le ha sucedido algo malo, y pensar qué pasaría si nos hubiera sucedido a nosotros o a alguien de nuestra familia. Por eso en los telediarios siempre hay malas noticias.


http://www.theancestorhunt.com/blog/the-5-best-free-sites-for-online-newspaper-research-for-genealogy


Este tema nos ha dado para debatir varios días y he estado pensando que yo a su edad pensaba algo muy parecido, que las noticias eran un rollo para los viejos y que siempre decían las mismas desgracias.

Comentarios

  1. Creo que un problema mayor que el tener solo noticias malas es el tratamiento de la noticia por parte de los medios, buscando el morbo más allá de la información o de los avisos.

    Yo he dejado de ver el noticiero por eso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, yo también lo he dejado de ver, la verdad, pero ellos, que están empezando a entender el mundo, deben informarse y mucho para saber por qué les pretenden engañar.

      Besos.

      Eliminar
  2. Les has hecho una buena reflexión,eso es lo que cuenta.
    En este mundo de locos...

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé, no es que las tenga todas conmigo, porque es un mundo complicado. Si al menos les hago pensar...

      Besos.

      Eliminar
  3. Yo me acuerdo que me sentaba con mi padre a ver el telediario y no entendía nada de nada, además de que es cierto, no me importaba. Mi centro, mi vida en aquel momento era mi pequeño circulo de amigos y familia, el resto... a mi plin! pensaba que nada de lo que pasaba me afectaba, ¡ay que inocenteeee!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, yo intento en la medida de lo posible seguir siendo un poco inocente para que no me afecten tanto las cosas que pasan por ahí.

      besos.

      Eliminar
  4. la verdad es que las malas noticias sobre todo cuando afectan a la vidá, siempre son más importantes que las buenas de los que viven. La oportunidad de seguir viviendo es lo que más teníamos que valorar.
    Un besico

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es lo que quería hacerles sentir, que un accidente nos afecta a todos porque conducimos, o viajamos en coche o nuestros familiares lo hacen, el valor de la empatía.

      Besos.

      Eliminar
  5. Los periódicos son esenciales para aprender.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que sí, aunque no los suela leer, porque estoy un poco harta de todo. Pero eso no se lo puedo transmitir a ellos.

      Besos.

      Eliminar
  6. Si te soy sincera, yo misma pienso como tus alumnos la mayoría de los días... y ya no tengo 15 años...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo te entiendo, pero como profe les tengo que enseñar a estar informados lo más posible, a que no se dejen engañar por el primer mensaje que les mandan, a que no se lo crean todo, a que se informen, en definitiva.

      Besos.

      Eliminar
  7. Hola! Soy nueva seguidora (quedateenminube)
    Un blog muy interesante, me quedo!
    Saludos, :))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Hola. Me alegro de que te pases por aquí. Ya echaré un vistazo a tu blog.

      besos.

      Eliminar
  8. Las noticias, ese gran abismo, en el cual puedes caer o no.
    Mi hijo se engancha a la tele con lo que sea, pero las noticias es que le interesan de verdad. Está pendiente de lo que pasa, que si los yihadistas se diferencian de los árabes en tales cosas, que si ahora ya no hay petróleo en Canarias... Hasta quiso que le consiguiéramos (nos ha sido imposible por cierto) un ejemplar del número especial que sacó la revista Charlie Hedbo tras la masacre; evidentemente no iba a entender nada, era simplemente por tener el recuerdo de un hecho tan "gordo".
    La niña, 15 años en mayo... Pues lo contrario. Ayer nos sorprendió, porque en mates les han hecho que invirtieran dinero ficticio en bolsa, y al oír de pasada las noticias dijo "uy, menos mal que no invertí en Bankia". Pero vamos, que normalmente no les presta ninguna atención.
    Así que, viendo las diferencias en mi propia casa, vuelvo a lo de siempre: cuestión de caracteres. Aunque lo de la niña espero que se arregle con la edad.

    ResponderEliminar
  9. Muy buena reflexión. Yo no debo haber crecido, porque también odio las noticias. Aunque ya sé que no son las noticias en sí, es la forma de tratarlas, sobre todo en la tele, que tienden a hacerlo en modo sensacionalista y morbosa, o ésa es la impresión que tengo.
    Bsitoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me pasa parecido, pero no debo enseñar a mis alumnos mis excepticismos sino lo que debería ser lo bueno y lo correcto. TAmbién les hablo de la prensa como creadora de noticias que no existen y de muchas cosas más, para que ellos se formen su opinión.

      Besos.

      Eliminar
  10. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me corrijo a mi misma, que no se escribir:
      Uff... Yo no estoy muy de acuerdo contigo. A mi me parece que los que establecen la agenda en nuestro país, nos quieren alienar a base de desgracias, quieren que pensemos que no estamos tan mal (después de todo). Además le dan tanta importancia al fútbol como a las "noticias en general", cosa que me hace sospechar más...
      De todas formas recuerdo que cuando tenía 15 tampoco me interesaban las noticias, ni buenas ni malas.

      Un abrazo,

      Marialu

      Ah!! Y lo que les gustó a tus alumnos, de saber lo de su compañero, era por puro morbo

      Eliminar
    2. Ufff... lo de las noticias sobre fútbol... a mí también me hace sospechar...y ya no las quiero ni ver

      Eliminar
    3. Sé que es un poco hipócrita por mi parte lo que os voy a decir: desde hace unos dos años no veo noticias ni las escucho en la radio, ni leo periódicos. Pero aún así termino enterándome de más cosas de las que me gustaría, pero a mis alumnos tengo que decirles que en una sociedad democrática es bueno estar informado para poder tomar decisiones. Los que somos ya escépticos no debemos influir en que ellos se conviertan en unos cínicos antes de cumplir la mayoría de edad.

      Y lo del fútbol, lo hablo con ellos muchsa veces, y no lo entiendo.

      BEsos.

      Eliminar
  11. Bueno, en las noticias dan malas noticias, y buenas a veces. Normalmente relacionadas con propaganda de la propia cadena.

    Puede estarse muy bien informado sin ver el telediario. Incluso mejor que los uqe sí lo ven. Lo importante es que se interesen por lo que pasa en su entorno. Precisamente por eso, porque las decisiones sin información son ciegas. Y peligrosas, a veces.

    Pero supongo que todos hemos tenido su edad y nos hemos interesado más por unas cosas que por otras. Yo recuerdo que me empecé a interesar por la actualidad cuando el tema aquel del No a la Guerra. Tendría... pues unos 16 años, posiblemente, sí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, es que tú eres una niña. Pero una niña, niña. Yo recuerdo que fue por entonces cuando ya me sentí de vuelta de todo. Qué mayor soy.

      besos.

      Eliminar
  12. Yo tampoco puedo con los telediarios. Sinceramente, creo que hay muchas noticuas que se pueden "ahorrar" y la mayoría de ellas las podrían ofrecer con una perspectiva menos morbosa.

    ResponderEliminar
  13. Yo tengo bastante más edad que tus alumnos, pero estoy totalmente de acuerdo con ellos: el telediario me aburre, me agota, drena mi energía y me la chupa como un vampiro. Es cierto que es bueno y necesario estar informados, saber qué pasa en el mundo para tener un criterio y poder opinar, pero que me amarguen diariamente la comida con la corrupción, los asesinatos, el terrorismo y todo eso que pasa diariamente y que ni va a cambiarse ni nadie hace nada por solucionarlo... a mi me quema bastante, la verdad.
    Porque, bajo mi punto de vista, también es importante hablar de avances científicos, de cura de enfermedades, de organismos que abren diariamente para ayudar al prójimo, de iniciativas interesantes que hay por ahí y que nadie conoce... que sí, que de eso también se habla en los telediarios, pero la proporción será de 10 noticias malas por una buena... y yo creo que eso se va quedando, y contribuye a la visión negativa que tenemos de la vida, del país, de la gente... porque hay mucho malo, claro que sí! Pero también hay mucho, mucho bueno.
    Un besote!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Cuéntame...

Entradas populares de este blog

Letras o ciencias

Tengo un cabreo monumental. Es de esos que te dura media vida, pero esta semana lo tengo recién despertado y con ganas de guerra.



Si pensáis que según el sistema educativo actual no existe la eterna división entre ciencias y letras, estáis completamente equivocados. Largos nombres, muchas palabras, para acabar diciendo prácticamente lo mismo de siempre. Lo mismo, pero con algunos matices, claro.
Cuando yo estudiaba el BUP, hace ya una eternidad, en tercero, escogíamos si nos apetecía más estudiar letras (puras, como fue mi caso, o mixtas, como muchos otros) o ciencias (también puras o mixtas).



Hoy por hoy, si tu hijo es un buen estudiante, sean cuales sean sus aspiraciones, sus profesores le instan a escoger en cuarto de la ESO y en Bachillerato las ciencias: Física y Química, Biología, Matemáticas. 
Las letras son para los mataos, los que no lo van a sacar, aquellos a los que les cuesta, que se vayan a estudiar cosas como el latín, la cultura clásica, la música o la plástica. Los bu…

Dark, nuestra última serie del año

En estos días de vacaciones hemos estado viendo películas, sobre todo películas ya vistas, y algunas un poco más nuevas. Pero antes de eso, en unos días vimos esta serie.



Dark es una serie alemana de misterio o... no sé muy bien cómo clasificarla. Algunos la comparan con Stranger Things aunque no creo que se parezcan en nada, ni en el argumento, ni en el tono, ni en los personajes...

El caso es que mi hijo mayor y su afán por los idiomas estaba buscando una serie en alemán para practicar y mejorar su nivel. Investigando un poco, di con esta serie en Netflix, y después de que él empezara a verla, nos recomendó que la viéramos el resto de la familia. Y eso hemos hecho en estos días de vacaciones.

No se trata de una serie fácil, y para nosotros la mayor dificultad ha estado en saber quién es quién. Creo, por supuesto, que en eso se basa la serie, en que estés bastante despistada con los personajes de principio a fin.


Nos ha gustado mucho. Y la recomiendo mucho, también. Por si no lo tené…

12 pequeños cambios

Para este año, desde algunos blogs que sigo y que me parecen bastante interesantes (Tres pompones, En tierra remota y El tiempo de la marmota) han iniciado un proyecto que se llama #12pequeñoscambios y que me parece que se ajusta mucho a lo que llevo dando vueltas ya un tiempo: llevar una vida más sencilla y vivir con menos.

Este mes el tema es:

Minimalismo
Se trata simplemente de reflexionar un poco sobre el asunto y hacer algún pequeño cambio en tu hogar relativo a este tema.


Yo llevo ya un par de años muy conciencia con lo de limpiar y reciclar en casa, con el tema de no acumular y también con el de ser más organizada. No soy minimalista, esa es la verdad, pero intento mejorar en ese sentido y debo decir que para eso me ayudó mucho el método de la Kondo.


Hace ya tiempo que organicé mis cajones y los de mis hijos con el método de esta señora y suelen estar organizados siempre. A veces no lo están, porque voy con prisa y meto las cosas de cualquier manera, sobre todo en los míos, pero…